Análisis de Rocket Arena (PC). Un multijugador online 3v3 explosivo para refrescar el verano

Análisis de Rocket Arena. Un multijugador online 3v3 explosivo para refrescar el verano

Rocket Arena es un juego multijugador online de batallas 3v3, basadas en disparar cohetes para derribar a tus contrarios

La creatividad está reservada para unos pocos en la industria del videojuego, al menos la creatividad entendida como la capacidad para generar nuevas ideas o conceptos. Es algo común en esta industria, compañías que intentan introducir elementos y mecánicas triunfadoras en una coctelera, entendiendo que el resultado va a ser bueno si los ingredientes son de calidad. Pero hasta el peor chef del mundo sabe que esto no siempre es así.

Pues hoy os traigo un análisis donde sucede todo lo contrario. El talentoso grupo de desarrolladores de Final Strike Games, ha sabido combinar la cantidad justa de cada ingrediente, dotando a su producto de una calidad final sobresaliente. Vamos a empezar este análisis con las cartas sobre la mesa, desde mi humilde opinión, el pasado 14 de julio salió a la venta uno de los tapados del verano, Rocket Arena.

Final Strike Games es una nueva compañía desarrolladora de videojuegos que pertenece a la división de EA Originals. Entre su elenco de trabajadores se encuentran talentos que provienen de trabajar en títulos como Shadow of Mordor, Devil May Cry 4, Just Cause, Infamous, Halo, etc. No estamos hablando de un estudio de novatos precisamente. Habrá que estar muy atentos a los movimientos de esta compañía desarrolladora de videojuegos multijugador online, aunque sin duda estarán un buen tiempo ocupados con Rocket Arena.

La apuesta multijugador del verano

Rocket Arena es un juego multijugador online 3v3, en el que debemos empujar al contrario a base de misilazos, para conseguir el objetivo marcado en cada modo de juego.  Rocket Arena está disponible en Steam, PS4 y Xbox One, y de momento sabemos de la intención de poder sacar el juego en la nueva generación y Nintendo Swich, siempre y cuando el éxito del lanzamiento actual sea suficiente como para justificar seguir llegando a más público.

El precio de lanzamiento es de 30€, de modo que EA Games ha elegido el modelo de venta tan discutido en su momento por Overwatch. Pero la estrategia de marketing no es uno de los puntos de este análisis así que asumiremos que una compañía como Electronic Arts, sabe lo que hace con sus productos.

Los mapas son pequeños pero enrevesados, el tamaño justo para no poder respirar más de 10 segundos sin encontrarte con un oponente

Rockert Arena nos sitúa en el planeta Crater, del cual conocemos de salida 10 mapas totalmente distintos entre ellos, que no solo varían en cuanto a su estética final, sino que influyen en la jugabilidad dentro de cada uno de ellos. Los mapas no son siempre del mismo tamaño y tenemos diferentes situaciones de amplitud, tanto vertical como horizontal. Entre el detalle del tamaño y la cantidad de recovecos que encuentras en cada mapa, tardarás una buena cantidad de horas en sentirte cómodo, independientemente del escenario de la batalla. La selección de éste es totalmente aleatoria e independiente del modo de juego elegido.

Estética pixar

A nivel visual el juego apuesta por colores vivos y una alta gama de saturados. Los diseños 3d de los personajes recuerdan al estilo Pixar en sus rostros. Sin duda una estética atractiva y poco agresiva, que posicionan a Rocket Arena como un videojuego para todos los públicos.

Las texturas simples y los entornos redondeados mapean los escenarios con delicadeza, pero una gran personalidad. Lo mismo pasa con los modelados de los personajes. Cada uno tiene su carisma especial, incluso algunos de ellos nos recuerda a personajes vistos en series y películas infantiles como Ben 10 o Frozen.

Los personajes de Rocket Arena tienen un carisma especial, algo muy importante en este tipo de juegos de batallas de héroes

La calidad gráfica es excelente, aunque en la versión analizada de PS4 Slim, empezamos a ver como la longeva máquina de Sony ya no es capaz de ofrecer la nitidez que se observa en gameplays de PC a alta resolución. Sin embargo, los requisitos mínimos que pide Rocket Arena son tan bajos que, sin escatimar en muchos detalles, podremos jugar en casi cualquier PC de hoy en día.

El sonido, un punto a mejorar

Si hay algo que chirría en todo el conjunto que envuelve a Rocket Arena es el audio, no parece estar a la altura del resto del juego, la calidad del sonido es buena, pero, si antes hablábamos de carisma en la estética, ocurre todo lo contrario en la música. Apenas observamos una variación en la melodía entre mapas y los efectos de sonido de las colisiones, K.O, etc, no son nada del otro mundo.

