Análisis de RPG Maker MV, el título que te permite programar tus propios JRPG de estética 8-16 bits.

RPG Maker MV, el título que te permitirá crear tus propios JRPG y compartirlos con la comunidad, llega por fin a PlayStation 4 y Nintendo Switch

RPG Maker MV, el título que te permitirá crear tus propios JRPG y compartirlos con la comunidad, llega por fin a PlayStation 4 y Nintendo Switch.

Si hay un género con la capacidad de dejar huella en los jugadores es sin duda es el rol, el cual comenzó a popularizarse en Occidente entre los usuarios de consola en la época de las 8 y sobre todo las 16 bits a través de un pequeño pero selecto grupo de lanzamientos provenientes de Japón que sirvieron de avanzadilla. A estos títulos se les terminaría conociendo como JRPG, a fin de diferenciarlos de los RPG creados en occidente.

Adalides de una época en la que la mayoría de los lanzamientos de consola ofrecían una experiencia eminentemente arcade, estas propuestas presentaban un gameplay más relajado y brindaban la posibilidad de vivir tramas complejas en entrañables mundos de fantasía. Y, si bien muchas de las sagas que nos acompañaros entonces como Dragon Quest o Final Fantasy siguen entre nosotros, no es menos cierto que en su evolución han ido distanciándose en mayor o menor medida de esos títulos ingenuos de estética pixelada y perspectiva aérea.

Por este motivo la llegada en occidente de un título como RPG Maker MV, para PS4 y Nintendo Switch, nada menos que cinco años después su lanzamiento en Steam, supone una grata adición no solo para aquellos añoramos los JRPG clásicos, sino también para los que soñaron en secreto con crearlos.

Crea tu propia aventura

Todo en la estética de RPG Maker MV remite a los JRPG clásicos

Lo primero que debe destacarse de RPG Maker MV es que, como su propio nombre indica, no es realmente un videojuego, sino una herramienta que permite al usuario crear y disfrutar de sus propios JRPG por turnos de estética 8-16 bits. De hecho, la única oferta jugable que incluye el título per se no es más que un tutorial disfrazado de historia de aproximadamente 30 minutos de duración. En él nos familiarizaremos con las herramientas más básicas que utilizaremos en la creación de nuestros propios RPG.

Personalmente, y habida cuenta de la complejidad del núcleo duro de la experiencia, este tutorial me ha resultado insuficiente para asimilar todas las opciones que incluye el editor, ya que omite la explicación de muchas de las mecánicas imprescindibles en la creación y ni siquiera podemos volver a él una vez es completado, con lo que el jugador deberá depender de su propio ingenio y la pobre explicación de cada opción de edición de los menús.

En el tutorial se nos instruirá en las mecánicas más básicas de creación

Al menos el título está completamente traducido al español, aunque me resulta curioso que, mientras que los textos que aparecen en los menús de herramientas tienen una traducción perfecta, los que se muestran por defecto en las secciones jugables presentan errores de bulto; parece casi como si Kadokawa Games quisiera picarnos a corregirlos trasteando con las opciones de edición de textos. Y en mi caso lo ha conseguido.

Como Dios

El paso inicial para la creación de nuestro videojuego es el diseño de escenarios. Para ello primero debemos decidir su tamaño. RPG Maker MV utiliza como unidad de medida los pasos, implementados teniendo en consideración el movimiento de los personajes. A continuación, elegiremos, si lo deseamos, la melodía y el efecto de sonido ambiental que acompañará al recorrido de los personajes en este mapa.

Tras ello es momento de elegir una ambientación, aquí llamadas casillas, de entre las más de cincuenta posibilidades que nos ofrece el título. Esta decisión no es nada baladí, pues de ella dependerán los elementos disponibles para su personalización. Cabe destacar que en RPG Maker MV no solo encontraremos las ambientaciones más comunes en el género del JRPG sino también otras más tradicionalmente asociadas al rol occidental, como la steampunk.

Con un poco de pericia y paciencia, podrás llegar a crear RPGs de la talla de Lumen

Mediante este menú también podremos incluir efectos gráficos que se reflejen en la pantallas superior del mapeado, como rayos de sol, o bien en la inferior, como la representación de un abismo demoníaco. Antes de pasar a personalizar nuestros escenarios también podemos modificar otros aspectos, como las tropas contra las que se enfrentarán los héroes y sus zonas de aparición.

