Análisis de Subnautica Below Zero (Xbox One). Perderse en el fondo del océano nunca fue tan atractivo

Subnautica Below Zero

Subnautica Below Zero es una expansión independiente del Subnautica original, el estudio Unknown Worlds sabe mantener la fórmula exitosa de la primera entrega y añadirle un toque diferenciador y refrescante.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Analizamos Subnautica Below Zero, una expansión independiente del original, desarrollado por el estudio Unknown Worlds que intenta mantener la fórmula exitosa de la primera entrega proponiendo un toque diferenciador y refrescante. Adentrarse en esta propuesta puede resultar ciertamente complicado al principio para jugadores novatos en el mundo de Subnautica, pero si le das la oportunidad de dejarte llevar y perderte por las profundidades marinas, quedarás atrapado en una aventura inmersiva en la que tú eres el único protagonista.

4546B, nuestro nuevo hogar

En Subnautica Below Zero viajamos a la región ártica de este particular planeta en busca de nuestra hermana, a la que se ha dado por desaparecida tras un accidente en la base situada en dicha localización. A partir de este momento, el desarrollo de la historia depende de nosotros. La propuesta pide mucho del jugador, no te va a guiar con puntitos o con un mapa que te muestre la misión que estás siguiendo en ese momento. Eres tú el que tiene que descubrir dónde está la información y cómo seguir con la historia.

La región ártica del planeta 4546B será el lugar nuestra aventura

Para poder seguir y sobreponerte a las adversidades que este planeta presenta cuentas con la mecánica del crafteo como arma principal. La supervivencia es tu único objetivo y tendrás que preocuparte por no morir de frío, de hambre, de sed o a manos de algún pez que decida inmolarse cuando pasas cerca suyo.

El único lugar seguro es tu cápsula

La narrativa de Subnautica Below Zero se muestra poco a poco mediante documentos y grabaciones dispersos por el fondo marino o por algunas bases en la superficie del planeta. Además de la búsqueda de nuestra hermana, nos encontraremos con otro misterio, en este caso llamado Al-An, un ente alienígena al que hay que buscar una forma de dar presencia física. Estas dos historias convergen y nos mantienen entretenidos a lo largo de la aventura. 

La exploración de un mundo hostil es clave para progresar y conocer los peligros que tenemos delante

La trama de Subnautica Below Zero no es especialmente innovadora ni rompe con lo conocido hasta ahora, pero lo que la hace destacar es la forma de contarla, no te va a venir el juego a contártelo directamente, eres tú el que la tiene que buscar, sin prisa, porque hay mucho que explorar.

El sentimiento de vulnerabilidad juega un papel clave

Encontrarte en un entorno adverso es uno de los principales atractivos de los títulos de supervivencia y, por supuesto, sobreponerse a ambientes hostiles y progresivamente ir evolucionando con las mecánicas es uno de los puntos clave de este Subnautica Below Zero. Al principio, todo te resultará extraño, no encuentras agua, si sales a la superficie tienes frío, el oxígeno te dura poco…

A pesar de que uno vaya bien equipado, siempre habrá peligros que superen tus capacidades

Estos problemas se van solventando una vez conseguimos crear el cuchillo el cual nos proporciona capacidades defensivas además de permitirnos obtener materiales clave para la creación de otros elementos. De manera similar a otros títulos del género, el escáner será el siguiente paso fundamental en nuestra aventura.

Análisis de Lacuna (PC)

En Subnautica Below Zero, cada bioma tiene sus propias características, contando con unos tipos de seres marinos determinados y con unos minerales y materiales específicos: será tu progreso en la aventura el que limitará los biomas que puedes o no visitar al completo, dependiendo de los materiales que tengas crafteados en el momento.

El sistema de creación de objetos va evolucionando poco a poco y pronto descubriremos dos maneras de crear: encontrando uno de los materiales, lo cual nos abre paso a diferentes creaciones que dependen en gran medida de este elemento recién encontrado, o bien mediante el escáner, con el que tendremos que analizar diferentes restos de vehículos o de otros objetos para poder fabricarlos nosotros mismos.

Encontrar bases y centros de investigación es fundamental en nuestra exploración

La exploración también te puede ayudar a desbloquear ciertos planos para el crafteo: poco a poco se abren un sinfín de posibilidades y las amenazas que teníamos se nos hacen mucho más accesibles.  Al repetirse esta fórmula con respecto al Subnautica original, resulta menos refrescante o sorprendente, aunque si eres nuevo en este tipo de propuestas puede llegar a resultarte complicado.