No han debido reparar mucho en este apartado y es posible que algún parche posterior al lanzamiento introduzca alguna mejora en este apartado.

Rocket Arena es mucho más que cohetes, pero es sobre todo, cohetes

Lo que pueden dar de sí unos cohetes

Como su propio nombre indica, Rocket Arena basa sus mecánicas en los cohetes. El juego se desarrolla en tercera persona, lo cual nos permite ver una gran cantidad de escenario en pantalla, que debido al frenetismo de las partidas se antoja necesario. Con nuestro personaje podemos correr, disparar y saltar.

Los misiles en Rocket Arena lo son todo, no solo sirven para derribar contrarios, sino que también se usan en la movilidad. Podemos disparar a las paredes o al suelo para aprovechar la fuerza devuelta de la explosión y conseguir alcanzar puntos más altos del mapa o esquivar misiles rivales haciendo un retroceso mayor que con el propio movimiento.

Al inicio del juego, la primera pantalla antes de poder jugar en el modo competitivo será un breve tutorial de 4-5 minutos de duración donde aprenderás los controles básicos. Además, cada personaje tiene 2 habilidades propias, más una común a todo el plantel, que es la esquiva.

Abajo a la derecha tenemos las habilidades especiales de nuestro personaje. La flecha es la esquiva, común a todos ellos

Las habilidades especiales de cada personaje, podemos resumirlas en ofensivas y defensivas, pero gracias a la versatilidad de las mecánicas, es posible combinarlas en diferentes momentos del juego para convertirlas en potentes combos finales y espectaculares estrategias de bloqueo.

Cada vez que contacta uno de nuestros cohetes contra un contrario, elevamos su barra de “Blast”, visualizada como una línea roja que va subiendo encima de la cabeza del personaje (Lo mismo ocurre con la nuestra). Cuando la barra de blast está llena, un último impacto provocará un lanzamiento crítico fuera del mapa. Si estamos jugando un modo Knockout, esto supondrá un punto para el equipo contrario, y si estamos jugando otro modo de juego, simplemente conseguiremos una ventaja numérica temporal.

De cualquier como el jugador después de ser expulsado del mapa, volverá volando al mismo 10-20 segundos después. Puede que todo esto te suene si alguna vez has jugado al Super Smash Bros, ya que la mecánica es la misma.

Fácil de jugar, difícil de dominar

Rocket Arena me recuerda al Pádel, cualquiera puede coger una raqueta y echar una partida, pero si te enfrentas a alguien que domina el deporte, te meterá una paliza sin despeinarse. En Rocket Arena pasa lo mismo, empiezas a jugar y todo parece muy fácil, pero abrumado por el frenesí de la batalla enseguida te das cuenta de la complejidad de las partidas.

Momento en el que un jugador de Rocket Arena está a un cohete de ser enviado fuera del mapa.

La profundidad del gameplay radica en los personajes, de salida el juego cuenta con 10 de ellos, cada uno totalmente diferente de los demás. El tamaño del “hitbox”, su velocidad de movimientos, el daño de disparo, etc.  Según tu estilo de juego, te acostumbrarás más a unos personajes que a otros. En el momento de este análisis tenemos a nuestra disposición 11 personajes jugables, pero ya está uno nuevo confirmado para el comienzo de la primera temporada.

El balanceo de los personajes es bastante bueno para acabar de salir el juego, hay algunos más fáciles de dominar que otros, pero no he detectado ningún personaje “chetado” sobre el resto. Hay que ver como evoluciona la comunidad de jugadores, el equipo de desarrolladores tiene que estar atento, ya que siempre va a ser necesario nerfear y/o buffar personajes según los jugadores se van haciendo con el meta del juego.

Los artefactos, una segunda capa de profundidad por descubrir

Los artefactos son objetos equipables a nuestros jugadores, que otorgarán beneficios concretos a los parámetros de movimiento, salud, daño, etc.

Por si no era suficiente con las diferencias propias entre cada personaje, cada uno de ellos puede tener “builds” diferentes según los artefactos que les equipemos. Una pena no poder dejar creadas tus builds para intercambiar entre ellas sin tener que recordar que artefactos equipaste.

Por ejemplo, podemos hacer que Blastbeard, el personaje más lento y grande del juego, aumente su velocidad considerablemente a través de equiparle artefactos específicos.

Este es el intuitivo menú de Rocket Arena que nos servirá para equipar los artefactos.

