Análisis de Serial Cleaners (PC). El lado desconocido y poco agradecido del crimen

En un crimen, siempre se habla de la policía y del criminal. En Serial Cleaners asumimos el rol de los que limpian la escena del crimen

Serial Cleaners

Hace poco menos de un mes pude probar en la Gamescom Serial Cleaners, un título de Draw Distance que hace las veces de secuela de ese Serial Cleaner que se lanzó hace ya cinco años. La premisa del juego es tan original como clara. En un mundo donde los asesinatos y los crímenes están a la orden del día, alguien tiene que encargarse de dejar la escena del crimen como los chorros del oro para evitar incriminaciones indeseadas y la injerencia de la policía.

Esta secuela pega un salto en el tiempo y nos sitúa en plena nochevieja de 1999 en la cual cuatro limpiadores de crímenes profesionales se reúnen para compartir sus peripecias. Esto no quiere decir que nos encontremos en absoluto ante una ausencia de trama per se. De hecho, según vayamos avanzando con cada uno de los personajes iremos viendo cómo las historias se entrelazan más de lo que esperábamos y asistiremos a algún giro inesperado en los capítulos finales de la obra.

Cuatro limpiadores y un destino

Si hay un aspecto en el que destaca este Serial Cleaners es, sobre todo, en lo referente a los protagonistas. Cada uno de ellos posee un trasfondo y habilidades específicas y en absoluto será lo mismo controlar a uno que otro en la escena del crimen. El equipo, si es que se le puede llamar así, está capitaneado por Bob, el mayor del grupo y el que más contacto ha tenido con el hampa.

Bob es el eje del grupo, el que les une a todos

Con Bob, la jugabilidad es más pausada, teniendo nosotros que encontrar lugares donde esconderle cuando la policía se aproxima. Eso sí, si ha de huir, no tiene problema en deslizarse por los chorros de sangre que dejan en el suelo los cadáveres al ser arrastrados. Bob, en este caso, sugiere meterlos en bolsas, pero no siempre es posible.

Las generaciones más jóvenes están representadas por Vip3r, una hacker que usa su habilidad con los ordenadores para camuflar una mayor debilidad física. En las misiones en que la controlamos, será capaz de bloquear el acceso a puertas, apagar interruptores o eliminar servidores en un solo instante todo ello con el fin de volver loca a la policía.

Con Bob vivimos una experiencia más pausada y basada en el sigilo

Psycho te sacará más de una sonrisa

En su punto opuesto está Lati, un auténtico portento físico capaz de realizar las mayores acrobacias para moverse de manera grácil por la escena del crimen. Es el único personaje capaz de trepar y correr con cierta velocidad, aspecto que usa a su favor para zafarse de los policías cuando advierten su presencia.

Finalmente, he dejado para el final a Psycho, un auténtico torbellino. Con la cabeza bastante poco amueblada y un carácter algo rudo, va armado con una motosierra con la que despedaza elementos de mobiliario y, por qué no decirlo, cadáveres. A su favor podemos decir que es el personaje de Serial Cleaners que tiene más fácil atacar a los enemigos, ya que puede usar las extremidades cercenadas de los cuerpos de las víctimas para noquear a la policía. Llegado el caso, puede incluso arrastrarlos a unas instalaciones especiales donde bloquear su actividad de manera permanente.

Psycho usa una motosierra para despedazar a sus víctimas

Cumpliendo los protocolos a rajatabla

Presentados los protagonistas, es hora de hablar un poco de cómo está estructurado este Serial Cleaners. La historia del juego está dividida en capítulos y en cada uno de ellos revisitaremos un escenario del crimen del pasado con los diferentes personajes. Salvo en algún caso esporádico, solo controlaremos a uno de ellos en cada fase, avanzando la historia de los cuatro de manera más o menos paralela.

Una vez entramos en el escenario del crimen, el objetivo suele ser casi siempre el mismo: deshacernos de los cadáveres, de las pruebas y dejar todo como una patena. Eso sí, a los pocos instantes de que nos hayamos puesto en acción, llegará la policía con el objetivo de atraparnos. En cuanto advierten nuestra presencia, se llena un indicador de peligro.

Si llegamos a tres, su persecución será implacable, pudiendo dispararnos y dar fin a nuestra misión. Eso sí, si logramos escapar y permanecer tranquilos durante un rato, el peligro pasará. Si las tenemos a mano, también podemos usar las pruebas más grandes para dejarles noqueados durante un breve instante de tiempo.

Con Lati podremos usar alguna acrobacia que otra para huir de la policía

Cada uno de los policías tiene un cono de visión concreto y podremos adivinar en qué zonas estaremos más o menos seguros. Eso sí, son sensibles al ruido y tienen bastante buena vista, así que yo no iría dejando chorros de sangre tras de mí si quiero tener alguna posibilidad de escapar. Sí que me gustaría resaltar que la inteligencia artificial a veces funciona de una manera extraña, ya que un mismo policía puede verte desde 10 metros, pero no advertirte si pasas detrás suyo mientras mira en otra dirección.

