Análisis de Surgeon Simulator 2. Volvemos al quirófano, esta vez como más libertad de movimiento que nunca.

No podrás parar de reír con Surgeon Simulator 2 donde encarnarás a un cirujano poco profesional dentro de un demente hospital más parecido a un psiquiátrico

No podrás parar de reír con Surgeon Simulator 2, donde encarnarás a un cirujano poco profesional dentro de un demente hospital más parecido a un psiquiátrico.

Surgeon Simulator 2 recoge el testigo de su predecesor y nos plantea las mismas premisas. Recogiendo los frutos tras el éxito de su primera entrega, sobre todo gracias a incontables youtubers que han dado visibilidad al título a través de sus canales, los chicos de Bossa Studios nos vuelven a proponer que nos pongamos en la piel de un cirujano dispuesto a operar a pacientes con extrañas lesiones y enfermedades, todo ello envuelto en un divertido tono de humor negro.

De momento Surgeon Simulator únicamente está disponible en la Epic Games Store pero, como su primera parte, es un juego que se presta mucho a ser disfrutado en dispositivos de realidad virtual lo que da que pensar que, en un futuro, el estudio haga el anuncio de su adaptación a VR.

Más libertad de movimiento

Es inevitable comparar Surgeon Simulator 2 con su predecesor: si bien el primero se trataba de una experiencia limitada en cuanto a contenido y propuestas jugables, en esta segunda entrega todo adquiere mayores dimensiones siendo consistiendo la primera y más notable diferencia en la implementación de un contexto narrativo.

En este título nos ponemos en la piel de un ciudadano que desea aportar su grano de arena a la sociedad y decide emprender su formación como cirujano; para ello, acudimos a un hospital que aún está en pleno proceso de ponerse en marcha. La gerente del centro médico, que siempre se comunica con nosotros por megafonía, nos da la bienvenida, nos enseña las mecánicas básicas a través de un pequeño tutorial y nos comunica las nuevas operaciones que tendremos que llevar a cabo en cada misión.

Disponemos de cuatro extravagantes personajes para escoger en Surgeon Simulator 2

Una vez que el título nos pone en situación, los elementos narrativos desaparecen por completo. Y esto no es algo necesariamente malo: por las características de la obra y lo que pretende el estudio con Surgeon Simulator 2 se agradece el esfuerzo de que nos sitúen dentro de un contexto, pero en seguida nos damos cuenta de que la falta de una historia más o menos elaborada no es un aspecto que vaya en contra del título. En conjunto Surgeon Simulator 2 sigue la estela de su primera entrega y en ningún momento pretende adornarse con personajes elaborados ni transmitir mensaje alguno.

Cyberpunk 2077 también tendrá unidades médicas, por si te has quedado con el gusanillo

Otra evolución observada en esta segunda parte es la libertad de movimientos; ya no estaremos atados a un espacio reducido con el fin de llevar a cabo una operación, sino que ahora tendremos un hospital entero que explorar con multitud de habitaciones. Durante nuestro recorrido, encontraremos puzles que tendremos que resolver para seguir avanzando y llegar al quirófano donde nos espera nuestro paciente, pero de esto os hablaré más adelante cuando trate en profundidad el aspecto jugable.

Consulta el escáner para saber dónde están los órganos afectados en Surgeon Simulator 2

Para acentuar un tono extravagante y desenfadado Surgeon Simulator 2 nos presenta un apartado visual colorido y efectos de iluminación muy conseguidos, plasmados sobre una estética de entornos y personajes cartoon. Ésta es una decisión de diseño muy acertada que en todo momento nos incita a tomarnos las cosas poco en serio. ¿Qué mas da si colocamos una pierna en lugar del brazo, si con ello evitamos que el paciente se desangre, o qué pasa si en vez de partir las costillas con la herramienta apropiada lo hacemos con una silla?

Teniendo en cuenta esto, sería contraproducente que la música remara en contra de esta propuesta y hace lo que cabe esperar. Simpáticas melodías y exagerados efectos de sonidos propias de clásicos de la animación al estilo de los Looney Tunes, redondean la experiencia.

