Análisis de Tell Me Why (Xbox One). Dontnod exprime su fórmula mágica

tell Me Why

Tell Me Why estará disponible para todos los usuarios de Xbox Game Pass

Las aventuras narrativas han vivido sus años dorados en la presente generación. Estudios como Telltale o los creadores de Tell Me Why Dontnod, han sido impulsores de un estilo de juego que ya se ha quedado con nosotros y que promete seguir dándonos alegrías. Pero no todo es un camino de rosas y, en el caso de Dontnod concretamente, algunos tropos y recursos empiezan a estar demasiado vistos para los que somos su público habitual.

Tell Me Why es la enésima exploración del estudio francés sobre temas controvertidos. En el recuerdo quedan los dramas adolescentes de la primera parte de Life is Strange y Before the Storm que trataban con inteligencia y sumo cuidado temas como el acoso escolar. El reflejo que hizo Life is Strange 2 de la Norteamérica más rancia me atrapó y consiguió hacerme sentir completamente en el papel de los hermanos Díaz.

Estas dos obras anteriores, voy a excluir a Vampyr de la ecuación por tratarse de un juego más orientado a la fantasía, supieron hacer empatizar al jugador con sus situaciones. La tarea no era ni mucho menos sencilla, pero sí algo más fácil de lo que lo tiene Tell Me Why.

Tell Me Why
En Tell Me Why los personajes tienen carisma

Los problemas que veíamos en sus anteriores juegos llegaban a espectros de población amplísimos. En el caso de Tell Me Why este es un juego que refleja una situación minoritaria, no por ello menos visualizable o importante, pero sí menos permeable con muchos jugadores. He de confesar que ese ha sido mi caso, la historia de los hermanos Ronan y la transexualidad de uno de ellos ha sido un tema con el que he sido capaz de empatizar, gracias en parte al excelente trabajo que hace el juego en esta materia, pero, lamentablemente no he sentido esa conexión total de juegos anteriores.

Tell Me Why es un relato pequeño, lo peor ya ha pasado y es ahora, 10 años después de los graves incidentes que dan pie a su historia cuando el jugador tiene que recomponer las piezas. Buscar el “por qué” estamos así y saber realmente quienes son los culpables e inocentes en un relato complejo, repleto de giros y en el que el jugador tiene mucho, muchísimo por decidir.

Tell Me Why nos muestra un vínculo entre los gemelos muy peculiar

Los hermanos Tyler y Alyson Ronan comparten un extraño vínculo como gemelos: pueden comunicarse telepáticamente. Este superpoder que solo tienen entre ellos dos, es un recurso bien utilizado por el juego en forma de mecánicas jugables.

Escucha nuestro análisis de Life is Strange 2

Por ejemplo, en determinadas ocasiones, podemos mantener una conversación entre ambos sin necesidad de que ocupen el mismo espacio. Esto se aprovecha realmente bien en momentos de sigilo o en conversaciones con terceros donde podemos conocer la opinión de la otra parte antes de tomar una decisión.

Durante los distintos actos que componen sus tres capítulos podemos asumir el control de ambos personajes. Esto da lugar a que podamos contemplar y tener en cuenta el punto de vista de ambos sobre determinadas cuestiones porque, el otro gran aliciente jugable de Tell Me Why es que estos hermanos son capaces de compartir sus recuerdos.

En Tell Me Why tendremos conversaciones telepáticas

De esta forma, en determinados momentos del juego, el jugador podrá reconstruir una escena de la infancia de los Ronan. Estos flashbacks, que funcionan de una forma similar a lo que lo hicieran los destellos en el maravilloso Everybody’s Gone to the Rapture, hacen que el jugador se implique como una parte activa dentro del juego.

Reescribiendo algunos momentos y eligiendo qué versión de los hechos creer, en Tell Me Why no existe una sola verdad. Tyler tiene recuerdos de los hechos con matices distintos de los que puede tener Alyson. Esto es en definitiva la realidad de cada uno. La verdad absoluta sobre los hechos es nuestro objetivo, para llegar a él, como jugadores hemos de reescribir el pasado y llegar a nuestras propias conclusiones.

El trato que hace el juego de estos recuerdos es, sin ninguna duda, lo mejor que hace Tell Me Why. Estas manifestaciones no aparecen “porque sí” y son más consecuencias del estrés al que los sujetos se ven sometidos o de algún activador como una estancia conocida o una música que nos retrotrae a la situación que estamos viviendo.

Los recuerdos en Tell Me Why serán muy importantes

Esta forma de ver el mundo no es algo especialmente novedoso. La figura de espectador pasivo fue ampliamente explorada en otros títulos como Tacoma donde no éramos únicamente televidentes de las manifestaciones que tenían lugar a nuestro alrededor, sino que, además, podíamos reproducirlas adelante y atrás en el tiempo.

No es esta la forma en la que actúan los recuerdos en Tell Me Why y sí son más un instrumento que maquilla magistralmente la toma de decisiones dicotómicas de la que Dontnod viene haciendo gala ya hace tiempo.

Tell Me Why no huye de los puzles, y de algunas situaciones que hacen pensar al jugador para resolverlas. Sin ser ninguno de ellos especialmente novedosos sí que saben estar especialmente bien equilibrados a lo largo de sus tres capítulos. Siempre aportan algo de variedad y utilizan bien los elementos de la historia y sus escenarios para ganarse un sentido dentro de la narrativa del título.

Tell Me Why nos deja momentos para la reflexión

Sin embargo, hay algo en las aproximadamente 10 horas que me ha llevado completar Tell Me Why que me ha dejado un extraño sabor de que ya he jugado esto. Algunos recursos narrativos y herramientas vehiculares de Dontnod empiezan a oler a naftalina y convendría que el estudio a cargo de Remember Me se tomara en serio una renovación si no quiere acabar sobreexplotando la fórmula.

Tell Me Why es una historia mucho más adulta que Life is Strange, sus protagonistas ya han entrado en los 21 años de edad y la verdad de fondo es tan dolorosa como sorprendente. Su relato es calmado en su envoltura, pero completamente tormentoso cuándo el jugador rasca más allá de la superficie.

La escala de grises de los personajes de Dontnod es en Tell Me Why más gris que nunca por lo que puede que alguno se vea un tanto desubicado si lo que estaba buscando era un abierto manifiesto a favor o en contra de la transexulidad.

Sentimientos, muchos sentimientos en Tell Me Why

En el apartado técnico, Tell Me Why mejora a Life is Strange 2. Sin embargo, el excelente rendimiento del juego tanto en escenarios como en modelados no desvía la mirada sobre la pobre animación facial que sigue acompañando a los juegos del estudio y que, de todo corazón, espero que mejore de cara a la próxima generación. Porque tan magníficas historias y actuaciones por parte de sus actores no se merecen este contrapunto.

En su apartado musical Tell Me Why es un derroche de buen gusto tanto para sus composiciones originales como para los temas licenciados elegidos para la ocasión. Con voces en inglés, el juego llega completamente traducido al español neutro. Esta traducción no está carente de fallos, algunos especialmente flagrantes al equivocar el género de la persona de la que se habla en un título que no puede dejar el más mínimo resquicio de duda en ese sentido.

Tell Me Why sigue con unas animaciones faciales pobres

Los usuarios castellanoparlantes puede que tengan problemas a la hora de interpretar la intención de algunas frases en los diálogos conceptuales que ya son marca de la casa, por lo que conviene pararse un momento a pensar qué puede querer decir lo que estamos eligiendo en sus usos latinos.

Veredicto

En definitiva, Tell Me Why quiere ser mucho más que un discurso sobre la transexualidad y se esfuerza en conseguirlo. La historia, su trasfondo y sus personajes van creciendo a la par, por lo que no podemos esperar lo mejor del juego hasta sus compases finales. Dontnod modifica un método que le es conocido y aporta algunos nuevos detalles como los recuerdos compartidos o la comunicación telepática. Sin embargo, tocando el final de la generación, el estudio francés ha de replantearse ciertos recursos estilísticos que para los que somos amantes de su obra nos empiezan a parecer demasiado parecidos entre sí.

Tell Me Why

Duración 10h
7.5

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

7.0/10

Narrativa

9.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Los recuerdos compartidos son un gran recurso en la toma de decisiones
  • La historia del juego permite al jugador sacar sus propias conclusiones
  • La banda sonora es para no dejar de escucharla

Aspectos Negativos

  • La fórmula empieza a perder impacto, Dontnod tiene que buscar alternativas
  • La expresividad facial no acompaña a su magnífico relato.