El menú de edición de mapas en toda su sobria gloria

Y por fin llegó el momento de dibujar nuestros escenarios. Para ello colocaremos distintos tipos de elementos, divididos en tres secciones, A, B y C, sobre las casillas. Con los de tipo A delinearemos el mapeado propiamente dicho, como si estuviéramos creando un dibujo sobre una cuadrícula. Representan distintos tipos de terreno como por ejemplo el césped o la arena. En la sección B se incluyen los objetos que se ubican directamente sobre el suelo, tales como macetas. Por último, en la C se encuentran los elementos que suponen un obstáculo para los personajes que no podrán desplazarse sobre ellos ni atravesarlos, como columnas, árboles o puertas y también objetos decorativos, como estandartes, placas o espejos.

Para colocar los elementos en el escenario debemos desplazarnos desde el menú del mapa al de los elementos, hacer clic en uno, volver al menú del mapa y colocarlo donde prefiramos. Si nos equivocamos, contaremos con un botón de deshacer, similar al de los programas de edición de dibujo.

Con paciencia y dedicación podremos diseñar un escenario tan detallado como este con RPG Maker MV

Como puede verse, crear un escenario personalizado es algo que lleva tiempo y dedicación y, conscientes de ellos, Kadokawa Games han introducido la opción de utilizar plantillas de mapas ya diseñados sobre los que somos libres de realizar nuestras propias modificaciones.

Nipones  y mazmorras

RPG Maker MV ofrece la opción de convertir nuestros escenarios en mazmorras de forma rápida y sencilla. Para ello contamos con un submenú en el que tomamos una serie de decisiones de diseño. Podemos elegir entre una mazmorra con laberintos o una con habitaciones, que contenga pasajes anchos o estrechos y varios diseños de paredes y suelo condicionadas, eso sí, por las casillas elegidas.

Una vez introducidas nuestras elecciones se creará aleatoriamente una mazmorra a partir de ellas. De justicia es señalar que, en comparación con la entrega de PC en la que el usuario diseñaba directamente el mapeado, el editor resulta muy limitado. Personalmente me parece menos atractivo modificar una mazmorra diseñada aleatoriamente que crear una de cero yo mismo.

Wasteland 3 te ofrece una gran experiencia RPG si lo tuyo es jugarlos en vez de crearlos

En general, las mecánicas de diseño de escenarios y mazmorras son relativamente sencillas e intuitivas, pero comparten un hándicap que personalmente me ha desagradado bastante y es que no podemos colocar elementos en un escenario de un tema que no le corresponde. Así, por ejemplo, es imposible elegir colocar columnas que forman parte del tema de la mazmorra en un mapa de la casilla mapamundi, lo cual puede coartar bastante nuestra creatividad.

En RPG Maker MV no tendremos la libertad de utilizar los elementos de diseño en diferentes mapas

¿Qué pasa, nen?

Una vez diseñados los escenarios, el siguiente paso es programar los eventos que tienen lugar en él. RPG Maker MV califica como tales a los los cambios que provoca la interacción del jugador con el mundo, desde hablar con un NPC hasta usar un interruptor para abrir una puerta.

En el menú de creación, el mapa de evento se superpone al de los escenarios dividiéndolo en cuadrículas. En ellas situaremos los eventos limitados a uno por cada una de ellas. Tras ello elegiremos el detonante del mismo como, por ejemplo, que el personaje se sitúe en la casilla, pulse el botón de acción encima de ella o que simplemente se acerque. Además, también podemos elegir que se ejecute automáticamente, con lo que el evento siempre sucederá en cuanto el protagonista ponga un pie en el escenario, lo cual los hace muy útiles para crear secuencias narrativas. Por último, elegiremos qué fases se incluyen en el evento y en qué orden.

El menú básico de creación de eventos de RPG Maker MV

Utilizamos como ejemplo de evento la interacción con un personaje con el que el jugador podrá comerciar. Tras situarlo en su cuadrícula y elegir la activación mediante el uso del botón de acción, introduciremos la 1ª fase del evento, por ejemplo, que aparezca el texto “¿Quieres comprar?”. A continuación, crearemos la 2ª, que será la aparición de la interfaz que permite tomar decisiones, en este caso sí o no.

