Análisis de Rune II Decapitation Edition (PC). Arreglando el desastre a base de golpes

Rune II Decapitation Edition arregla los graves problemas que presentaba su primera versión

Rune II Decapitation Edition arregla los graves problemas que presentaba su primera versión logrando acercarse a las expectativas creadas.

Rune 2 Decapitation Edition es la revisión y puesta al día por parte de Studio 369 del título original, tras el estrepitoso fracaso y criticado lanzamiento del mismo a cargo de sus desarrolladores, Human Head Studios. Sin entrar en polémicas sobre si la obra original fue saboteada y posteriormente abandonada por sus propios desarrolladores, algo sobre lo que han corrido ríos de tinta, sí que puedo adelantaros que la versión preparada por Studio 369 es mucho mejor que lo visto en 2019.

En poco menos de un año, este pequeño estudio ha conseguido insuflar nueva vida a un título que nació con muchísimas esperanzas depositadas en él pero que, por sus múltiples problemas a nivel de jugabilidad y profundidad, no gustó a nadie, ni a crítica ni a jugadores.

Análisis de Assassin’s Creed Valhalla

Pero todo esto es ya agua pasada; hablemos de Rune 2 Decapitation Edition como si fuera un juego nuevo, que lo es, sin mencionar más su pasado turbio, porque así se lo ha ganado. La propuesta nos pone en la piel de un bárbaro que deberá enfrentarse ni más ni menos que a Loki. El díscolo hijo de Odín que, como siempre, anda causando problemas por doquier, ha sumido a los 9 mundos en un constante Ragnarok, un apocalipsis sin fin, una orgía de muerte y destrucción vitaminada digna de los sueños más húmedos de los seguidores de la mitología nórdica.

Los escenarios de Rune II recrean a la perfección la atmósfera nórdica

Calmar a un dios enfadado no es algo sencillo

Nuestra misión, cómo no, será evitarlo y ya os aseguro que para detener sus planes no bastará con presentarse ante él y pedirle a Loki que se calme y se tome unas cervezas contigo, no. Impulsados por una campaña basada en el clásico sistema de misiones relatadas por un narrador, nuestras aventuras nos llevarán a explorar vastos territorios ambientados en tierras escandinavas. Esto es, toda una plétora de densos bosques, acantilados brumosos, colinas y cordilleras inexpugnables, profundas cuevas y mares, sobre todo aguas por las que navegaremos con nuestro drakkar en busca de nuevas aventuras.

Rune II nos invita a lanzarnos a la aventura

Pero Rune II no es un juego de exploración, que también, sino de acción y para confirmarlo nada mejor que salpimentar los escenarios con unos cuantos vikingos furiosos y enfervorizados por la promesa de un Ragnarok eterno que les proporcionará una muerte gloriosa. Estos son los enemigos más numerosos con los que nos encontraremos y rara vez nos atacarán en solitario. Utilizan diversas tácticas de combate, disponen de distintas armas y saben muy bien cómo emplearlas. También es cierto que en ocasiones, puede ser bajo nuestra influencia, se quedan aturdidos para que les convirtamos en piñatas de carne, huevo y vísceras.

En Rune II prepárate para morir… si tú, tú, el que lee esto

En Rune II no sólo nos enfrentaremos a nuestros vigorosos congéneres. Midgard está plagado de criaturas salvajes poco amistosas y brutales, así como de elegidos de los dioses y toda una horda de no muertos, guerreros caídos en desgracia, que intentarán arrastrarnos junto a ellos a tan funesto destino. La acción tiene lugar por diversas localizaciones y habrá ocasiones en las que echaréis de menos aquellos momentos en las que exploráis una zona y no encontráis ni un enemigo.

Análisis de Demon’s Souls

A lo largo de la campaña de Rune II iremos descubriendo nuevos territorios y recuperando asentamientos y aldeas, que harán las veces los puntos de reabastecimiento de nuestro personaje. En ellas podremos establecer el lugar de recuperación y encontraremos también los edificios y herramientas con las que fabricar nuevos objetos, reparar nuestras armas, cocinar alimentos, obtener bebidas y misiones. También tendrán lugar algunos eventos en ellas, como los asaltos a cargo de tribus enemigas que intentarán desbaratar nuestros planes.

En Rune II los enemigos rara vez aparecerán de uno en uno

El sistema de crafteo de Rune II es bastante sencillo en cuanto a su ejecución, y completo en cuanto a posibilidades. Disponemos de varias pestañas temáticas en las cuales se despliega un listado de armas, herramientas, armaduras y materiales, por mencionar algunos. Cada elemento de este listado nos muestra de forma clara los ingredientes que necesita y si disponemos o no de ellos. Si contamos con ellos, basta con pulsar sobre el icono del martillo y fabricaremos el objeto al instante. Me hubiera gustado que esto fuese más interactivo, sobre todo en la fabricación de grandes objetos como barcos o la forja de armas.

