Análisis de Pumpkin Jack. Una apasionada mezcla entre Medievil y Jak and Daxter

Análisis de Pumpkin Jack. Una apasionada mezcla entre Medievil y Jak and Daxter

En Pumpkin Jack nos encontramos ante un juego indie de temática Halloween. Hemos visto muchos productos que, con la excusa de la festividad, resultan juegos vacíos, y ya conocemos de qué va la historia. Sin embargo, para mi sorpresa, este juego del desarrollador Nicolas Meyssonnier se vale por si mismo.

A pesar de la baza de la festividad, está tan bien construido y tiene tantos guiños y tantos detalles que no es de extrañar que, a partir de aquí, el autor tenga el camino mucho más sencillo para seguir construyendo obras.

¿Quién es Jack y qué hace por estas tierras?

El Reino Aburrido (Boredom Kingdom) es demasiado aburrido. ¿Quién lo iba a decir? Es solo felicidad, alegría y tranquilidad. Eso le ha puesto muy nervioso al diablo. Le ha puesto tan nervioso que para animar un poco las cosas desató la terrible maldición de la Noche Eterna sobre la tierra. Para luchar contra este desequilibro, los humanos invocaron a un poderoso mago.

¿Y ahora qué? Para hacerle frente al todopoderoso mago, el diablo usó una de sus mejores cartas: Jack, el rey de las Calabazas. El diablo le propone librarse de su deuda con él a cambio de que derrote al mago. Jack acepta el trato y este es nuestro momento para hacernos con el control de Jack y ver qué nos depara el mundo.

Nos encontramos ante un mundo devastado, lleno de monstruos descerebrados mandados por el diablo, lleno de figuras fantasmagóricas y grandes enemigos. Ellos querrán impedirnos el paso, ya que son demasiado vacíos como para diferenciar amigo o enemigo.

Pumpkin Jack. Cómo vais a poder ver en las demás fotos, los comentarios del compañero cuervo son un de humor que destaca considerablemente

A lo largo de la aventura conoceremos a personajes de los más interesantes. De compañeros tendremos un búho, que aparece en puntos clave para guiarnos en la aventura y daros pistas, y también tendremos a un cuervo, que caga con el humor de la obra, añadiendo comentarios de los más afilados. Este cuervo será nuestro compañero toda la historia, ya que va literalmente en nuestra cabeza de viaje, y se usa como arma a distancia con un pequeño enfriamiento o cooldown (ya hablaremos de eso más adelante).

Hay personajes secundarios que tanto nos van a asistir como nos van a obstaculizar el camino. Estos personajes sirven, principalmente, para ponernos misiones fuera de nuestra misión principal para poder avanzar.

Nos encontramos personajes tan característicos como una pareja picaresca de magos, un anciano encargado del cementerio que pide muchos favores y un esbirro arquitecto del diablo, entre otros. Las misiones que te dan son muy peculiares y divertidas debido a que muchas de ellas implican la introducción de nuevas mecánicas.

Pumpkin Jack. Aquí tenemos al búho, nuestro fiel, aunque no muy útil guía

Estrategias narrativas clásicas pero fiables

La historia se nos cuenta a través de pequeños relatos al principio de cada sección haciendo como una especie de resumen de lo acontecido, me ha recordaba los resúmenes en ilustraciones de The Witcher 3. La construcción del mundo también hace su parte en la narrativa, ya que ha sido capaz de marcar el estado de ánimo en cada nivel.

Los diálogos de los personajes ayudan de igual manera, varios de ellos te cuentan un poco de dónde vienen y cuál es su papel en el mundo. Varios de ellos te conocen por tu fama así que tendrás que lidiar con su manera de aprovecharse de ti. Son muy originales, se les diferencian perfectamente y siempre añaden un toque diferente.

Análisis de Hello Puppets! Una aterradoramente divertida experiencia para VR

Los escenarios funcionan muy bien. La granja que es el primer nivel y hace de introducción muy adecuadamente. Ir pasando por los distintos escenarios provoca que te des cuenta de la destrucción lenta pero firme que se da en el mundo invadido. Son muy bonitos y, aunque se nota que reutilizan muchos modelos 3D, nunca queda exagerado.