Habilitaremos que, si el jugador elige “si”, se abra el menú de la tienda así que deberíamos configurar qué objetos vende y su precio así como un texto de despedida para cuando termine la compra, algo así como “Gracias por acudir a mí”. Mientras que si el jugador elige “No” haremos que aparezca un texto con las palabras “¡Vale, gracias de todos modos!”

Como puede inferirse de este ejemplo, los eventos pueden ser más o menos complejos según decida el jugador, desde que el personaje principal diga una sola frase hasta un auténtico diálogo con media docena de hablantes, en las que se pueda elegir dar distintas respuestas que conlleven diferentes consecuencias.

Si queremos crear una narrativa compleja pasaremos mucho tiempo en el mapa de eventos de RPG Maker MV

Sin duda, es el elemento más complejo del programa y el que echará para atrás a muchos usuarios que no estén dispuestos a dedicarle el tiempo que requiere, intimidados por su amplísima gama de opciones personalizables y su poco amigable sistema de menús, en cuya explicación a menudo se incluyen términos muy técnicos con los que podríamos no estar familiarizados, como bucle, variables, etc.

No obstante, en Kadokawa Games parecen ser conscientes de ello y por eso han incluido un gestor de evento rápido que reduce un tanto el tiempo que pasaremos navegando por los distintos submenús. La pega es que solo nos permite emplearlo para crear eventos muy básicos como abrir un cofre, colocar un personaje o definir puntos de desplazamiento de un mapa a otro. Aunque sí representa una ayuda, su utilidad es similar a la de intentar curar a una persona que se desangra poniéndole una tirita y cantándole el “sana, sana, culito de rana”.

No os dejéis engañar por su simpleza: cada secuencia narrativa en RPG Maker MV ha conllevado una gran planificación previa

A este respecto yo mismo he de admitir que, de no haber tenido que trabajar en este análisis, probablemente hubiera dejado de lado RPG Maker MV, agobiado por la abrumadora cantidad de variables que han de tenerse en consideración. Aunque también es cierto que a medida que interiorizo sus mecánicas más absorbente y divertida me parece su propuesta.

No obstante, y a pesar de lo mucho que he disfrutado con el título, hay una característica, relacionada con la gestión de los eventos que no puedo pasar por alto, ya que en mi opinión es muy poco acertada. Ésta es que por defecto se repiten tantas veces como actives su detonador, con lo que podemos entrar en un bucle eterno. Para evitarlo debemos elegir la fase “borrar evento” con lo que garantizamos que desaparezca tras activarse una sola vez.

Sin embargo, el evento solo es eliminado mientras el personaje principal no abandone el mapa, pero si sale y vuelve a él, volverá a estar activo. En lengua vernácula esto significa que, si por ejemplo hemos creado una secuencia de introducción, está se reproducirá siempre que volvamos al lugar donde hemos programado dicho evento, independientemente de las circunstancias de la partida.

Si no terminamos nuestros eventos con la fase “Borrar Evento” éste se repetirá una y otra vez aún si no abandonamos el mapa

Para evitar que este tipo de hechos afecten a la inmersión, podemos recurrir a algunos trucos de diseño, como por ejemplo crear una copia del mapa de la cual eliminaremos la secuencia de introducción y programar que, cada vez que el jugador intente volver al escenario del comienzo, realmente entre en esta copia virtualmente idéntica. Una solución eficaz, pero que tal vez conlleve demasiado tiempo.

Lo cierto es que a medida que me veía obligado a sortear este problema de diseño no pude más que recordar situaciones en títulos clásicos como A Link to the Past en el que, aunque cortaras todas las malas hierbas, éstas volvían a aparecer en cuanto entrabas de nuevo el escenario. ¿Quién podría pensar que algún día simple usuarios de a pie tendrían que encontrar una solución para un problema similar?

¿Qué decía el manual?

El último, pero no menos importante de los elementos que forman la experiencia de creación de RPG Maker MV es la llamada base de datos. En este menú estableceremos el funcionamiento de las mecánicas internas de nuestro futuro título. Por ejemplo, en qué proporción la progresión de los personajes irá aumentando sus stats, qué habilidades ganarán y cuándo, qué objetos podrán equiparse y de qué modo les afectarán, qué efectos tendrán las distintas pociones o los estados alterados son algunos ejemplos, pero hay mucho más que personalizar.

