Análisis de Startup Panic (PC). Donde el estrés laboral se paga en likes

Startup Panic es un título de gestión que nos propone gestionar nuestra propia empresa en el atractivo entorno de las redes sociales

Startup Panic es un título de gestión que nos propone gestionar nuestra propia empresa, ambientado en el atractivo entorno de las redes sociales.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Si eres de esos millennials que vivió el súbito ascenso de Mark Zuckerberg con una mezcla de admiración y envidia que hacía que te mordieras las uñas mientras barruntabas frases del estilo de “eso podía haberlo hecho yo”, estás de enhorabuena. Y es que con la ópera prima del estudio indie Algo Rocks, Startup Panic, disponible desde el pasado 3 de diciembre en Steam y la Epic Games Store, podrás emular sus pasos o bien convertirte en uno más de ese 97% de emprendedores que se queda en el camino.

Un currifichante normalillo

En Startup Panic encarnaremos a un programador (masculino o femenino) a nuestra elección que un buen día, decide dejar su anodino trabajo en un cubículo anónimo para crear su propia startup, a sabiendas del duro esfuerzo y los riesgos que conlleva. Por suerte, nuestro protagonista no estará solo en esta tarea, pues cuenta con la inestimable ayuda de todo un veterano como es el asesor de Power Point para aconsejarle y reprenderle en su camino.

El protagonista de Startup Panic comienza como una pieza más del engranaje de una gran multinacional

Narrativamente Startup Panic es un título que destaca claramente por su ácido sentido del humor. Así, los diferentes arcos narrativos van desgranándose a través de diálogos con todo tipo de extravagantes interlocutores que van desde competidores estereotipados hasta inversores estrambóticos. A este respecto es necesario resaltar la estupenda localización de los textos al castellano, que incluye no pocos juegos de palabras y burlas veladas a ciertas personalidades de la farándula española.

Gestionando que es gerundio

Desde una perspectiva jugable, Startup Panic es un título de estrategia y gestión con una sencilla premisa, que lo hace apto tanto para los veteranos del género como para los neófitos. Nuestra meta es la de hacernos con el mayor porcentaje de usuarios en el competido ámbito de las redes sociales, venciendo de forma sucesiva hasta tres contrincantes que son la “crème de la crème” en este campo.

Análisis de Oniria Crimes

Para conseguirlo tendremos que diseñar funcionalidades nuevas para nuestra propia startup: cada una de las cuales nos otorgará un mayor número de usuarios. No obstante, la calidad de la funcionalidad variará dependiendo de los parámetros que hayamos priorizado en su diseño, teniendo tres iniciales: uso, tecnología y estética; también influye la competencia de nuestro programador en dichas áreas.

Al diseñar las funciones de nuestra startup debemos decidir si priorizar la tecnología, el uso o la estética

Por regla general una funcionalidad con una calificación de 7 o más otorgará al jugador pingües beneficios en forma de ingresos generados a causa de recibir un mayor número de vistas. El mantenimiento de una deficiente será mucho más caro y además ingresaremos menos dinero. Por suerte, si no hemos dado con la tecla podemos realizar un “análisis post mortem” que nos dirá en qué hemos fallado, lo cual es muy de agradecer a la hora de repasar lo que hemos hecho.

Análisis de Immortals Fenyx Rising

Crear, analizar y revisar una funcionalidad cuestan dinero contante y sonante, por lo que si no queremos pedir un préstamo al banco deberemos aceptar la realización de encargos para terceros. Para poder cumplirlos satisfactoriamente deberemos prestar especial atención a los anuncios que nos lleguen a la bandeja de entrada pues en ellos estará la clave para saber cómo cumplirlos, normalmente priorizando una de las habilidades a la hora del diseño, exactamente igual que en el desarrollo de las funcionalidades de nuestra startup.

Los programadores van a la oficina

A medida que vayamos completando encargos, iremos ahorrando algún dinerillo que podremos emplear en contratar personal, mejorar nuestras oficinas o incluso investigar. La contratación de nuestros empleados podrá realizarse de distintas maneras, desde aceptar la recomendación de un amigo, hasta colocar un anuncio en un medio analógico u online.

La contratación online es una de las dos opciones de reclutamiento que están disponibles prácticamente desde el inicio de Startup Panic

Aumentar nuestra plantilla conlleva poder llevar a cabo encargos más complejos de forma satisfactoria, aunque si queremos gozar de un ambiente de trabajo sano, tendremos que hacer que la moral de estos empleados se mantenga siempre alta. Ser generosos con sus emolumentos y enviarlos de vacaciones regularmente son las maneras más sencillas de lograrlo, aunque esto puede conllevar otros problemas derivados, como que los secuestren unos piratas o sufran depresión postvacacional.

Asimismo, invertir en el mobiliario de nuestra oficina aumentará sus estadísticas en parámetros tales como la comodidad (lo cual repercutirá en la felicidad de los empleados), tecnología o uso. Si hemos sido hormiguitas y contamos con una cantidad apreciable en nuestros ahorros, incluso podemos invertir en una nueva y mejor oficina que nos otorgue mayores ventajas y esté habilitada para un número de empleados más elevado.

El diminuto piso en el que comenzamos a programar puede terminar convirtiéndose en un lujoso edificio de oficinas en el centro de la ciudad

El nombre de mi problema es Legión, porque son muchos

Aunque hasta este punto hacerse con las riendas de nuestro negocio puede parecer relativamente sencillo, en Startup Panic no solo de programar y contratar vive el emprendedor ya que casi a diario tendremos que estar “apagando fuegos” derivados de  las situaciones que se nos presentan de forma más o menos aleatoria como por ejemplo decidir si pagamos publicidad en la serie de moda, si apoyamos a alguna organización de beneficencia, si respondemos a la reseña negativa de un “Utuber” o bien si arreglamos los destrozos que una organización de hacker ha hecho en nuestras funciones.

Por regla general cada una de estas decisiones que tomaremos en Startup Panic tendrá repercusiones en la moral de nuestros empleados y en nuestra cuota de mercado, si bien hay algunas situaciones “terminales” que, de no resolverse satisfactoriamente, darán al traste de un plumazo con nuestra startup, con lo que tendremos que comenzar una nueva partida o “rebobinar” hasta el momento en que se originó el problema. Dado que esta fecha suele datar de varios meses atrás, puede volverse extremadamente tedioso.

Startup Panic nos dota de herramientas de análisis que permiten revisar las causas de nuestras penurias

Tecnología de código abierto

Startup Panic es un título indie que usa el motor Unity, por lo que técnicamente cuenta con gráficos funcionales más que espectaculares y animaciones simplemente aceptables. No obstante, la propuesta de Algo Rocks compensa estas taras con un adecuado apartado artístico, en el que destacan los variadísimos diseños de los personajes. No obstante, más temprano que tarde comprobaremos que estos comienzan a repetirse con asiduidad ya que muchos de ellos están hechos con el mismo molde.

En cuanto a los menús de gestión de Startup Panic estos presentan un aspecto minimalista, en los que la imagen ocupa un rol preponderante sobre el texto, lo cual sin duda servirá para no agobiar al jugador menos versado en el género con ingentes parrafadas además de dotarlos de un aspecto muy agradable y simpático.

En cuanto al apartado audible de Startup Panic, este se mantiene en mismos niveles de corrección que la parte gráfica, limitándose los efectos sonoros a los que escuchamos durante la navegación en los diferentes menús y las melodías a una escasa selección de composiciones al piano que, si bien son apropiadas y agradables, se hacen repetitivas demasiado rápido.

El estilo gráfico de Startup Panic es minimalista y trata de ser amable con el jugador

En cuanto al rendimiento, como puede presuponerse por lo que hemos comentado, funcionará de manera más que correcta en casi cualquier ordenador. Dicho lo cual, aquí llega el apartado que echa por tierra todo lo positivo que hemos comentado de Startup Panic hasta ahora: me ha resultado imposible esquivar cierto bug en un momento crítico de la historia que me ha impedido terminar la trama principal. Así pues, solo resta esperar que TinyBuild no tarde en lanzar un parche que permita disfrutar de la experiencia completa lo antes posible, para regocijo de los usuarios interesados en probar su divertida historia.

Veredicto

Startup Panic es un título de gestión y estrategia que, por su original premisa, fácil manejo y desenfadada historia, puede atraer a aquellos jugadores que estén buscando una propuesta ligera para introducirse en el género, a pesar de sus limitaciones técnicas. No obstante, dichos usuarios deberían esperar el tiempo prudencial necesario para que sus desarrolladores garanticen que la historia pueda ser completada sin problemas.

Suscríbete a nuestro Podcast

Startup Panic

Duración: Incalculable
4

Jugabilidad

4.0/10

Gráficos

5.0/10

Sonido

5.0/10

Innovacion

6.0/10

Diversión

6.0/10

Aspectos Positivos

  • Gran sentido del humor
  • Facilidad de manejo

Aspectos Negativos

  • El juego está roto y no se puede acabar
  • Apartado técnico bastante limitado