Análisis de PowerbeatsVR (PC). Empezando la operación bikini desde casa

PowerbeatsVR es un título de realidad virtual que, con el ritmo por bandera, logrará hacerte sudar de lo lindo

PowerbeatsVR es un título de realidad virtual que, con el ritmo por bandera, logrará hacerte sudar de lo lindo mientras pegas puñetazos y esquivas bolas.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Si ya tienes experiencia en realidad virtual, la llegada al mercado de nuevos juegos de ritmo o ejercicio seguro que no te pilla por sorpresa. El éxito de títulos como Beat Saber o Pistol Whip ha hecho que no dejen de lanzarse obras similares esperando ser el siguiente en dar el pelotazo o, incluso, sacar de su pedestal a los reyes del género. PowerBeatsVR tiene el potencial para romper esta tendencia, logrando ofrecer a los jugadores una experiencia tremendamente cuidada que se ha metido ya en la lista de las mejores formas de hacer ejercicio en casa para muchos jugadores.

El resultado del mimo que sus desarrolladores, Five Mind Creations, es una propuesta llena de ritmo y música que consigue como resultado hacer fácil y divertido el paso de decenas de horas moviéndonos sin mucho esfuerzo, dado al grado de entretenimiento alcanzado por el jugador.

El tracking de PowerBeatsVR está bien cuidado

Si tuviéramos que definir PowerBeatsVR con dos palabras, éstas serían rápido y complicado. Aquellos que se enfrenten a él pueden pensar al principio que es un juego sencillo, pero pronto, una vez empiecen a explorar más todas las opciones de dificultad que atesora, comenzará el drama, los gritos, y las visitas al médico. La propuesta presenta una curva de dificultad adecuada, una música pegadiza y un apartado visual cuidado que hace que esta obra acabará probablemente en la lista de las recomendadas por muchos jugadores veteranos.

Análisis de Pistol Whip

PowerBeatsVR empieza como tantos otros, con nuestro personaje (en este caso, nosotros) enfrente de objetos que tendrás que golpear con tus puños al ritmo de la música. En este sentido podría parecer que estamos a punto de experimentar algo del estilo de boxVR o Audioshield; afortunadamente esta impresión va a durar muy poco, ya que rápidamente aprenderás que la multitud de pequeños detalles que contiene el título harán que lo pongas en la lista de juegos que iniciar a diario.

Los escenarios de PowerBeatsVR, aunque limitados, están muy mimados

Prepárate para dar golpes con ritmo mientras el sudor empieza a asomar

Las canciones, que son a la postre el alma de la propuesta, son increíblemente pegadizas y variadas, haciendo que jugar cada una de ellas se traduzca en una experiencia totalmente diferente. El mapeo o la capacidad del título de hacer que los golpes que damos coincidan con el ritmo de la canción está cuidado a un nivel que pocas, por no decir apenas ninguna, de las alternativas dentro del género alcanzan.

Análisis de Pangman

Además de esto, la dificultad afectará mucho a tu experiencia con PowerBeatsVR. Si bien el nivel más bajo podría ser jugado por prácticamente cualquier tipo de persona capaz de dar un puñetazo o seguir pelotas flotantes con los ojos, las dificultades más altas prácticamente convierten la pantalla en un escenario “bullet hell” digno de Touhou Project y donde tendrás que mover tus manos cuál pulpo epiléptico solo para tener la esperanza de golpear todas las bolas y efectos que se precipitan hacia ti.

El grado de personalización de PowerBeatsVR es único en su clase

Cuantos más niveles completes, con los consecuentes y obligatorios piques contigo mismo para superar tus propias puntuaciones, más armas y efectos para los mapas podrás desbloquear para así modificar y mejorar la experiencia de juego, cosa que asimismo cambiará tu forma de hacer ejercicio. Porque claro, no es lo mismo ir dando puñetazos al ritmo de la música (como plantean títulos como boxVR), que hacerlo con efectos y explosiones por medio.

El apartado técnico de PowerBeatsVR está bastante cuidado y se nota desde el primer momento. Al iniciar la propuesta te encontrarás en un entorno muy similar a un “gimnasio”, con un menú absurdamente completo en el que personalizar tus partidas: eso sí, tendrás que superar un pequeño tutorial para ganar el derecho a usar cada una de las opciones disponibles.

En PowerBeatsVR Tendrás la oportunidad tanto de añadir un monitor cardiaco como de medir tus calorías

Al empezar PowerBeatsVR todos los poderes y armas estarán desactivados, y solo tendrás acceso a tus propios puños. Esta será la base sobre la que se basa todo el gameplay respecto al cual el jugador tiene bastante que decir. Con la excepción de las dificultades más duras, cuando alguien se pone a los mandos de cualquier representante de este estilo tales como Beat Saber o Creed, ha de decidir cómo va a afrontar la experiencia.