La base de datos con todos los elementos que podemos modificar en RPG Maker MV

RPG Maker MV incluye a este respecto una progresión “por defecto” tanto de nuestros personajes como de los efectos de otros elementos, tales como los estados alterados, aunque, al igual que los diseños, son ampliamente personalizables. Sin embargo, si te propones crear un título relativamente ambicioso, algo que no te avergüence enseñar al vecino, a diferencia del collar de macarrones que hiciste en primaria, no te quedará otra que “trastear” con las herramientas de creación ya que inexplicablemente el título solo cuenta con cuatro tipos de ítems, monstruos y armas diseñados.

De entre estos elementos el aspecto más complejo es la creación de enemigos. Para introducir a un nuevo tipo deberemos no solo elegir su aspecto físico (el título incluye una amplia reserva de modelos, a los que solo tenemos que modificar su tonalidad) sino su rutina de ataque, stats y experiencia, objetos y la cantidad de oro que nos conceden tras derrotarlos y en qué proporción.

Este aspecto es, por razones evidentes uno de los puntos más sensibles del gameplay. Cabe destacar que, a diferencia de lo que sucede con los personajes principales, los monstruos no suben de nivel, por lo que, si necesitas versiones más poderosas de un enemigo preexistente, toca repetir el proceso.

En RPG Maker MV tendremos mucha libertad para diseñar los  encuentros que más nos convenzan

Una vez completada nuestra creación deberemos introducirlas en el apartado tropas. Aquí seleccionaremos el fondo para las batallas aleatorias en las que nos enfrentaremos a ellos. Podemos elegir que aparezcan individualmente, en grupo o incluso en compañía de otros tipos de enemigos ya creados, además de poder introducir eventos de batalla, similares a los de escenario, con lo que la variedad de los combates será directamente proporcional al tiempo que queramos invertir en este apartado.

De vuelta a los locos años 90

A la hora de enfrentarnos con el aspecto técnico de RPG Maker MV debemos hacerlo en su doble vertiente de herramienta y “motor gráfico” de los títulos con los que nos permite disfrutar. En el primer caso, al que ya me he referido, RPG Maker MV se gestiona mediante un áspero sistema de menús, en absoluto diferente al de programas de PC como Microsoft Paint donde se prescinde totalmente del uso de imágenes, a excepción de las de las vistas previas de los diseños.

A nivel de rendimiento RPG Maker MV sufre de ralentizaciones bastante molestas que se producen si tenemos al menos una decena de mapas en el editor y accedemos a éste desde el modo de prueba. No es un defecto que arruine totalmente la experiencia de creación, pero si que aumenta la frustración, tanto por la considerable prolongación del tiempo dedicado a la creación de nuestro juego como porque, una vez creados varios mapas, es algo que sufriremos siempre.

Los problemas de rendimiento en RPG Maker MV son proporcionales a la cantidad de mapas que hayamos creado

Con respecto a nuestras creaciones, los títulos hechos con RPG Maker MV muestran una perspectiva aérea y sprites de pequeño tamaño con estética superdeformed para la exploración. Para las batallas, por contra, podremos elegir entre implementar una perspectiva lateral o una subjetiva y en ellas se mostrarán unos diseños más estilizados y detallados para los enemigos, al estilo de RPG clásicos como los primeros Final Fantasy.

Por supuesto en RPG Maker MV podremos diseñar personajes y escenarios tan coloridos como queramos, superadas ya las limitaciones técnicas en el uso de la paleta de colores de las consolas de 8 y 16 bits. También podremos, sin limitación alguna, incluir ciertos efectos gráficos, como zooms y rotaciones que eran el culmen de la capacidad técnica de las consolas de sobremesa allá por los noventa sin que el gameplay se resienta lo más mínimo.

A pesar de ello el acabado general de nuestras creaciones está más cerca de la primera hornada de JRPG de Super Nintendo, con representantes como Final Fantasy IV, que de la época en que ésta daba sus últimos coletazos y en la que se lanzaron auténticos colosos gráficos del género, como Secret of Evermore.

En los títulos creados con RPG Maker MV podreis disfrutar de pantallas que lucen tan bien como ésta

En cuanto al apartado sonoro de RPG Maker MV, contamos con más de cincuenta composiciones musicales que incluir en nuestras creaciones, cinco de ellas cantadas. Estas partituras se agrupan por temas tales como escenarios, mazmorras, eventos… y es literalmente imposible no encontrar alguna (o una docena) que no se adecúen a cada una de las situaciones que buscamos plasmar en el videojuego. Por supuesto, podemos disfrutar de cualquiera de ellas mientras trabajamos en nuestra obra, y no os sorprendáis si acabáis tarareando alguna de vuestras preferidas.

En cuanto a los efectos de sonido disponibles en RPG Maker MV, se incluye la típica representación de pitidos cuyo acompañamiento era y es tan común mientras navegamos por interminables menús propios del género. Los efectos ambientales se caracterizan más por su teatralidad que por su verosimilitud, lo cual es por supuesto justo lo que los aficionados al género estamos buscando y ni que decir tiene que es imposible incluir voces digitalizadas en nuestras creaciones.

Las melodías de batalla incluidas en RPG Maker MV son particularmente pegadizas

Mi reino por poder usar teclado y ratón

RPG Maker MV es el último de una saga de títulos nacida en PC y eso se hace patente en su interfaz, pero también en su sistema de control. Aunque el puntero responde razonablemente bien al Dual Shock, recomiendo encarecidamente usar un ratón a quien disponga de él ya que, de hacerse con el pad, la navegación por las distintas ventanas y menús es lenta y tediosa.

Habida cuenta de la gran cantidad de texto que debemos introducir en RPG Maker MV, también es recomendable hacerse con un teclado, ya que de lo contrario tendremos que usar la propia interfaz de texto de PS4, cuyas limitaciones son de sobra conocidos por sus usuarios.

Con respecto al control en los videojuegos creados con RPG Maker MV éste es sencillamente perfecto, al nivel de las mejores obras del género de 16 bits. Además, sin duda es un buen añadido que el programa nos permita elegir entre implementar el control en cuatro u ocho direcciones.

La continua introducción de textos presente en RPG Maker MV hace muy recomendable el uso de teclado

Un mundo sin fin

Si hay un elemento que está fuera de toda duda con respecto a RPG Maker MV ese es su colosal duración. Diseñar nuestro propio RPG puede llevarnos desde una decena a cientos de horas dependiendo únicamente de la ambición que tengamos y eso antes del lanzamiento de los paquetes con nuevo contenido que llegarán en forma de DLC. Además, una vez que acabemos el juego que estamos creando, siempre nos quedará jugarlo.

Tampoco debemos olvidar que el título permite al acceso a un foro de creadores en el que poner nuestras creaciones a disposición de la comunidad, así como acceder a las obras de los demás. Por si eso fuera poco su desarrolladora ha prometido mantener al título vivo mediante la organización de concursos temáticos en los que se premiarán las mejores creaciones. El único, pero en este aspecto es que NIS América ha confirmado que no podremos acceder a los títulos que se hayan diseñado en plataformas diferentes de la nuestra. Una verdadera lástima ya que RPG Maker MV en su versión de PC dispone ya de una entregada y activa comunidad de creadores.

El foro de creadores de RPG Maker MV permitirá tanto compartir nuestros trabajos como disfrutar de los del resto de usuarios

Veredicto

RPG Maker MV es una rara avis en el mundo de las consolas, mucho más parecido a un programa de creación que a un videojuego. Si eres un amante de los JRPG clásicos que además siente curiosidad por su creación, te enganchará durante meses siempre y cuando seas capaz de sobreponerte a su áspero aspecto. Si solamente quieres disfrutar de títulos del género podría merecer la pena para jugar de forma gratuita a las creaciones del resto de usuarios, y ¿quien sabe?, puede que a la larga te termine entrando el gusanillo.

RPG Maker MV

Duración: Incalculable
7

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

5.0/10

Aspectos Positivos

  • Sus casi infinitas opciones de diseño
  • Su carácter social
  • Es una experiencia única en consola

Aspectos Negativos

  • Que no haya forma de que un evento no se repita después de cambiar de mapa
  • Que no podamos jugar con las obras creadas por usuarios de otras plataformas
  • Que no incluya de serie el contenido de los DLC de la versión de Steam