Análisis de Super Psy Penguin (PC). Shoot ‘em up espacial con una estética muy loca

Análisis de Super Psy Penguin. Shoot 'em up espacial con una estética muy loca

La desarrolladora independiente Shokizm Interactive se lanza al ruedo de los clásicos Shoot ‘em up o matamarcianos con una propuesta estética que intenta no dejar indiferente a nadie. Encarnamos el papel de un cyber pingüino que debe enfrentarse a hordas de monstruos, algunos con estética hentai, a lo largo de varias fases espaciales de avance vertical.

En un género tan manido como este, ¿la estética de Super Psy Penguin será suficiente para destacar, o aporta algo más?.

La paz del mundo en manos de un Ciber Pingüino

El género de los matamarcianos es uno de los más antiguos, de los más queridos y también de los más manidos del mundo de los videojuegos. A lo largo de la historia contamos con grandes títulos y sagas muy queridas, de enorme calidad y por ello imperecederas en el tiempo.

A día de hoy podemos recordar títulos como Gradius, Axelay, Salamander, Aleste, R-Type, Thunder Force, Parodius, Ikaruga… pero hay muchos más y totalmente disfrutables a día de hoy. Con especial cariño recuerdo, por la época en que me pilló, el Super R-Type de Super Nintendo (que lo quemé) y el difícil a la vez que espectacular Thunder Force IV de Megadrive que disfrutaba en casa de un amigo.

En el caso que nos ocupa hoy, Shokizm Interactive nos presenta en Super Psy Penguin un Shoot ‘em up de avance vertical en el que encarnamos el papel de un cyber pingüino que, reclamado por la Reina Gabe de Neo-London, debe salvar el mundo del ataque de unos monstruos, algunos de ellos de estética muy peculiar.

Esta simple premisa da inicio a nuestra aventura espacial.

Varios modos de juego para alargar la vida del título

Super Psy Penguin cuenta con varios modos de juego, entre los que se encuentran: Historia, Infinity-run y Boss-rush.

El modo historia cuenta con dos niveles de dificultad, fácil y difícil. El modo fácil viene a ser el modo estándar y el modo difícil añadirá más enemigos y de diferentes tipos de los que aparecen en el modo fácil.

En el Infinity-run, como su propio nombre indica, avanzaremos en un modo sin fin, abatiendo enemigos y recolectando ítems hasta que nos eliminen. Se computa el tiempo que permanecemos en combate.

Super Psy Penguin

En el Boss-rush avanzamos por escenarios eliminando Bosses especiales.

El modo principal como cualquier otro matamarcianos, el modo Historia, avanzaremos por el escenario eliminando cientos de enemigos hasta llegar al Jefe Final que dará por concluida la fase, se hará recuento de méritos conseguidos y dará lugar al inicio de la siguiente fase (o fase de bonus si procede). En total contamos con 6 fases principales que pueden durarnos sobre una hora en el modo fácil o estándar.

Hay varios enemigos con cierto toque hentai.

En el apartado de la jugabilidad cabe destacar que antes del inicio de cada uno de los niveles se nos permitirá elegir una serie de complementos, accesorios o ayudas para nuestro Cyber Pingüino. Hay un total de 15 diferentes en Super Psy Penguin, cada uno con un coste de puntos diferentes.

Al final de cada fase se nos entregarán una serie de puntos que podemos invertir en alguno de estos 15 items. Al final de cada nivel, si queremos volver a usarlos deberemos volver a “comprarlos”. Si decidimos no invertir, o invertir poco en la adquisición de estas ayudas, los puntos de mejora los iremos acumulando. No se pierden.

Antes del inicio de cada nivel también podemos elegir que tipo de bomba especial queremos llevar equipada. Hay un total de 4 tipos de bomba diferentes. Esta elección no consume puntos de mejora.

Menú de selección de ítems antes del inicio de cada nivel.

Jugablemente el videojuego rinde bien la mayor parte del tiempo. No obstante, hay varias ocasiones en las que se aprecia una notable ralentización, sobre todo cuando coinciden muchos enemigos en pantalla y muchos efectos de luz de los disparos. Esto sucede más veces de las deseadas y viendo el apartado técnico del título, no es muy comprensible.

Apartado Técnico sin alardes

En lo técnico nos encontramos con unos gráficos sencillos. El juego pretende imitar la estética de los juegos de 16 bits, aunque más que sprites el videojuego utiliza, tanto para el protagonista como para los enemigos, modelos renderizados. Como si del primer Mortal Kombat se tratara.

Super Psy Penguin

Este modelado gráfico, sumado a la estética de los enemigos, le da al título un aspecto que… o resultará original o puede echar para atrás a los más puristas del género. En mi caso, voy a mojarme, prefiero una estética más tradicional. No obstante es de agradecer que existan títulos que se atrevan a experimentar y se salgan de los patrones establecidos.

En lo sonoro, el videojuego nos permite seleccionar entre diferentes tipos de melodías para acompañarnos en los niveles. Más rockeras, más digitales, más suaves… a gusto del consumidor. No acabaremos tarareando ninguna de ellas, pero se agradece el esfuerzo de intentar ofrecer diferentes ambientes.

En este juego cambiamos las naves por diferentes tipos de seres monstruosos.

Veredicto

Super Psy Penguin es un matamarcianos clásico de avance vertical, con una estética diferente a la clásica espacial, con varios modos de juego que alargan la vida del título. Lástima que se produzcan ralentizaciones de vez en cuando y que, pese a la estética diferenciadora de la que lo han querido dotar, el juego peque de genérico y falto de alma. Te puede entretener durante un tiempo, pero se diluirá en nuestra memoria ante otros grandes clásicos del género.

Duración: 1 h
6

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

6.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

5.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Variedad de armas a elegir.
  • Tres modos de juego.
  • Su precio.

Aspectos Negativos

  • Las ralentizaciones que se producen de vez en cuando.
  • Pese a la estética diferencial de la que lo han querido dotar, le falta alma y no pasará a la historia como uno de los mejores de su género.