Análisis de Sword Art Online Alicization Lycoris (PS4). Versión anime de Matrix y WOW

Análisis de Sword Art Online Alicization Lycoris

Cuando el mangaka y novelista japonés Reki Kawahara ideó su novela ligera de Sword Art Online en el 2009, estoy seguro de que no imaginó el éxito que tendría su obra en el público japonés. Tal fue así, que de ello surgieron diversas adaptaciones, tanto del cómic (con 19 volúmenes) como del anime (con 25 episodios), los cuales se emitieron en varias cadenas de televisión japonesa. A partir de ahí, fue ganando popularidad con una creciente legión de fans que demandaban más de este ingenioso mundo creado por Kawahara.

Sword Art Online se convirtió en una de las franquicias más relevantes con una influencia que pisaba el pedal a fondo, ofreciendo distintos productos. Entre ellos, nuevas novelas como Sword Art Online Progressive en el 2012 o Sword Art Online Infinity War, el primero de muchos videojuegos basados en su obra que verían la luz tanto en Playstation 3, como en PS Vita o incluso en teléfonos móviles. Ahora, Aquiria y Bandai Namco nos traen Sword Art Online Alicization Lycoris disfrutable tanto en PS4, como Xbox One y PC.

Sword Art Online es una franquicia con 10 años de éxitos

En este punto debo de reconocer que siéndome este nombre vagamente familiar, jamás había tenido la curiosidad suficiente como para interesarme. Tal vez pueda considerarse como un punto a mi favor. Me refiero al hecho de haceros conocer una opinión de un neófito como yo, que llega a las puertas de este mundo virtual y descubre sus aventuras por primera vez. Llegar totalmente virgen a este universo y explorarlo por mí mismo, atendiendo a su argumento (importante en todo JRPG) y a su diseño artístico.

Vaya por delante que no es mi intención juzgar si la historia que se nos cuenta, es fiel a las novelas o animes publicados, o de si se trata de algún tipo de precuela o secuela. Lo que trato de comunicaros es que valoraré esta entrega de la franquicia como una unidad por sí misma, y no como el conjunto de una saga cuya pieza debería encajar en el mosaico de la misma. Eso es algo que dejaré para los más duchos de Sword Art Online.

Un inicio prometedor contra la administradora de Underworld.

Matrix te posee

Sword Art Online Alicization Lycoris comienza con un duelo entre Kirito, nuestro protagonista, y la administradora. Un enfrentamiento donde se nos dan las primeras lecciones a modo de tutorial. Entendemos que tal confrontación pertenece a un suceso que veremos en el futuro, pues tras finalizar el tutorial emprenderemos el viaje desde un punto muy anterior a lo visto en ese momento.

Kirito, es un joven que al parecer ha utilizado una máquina de realidad virtual, conduciendole a un mundo imaginario llamado Underworld. Desorientado, no sabe cómo ha llegado ahí ni por qué es incapaz de poder salir o cerrar la sesión. El mundo que se extiende a su alrededor parece ser demasiado real como para que se trate de un simple videojuego. El bosque en el que despierta le resulta familiar y vislumbra recuerdos de este mundo, algo que le parece imposible, ya que no logra reconocer donde se encuentra.

Tras caminar un poco por los alrededores, acaba conociendo a Eugeo, un joven leñador que acude cada día al mismo árbol para intentar talarlo. Tras una conversación con él, este nos dice que quienes aparecen de repente en este mundo sin recordar nada son conocidos como hijos de Vector, un dios de la oscuridad que deja a sus víctimas sin memoria. Para sorpresa de Kirito, Eugeo se ofrece ayudarlo usando una ventana Stacia que responde a lo que sería un menú de estado holográfico.

