Análisis de Song of Horror (PS4). El terror nunca fue tan gratificante

Song of Horror

Song of Horror nos envuelve en una nube de terror y misterio a lo largo de cinco capítulos bien entrelazados y en el que estaremos sometidos y perseguidos constantemente por una extraña presencia, cuya única misión será acabar con nuestra vida.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Protocol Games ha estado trabajando durante 6 años en este título con el objetivo de llevar al género de terror a una cota más alta y dándonos por el camino una sensación de logro y alivio poco antes conocida en este tipo de propuestas. Te lo contamos al completo en este análisis.

Los estudios españoles también han mostrado de sobra su talento a la hora de realizar videojuegos y si algo nos ha enseñado nuestra industria cinematográfica, es que somos expertos en suspense y misterio. El factor psicológico, el miedo a lo desconocido y la tensión que se siente en el ambiente ante lo inesperado, son los ingredientes perfectos para conseguir una propuesta de terror excelente.

El temor a lo desconocido es terriblemente frustrante y nos ahoga en nuestras propias gotas de sudor ante el miedo de encontrarnos con un temible peligro a cada paso que damos. En Song of Horror experimentaremos esta sensación continuamente a lo largo de todos los capítulos en que se divide la obra y que hará que tengamos el corazón en un puño de manera constante.

Sin embargo, como bien diría Sócrates, después de la tormenta siempre llega la calma y también descubriremos otras facetas del miedo como la superación de este mismo, el hacer frente a nuestros peores temores y el alivio que recorrerá nuestro cuerpo, producto de haber vencido a las adversidades.

Song of Horror es, en el fondo, una historia de búsqueda de un ser querido. Otra cosa es cómo se lleve a cabo

La aleatoriedad como modelo narrativo

Una de las particularidades más efectivas que hemos encontrado a la hora de adentrarnos en Song of Horror es su especial atención en su diseño artístico y en las sensaciones que provoca su extraña historia. Desde el minuto uno conoceremos a la figura de Daniel, un columnista que ha tenido un pasado difícil debido a problemas con la bebida y que, ahora rehabilitado, se dedica a cubrir noticias e historias para una editorial.

Sin embargo, el destino le depara una situación completamente extraña. Ante la petición de su jefe, se le encomienda que busque desesperadamente al escritor clave de la editorial, Husher, el cual ha dejado de dar señales de vida durante varios días. Nuestra misión en Song of Horror consistirá en ir a su casa a investigar y dar con el paradero de Husher.

Pronto se nos van a torcer las cosas y Daniel va a quedar atrapado en un sótano, perseguido y golpeado constantemente por una oscuridad y una melodía un tanto peculiar que emerge de algún tipo de caja de música. De esta manera, se nos van a presentar una serie de personajes para afrontar la aventura, donde va a destacar la ex mujer del mismo Daniel la cual se va a ofrecer a buscarlo y dar con él.

En busca de Daniel por la mansión Husher

Es en este momento cuando nuestro papel en Song of Horror toma forma y nos ponemos a los mandos al adentrarnos en la mansión de Husher: no tardaremos en darnos cuenta de que algo no va del todo bien. La casa está oscura, los pasillos son estrechos, las habitaciones están llenas de cosas y escuchamos sonidos extraños a cada paso que damos. Sin embargo, pronto descubriremos a la auténtica protagonista de esta función: la presencia.

No se sabe muy bien a ciencia cierta qué es, solamente podemos intuir una suerte de ser de oscuridad compuesta por brazos, ruido y que viene a decirnos directamente, pero sin palabras, “voy a matarte”. Esta IA es el atractivo principal de esta obra y el componente más brillante que hace que Song of Horror sea una propuesta de terror poco antes vista.

Análisis de Aerial_Knight’s Never Yield

La presencia nos pondrá trampas en nuestro recorrido, intentará abrir puertas para acabar con nosotros y nos estará esperando al otro lado de algunas habitaciones para pillarnos desprevenidos y, además, contando con un componente aleatorio. La aparición de la presencia de Song of Horror se basa en un algoritmo invisible que tiene en cuenta nuestra forma de jugar, si lo hacemos bien o mal, si estamos parados o corriendo constantemente. Todo ello conforma una serie de cálculos aleatorios que tienen incidencia en la mayoría de los sucesos a los que haremos frente en este título.

En Song of Horror tendremos que hacer frente a la presencia con una serie de minijuegos

Gracias a toda esta aleatoriedad conseguimos que cada partida sea diferente. Es probable que, llegados a cierto punto de la historia, explote una bombilla del pasillo y es todavía más probable que si otro jugador llega a ese punto en vez de eso observe una figura vestida de blanco en el fondo del pasillo. Nunca sabemos qué es lo que va a suceder a continuación, no hay nada marcado y mucho menos definido en esta obra y esto hace que tengamos la tensión y el miedo en el cuerpo en todo momento.

A lo largo de las 15 horas que nos ha durado el título al completo, lo cual depende de nuestra forma de jugar, hemos sentido verdadero miedo y angustia llegado a ciertos momentos, pero siempre acompañados de un sistema de recompensas muy satisfactorio. Salir vivo ante la amenazada de la presencia o descubrir un nuevo camino siempre es gratificante para el jugador y Song of Horror es justo en ese aspecto con él.

En Song of Horror podremos escoger a diferentes personajes en cada capítulo con sus diferentes condiciones

Mecánicamente sencillo, pero emocionalmente brillante

Lo cierto es que jugando a este Song of Horror no he podido dejar de notar inspiraciones en otros títulos conocidos de la industria. El juego presenta un sistema de puzles mediante la obtención de objetos distribuidos por todo el escenario que nos dará acceso a otros lugares para proseguir con la aventura al más puro estilo Resident Evil.