Los artefactos se consiguen jugando, y cada vez que los utilizas en combate, aumentan su nivel al mismo tiempo que incrementan la potenciación de sus características. Hay más de 10 artefactos disponibles, pero solo puedes equipar 3 al mismo tiempo.

Una decisión importante es la de eliminar la potenciación por nivel en el “ranked”, de esa forma no dependerá de las horas de juego el potencial de cada jugador en la partida.

Cinco modos de juego y más por llegar

Rocket Arena cuenta con cinco modos de juego de salida.

  • Knockout: Cada vez que sacas fuera del mapa a un oponente consigues un punto para tu equipo. Al llegar al marcador indicado o acabar el tiempo, gana el equipo con más puntos.
  • Rocketball: Cada equipo tiene una portería, aparece un balón en el medio del mapa, y hay que conseguir llevar el mismo a la portería contraria para conseguir un punto.
  • Búsqueda del tesoro: Cada cierto tiempo aparece un cofre en el mapa, el jugador que lo mantenga en su poder durante 3-5 segundos, conseguirá monedas para su equipo. Al mismo tiempo entre cofre y cofre aparecerán monedas por todo el mapa que habrá que recoger para conseguir más puntos para el equipo. Al final del tiempo, el equipo con más monedas será el ganador.
  • MegaRocket: Cada cierto tiempo aparece una zona marcada en el mapa como punto de megarocket. El equipo que consiga capturar la zona durante 5-10 segundos (Depende del numero de jugadores en la zona), conseguirá un punto para su grupo.
  • RocketBot Attack: Es el único modo de juego de players vs bots. Se trata de aguantar una oleada de robots hasta que se acabe el tiempo.
Pantalla de entrenamiento, muy útil para probar los personajes de Rocket Arena

Además de estos modos, tenemos la opción de entrenamiento, muy útil para probar cada personaje, nuevas builds y los combos posibles con los ataques especiales. Y se ha confirmado que, con la primera temporada, que empieza el 28 de julio, saldrán nuevos modos de juego gratuitos para todos los jugadores.

Cosméticos de rebajas

Hoy en día no se concibe un multijugador online sin cosméticos. Siempre habrá dos opciones de comprar los mismos, mediante la moneda del juego, o con dinero real. Lo que me ha encantado de Rocket Arena es que con cada partida obtienes monedas virtuales, y los precios, al menos hoy en día, están tan bien ajustados que no es nada difícil comprarte nuevos objetos de la tienda cada 6-7 partidas.

Con el nivel que vas adquiriendo después de cada partida en tu personaje, también desbloquearás nuevas skins y tótems.  Es importante recalcar que estos skins y detalles para nuestros personajes, en ningún caso afectan a la jugabilidad o potencial en las partidas, así que no hay forma de que el juego se convierta en un pay2win.

La importancia de jugar en equipo, un arma de doble filo

Una de las mayores virtudes de Rocket Arena puede llegar a ser su mayor problema. A las pocas partidas de empezar a jugar, detecté que la cooperación entre los miembros del equipo, en prácticamente cualquier modo de juego, es esencial para el éxito en la batalla. Esto, que puede parecer algo totalmente positivo para el juego, puede estropearte la experiencia cuando tú juegas solo con dos compañeros totalmente desconocidos, y los rivales están perfectamente coordinados entre sí, incluso utilizando el micrófono para comunicarse.

Tienda de cosméticos. de Rocket Arena. De momento no hay mucha variedad, pero os elementos de la tienda se van rotando.

Otros juegos ponen solución a esto mediante un sistema de comunicación interna como las marcas de objetivos o señalizaciones, como es el caso de Apex. En este caso he echado en falta herramientas de comunicación con los integrantes del equipo para tener alguna posibilidad cuando hay un enfrentamiento contra un bloque bien coordinado.

Veredicto

RocketArena lo tiene todo para triunfar, pero dependerá de la acogida del público. Por suerte o por desgracia, hoy en día este tipo de videojuegos competitivos online deben su existencia a plataformas como Youtube y Twich. A nivel objetivo, Rocket Arena ofrece partidas frenéticas de 6-7 minutos, mecánicas pulidas, control exquisito, variedad de estilos de juego factibles y una gran cantidad contenido actualizable. Si disfrutas de los juegos online del tipo “brawler”, no lo dudes con Rocket Arena.

Rocket Arena

Duración: Incalculable
8

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

6.0/10

Innovacion

8.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Mecánicas y jugabilidad pulida que alimenta la diversión en pantalla
  • Gran cantidad de contenido en modos de juego personajes, etc
  • Variedad de estilos de juego balanceados

Aspectos Negativos

  • Música de ambiente y calidad de sonido irrelevante
  • Es difícil jugar sin conocer a los compañeros