De este modo, Kirito empieza a entender que se encuentra en un mundo virtual gobernado por las leyes de la programación y las mecánicas de lo que sería un mmorpg. Esto se refleja en cosas, como que los lugareños tienen que realizar sus tareas de forma automática sin cuestionarse el porqué (a esto se le conoce como “La Llamada”). En el caso de Eugeo, su llamada es la de talar un árbol con nivel muy elevado, siendo él mismo un NPC de nivel muy bajo, por eso la tarea mencionada requeriría de Eugeo toda su vida.

Del mismo modo ocurre con otros menesteres y demás personajes, ya que los dioses podrían ser perfectamente administradores del propio programa. En cierto modo, en Sword Art Online Alicization Lycoris la idea no deja de ser algo parecido al mundo de Matrix que nos presentaron las hermanas Wachowski a principios del siglo, ya que los habitantes de Underworld no parecen ser conscientes de que podrían estar viviendo en un videojuego.

Y aun así, esta posibilidad de estar a priori en lo que podría ser un mundo virtual no deja de ser interesante, ya que la verdadera cuestión es, si los habitantes de Underworld son simples NPC’s respondiendo a unas conductas predeterminadas o si realmente son seres vivos con alma y capacidad de libre albedrío.

Nuestro protagonista esta encerrado en un mundo virtual.

Al final, descubriremos que el pasado de Eugeo está ligado al del propio Kirito, los cuales y sin entender por qué, guardan recuerdos conjuntos de su infancia. A partir de ahí, los acontecimientos en Sword Art Online se irán reproduciendo muy lentamente al principio, pues deben establecer las bases y conceptos de este mundo y que entendamos como funciona, para después desarrollarse en nuevos e inesperados acontecimientos que darán lugar al desarrollo de nuestros protagonistas y al destino de Underworld.

Sword Art Online trata por tanto, de una aventura que se cuenta a través de cinemáticas y largas conversaciones (muy anodinas en muchos casos), y que irá más allá del intento de regresar casa por parte de Kirito. Una historia de superación y de ruptura con las imposiciones sistemáticas del mundo, haciendo aliados como Medina, una espadachín caída en desgracia cuyo único objetivo en la vida es el de hacerse más fuerte, o Sortiliena, una instructora de la academia del imperio hábil con la espada y de aguda inteligencia.

Aquí debo aclarar que personalmente, a lo largo Sword Art Online, he sentido una desconexión como jugador. Esto fue debido en primer lugar, a que existe una barrera en su argumento (de alrededor de unas 10 horas de duración o más) que se me hizo tedioso y eterno hasta que sucedió algo medianamente importante en la historia. En segundo lugar, esto hizo que me sintiese confuso al no entender bien si a lo que me estaba enfrentando  en Sword Art Online era un JRPG de mundo abierto o una novela gráfica.

En definitiva, el argumento de Sword Art Online, es la típica aventura juvenil o “Shonen” (como se le conoce comúnmente en el país nipón) con personajes adolescentes de carácter exagerado, donde los buenos son muy buenos y los malos son muy malos. Una historia de amistad, valor, coraje y sacrificio aliñado con el característico humor y la dramatización sobreactuada de los anime japoneses. Si estáis en sintonía con esta estética, os dejará muy satisfechos las más de 30 horas de juego divididos en 6 capítulos.

Medina, una espadachín que nos ayudará en nuestra aventura.

El arte de la espada

Sword Art Online Alicization Lycoris, sobre el papel, es un jrpg de acción con combates en tiempo real y elementos estratégicos. Algo muy parecido a otros títulos del género como sería la saga “Tales of” por poner un ejemplo. Por ello empezaremos explicando el elemento más atrayente de su jugabilidad, los combates.

Ejerceremos un control libre para movernos por el área de batalla, fijando el objetivo sobre nuestros enemigos con R3. A nuestra disposición estará un botón para encadenar ataques normales, y otro denominado ataque con salto. De igual manera, tendremos una tercera y cuarta opción, uno como movimiento de esquiva y otro para la guardia, la cual reduce el daño de los ataques recibidos; y si además calculamos el momento exacto, lograremos una guardia perfecta reduciendo con ello el daño por completo.