Solo con un trapo no se quitan las manchas de sangre

El último paso de cada nivel, una vez nos hemos deshecho de cuerpos y pistas, es dejar el suelo libre de sangre. Para ello, usaremos un módico aspirador que iremos pasando por los rastros de sangre que hemos ido dejando. No creáis que la policía ve esto con buenos ojos tampoco, así que habrá que ir con cuidado.  Una vez hemos limpiado lo suficiente, tendremos que ir al punto de extracción, lugar en el que depositamos cadáveres y pruebas, para escapar.

Al final, Serial Cleaners es la historia de cuatro amigos que se juntan para contarse sus batallitas

La mayoría de los niveles de Serial Cleaners cumplen con este patrón, aunque hay otros, especialmente los protagonizados por Vip3r, que innovan haciéndonos buscar objetos concretos dentro de la fase o permitiéndonos hacer alguna que otra trastada a la policía mediante el hackeo. Al final, navegar por cada uno de los niveles se convierte en una representación jugable del juego del gato y el ratón. Tenemos que movernos con sigilo o con rapidez para poder zafarnos de los rivales mientras buscamos el camino más corto entre la prueba o cadáver y el punto de eliminación.

No estamos tan indefensos como parece

Según avanzamos la trama, los niveles se complican, contando con diferentes alturas y con elementos adicionales como trampillas por las que poder escabullirnos. También aparecerán nuevas mecánicas con las que despistar a nuestros perseguidores como, por ejemplo, activar ruidos en una zona contraria del escenario en la que estamos.

Gracias a Vip3r y sus habilidades de hackeo podremos burlar a los policías

Eso sí, pese a estos pequeños cambios, al final te queda una cierta sensación de repetitividad. Al final los objetivos de cada nivel son siempre los mismos, cambiando simplemente el escenario en que transcurre cada una de las fases. Considero un acierto la presencia de ciertos interludios narrativos que sí que aportan algo de variedad jugable, además de suponer puntos clave donde se desarrolla la trama.

Breve, bonito e intenso

Si hay un aspecto que destaco en ciertos títulos es que sean capaces de tener una duración comedida antes de llegar a hacerse demasiado repetitivos. Afortunadamente, este es el caso de Serial Cleaners. Podemos completar la trama en 8-10 horas que se nos pasarán volando. En cuanto a la dificultad he de decir que el juego es bastante indulgente.

Cada vez que nos pillen volveremos a un punto de guardado anterior, sin tener que repetir la misión desde el principio. Finalmente, debido al carácter de la obra, el título no es especialmente rejugable. Eso sí, sí que podremos decidir en el orden en que acometemos algunas de las misiones, resultando en pequeños cambios en la trama.

Si despedazamos a un cadáver, podremos usar sus extremidades para noquear a los policías

Técnicamente, cumplidor y al servicio de la experiencia

En cuanto al apartado técnico, Serial Cleaners apuesta por una vista isométrica. Su aspecto visual mezcla el realismo de los escenarios con un toque de cell-shading para los personajes. La vista desde la que vemos la acción es bastante lejana y nos impide observar en detalle a los personajes. En este caso, la experiencia se centra en que tengamos la más amplia vista del escenario en que tenemos que desenvolvernos. No es un apartado que destaque en especial, aunque sí me han gustado los toques de humor de los que se ha impregnado la obra.

La banda sonora de Serial Cleaners es de esas que acompañan perfectamente el escenario. Melodías jazz irán siguiendo nuestros pasos mientras exploramos las distintas habitaciones buscando pruebas y cadáveres. Además de unos efectos sonoros bastante trabajados, de vez en cuando asistiremos a diálogos entre los distintos personajes, sobre todo en las escenas intermedias entre niveles. Estos están perfectamente traducidos al castellano, pero mantienen el doblaje en inglés. En resumen, un apartado técnico cuidado y al servicio de la experiencia que sus autores nos proponen.

Pese a que Serial Cleaners trata el siempre turbio mundo del crimen, a veces hay momentos emotivos que sirven para empatizar con los personajes

Veredicto

Serial Cleaners es uno de esos títulos especiales que hay que jugar para entenderlos. Lo que en principio parece una propuesta de puzles más, se convierte en una frenética representación del juego del ratón y el gato donde aprenderemos que los pasos en falso se pagan. Pese a que la experiencia puede hacerse repetitiva a la larga, es capaz de mantener la atención del espectador gracias a un buen guion y, sobre todo, a la facilidad de manejo y asimilación de las mecánicas. Una grata sorpresa, sin lugar a duda.

Duración de Serial Cleaners

8-10 horas
7

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Innovación

8.5/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

8.5/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Mecánicas de juego divertidas y fáciles de asimilar
  • Buen trato del apartado narrativo
  • Acertado sentido del humor

Aspectos Negativos

  • Puede llegar a hacerse repetitivo
  • Algún leve problema con las colisiones con ciertos objetos
  • La IA a veces no funciona como debería

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí