Análisis de Street Power Football (PS4), un intento de resucitar el futbol callejero

Análisis de Street Power Football, un intento fallido de resucitar el futbol callejero

SFL Interactive nos trae Street Power Football, que se queda muy lejos de atraernos con su propuesta.

El fútbol callejero tuvo un gran exponente en la industria del videojuego, y es de esos títulos que suceden una vez en la vida (y demostrado queda). Los FIFA Street son títulos que se han quedado en el recuerdo de una generación y, me atrevo a decir que de todo aquel que lo jugara.

Sus partidos frenéticos, sus regates imposibles, sus faltas y sus jugadas fuera de la ley hicieron de este un título que se comía las horas del día en un abrir y cerrar de ojos, y protagonista de las quedadas con tus amigos. Un juego que enganchaba, fueras amante del fútbol o no, como es mi caso, pero este título de EA Sport es otro mundo.

Muchos han intentado emular este gran éxito, muchos se intentaron sumar al carro del fútbol callejero, pero FIFA Street solo hay uno y nada más. El más famoso es el modo Volta que incluía la entrega anual de Electronic Arts, FIFA 20, que a muchos nos planteó seriamente si adquirir el juego aunque, como ya he dicho, no me gusta el fútbol y para muestra, el último juego del género que caté fue el Pro 2010.

El último juego en sumarse al carro del fútbol callejero es Street Power Football, un fallido intento de devolver a nuestras vidas este tipo de fútbol sin ley que todos practicábamos de pequeños. La propuesta de SFL Interactive nos lleva por todas partes del mundo llevando a cabo diferentes modos de juego, que ahora expondré, relacionadas con el fútbol callejero y el freestyle con el balón.

El regreso del fútbol callejero es algo que muchos esperamos

Diversión

Tengo que comenzar por lo más importante y lo que he recalcado tantas veces al hablar del padre de este juego, la diversión. Street Power Football es divertido los veinte primeros minutos que juegas, después de eso, todo queda empañado por resultar un juego bastante repetitivo, con unos controles que no están ajustados como deberían, y que hacen que su atractiva propuesta inicial termine por resultar algo tediosa y repetitiva.

Street Power Football no te llama a jugar todas las horas que debería, aunque su fórmula sea simple las posibilidades de juego son mínimas. Sus diferentes modos, aunque variados, son siempre similares y no suponen ningún reto ni una novedad. Jugar Street Power Football es jugar a lo mismo, mismos modos, en diferentes lugares y “caras nuevas”. Lo pongo entre comillas porque el diseño de los personajes es mínimo, siendo todos casi iguales.

Street Power Football tiene muchos modos de juego, pero muy repetitivos

Este tipo de cosas demuestran que no se han cuidado apenas los detalles en Street Power Football. Gráficamente el juego dista mucho de lo que consideramos aceptable, especialmente en los personajes, unas caras sin ningún detalle ni personalidad, todas son iguales y todas se ven igual de mal. Donde sí que mejora es en los escenarios, pero no os engañéis dentro de lo malo, es menos malo. Unas animaciones nada orgánicas, y muchas veces dan la sensación de no tener demasiado sentido.

Movimientos toscos y poco precisos, animaciones in game que hacen daño a la vista y no hablemos de las celebraciones de los goles, donde en ocasiones mis jugadores se han puesto a celebrar los goles de los contrincantes. Dentro de lo que cabe podríamos usarlo como ejemplo de deportividad, pero me da a mí que no.

Gráficamente Street Power Football no tiene personalidad ni un gran apartado gráfico

Los tutoriales de los diferentes modos de juego nos los presenta una gran personalidad del Freestyle como Sean Garnier. Este buen hombre nos explica de una forma muy confusa en que consiste el modo posicionado frente a un mal chroma con imágenes del propio Street Power Football.

La verdad que en ningún momento nos hemos visto atrapados con ganas de mantenernos horas jugando al fútbol, ya que cuando solo han pasado diez minutos parecen horas lo que llevamos jugado.

Controles mejorables

Una cosa crucial en este tipo de juegos es contar con unos controles fáciles e intuitivos. Street Power Football no cuenta con ello. Este juego es una suerte de rompe dedos, totalmente incómodo y que se olvidan con mucha facilidad.

Los controles de Street Power Football no son llevados de una manera efectiva ni cómoda

Para cualquier cosa se deben de usar dos botones, cosas tan básicas como hacen un pase alto tienes que pulsar L2 y X, a eso se le une la cantidad innecesaria de cosas que realizar durante un partido, y digo innecesaria porque la mayoría de movimientos, si no los utilizamos no pasa nada, ni te mejora el juego ni te lo empeora pues la mayoría no tienen efectos en el juego y lo único que te provocarán es que ver como el contrario te roba del balón.