Cuando el enemigo se dispone a usar un ataque fuerte, aparecerá un indicador. Si este fuese de color amarillo podemos llegar a detenerlo pero si es azul romperá nuestra guardia. A todo esto hay que añadir el “peligro”. Al atacar a un enemigo se aumenta este indicador, que al completarse, provoca que no pueda moverse y lo derribemos dejándolo en un estado de vulnerabilidad, donde el daño que le ocasionemos será mayor. Y lo mismo ocurre con nuestros personajes, solo que en este caso nuestro indicador es de “riesgo”.

Los combates son adictivos y llenos de posibilidades

Manteniendo pulsado el botón R1 tendremos acceso a todas las habilidades de espadas, que hayamos adquirido previamente y adjudicado a uno de los 4 botones del mando. Eso sí, hay que tener en cuenta que las habilidades de espada, siendo estas más dañinas y provocando varios efectos, consumen uno de los tres segmentos de PE que poseemos (los cuales se recuperan con el tiempo o atacando al enemigo) siendo así un aliciente para que no cejemos en nuestras acometidas.

Por otro lado, si pulsamos el botón R2 desplegaremos una rueda de selección de Artes Sacras muy variadas. Esto viene a ser las magias de todo RPG que se precie y las encontraremos muy variadas como fuego, hielo, metal, agua, luz curativa, espejo reflector, etc. Ambos casos, habilidades de espada y artes sacras, son la respuesta perfecta a un acceso rápido que ayuda a no bajar la intensidad en los combates.

Durante las batallas se irá acumulando un indicador especial de artes, que al completarse nos dará a elegir entre diferentes opciones. Por un lado permitirá acceder a las llamadas “súper artes”, con las cuales, el tiempo se ralentiza permitiéndonos usar habilidades de espada sin que por ello se nos consuma el PE. Y por otro lado, tenemos la opción rematadora, una técnica especial presentada a través de una cinemática la mar de espectacular y que causa un gran daño a nuestros rivales.

Las artes sacras son muy variadas y útiles

Cuando hay más de un personaje en nuestro grupo, podemos alternar su control en tiempo real con tan solo el gatillo izquierdo. Esto es útil al realizar tácticas avanzadas en el combate, al pelear con varios enemigos o controlar el personaje más preparado. Por supuesto, cuando nuestro personaje activo no pueda seguir luchando, pasaremos a controlar el siguiente de forma automática hasta que el caído se recupere tras una cuenta atrás.

En Sword Art Online podemos ajustar la IA de los miembros de nuestro grupo para que se adapten mejor a la situación, o seleccionar que magia o habilidad queremos que usen. Lo bueno de todo esto es que, atendiendo al planteamiento de combate en tiempo real, vamos a gestionarlo todo en muy pocos segundos y sin detener el combate ni un momento. Finalmente, tras vencer a nuestros rivales se nos recompensará con experiencia para subir de nivel, experiencia para mejorar nuestras artes sacras y dinero.

SWORDARTONLINEAlicizationLycoris_6
Nuestros aliados ayudaran en el combate

Fuera de combate podemos correr, nadar, saltar, hablar con los lugareños aumentando así nuestro vínculo con ellos y dar pie a nuevos diálogos e interacciones, encontrar cofres o realizar un amplio abanico de tareas típicos del RPG como pescar, recoger ingredientes, cocinar platos que nos confieren efectos variados, crear objetos y armas, etc.

Los puntos de guardado también sirven como lugares de viaje rápido por el mundo de Underworld. Si pulsamos la cruceta a la derecha se despliega el mapa, dejando ver nuestra ubicación y la de los enemigos, tesoros a recoger y misiones para realizar. Las misiones secundarias son poco o nada transcendentes, más allá de conseguir experiencia o algún que otro objeto. De hecho, y esto es un problema grave, existen misiones principales que podrían pasar por misiones secundarias y que alargan la historia de forma artificial.