Los vehículos serán fundamentales en Subnautica Below Zero para mejorar la eficiencia de nuestra exploración; algunos de ellos nos permitirán llegar a zonas más profundas sin sufrir de falta de oxígeno y otros nos ayudarán a desplazarnos por el plano terrestre con mayor velocidad y sin padecer tanto las inclemencias temporales.

Subnautica se adapta a cualquier tipo de jugador, contando con distintas modalidades de juego que se ajustan a lo que va buscando cada uno de ellos. El modo normal es el más recomendable, pero, si te resulta sencillo, la experiencia hardcore puede ser lo tuyo. En ella si mueres empiezas de cero lo que le convierte realmente en un título de supervivencia pura. Si tu intención únicamente es la de explorar y construir auténticas locuras, tienes el modo creativo en el que puedes gastar infinidad de horas y dar rienda suelta a tu imaginación.

Un mundo que atrapa pero que se ve ensuciado por algunos errores

A nivel gráfico, el fondo marino que nos muestra Subnautica Below Zero resulta impresionante: la paleta de colores y la luminosidad que tiene el mundo marino invitan a pasar horas frente a la pantalla con el único objetivo de admirar el paisaje que tienes delante, pero, desafortunadamente, no todo es perfecto. Los diferentes entornos que presenta el título son bastante llamativos y lo suficientemente distintos en cuanto a colorido y elementos como para poder destacar cada uno en un aspecto determinado: nos han gustado todos por igual.

Impresiones de Alan Sharp (PC)

En la versión que hemos jugado (Xbox One) la propuesta sufre de algunos problemas técnicos importantes que en cierta medida pueden estropear una experiencia de juego que, cuando todo fluye, es maravillosa.  A lo largo de nuestra partida hemos sufrido de caídas de fps, de tirones y de un popping que hace que aparezcan de repente delante de tus narices elementos que no se veían a lo lejos.

Todo esto sin dejar de lado el hecho de que Subnautica Below Zero cuenta con una pantalla de carga inicial que llega a superar los dos minutos de duración. A pesar de estos problemas, el título ha salido con un mayor pulido técnico que su predecesor y a nivel visual también supone un salto gráfico importante.

El fondo marino presenta un aspecto envidiable, lastrado por algunos problemas técnicos

En el apartado sonoro no se le puede poner ni una pega, los efectos y las melodías ayudan a una inmersión que hace pensar, en algunos momentos, que nos encontramos frente a un simulador de submarinismo. Todo esto sumado a un buen apartado gráfico ayuda a que queramos perdernos durante horas en el mundo que se nos propone.

Los sonidos ayudan a la inmersión

Veredicto

Subnautica Below Zero es una propuesta que está en el medio de ser un título nuevo y una expansión. Debido a esto, quizá no resulte tan sorprendente para aquellas personas que ya hayan disfrutado de la aventura original ofrecida por Unknown Worlds. A pesar de ello, se trata de una propuesta muy entretenida e inmersiva, un muy buen juego en su género que te puede dar cientos de horas si consigue llevarte a su mundo.

Aunque los fallos técnicos puedan entorpecer la experiencia, sin duda es una obra que merece la pena, ya que los desarrolladores se han encargado de crear unos ambientes únicos que invitan a la exploración, con una historia que progresivamente se va desvelando al ritmo que el jugador quiera.

Subnautica Below Zero es recomendable incluso para aquellas personas no muy expertas en el género de la supervivencia, ya que, aunque en un principio te puedas perder o te resulte confuso saber lo que tienes que hacer, sabe guiarte sin decírtelo, promoviendo que tu inmersión en el mundo que nos presentan sea cada vez mayor.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Subnautica Below Zero

Duración: 20 h.

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

9.0/10

Innovación

7.0/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Los entornos creados resultan impresionantes, con una luminosidad que juega un papel crucial y una conjunción de plantas y animales que dan sensación de estar ante un mundo vivo
  • Su sistema de crafteo es muy completo, evoluciona de manera progresiva y resulta muy diverso
  • La supervivencia no supone un gran problema cuando estás bien equipado
  • La historia es interesante y la forma de ir descubriéndola la hace brillar aún más

Aspectos Negativos

  • A nivel técnico sufre serios problemas de FPS y de popping en algunos puntos
  • El inicio puede resultar un poco complejo para los jugadores que llegan de nuevas a este tipo de títulos