Entre detalles curiosos a comentar destacaría las referencias al salto de fe, una de las más evidentes es cuando te encuentras en lo más alto de una catedral y hay un pequeño saliente que al saltar te encuentras un montón de paja debajo para amortiguar tu caída.

Pumpkin Jack. Narraciones externas al juego, con un narrador omnisciente y diversas ilustraciones.

¿Cómo vamos a conseguir nuestro propósito? Hablemos de la jugabilidad

Este juego es un juego sencillo y la curva de dificultad traza un recorrido muy suave y poco abrupto. Los enemigos no dan demasiados problemas, todos tienen un set de movimientos bastante predecibles y todos tienen unos tres toques o menos.

Quizás lo más desafiante son las batallas con jefes, pero también lo más entretenido ya que entran cosas en pantalla que no te esperas y tienes que ingeniártelas. Las acciones que puedes realizar son tan limitadas como dar golpes con la X, esquivar con B, saltar con la A (doble salto pulsando dos veces la A), cambiar de armas con RB y atacar con el cuervo RL.

No hay ningún tipo de subida de nivel, la vida es siempre la misma y se puede recuperar en los puntos de control bebiendo de un brebaje mágico o destrozando el escenario y matando enemigos. Justifican que te curen con esa destrucción por su alta carga diabólica en ellas. No hay ningún tipo de inventario dónde curarte.

Tengo un problema con respecto a las armas que te van dando. A cada jefe final de nivel te dan un nueva arma y es claramente mucho mejor que la anterior que tenías, así que es absurdo cambiar entre armas por mucho que cada uno sea diferente porque las anteriores quedan fácilmente obsoletas.

Esto quita muchísima profundidad jugable a Pumpkin Jack. Las armas son, en orden de disposición: Una pala, una lanza, una espada mágica, una escopeta, otra lanza mágica y el poder de los cuervos (una especie de magia que te permite lanzar cuervos al enemigo). Cuando cambias de arma el tiempo se ralentiza.

Se puede jugar con teclado perfectamente, pero yo he preferido hacerlo con mando. Esta decisión me ha provocado problemas de control en las partes más sensibles de las plataformas, ya que es un movimiento un poco brusco el del movimiento de cámara con el joystick y no tan preciso como si fuera con el ratón. La mayoría de mis muertes han sido por las plataformas y sí, soy bastante torpe, tengo un recuento total de 45 muertes. Os reto a superarme.

Pumpkin Jack. La espada mágica nos hará levitar levemente y eso queda como si fuésemos súper poderosos.

No hay daño por caída y esto puede justificarse por la naturaleza sobrenatural de Jack, así que tampoco me preocupa, ni me crea conflictos a niveles narrativos, ni tampoco rompe la jugabilidad en exceso. Otro aspecto que valorar es como cuando te encuentras en el límite del mapa mueres, pero no de manera aleatoria, sino que te lo justifica cayéndose un árbol sobre ti. Esto me parece una estupenda manera de delimitar los límites con una muerte natural.

Para incrementar las horas de juego, se ha incluido un sistema de coleccionables, tenemos las calaveras y los gramófonos. Las calaveras son canjeables por nuevas vestimentas para el personaje. Estas pueden encontrarse por el camino directo o escondidas en recovecos del mapa.

Pumpkin Jack es completamente lineal y a pesar de que hay veces que el mapa se abre a otros caminos, no hay más ahí. El mapa mezcla partes de plataformas, con partes de puzles y zonas de combate más amplias. El paso de una zona, generalmente, se ve diferenciada por la batalla con un jefe.

5 títulos de terror para jugar en Halloween

Dentro de lo básico de un juego de acción y plataformas sorprende la cantidad de elementos extra que añade. Por ejemplo, dentro del juego tendremos carreras de triciclos, persecución en caballo fantasma a un carruaje mágico volador, viajes tortuosos en barca y recorrido con un vagón por las vías de una mina abandonada.

Un elemento que al poco de empezar se te introduce son los mini puzles que tiene que llevar a cabo la cabeza de Jack únicamente. Son puntos en concreto de la historia en la que nos podemos quitar la cabeza y hacerla pasar por sitios dónde Jack no tiene acceso posible y resolver, de manera muy divertida, un problema para poder continuar.