Dale rienda suelta a tu imaginación, todo es posible en este loco hospital

¡Que no te tiemble el pulso!

La única opción que Surgeon Simulator 2 nos ofrece para controlar a nuestro aprendiz de cirujano son el teclado y el ratón y por desgracia seguimos arrastrando el mismo gran problema de la primera entrega. Nos enfrentamos a un control muy impreciso, extremadamente sensible y errático; es cierto que, con el paso de las misiones, se va cogiendo el punto y te vas acostumbrando, pero hay un problema que no han conseguido solventar y este es el de la apreciación de la distancia de los instrumentos respecto a la mano del personaje.

Siempre que queramos interactuar con cualquier objeto en Surgeon Simulator 2, bien sea para golpearlo o para cogerlo, nos veremos con que nos falta recorrido con el brazo. Constantemente estaremos calibrando las distancias y aun así no lo tendremos del todo claro. Este problema también lo encontramos a la hora de lanzar objetos: para llevar a cabo esta maniobra hay que mantener el instrumento en la mano sin dejar de apretar el botón derecho del ratón y al mismo tiempo mantener pulsado shift para que el brazo del personaje retroceda y avance desplazando el ratón de atrás hacia delante.

Quizá con RPG Maker MV puedas crear la aventura médica que siempre quisiste

Aunque esto suena más o menos bien, en la práctica siempre nos quedaremos cortos en el lanzamiento; los movimientos mas simples se convierten en una odisea, la inmensa mayoría de errores que se cometen es debido a la falta de un control más pulido y puede resultar muy frustrante el tener que reiniciar un nivel debido a esto. Cortar a nuestro paciente donde no debemos o tardar demasiado en volver a colocar alguna parte que hayamos extraído sin querer, provoca que nuestro eterno paciente Bob, que es el mismo en todos los niveles, se desangre y muera.

La falta de precisión en el control se hace todavía mas patente si tenemos que utilizar un bisturí para extraer órganos; irremediablemente nos veremos buscando la mejor forma de colocarnos y apuntando dónde queremos actuar, siempre con más errores que aciertos.

Ganaremos objetos estéticos al completar cada misión de Surgeon Simulator 2

En cuanto a la duración de este Surgeon Simulator 2, demostraremos nuestras dotes para la cirugía a lo largo de once niveles con el que cuenta el modo historia más dos de tutorial que no nos llevarán más de doce horas completar, o incluso menos si somos hábiles.

Todas las misiones siguen la misma estructura, pero, al contrario que en la primera parte de Surgeon Simulator y aunque las operaciones siguen siendo el eje central del juego, Bossa Studios va un pasito más allá. En este caso se introducen escenarios más grandes y en ocasiones laberinticos que nos obligan a explorar, teniendo que usar nuestra materia gris para completar los diversos puzles.

Estos pequeños desafíos dentro del nivel suponen trabas para conseguir acceder al quirófano. Por ejemplo, en una ocasión tenemos que apretar un interruptor inaccesible, teniéndonos que servir de elementos del escenario para presionarlo, o, en otro momento, tendremos que resolver un sistema de palancas para conseguir un corazón sano que trasplantar al paciente.

No he podido evitar sentir que estas nuevas aportaciones, lejos de completar la experiencia, distraen del objetivo principal y, en su caso, el equipo desarrollador podría haber dedicado más esfuerzo a dotar a las operaciones en más mecánicas y desafíos mas imaginativos. Realmente buena parte de las misiones no pasan de tener que cambiar una pierna o un brazo o hacer un trasplante de corazón, centrando el reto en cómo llegar al quirófano o cómo obtener los elementos necesarios más que en la cirugía en sí que, por desgracia, no pasa de lo anecdótico. 