Si se toma de forma más relajada, golpeando los objetivos sin más, hará algo de ejercicio pero sin duda no cumplirá ningún tipo de meta. En cambio, si decide tomarse en serio cada movimiento y utilizar su fuerza al máximo, la sesión de ejercicio será mucho más provechosa pero la partida resultará agotadora.

De futurista a retro, en PowerBeatsVR todo tiene su propia personalidad

Empieza suave, pero no te confíes

Una vez elegido cómo tenemos pensado agotarnos hoy, ya podemos lanzarnos a nuestra primera partida. De repente, bolas empezarán a acercarse a tu posición: al principio, tus puños comenzarán a seguir el ritmo con facilidad y ni siquiera notarás unas mínimas gotas de sudor fluyendo por el cuerpo gracias a lo mucho que te estás divirtiendo.

Pero no te confíes, esta sensación durará poco ya que pronto a las bolas normales se les añadirán las especiales, que causarán distintos efectos al destruirlas. Y acabar con ellas no será fácil, ya que tendrás que darles con más fuerza que a las demás para romperlas.  Una vez que te hayas acostumbrado a esto, y sin darte cuenta, te verás rápidamente en medio de un infierno de bolas en el que tendrás que agacharte, saltar, esquivar y golpear si quieres tener la mínima esperanza de llegar al final de la canción.

¡Golpea, golpea, golpea!

Y sí, las bolas explosivas y los muros en movimiento te obligarán a moverte y entrenar las piernas. En el caso de fallar, tu puntuación se verá muy afectada y quedarse quieto cual árbol no es una opción.

Aunque esto no es algo realmente distinto a lo que se puede encontrar en otras propuestas similares la diferencia es que, si crees que en PowerBeatsVR solo vas a lanzar puñetazos, no podrías estar más equivocado. Pronto empezarás a empujar con manos, puños, por no hablar de los saltos y movimientos de rodillas que te verás obligado a hacer constantemente. Muchos de los niveles por defecto están diseñados para imitar otro tipo de ejercicios (tales como movimientos de CrossFit) sin que nos demos cuenta.

Con PowerBeatsVR, prepárate para mover las piernas, y mucho

Los niveles de PowerBeatsVR son muy personalizables, logrando suponer lo que probablemente será la referencia a partir de ahora de cómo todos las propuestas de este estilo deberían de ser. La propuesta nos permite ajustar todo, desde nuestra altura hasta la apariencia y cantidad de las bolas además de todas las opciones para configurar el entorno. ¿Estás leyendo esto, Beat Saber? ¿Si? Pues apunta.

En este título contamos herramientas que sirven para monitorizar cuántas calorías hemos consumido (muy útil para saber si por fin quemamos los churros con chocolate del desayuno), hasta para poder conectar monitores cardiacos, pasando por crear nuestras propias metas. Sin duda, PowerBeatsVR es a partir de ahora la referencia en cuanto a personalización en juegos de ritmo en Realidad Virtual.

En caso de emergencia, agáchate, rueda y llora

Y aún hay más, esta personalización no se limita solo a lo que al ejercicio se refiere, pues también podrás modificar los tipos de obstáculos y bolas que los niveles usarán, o incluso utilizar tus propias canciones. Por todo ello, PowerBeatsVR tiene todas las papeletas para ser una de esas maravillas que disfrutaremos durante mucho tiempo.

Veredicto

Probar este PowerBeatsVR bien puede ser ser una de las decisiones más fáciles que podrías tomar este año. Si quieres hacer ejercicio, pasarlo bien y moverte al ritmo de la música mientras saltas de un lado a otro, este es tu juego. Estira, carga las pilas de los mandos, y prepárate para lucir tipín en verano esquivando bolas de fuego en esta joya escondida dentro de los títulos que aprovechan, y bien, la realidad virtual.

Suscríbete a nuestro Podcast

PowerbeatsVR

Duración: Incalculable
9

Jugabilidad

10.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

10.0/10

Innovacion

9.0/10

Narrativa

10.0/10

Diversión

10.0/10

Duración

10.0/10

Aspectos Positivos

  • Sólida jugabilidad
  • Tremendamente personalizable
  • Mucha rejugabilidad

Aspectos Negativos

  • Pocos escenarios
  • No hay versión nativa para Oculus Quest
  • No cuenta con modo multijugador