Análisis de Surviving The Aftermath (PS4). Haz que tu colonia prospere plantando cara a las adversidades del yermo

Surviving the Aftermath

En Surviving The Aftermath tendrás que enfrentarte a la vida en el yermo y hacer que tu colonia trabaje unida para salir adelante.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Damas y Caballeros bienvenidos a la vida en el yermo, si quieren experimentar de primera mano el estilo de vida de un auténtico superviviente, acérquense a la colonia. Tenemos unas cómodas tiendas de lona reciclada de la mejor calidad, montones de cabañas y otras ruinas de la que extraer madera, plástico y otros materiales con los que contribuir al bien común y, para los más aventureros, kilómetros y kilómetros de tierras hostiles, bandidos, mutantes y catástrofes naturales como lluvias radiactivas o meteoritos

Surviving The Aftermath es el nuevo trabajo de Iceflake Studios, una desarrolladora con sede en Finlandia que forma parte de Paradox Interactive, el cual nos ofrece una visión algo distinta a la que estamos acostumbrados de la vida en un futuro post apocalíptico.

Todo por la colonia

La civilización tal y como la conocemos ha desaparecido. Mientras las grandes potencias mundiales estaban demasiado ocupadas con sus pugnas por el poder o sus ideologías, no se dieron cuenta de lo que venía hasta que fue demasiado tarde. Los cielos estallaron en llamas reduciendo las ciudades y poblaciones a polvo y cenizas, las naciones y sus gobiernos cayeron, uno a uno, en medio de catástrofes naturales y guerras entre facciones por los pocos restos que quedaban hasta que, un día, ya ni siquiera quedaron ejércitos para combatir.

Sólo unos pocos sobrevivieron, gente sin hogar, ni nada más que perder, cuyo único sueño es hallar un nuevo hogar donde empezar de cero en medio de este lugar cruel e inhóspito en que se ha convertido el mundo y tú serás el encargado de hacerlo posible. Este panorama, que bien podría tratarse de parte del trasfondo de cualquier entrega de Fallout, es el contexto en el que se desarrolla Surviving The Aftermath y nuestro papel será el de crear, gestionar y administrar la vida de un grupo de supervivientes y ayudarlos a evolucionar, hasta ver como pasan de ser un pequeño reducto de personas en un campamento a convertirse en toda una gran colonia.

Análisis de The Shore

Antes de comenzar nuestra historia, en Surviving the Aftermath deberemos establecer una serie de parámetros que determinarán el nivel de dificultad y las diferentes adversidades que tendrán que superar los habitantes de nuestro refugio. De este modo podremos establecer la cantidad de recursos iniciales, el nivel de contaminación del entorno o el índice de aparición de diferentes catástrofes como lluvias de meteoritos o bajadas drásticas de temperatura, también escogeremos el nombre de nuestro asentamiento, la bandera y su lema.

Con todo preparado, ya estamos listos para enfrentarnos a las adversidades por lo que nuestro primer paso será levantar el lugar de acampada y lanzar la bengala que señale el lugar para los futuros colonos.

El lugar de acampada, será el primer edificio que levantemos en Surviving the Aftermath y servirá como centro inicial de la colonia.

A partir de aquí empieza el juego, llegarán los primeros habitantes al campamento y tendremos que encargarnos de satisfacer sus necesidades básicas, es decir, alojamiento, agua, comida e higiene.

Edificios, recursos y trabajo, mucho trabajo

Como líderes de ésta nuestra comunidad, en Surviving the Aftermath deberemos decidir qué edificios iremos construyendo para asegurar la buena marcha de todos. El abanico de opciones disponibles es de lo más variado pues tendremos desde las tiendas que servirán de hogar a nuestra gente, pasando por almacenes de recursos, refinerías, hasta una fosa común en la que darles el descanso final a los que caigan en el camino hacia ese prometedor futuro.

Tan importante como el qué será el dónde, en Surviving the Aftermath tendremos que pensar y estudiar minuciosamente el terreno a la hora de elegir la ubicación de las diferentes construcciones que levantemos, así, tendremos que decidir si levantar el campamento maderero cerca de los depósitos de madera o, por el contrario, hacerlo junto al almacén y mover la zona de trabajo hasta los tablones que se deben reciclar.

Algunos edificios, además, tendrán otros factores a tener en cuenta, como es el caso de las letrinas o la fosa común, éstos generarán contaminación a su alrededor y deberemos colocarlos lo suficientemente alejados para que no contaminen nuestros cultivos o infecten a los trabajadores.

A la hora de levantar cualquier edificación en Surviving the Aftermath tendremos que tener en cuenta factores como la fertilidad del suelo o la cantidad de agua subterránea.

Recolectar recursos y construir está muy bien, pero todo ello no será posible sin una mano de obra adecuada a las circunstancias y será la labor de los habitantes de nuestro asentamiento aportar su trabajo y experiencia. Por una lado tendremos los trabajadores, personas que se encargarán de realizar las tareas de los distintos puestos que vayamos levantando, serán los médicos, recolectores, cazadores, etc.

La asignación de cada puesto se realizará de forma automática una vez se termine la construcción del lugar de trabajo, se cogerá, de forma aleatoria, una persona de entre todas aquellas que estén libres en ese momento, no obstante, podremos desasignar a cualquier trabajador para que quede disponible si fuera necesario redoblar esfuerzos en alguna parte, por ejemplo, en los puestos médicos durante una lluvia radiactiva.

En contrapartida a los trabajadores tenemos los portadores, cuyo cometido puede que sea la más importante con diferencia, ellos será quienes se encarguen del transporte de recursos y la construcción de instalaciones y estructuras, esto los convierte, prácticamente, en un recurso más cuidar y gestionar dado que sin ellos, no podrás seguir expandiendo tu territorio ni progresar, por ello mantener un buen equilibrio entre trabajadores y portadores será uno de tus principales quebraderos de cabeza si no quieres quedarte estancado.