Para avanzar en las misiones, ya sean de una u otra categoría, se nos marcará una brújula informándonos de la distancia y el camino a seguir para llegar a nuestro destino. Ciertas misiones contra enemigos poderosos concederán objetos no disponibles en tiendas y, con el fin de derrotar a los enemigos más duros, será posible unir fuerzas con otros jugadores gracias al modo multijugador online, que permite partidas de hasta 4 jugadores.

El mapa nos muestra la ubicación de nuestro objetivo

Armas, armaduras y habilidades

En el menú principal está la ventana de Estado, donde veremos las estadísticas de nuestros personajes y la posibilidad de equipar armas, armaduras y accesorios. Adjunto, hay una lista de refuerzos que se aplica a cada personaje y los dominios de habilidades con cada tipo de arma. Si aumentamos dicho dominio, accederemos a ciertas habilidades avanzadas asociadas a esa arma. Es decir, que cuanto más tiempo pasas usando una espada, más aumenta tu vínculo con ella, junto a las diversas habilidades de la misma.

Por otro lado, las armas tienen ranuras en las que se pueden fijar accesorios. Estos pueden otorgar varios efectos o habilidades pasivas, como por ejemplo, aumentar en un determinado porcentaje la precisión o los golpes críticos. Podemos ajustar también las habilidades de espada, las de combate y las pasivas a nuestro antojo, aumentando nuestras opciones de configuración.

Por último, tenemos el árbol de habilidades, donde se aprenden y gestionan nuestras artes de combate, de la cuales existen varios tipos. Las extras son acciones básicas, las de espada son las más poderosas, las de combate conceden efectos temporales y las pasivas producen efectos permanentes. Todas ellas se aprenden con puntos ganados en los combates, subiendo de nivel o completando unas pruebas especiales. Eso sí, para desbloquear las habilidades del árbol, el personaje debe cumplir una serie de requisitos.

El menú de armas es sencillo y accesible

Visualmente de otra generación   

A nivel artístico no hay espacio para la innovación, de hecho no hay nada que no hayamos visto en juegos como Fire Emblem o Tales of. Se trata de personajes en cell shading moviéndose sobre escenarios en 3D y un bestiario muy similar en este tipo de JRPG’S (aunque en Sword Art Online Alicization Lycoris me parece muy poco variado). Aun así no voy a quitarle el mérito que merece. Ya que los efectos especiales, los haces de luces y las explosiones hacen del combate un entorno espectacular que ayuda a generar adrenalina.

Mientras que las ciudades y pueblos tienen un estilo arquitectónico que podría ser sacado de la época renacentista, con calles concurridas de personajes que ayudan a darle vidilla y credibilidad (aunque estos no se dirijan a ninguna parte), los campos semiabiertos son suficientemente grandes como para dejarnos lugar a la exploración entre verdes bosques, ríos y grandes montañas.

El apartado gráfico una de cal y otra de arena

Los enemigos, especialmente los villanos más importantes o los protagonistas, están mejor construidos y recreados. Tantos los personajes principales como los secundarios, lucen esa estética anime característica de Abec, seudónimo que utiliza el artista japonés responsable de las ilustraciones y diseños originales de la novela. Un gran dibujante que ha estado varias veces en el top 10 de los mejores ilustradores de novelas ligeras publicado por la revista Kono Light Novel ga Sugoi, ocupando el primer lugar en la edición del 2013.

Personalmente, el palo se lo lleva en lo técnico. No es que Sword Art Online se haga injugable, en absoluto, pero sus defectos son tan evidentes que afean el resultado. Hablo de bajadas de framerate (especialmente cuando corremos o, peor aún, cuando nos encontramos en mitad del fragor de la batalla); hablo de tiempos de carga tan largos que llegan a superar el minuto y nos hacen desear que comience esa nueva generación de consolas con discos SSD lo antes posible

Hablo de animaciones bruscas y robóticas que afectan al control del personaje con movimientos antinaturales. Y esto sin olvidar el popping de NPC’s que aparecen delante de tus narices como por arte de magia; un clipping tan horroroso que no se corta en dejarnos atravesar mesas, sillas e incluso personas como si fuésemos un fantasma; y para acabar no sería del todo sincero si no dijera que gráficamente parece un juego sacado de la generación anterior.

El aspecto técnico deja bastante que desear

La música virtual de Underworld

Pero si gráficamente Sword Art Online es bastante mejorable, no diré eso de su BSO, la cual cumple su tarea incluso de forma notable en ciertas ocasiones. Empezando por Reona, una cantante y cosplayer japonesa que firmó con Sacra Music, después de haber estado activa como cosplayer y músico independiente. Hizo su debut principal en 2018, como la voz cantante del personaje Elsa Kanzaki en la serie de anime Sword Art Online Alternative: Gun Gale Online, y aquí abre el opening principal llamado (Scar/let).

Pero además existen otras composiciones melódicas en Sword Art Online que acompañan bien durante los momentos de exploración como el tema de la aldea Rulid o “Deusoldort desert” con ritmos e instrumentaciones de estética oriental. Entre ellos destaco el tema de batalla en sus distintas versiones, con sus redobles de tambores y los cantos en coro masculinos, que sirven como trasfondo a una voz femenina que parece gritar de agonía. El resultado es un tema muy épico y espectacular para los combates.

La banda sonora de Sword Art Online, si le prestas atención, en términos genéricos se nota que ha sido tomado más en serio y está más trabajada que otros apartados más importantes. Por último, apuntar que las voces están en inglés y japonés pero los textos están magníficamente traducidos al castellano.

La BSO engrandece cada escena y cada batalla

Veredicto

Aparcando a un lado si el género Shonen es de mi gusto o no, en un inicio Sword Art Online arranca interesante, pero con forme pasan las horas se vuelve anodino y aburrido. Es cierto que cuando la historia decide despegar, lo hace con giros de guion que logran captar nuestra atención, pero hasta llegar a ese punto pasarán muchas horas, y eso en un JRPG que se precie es un fallo garrafal.

El problema que personalmente yo he encontrado en Sword Art Online, es el planteamiento estructural del propio juego a la hora de contarnos sus entresijos. Da la sensación de que no tiene muy claro hacia dónde quiere ir como juego en sí mismo.

¿Me centro en el argumento o atiendo más a la jugabilidad? ¿Se trata de un mundo semiabierto o estamos ante una novela gráfica? Tal vez mitad y mitad, pero lo que sí está claro es que pasaremos horas y horas delante de conversaciones banales, con personajes estáticos, como si de un comic se tratase.

Es una lástima porque el combate, con un poco más de pulido, es lo suficientemente complejo para ser entretenido y lleno de posibilidades, de lo mejor en Sword Art Online. Da rabia pensar que parezca que muchas veces el juego opte más por diálogos exasperantes (que no llegan a nada o que son desquiciantemente redundantes) en lugar de dar más cabida a la jugabilidad.

Todo en Sword Art Online me hace pensar que ha sido una oportunidad fallida para crear algo grande. Especialmente cuando pienso en la riqueza del mundo de Underworld, la cual me ha animado para empezar a ver la serie.

El apartado gráfico es anticuado y muy mejorable; y en la jugabilidad, debería avernos dejado más manga ancha para la exploración y las aventuras, sobre todo teniendo en cuenta que la BSO es bastante notable y que aporta una fuerte sensación de aventuras y epicidad. 

Sword Art Online Alicization Lycoris

Duración: +30h
6

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

7.0/10

Narrativa

4.0/10

Diversión

4.0/10

Duración

6.0/10

Aspectos Positivos

  • El concepto de un mundo virtual y el lore que guarda tras de sí
  • Un sistema de batalla lleno de posibilidades
  • Una BSO notable

Aspectos Negativos

  • Un tira y afloja indeciso entre novela gráfica y semi mundo abierto
  • Defectos técnicos muy mejorables
  • Gráficamente parece de una generación anterior