Jugar Surgeon Simulator 2 en cooperativo aumenta la diversión enormemente

La dificultad de Surgeon Simulator 2 reside en la resolución de los puzles del escenario, pero, en un par de vueltas que le demos a las habitaciones del nivel, podremos tener una idea clara de lo que hay que hacer. El verdadero desafío es ejecutar cada una de las acciones, pero como antes he mencionado el reto se debe más a un defecto en el control, que en aquella parte en la que el título pretende que volquemos nuestros esfuerzos.

Podremos formar equipo con amigos

La obsesión por añadir un modo multijugador en línea que impregna toda la industria también ha afectado de forma significativa a la franquicia de Surgeon Simulator, pero en esta ocasión no queda nada forzado y le sienta especialmente bien.

El poder compartir quirófano formando equipo de hasta cuatro jugadores cambia por completo la experiencia. Se incrementa de manera increíble la diversión, dando lugar a locas situaciones que harán partirte la caja de risa junto a tus amigos, o si lo prefieres, con otros jugadores. Porque Surgeon Simulator 2 cuenta con una modalidad online fácilmente accesible: indicando en el selector de cada misión del modo historia que estas en una partida abierta, el servidor te emparejará con desconocidos de todo el mundo.

Podemos encontrar utilidad a todos los objetos repartidos por el escenario

Pero las novedades en Surgeon Simulator 2 no acaban aquí: con el fin de alargar la vida del título se ha implementado un completísimo modo creación para compartir con la comunidad nuestros niveles. La cantidad de opciones es abrumadora: tendremos que armarnos de paciencia si queremos crear un nivel más o menos interesante.

Para alentar el interés en este modo, Bossa Studios, que también edita y distribuye el título, ha tenido la genial idea de organizar un concurso el que pagarán mil dólares a los mejores niveles creados por los usuarios. Esto es realmente un gran modo de promocionar una idea y lo demás son tonterías, pudiéndose consultar las bases en la página web oficial del videojuego.

Aunque todas las fases de Surgeon Simulator 2 se pueden completar en solitario, ganaremos puntos extra por hacerlas en cooperativo

Surgeon Simulator 2 muestra en sus costuras que su origen independiente, siendo un título técnicamente nada exigente. Ningún usuario tendrá problema para disfrutar de esta experiencia contando con un ordenador de gama baja, aunque sí que sorprenden los elevados tiempos de carga tanto una vez arrancado el juego como al iniciar cada nivel.

Siendo honestos, no es que te vaya a dar tiempo a hacer la mili y volver, y realmente no supone un drama, pero si es llamativo que un título con unos requisitos bastante generosos tarde alrededor de dos minutos en abrir el menú de inicio o en cargar una pantalla. Como digo no es que sea demasiado preocupante y cabe esperar acorten estos tiempos en futuras actualizaciones.

Veredicto

Surgeon Simulator 2 supone una clara evolución respecto a su primera entrega, con añadidos que elevan notablemente la diversión como su modo cooperativo, el cual provoca fácilmente que se den locas situaciones junto a tus amigos. Sí que es cierto que el cambio de rumbo de las mecánicas restando importancia a las operaciones y la presencia de pequeños fallos en el control, arrastrados de su primera parte, pueden empañar notablemente el concepto original del juego.

Esto ha supuesto una pequeña decepción, sobre todo a raíz de las grandes expectativas que puedan hacerse tanto los seguidores de la franquicia como aquellos nuevos interesados, atraídos por la premisa de que esto es un simulador de cirugía de tono humorístico. No obstante, Surgeon Simulator 2 es la excusa perfecta para juntarte con unos amigos y pasar un buen rato riendo con un título que no se toma, ni lo pretende, en serio a sí mismo.

 

Surgeon Simulator 2

Duración: 10-12 h
7

Jugabilidad

5.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Divertidísimo modo de juego cooperativo
  • El modo creación asegura incontables horas de juego
  • Gran variedad de puzles a resolver

Aspectos Negativos

  • El control sigue siendo nefasto, entorpeciendo mucho el progreso
  • Tiempos de carga inexplicablemente largos para un título de estas características técnicas
  • El modo historia se antoja corto y con una narrativa poco inspirada