Pero no temas, para lograrlo Surviving the Aftermath pone a tu disposición algunas herramientas, como la posibilidad de liberar trabajadores, de forma temporal, de sus puestos o la capacidad de designar un número mínimo de portadores desde el centro de acampada, de esta forma se respetará el número de personas que establezcas, dejándolas libres para transportar o construir aquello que necesites.

En Surviving the Aftermath tendrás portadores que construirán los edificios que necesites y trabajadores que llevarán a cabo su labor en ellos.

Como ya, sin duda, te habrás dado cuenta, los habitantes del refugio son el factor clave que rige Surviving the Aftermath, por ello cuanto mayor sea su número, mayores serán tus beneficios, aunque también lo será la dificultad para mantener su bienestar.

La verdad está ahí fuera

Probablemente pienses que, hasta ahora, no hay nada nuevo en el horizonte, un título más de gestión de recursos y poblaciones. Sin embargo, los chicos de Iceflake han querido darle una vuelta de tuerca más. Si hay un factor que diferencia Surviving the Aftermath, ese que podrá hacer que te quedes pegado al sofá jugando, son sus hitos narrativos y las misiones.

A lo largo del desarrollo de la campaña de Surviving the Aftermath, irán sucediendo una serie de acontecimientos fortuitos que te obligarán a tomar decisiones, algo muy parecido a las mecánicas vistas en títulos como Frost Punk, estos eventos, sin embargo, tienen un fuerte componente narrativo y nos obligarán a poner a prueba nuestros valores en la toma de decisiones que afectarán al devenir de toda nuestra población, rompiendo un poco la monotonía del transcurso de la partida y dotando de dinamismo y vida a la colonia y sus gentes.

Análisis de Len’s Island

Al margen de estos hechos, una vez que hayamos construido la puerta tendremos la posibilidad de aceptar misiones más allá de nuestras fronteras. Los responsables de acometerlas serán los especialistas, unos colonos particulares que por sus capacidades y conocimientos quedan al margen del resto, sirviendo a fines específicos más allá de servir como mano de obra.

En estas misiones secundarias de Surviving the Aftermath exploraremos el mapa general de la zona y podremos enviar a cualquiera de nuestros especialistas a diferentes localizaciones donde podrán recolectar materiales y equipamiento, obtener puntos de ciencia y tecnología o desmantelar un campamento de bandidos.

En Surviving the Aftermath tendremos eventos narrativos y misiones secundarias que aportan cierto toque rpg a sus mecánicas.

En momentos más avanzados podremos convertir a nuestros especialistas en colonizadores, que podrán crear su propio asentamiento en distintas zonas con diferentes biomas y recursos. Estos nuevos asentamientos podrán proporcionar nuevos tipos de materiales y desarrollar nuevas construcciones, ampliando así las opciones disponibles y, además, nos permitirán establecer y crear una red de rutas de comercio, algo que será muy útil cuando lleguen las vacas flacas y se empiecen a agotar los yacimientos de los que extraer ciertos recursos.

Un diseño artístico demasiado árido

Si bien podemos decir que, en líneas generales, el apartado gráfico de Surviving the Aftermath cumple con lo que se podría esperar de un título de sus características, aunque con matices. Aunque es cierto que, en lo que diseño del entorno se refiere, el título presenta unos escenarios muy bien adaptados a la ambientación y con detalles que le confieren personalidad, como coches abandonados, construcciones en ruinas, etc. el diseño de los edificios, sin embargo, no deja el mismo sabor de boca, utilizando para casi todos ellos los mismos tonos y materiales, lo que llega a causar confusión en los compases más avanzados de la partida, dificultando la diferenciación entre unos y otros.

Lo mismo pasa con los especialistas, estos usan el mismo modelo independientemente de sus características físicas, por lo que si quieres saber quién está haciendo qué deberás recurrir al menú de especialistas y ver su ficha. En contraposición, el título hace gala de unas ilustraciones de gran calidad a la hora de exponer los eventos narrativos o para los retratos de los colonos y especialistas, elaboradas con todo lujo de detalles y una paleta de colores que transmite el aura de desolación y falta de esperanza que sus creadores quieren que experimentemos.

Las ilustraciones de Surviving the Aftermath destacan por encima del resto de su apartado artístico.

Surviving the Aftermath viene totalmente traducido al castellano aunque con ciertas asperezas que limar como el uso del término sobrevivientes y algún que otro detallito más. Con voces en inglés y la posibilidad de alternar entre tres emisoras de radio en cualquier momento, variando el tono de sus melodías aunque sin que destaque ninguna de ellas más allá de servir de acompañamiento.

Veredicto

Surviving the Aftermath es un juego de gestión de recursos y ciudades en un entorno extremo y hostil. Su componente narrativo, reflejado en sus eventos aleatorios y sus misiones le aportan un toque de frescura y sacando al jugador de la monotonía de la administración pura y dura. Un título que sabrá enganchar a los fanáticos de la ambientación post apocalíptica y a los amantes de la estrategia y la supervivencia por igual.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming  CDKeys   Kinguin   Amazon

Surviving the Aftermath

Duración: 12 h
7

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Innovación

7.0/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • La variedad de opciones de dificultad facilita la rejugabilidad.
  • Los eventos narrativos aportan frescura.
  • Las misiones y los especialistas dan un toque de diferenciación.

Aspectos Negativos

  • El diseño de edificios presta a confusión.
  • El diseño de los especialistas es pobre y no diferencia entre unos y otros.
  • La generación procedural de los recursos puede llevar al estancamiento.