El inventario y panel de crafteo de Rune II son muy intuitivos

Rune II presenta un interesante árbol de habilidades

En la misma ventana contaremos con varias pestañas, como aquella que nos muestra nuestras estadísticas y equipo, y la de skills, que es sin duda la más interesante. Esta pestaña nos muestra las habilidades que hemos obtenido mediante los puntos que podemos gastar cada vez que subimos de nivel. Usando un sistema clásico de árbol, encontraremos multitud de opciones que potenciarán determinados factores de nuestro personaje, así como de dotarnos de nuevas habilidades que usar durante el combate.

Además de este sistema, cada vez que subamos de nivel en Rune II recibiremos puntos de atributos que podremos gastar en mejorar aspectos más mundanos como son la fuerza, que afecta a la potencia de los golpes, a nuestra resistencia y capacidad de recuperación al ser atacados; destreza, que mejora nuestra habilidad con las armas; resistencia, aumentando los puntos de salud, regeneración y resistencia a elementos; y defensa, que, como ya nos imaginamos se centra en los aspectos más defensivos del personaje como el bloqueo y resistencia a tipos de ataques especiales.

En Rune II puede acechar un enemigo tras cualquier esquina u árbol

Para terminar de rizar el rizo en cuanto a habilidades, tenemos la opción de elegir entre seguir la senda de Thor, Odín o Helya y ganarnos su favor a cambio de poderes sobrenaturales como el de dominar a las bestias, una fuerza descomunal (por si acaso no íbamos ya sobrados) o la capacidad de convertirnos en una tormenta de rayos primigenia que arrasa con todo a su paso. Si lo tuyo no es postrarte ante nadie, siempre podrás elegir la senda del paganismo y currártelo todo por ti mismo, ¡Que los dioses se apiaden de ti!

Todas estas aventuras podemos vivirlas en solitario y también en modo cooperativo. Sin duda, Rune II gana muchos enteros cuando lo disfrutas junto a otras personas, sobre todo si son colegas. Podría decirse que son casi dos juegos distintos. Y no, no soy exagerado, para mí es un gran aliciente poder compartir un título junto a otras personas.

Rune 2 Decapitation también nos propone un sistema de PVP en el que podemos enfrentarnos en un deathmatch en solitario o por equipos. Por desgracia los servidores estaban completamente vacíos y no he podido partirme la cara con nadie. Una lástima, porque el juego promete en este aspecto.

Técnicamente, una de cal y otra de arena

El apartado gráfico de Rune II me parece más que correcto. Es cierto que no cuenta con el mejor arte y texturas del panorama, pero no te vas a arrancar los ojos al verlo en movimiento. El diseño de los escenarios, los efectos de nuestras habilidades y las de los enemigos y la recreación de los diferentes climas logran sumergirnos en la experiencia sin problemas.

La banda sonora de Rune II pasa bastante desapercibida, al menos para mí. Me hubiera gustado que tuviera algo más de protagonismo. Tampoco es que se necesite una filarmónica detrás pero la configuración de sonido por defecto deja la música ambiente en un plano bastante secundario.

Ahora que hemos repasado un poco de qué va y lo que nos vamos a encontrar en Rune 2 Decapitation Edition, quisiéramos comentar algunos aspectos que consideramos importantes. El primero es que no termino de entender el spanglish del que hacen uso. No sé si ha sido descuido, si es un error, pero hay partes que están en inglés y otras en español. No es que sea muy grave, aunque si no dominas la lengua de la pérfida Albión te perderás la narración de Heimdall, nuestro guía.

Rune II presenta aún algún bug, como que si no guardas frecuentemente puedes perder no solo el progreso que lleves, sino toda la partida. Me explico. En una de mis aventuras no guardé el juego tras abandonar la primera isla. Cuál fue mi sorpresa al entrar al título y descubrir que aparezco en el inicio del mismo y que al adentrarme en el mar en dirección a las nuevas tierras que descubrí el día anterior (y donde transcurre la campaña) no hay nada, sólo una jarra metálica flotando en el aire.

Me hizo gracia porque la cosa no fue muy grave, pero si esto te pasa con la aventura mucho más avanzada puede que acabara desinstalando el juego para siempre.

Aquí debería haber una isla… al menos tengo taza para el desayuno

Veredicto

Rune 2 Decapitation Edition es un buen título que mejora con mucho lo que nos encontramos hace un año. Sin embargo, no es perfecto y no va a convertirse, no al menos en este estado, en un clásico. Su buena ambientación y propuesta se ven ligeramente empañados por algunos fallos como los relacionados con su traducción o la aparición de ciertos bugs. Si los desarrolladores de Studio 369 le dan un poco más de cariño, podremos encontrarnos ante una propuesta que merecerá mucho la pena probar.

Rune II Decapitation Edition

Duración: 20 h.
7

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.0/10

Narrativa

7.0/10

Innovación

5.0/10

Sonido

6.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Amplio mundo que explorar
  • Ambientación muy lograda
  • Gran variedad de enemigos

Aspectos Negativos

  • Traducción incompleta
  • Presencia de ciertos bugs
  • Banda sonora infrautilizada