Dentro de lo positivo que podemos sacar de estos controles se encuentran los regates, que son simplificados a pulsar cuadrado y hacer un simple movimiento con el Stick, lo que se agradece. Pero con sus animaciones que funcionan a tirones, quedan espantosos y no son resulta especialmente satisfactorio realizar filigrana alguna (No quiero compararlo más con el hermano mayor, pero…).

Mbappe, portada de FIFA 21

La precisión en los tiros y en los pases tampoco es el punto fuerte de Street Power Football, muchas veces todos reaccionan a su manera y apuntan para donde quieran, todo por culpa de una cámara que no está ni bien colocada, ni consigue seguir bien al balón o jugadores, dejándolos muchas veces fuera de foco.

Los modos de juego

Los modos de juego son variados. Comienza por el básico modo en un juego de este tipo: Los partidos. Podemos jugarlo en diferentes tipos, dependiendo de la cantidad de jugadores que haya en el campo. Puede ir de un 1vs1, 2vs2 ó 3vs3. Sigue las normas de un Street, en definitiva la primera y única norma es la ausencia de normas.

Street Power Football dispone de muchos modos de juegos que consiguen hacer un juego variado

Conforme el partido va avanzando, podremos encontrar diferentes bebidas energéticas, que nos cargarán toda la energía para lanzar un fuerte ataque. Este modo de juego es el más básico, si no fuera por los fallos que antes he nombrado sería muy divertido, personalmente es el que más me ha gustado.

Ahora comienza unos modos más relacionados con el Freestyle. Por ejemplo, otro que disfruté en un primer momento, es el modo Panna. Consiste en hacer caños, y cuantos más caños hagas más puntos recibes. Cuando se carga una barra de energía, nos acercamos al contrincante y pulsamos triangulo, para comenzar una sucesión de botones para realizar con éxito el caño.

Jugaremos en cooperativo a FIFA 21

El modo Freestyle, es hacer trucos con el balón, con una serie de combos realizados con los botones, deberemos de ir al ritmo de la música, al final este modo solo provoca que utilices los mismos combos y que se haga todo el rato lo mismo. Un par de partidas está bien, pero poco a poco se consigue hacer mucho más aburrido y este sí que es repetitivo pues todo el rato es lo mismo. El último modo de juego es chut con truco, un modo que consiste en golpear objetos con el balón, este no me ha terminado de convencer en ningún momento pero si puedes jugarlo un par de veces.

Estos modos son entretenidos durante un rato, un par de partidas y todos se vuelven simples y repetitivos. No tienen nada que aportar y no varían en ningún momento, a los veinte minutos de juego ya sientes que lo has hecho todo y solo es quedarse estancado en un tipo de juego, como si fueras Bill Murray en “Atrapado en el tiempo”.

La repetitividad hace mella en Street Power Football

Pero no vamos a quitarle el mérito que tiene. Querer coger la estela de un juego tan importante como FIFA Street y lo que ha supuesto para el mundo del Freestyle siempre es difícil. Por otro lado, jugar con estrellas de una modalidad de deporte que no es conocida por el gran público entre el que me incluyo pues siempre da gusto. Es un comienzo y espero que marque el inicio del regreso del fútbol callejero.

En lo referente al apartado sonoro, los efectos sonoros del balón o de lo que es en juego en si también pasan bastante desapercibidos, no así su banda sonora que suena a un más que aceptable nivel, resultando uno de los puntos fuertes de Street Power Football.

Veredicto

Street Power Football trata de copiar a FIFA Street, y desgraciadamente no lo consigue, intenta llevarlo a algo más fantasioso y cartoon, para hacer de este un tipo de juego muy arcade. Pese a intentarlo queda muy lejos de conseguilo, porque básicamente es un juego extremadamente repetitivo, lo que termina por hacerlo aburrido, ya que no aporta novedades a la fórmula callejera ni al mundo árcade del fútbol. 

Street Power Football

Duración: Incontable
5

Jugabilidad

5.0/10

Gráficos

5.0/10

Sonido

6.0/10

Innovacion

6.0/10

Diversión

5.0/10

Duración

6.0/10

Aspectos Positivos

  • Gran variedad de modos de juego
  • Saben emular los modos de forma efectiva
  • La música

Aspectos Negativos

  • Gráficos pobres
  • Las animaciones no están nada logradas
  • Unos controles confusos y mal llevados