También cuenta con ese toque tétrico y perturbador que tenían los Silent Hill y con un desarrollo de decisiones implícitas en sus mecánicas jugables que nos harán movernos entre la vida y la muerte como ya hicieron con Until Dawn.

Todo el juego es una referencia al más puro estilo de terror y survival horror y así se aprecia en su apartado jugable. Solamente podemos correr y escondernos, nada de armas. Vamos a ser perseguidos y azotados por los constantes ruidos, tendremos que hacer frentes a puzles muy bien llevados y originales, habremos de conseguir coleccionables y enfrentarnos a una presencia que parece más bien indestructible.

Song of Horror cuenta con ingeniosos puzles y muy bien llevados

No estaremos solos en la oscuridad y nos veremos acompañados por esa querida luz que suelen portar los personajes que tenemos: linterna, vela o mechero, cualquiera de estos elementos es nuestro mejor aliado ante la penumbra a la que vamos a vernos sometidos. Los distintos personajes, dotados con una serie de cualidades como la fuerza, la resistencia o la calma, van a tener relación directa o indirecta con la historia y aquí es donde Song of Horror nos va a presentar a su segunda protagonista: la muerte permanente.

Si un personaje muere durante nuestra aventura, no podremos utilizarlo más. Aunque tenemos la posibilidad de desactivar este componente, lo cierto es que el título se ha desarrollado en torno a esta idea y la verdad, le da un componente narrativo exquisito y hace que nos tomemos la experiencia con cautela.

Sin embargo, hay un pero en todo esto, ya que en algunas ocasiones podemos sentir que Song of Horror es injusto con nosotros ya que hemos caído en una trampa o porque hemos investigado algo que no teníamos que hacer. La curiosidad mató al gato, pero poca culpa tenía él si estaba dando vueltas como un tonto y pensaba que cierta bañera escondería una llave para seguir con la aventura.

Tampoco quiero criticar este apartado, el juego es totalmente disfrutable y los reinicios siempre nos van a ofrecer algo diferente en caso de que todos nuestros personajes se mueran, pero sí que notas un poco de frustración en estos pequeños detalles después de tanto sufrimiento en tu aventura o porque simplemente hemos perdido a un personaje importante para la trama.

Esto es lo que vamos a ver durante toda la aventura: oscuridad

La ambientación y el sonido como recurso principal

Song of Horror también destaca por su ambientación oscura y tétrica. Todos los escenarios nos dan una sensación de angustia y suspense y la ambientación se ve bien acompañada por unos efectos de sonido muy presentes y bien diseñados. No podremos evitar sobresaltarnos cuando escuchemos pasos en el piso de arriba o al oír cómo el viento azota a las ventanas desde el exterior.

Song of Horror cuenta con una ambientación perfecta para el propósito del juego y si eres seguidor de este tipo de propuestas, estás de enhorabuena ya que la obra cumple a la perfección para proporcionar una experiencia de terror completa.

Análisis de Broken Sky

Poco más bueno podemos decir de su apartado gráfico o técnico, ya que además de que el movimiento de nuestros personajes es algo tosco y no corresponde de forma perfecta a nuestras acciones, tampoco están muy logradas sus expresiones faciales, animaciones y resto de detalles gráficos del entorno en general.

Nuestro personaje siempre va a tener la misma expresión en su cara independientemente de si está asustado o no y pese a encontrarnos en espacios cerrados, el popping y algunos dientes de sierra hacen presencia de manera superficial.

No es nada grave, pero sí que le hubiese venido bien un poco más de pulido para darnos una sensación de inmersión más profunda. Esto puede ser algo negativo y positivo según quien lo mire. Personalmente agradezco que no haya sido más real pues hubiese sido una propuesta solo apta para los más valientes de la casa.

El apartado gráfico no es brillante en algunos momentos

Como siempre, en Guardado Rápido nos gusta terminar los análisis reflejando el trabajo de localización de cada juego y en este caso, no podemos estar más contentos. Song of Horror cuenta con doblaje al inglés, pero está muy bien traducido al español, lo cual es de agradecer y se nota que hay un gran trabajo de adaptación a nuestro idioma para entender bien la historia y las descripciones de los objetos, los cuales son muy necesarios para proseguir con nuestra aventura.

Veredicto

Song of Horror es una propuesta de terror muy equilibrada y notablemente superior a otras experiencias similares del mercado. Su ambientación y apartado sonoro, marcados por esa presencia que nos acecha en todo momento a cada paso que damos, dotan a este juego con unas características que le acercan al más puro estilo survival horror y que encogerá nuestro corazón con cada puerta que abramos.

Sus situaciones aleatorias y su atractiva trama son también aspectos muy importantes generando una serie de eventos que pueden acabar con la posible muerte permanente de nuestros personajes y que nos harán exprimir nuestro instinto de supervivencia en todo momento.

Recorrer los pasillos de una casa, adentrarnos en un sótano y enfrentarnos a nuestros temores serán tareas básicas a las que haremos frente en este Song of Horror que, pese a no contar con un apartado gráfico brillante, sí que es un excelente juego de terror y suspense que deleitará a los seguidores de este género.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Song of Horror

Duración: 15 h
8,5

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

10.0/10

Innovación

10.0/10

Narrativa

7.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • El factor aleatorio de su componente de terror. Ambientación y sonido sobrecogedor. Puzles y diseño de niveles muy bien elaborados

Aspectos Negativos

  • Componente gráfico poco destacable. A veces puede sentirse algo injusto o demasiado duro con el jugador