Análisis de Ruiner (Switch). El hijo cyberpunk de Hotline Miami llega a Nintendo Switch

Análisis de Ruiner. El hijo cyberpunk de Hotline Miami llega a Nintendo Switch

Ruiner es un juego ideal para el catálogo de Devolver Digital, que nos da otra dosis de lo que les hace reconocibles

Si Hotline Miami se hubiera hecho en un entorno Cyberpunk, claramente el título se llamaría Ruiner. El juego desarrollado por Reikon Games (fundada por cuatro desarrolladores polacos, involucrados en juegos como Dying Light, This War of Mine y la serie Witcher) en el año 2017, llega a Nintendo Switch para que desentrañeis la enrevesada trama de su protagonista y la misteriosa mujer que lo acompaña.

Es increíble pensar el poco tiempo que ha tardado Devolver Digital en plantarse en la industria de los videojuegos de la manera en que lo hizo, ya que en pocos años adquirió un protagonismo inusitado para una distribuidora de juegos indies. Pero si repasamos su corta carrera, podremos ver por qué se hizo lugar en una escena tan saturada: en base a títulos sangrientos y violentos, forma bastante fácil de captar la atención de todos, pero que derrochan calidad.

No hace falta aclararlo, sin embargo me es indispensable decir que Hotline Miami fue su caballo de Troya y el juego que los lanzó al estrellato. ¿Y por qué digo que es indispensable? Porque en Ruiner se le notan a la legua las huellas que dejó HM en él, aunque con la diferencia necesaria para no estar dependiendo del éxito de su padre.

El menú de inicio de Ruiner nos da la pauta de que el protagonista no sabe nada sobre sí mismo

Una historia muy Devolver Digital

La historia de Ruiner transcurre en Rengkok, un lugar completamente cruzado por la tecnología donde hasta la vida de los seres humanos está decidida por las máquinas. Nuestro protagonista, un pseudo-hombre con una máscara que es una pantalla, recibe la orden de “asesinar al jefe” si quiere seguir viviendo.

A medida que avancemos, iremos recibiendo mensajes a pantalla completa de “Nuestro Amo y Señor” que interfieren con lo que estamos haciendo para darnos indicaciones. Pero, mientras continuamos la historia, aparecerán los mensajes una mujer pidiéndonos que “despertemos” y que no cometamos un error haciendo lo que se nos pide.

Mago liberando un montón de maníacos para exterminarnos

Finalmente, dicha chica consigue liberar al protagonista de las garras del captor y le explica que fue hackeado por alguien llamado “Mago” y así someterlo a su voluntad, asesinando personas para su propio interés, pero que todavía no está a salvo ya que tienen cautivo a su hermano para chantajearlo y que cumpla todo lo que le piden. Para ello, deberemos asesinar a Mago y a toda la lista de secuaces que lo acompañan.

Ella“, el nombre con el que conocemos a nuestra supuesta salvadora, le pide que vaya a la zona sur de la ciudad para encontrarse con Mechanix (¿un tributo a la canción que sale en el primer disco de Megadeth “Killing Is My Business… And Business es Good!”, y que en el “Kill ’em All” de Metallica se llama “The Four Horsemen” tal vez?), un viejo mecánico que ayuda a nuestro protagonista enseñándole a utilizar las habilidades que conseguiremos a lo largo del juego.

El viejo Mechanix nos ayuda a recuperarnos y nos enseña cómo se usan las habilidades que vamos obteniendo en Ruiner

Pero ese es solo el inicio de la aventura para capturar a Mago, intentar liberar al hermano del protagonista y salir con vida de este extraño mundo cyberpunk. En la única persona que podemos confiar es en “Ella“, pero ¿es realmente alguien que quiere ayudar o, acaso, no es más que otra oportunista que se aprovecha del protagonista? Sólo nos queda seguir la corriente para tratar de entender lo que sucede.

Hotline Miami: versión Cyberpunk 2077

A primera vista salta la evidencia de que Ruiner está basado en el juego más conocido de Devolver Digital. Con una cámara isométrica, controlaremos al protagonista sin nombre por escenarios que están divididos por etapas, y que sólo podremos avanzar eliminando las oleadas que recibiremos en cada una de ellas. A diferencia de Hotlime Miami, un golpe no significará una muerte segura sino que tendremos una barra de vida que nos permitirá recibir varios golpes.

Para cumplir nuestro objetivo, contaremos con una palanca al más puro estilo Half-Life, que nos permitirá golpear a nuestros enemigos cercanos; pero también tendremos una pistola, con munición ilimitada, que nos permitirá atacar a la distancia. A medida que derrotamos enemigos y avanzamos en el mapa, podremos tomar del suelo distintas armas a distancia que serán mucho mejores que la que tenemos por defecto, aunque claro que son de uso limitado.

El mapa de Rekgnok, la ciudad cyberpunk, donde podremos realizar algunos recados para obtener experiencia

Cada vez que logramos realizar un combo de muertes, el tiempo se ralentizará para permitirnos golpear a nuestros enemigos con mayor precisión. Ésto es muy útil, y le da un aspecto muy moderno, ya que el título en sí es muy dinámico en cuanto a su gameplay. Y, de la mano de esa habilidad, podremos desplazarnos a un punto específico del escenario para escapar rápidamente de algún adversario.

A unos meses de la salida del esperadísimo (y retrasadísimo) nuevo título de CD Projekt Red, es imposible no pensar en él cuando se nos habla de un juego con temática cyberpunk. Y, a decir verdad, no está tan mal que se nos venga a la cabeza cuando hablamos de Ruiner.

Más allá de la ambientación, hay algo que nos hace recordar al título que saldrá en noviembre de este año: el componente RPG. Como bien saben, Cyberpunk 2077 está basado en un juego de rol de mesa, por lo que es un RPG puro y duro con mezcla de First Person Shooter. Pues bien, Ruiner también tiene un componente RPG que lo hace diferenciarse radicalmente de su comparación inmediata con Hotline Miami.

El “árbol” de habilidades es bastante completo

A medida que matamos enemigos y avanzamos en Ruiner, recibiremos puntos de Karma: Éstos nos permitirán incorporar y mejorar una gran cantidad de habilidades. Como ejemplo, podremos elegir nosotros cuándo ralentizar el tiempo, no sólo en los combos, además de aumentar la duración de ese efecto; o adquirir la capacidad de tener un escudo que nos permita bloquear las balas que nos disparan.

En ese aspecto, el juego cumple con creces y da gusto notar cómo nuestro personaje se vuelve cada vez más poderoso. Al finalizar cada capítulo, recibiremos una nota de acuerdo a nuestro rendimiento y se nos dará una determinada cantidad de Karma como recompensa.

Otro punto interesante es que una nave convertirá en Karma las armas que dejemos tiradas en suelo, al finalizar cada combate, y también fabricará una más fuerte que todas las anteriores. Por lo que podremos olvidarnos de tener que subir de nivel al protagonista, ya que el juego da los puntos necesarios para comprar las habilidades.

Al final de cada capítulo, Ruiner nos mostrará nuestras estadísticas al más puro estilo Hotline Miami

Es imposible no notar que, a medida que el juego avanza, su mayor problema radica en sus controles. Mientras que nos movemos con el stick derecho, con el izquierdo podremos apuntar nuestras armas para mayor precisión a la hora de golpear a nuestros enemigos. La idea está bien pensada, pero el juego es tan rápido y dinámico que, aunque hagamos nuestro mejor intento, nunca lograremos manejar la situación como realmente quisiéramos. De hecho, la habilidad para ralentizar el tiempo es una forma de subsanar eso, y terminaremos abusando de ese recurso en detrimento de las otras.

Es una lástima porque hay una gran variedades de destrezas que quedan olvidadas. Por supuesto que el juego tiene la misma idea que Hotline Miami y moriremos muchas veces pero, a menos que le dediquemos una gran cantidad de horas horas para aprender a usar muy bien una habilidad, no usaremos todas.

El fuego es efectivo contra los rivales, van a quedar carbonizados

En cuanto al rendimiento en Nintendo Switch, Ruiner funciona correctamente sin grandes caídas de frames por segundo. Aunque, a decir verdad, es un juego del año 2018 sin un apartado gráfico demasiado demandante, por lo que lo mínimo esperable es que funcione bien. Aún así, el arte del juego es excelente y las interrupciones, como si de un error de SO se tratase, le dan un toque cibernético que es brillante para el género. Crea un ambiente que vale la pena experimentar.

Lo malo para la consola híbrida de Nintendo es que consume una gran cantidad de batería, por lo que jugarlo en modo portátil a Ruiner puede ser un poco frustrante, dado que deberíamos cargar nuestra Switch constantemente. Es raro que ésto suceda porque, como dije anteriormente, no es un título que sea muy demandante pero, imagino, debe ser una cuestión de optimización (ya que esto mismo también pasa en otros juegos como, por ejemplo, Deadly Premonition Origins).

Para acceder a determinados lugares en Ruiner, deberemos hackear puertas apretando la combinación de botones que se nos pide

Para finalizar, y no siendo menos importante, cabe destacar lo bueno que es la banda sonora de Ruiner. Está conformada por varios artistas del género Synthwave que tan bien queda en juegos con estilo cyberpunk. Es por ésto que no son canciones originales para el título, pero la selección está perfectamente curada (y, una vez más, existe otro punto de comparación con su padre Hotline Miami).

Veredicto

En Ruiner el ambiente cyberpunk está exquisitamente logrado, con escenarios lúgubres, llenos de tecnología y simulaciones de bugs, como si de un sistema operativo se tratase, que nos meten de lleno en la historia. El gameplay es adictivo, muy parecido a Hotline Miami, y el componente RPG le sienta de maravillas, para que el juego no se vuelva repetitivo.

El gran problema de Ruiner son los controles que, en un inicio, puede ser molestos y nos obligan a usar siempre los mismos recursos, en detrimento de la gran cantidad de habilidades que podemos elegir para combatir. El port a Nintendo Switch está bien logrando, aunque consume bastante batería en modo portátil

Ruiner

Duración: 8 h
7.5

Jugabilidad

6.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

9.0/10

Innovacion

8.0/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

6.0/10

Aspectos Positivos

  • Gameplay adictivo y muy bien planteado
  • El estilo cyberpunk está perfectamente logrado
  • El componente RPG hace que juego no se vuelva repetitivo
  • Banda sonora bien elegida para crear ambiente

Aspectos Negativos

  • Controles que pueden ser bastante molestos y frustrantes, sobre todo en dificultades elevadas
  • Consumo excesivo de la batería en el modo portátil de Nintendo Switch