Todos estos elementos extras que añade Pumpkin Jack son una delicia, no me voy a cansar de darles valor. El autor perfectamente podría no haberlos incluido, pero se ha tomado la molestia, que en término de desarrollo significa años, para crear todo este complejo de pequeñas cosas que crean un conjunto magnífico.

Pumpkin Jack. Minisección con la cabeza de Jack únicamente (a mi me da bastante mal rollo).

Calaveras, fantasmas y monstruos ¿que más podemos pedir?

No nos vamos a engañar, la temática Halloween te lo da todo hecho. Ahí no estás creando nada de cero, tienes toda la mitología, el folclore, la cultura que quieras para llevar tu mundo de enlaces visuales a lo terrorífico y espectral. ¿Acaso no es familiar las calaveras, los cuervos, los búhos, las calabazas, los fantasmas y los brujos? Hasta la paleta de colores es relativamente sencilla, tenemos los violetas, los naranjas, los verdes, los negros y los tonos grises y marrones oscuros.

Esto no es tanto una crítica como un elemento a señalar. Si te apropias de unos recursos culturales y los contactas bien con tu obra es una noticia fantástica, si lo haces mal y simplemente lo usas para ahorrar trabajo de ideación no le hace ningún favor a nadie. En este caso, el uso de este conjunto de elementos es ideal. ¿Por qué? Sencillo. No ha cogido y puesto de cualquier manera los elementos, sino que los ha dotado de sentido y orden.

Cabe destacar el escenario que se desarrolla en la nieve, este tiene relación total con la famosa película Pesadilla antes de Navidad. Todo está decorado con casitas con luces y regalos, muñecos de nieve que dan mal rollo (para que mentirnos) y árboles de navidad. Solo faltaba la banda sonora para completarlo.

Pumpkin Jack. Toda una referencia a Pesadilla antes de Navidad “This is Halloween, this is Halloween, pumpkins scream in the dead of night”

Un mundo de fantasía con una inmensa riqueza sonora

Uno de los apartados que más me ha sorprendido ha sido el sonoro. No me esperaba que me llamara la atención tanto, pero es que destaca una barbaridad y os daréis cuenta si le echáis un ojo (o un oído en este caso) al gameplay.

Hay una gran variedad de temas, entre ellos hay canciones originales y versiones de canciones famosas y fácilmente reconocibles. Estos temas también toman protagonismo en los minijuegos al estilo Simón Dice. También, cabría remarcar su uso en las secciones más automáticas, como la de persecución al carruaje, la montura del caballo o los viajes en gárgola. Destacan más aquí esas escenas debido a que están planeadas y controladas temporalmente y eso permite encajar perfectamente un tema con más carácter.

Para cerrar el tema del audio me gustaría dejar claro que ningún tema se hace demasiado repetitivo. Al no ser un juego con una dificultad elevada, no te vas a encontrar repitiendo las mismas secciones muchas veces y, por tanto, no te vas a cansar de las canciones.

Pumpkin Jack. Toda la escenografía a merced del jefe final, todo un espectáculo.

Veredicto

Antes de nada, tengo que destacar lo impresionada que me ha dejado el hecho de que Pumpkin Jack haya sido hecho casi en su integridad por una sola persona. Este dato ya condiciona todo el análisis, debido a que pocas veces se encuentran juegos tan cuidados desde un desarrollo tan precario.

Para continuar tengo que decir que es de esos juegos que no tiene nada muy nuevo, pero todo lo que hace lo hace bien, cuida todos sus aspectos y siendo consciente de que no puede lograr un pulido excepcional trabaja con lo que hay. Esto concluye con un trabajo bien hecho, con detalles a mejorar, pero con unas bases sólidas ya construidas que se corona en una experiencia de juego súper divertida y entrañable.

Duración: 7-9 h
7,5

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

7.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Excelente banda sonora
  • Mucho mimo en el ambiente y la atmósfera
  • Personajes originales, con entretenidos diálogos y una estética cuidada
  • Gran variedad en la jugabilidad, ideas creativas y bien implementadas

Aspectos Negativos

  • Poco control sobre el movimiento del personaje en partes críticas
  • Las armas anteriores pierden valor en cuanto te dan una nueva, así que no hace falta cambiar entre ellas
  • El cuervo, que funciona como arma de largo alcance, puede atacar enemigos antes de que el personaje protagonista esté en vista de estos enemigos