Análisis de The Last Show of Mr.Chardish. Una obra llena de belleza para nuestros ojos y nuestros oídos

Análisis de The Last Show of Mr.Chardish. Una obra llena de belleza para nuestros ojos y nuestros oídos

The Last Show of Mr.Chardish nos deja una bella aventura narrativa que destaca por su nivel artístico y su sobresaliente banda sonora. 

El señor Robert Chardish no es un desconocido para mí, tal vez recordaréis que hace unas semanas os contaba mis impresiones sobre la demo de The Last Show of Mr.Chardish, que me dejó unas muy buenas sensaciones en el cuerpo. Ahora he podido disfrutar la obra completa y afortunadamente se han mantenido hasta el final.  The Last Show of Mr.Chardish es un juego precioso, que no deja una historia inolvidable ni mucho menos, pero si está llena de emoción, se nos cuenta con mucho cariño y, sobretodo, con mucho arte.

Volviendo al Teatro Lindfield

Ya os comenté en las impresiones de que trataba la historia de The Last Show of Mr.Chardish. Pero un resumen rápido por si habéis llegado aquí por primera vez. En este título encarnaremos a Ella, antigua actriz del teatro Lindfield y musa del talentoso director Robert Chardish. Recibirá una carta del ya difunto Robert en la que le promete tener una última sorpresa preparada para ella en el antiguo teatro. Así que Ella cogerá su maleta y volverá en un viaje al pasado para poder conocer y comprender mejor al director y todo aquello que le inspiraba para crear sus diferentes obras.

Prepárate para ver el mundo desde la perspectiva del director en The Last Show of Mr.Chardish

Ahora que he podido disfrutar la historia entera, eje central del título de Punk Notion, os puedo decir dos cosas: que no es ni muy profunda ni muy original y que aun así, está llena de emoción. Aumentando de forma exponencial en cada nueva obra que presenciamos. Cada una de ellas, con un propio significado narrativo y jugable.

“Soledad” es la primera obra y la que pudimos probar en la demo de The Last Show of Mr.Chardish, en ella tendremos que resolver puzles muy sencillos jugando con la luz.

Y es que The Last Show of Mr.Chardish está lleno de mensajes y significado, durante nuestra visita al teatro encontraremos notas, carteles o libros con información sobre cómo era el teatro, que opinión tenía la gente del mismo o dónde podremos saber más sobre la misteriosa figura de Robert Chardish.

La narrativa como fórmula jugable

Esta información la encontraremos mientras encarnamos a Ella en su visita al teatro que una vez la vio triunfar. Pero la jugabilidad se dividirá en dos; mientras encarnamos a la actriz veremos el juego en primera persona y simplemente tendremos que caminar e interactuar con el escenario. Mientras que al revivir alguna de las obras del director, nos encontraremos una perspectiva en tercera persona, con diferentes mecánicas para las distintas actuaciones.

The Last Show of Mr.Chardish nos dejará piezas de su trama en forma de grabaciones, documentos u otros coleccionables.

No esperéis gran complejidad jugable en The Last Show of Mr.Chardish, no la tiene, pero si me ha parecido que tiene la suficiente simpleza mecánica para no entorpecer lo principal, la narrativa, pero si bastante como para no estar ante un título en el que simplemente debemos caminar y aporte variedad al desarrollo.

Lee aquí nuestro análisis de Stories Untold

Además, todo lo que hacemos en las distintas obras tiene un significado, un mensaje, incluso si el juego en un momento determinado toma el control de nuestro personaje durante una obra, será porque nos querrá transmitir algo, y lo consigue.

“Ira” es la obra más floja de The Last Show of Mr.Chardish, pero sigue siendo preciosa de escuchar y de ver.

Jugar con las luces para que los objetos del escenario aparezcan o desaparezcan, interpretar el papel de dos simpáticos robots, convertirnos en un mosquetero, volar como un ave o pintar el mundo de color son las obras que tendremos que revivir en el teatro Lindfield. Aunque no todo es bonito en esta obra, algunas de las partes jugables no están a la altura de otras; Ira, la obra en la que encarnamos al mosquetero es bastante insulsa a nivel mecánico, y Ascension, obra en la que podremos surcar los cielos como un ave, se salva por su precioso aspecto visual y su maravillosa banda sonora, ya que, objetivamente hablando, a nivel jugable es un tramo relativamente aburrido.

Resumidamente, el juego es una aventura principalmente narrativa. La parte jugable del título tiene una importancia mínima en lo mecánico, no así en lo que lleva implícita, haciendo un trabajo fantástico en este aspecto. La obra, eso sí, es breve, ya que darle una vuelta al juego puede llevarnos una hora y media más o menos. Podremos volver a jugar para recolectar distintos coleccionables en forma de información adicional sobre los personajes por el escenario, pero poquito más.

Una obra bellísima en lo visual y lo sonoro

Donde sin duda The Last Show of Mr.Chardish brilla con más fuerza es en su excelente apartado audiovisual. No tanto en el aspecto gráfico como tal, que no es muy puntero (si bien hace un trabajo más que aceptable en las zonas donde manejamos a Ella), sino por su soberbio apartado artístico, dejando dos estilos visuales totalmente diferenciados para separar el mundo real de las obras que encarnamos.

“Ascensión” nos deja las estampas más bellas en The Last Show of Mr.Chardish.

Durante nuestra visita al teatro encarnado a Ella, veremos el mundo en primera persona con gráficos realistas. Al mirar el mundo a través de una de las máscaras que Robert nos ha dejado, lo veremos todo como una acuarela en movimiento, dejando un resultado simplemente sobresaliente, con algunas estampas preciosas, especialmente los últimos compases interpretando al ave y sobre todo, la última obra, en la que tendremos que ir pintando el mundo a nuestro paso, un momento francamente precioso.

Azul y Amarillo son la pareja de robots que tendremos que manejar a la vez en “Simetría”

Pero si lo que nos entra por los ojos es artísticamente sobresaliente, no puedo más que recomendaros unos auriculares y disfrutar de la preciosa banda sonora que presenta The Last Show of Mr.Chardish. No sólo son melodías preciosas por sí mismas, evocan, además, todas las emociones que pretenden hacernos sentir las obras que estamos encarnando y, lejos de conformarse con componer piezas preciosas, las han insertado de manera dinámica durante el desarrollo de las distintas obras, como si estuviéramos realmente en el teatro y el encargado de sonido fuera introduciendo las piezas en el momento concreto y adecuado para potenciar todo lo que vemos. Simplemente. Sobresaliente.

“Ensoñación” es la última obra de The Last Show of Mr.Chardish, y personalmente la que más me ha gustado, llenar el mundo de música y color es una experiencia preciosa.

El doblaje, si bien en inglés, cuenta con un gran nivel interpretativo por parte de los actores y actrices que dan vida a los distintos personajes del juego, eso sí, el juego está correctamente traducido al castellano, hemos encontrado alguna errata puntual, pero pocas y de mínima gravedad.

Veredicto

The Last Show of Mr.Chardish es una obra preciosa, sin más. No llega al nivel de innovación en cuanto a fusionar mecánicas con narrativa como hizo por ejemplo el soberbio What Remains of Edith Finch, pero en su estilo y a su manera consigue algo parecido. Que nos sintamos parte de lo que estamos viendo y sobre todo, que nos encontremos a nosotros mismos con una sonrisa en la cara por la belleza de lo que estamos viendo y escuchando.

Es un juego fugaz, de eso no hay duda, pero si os gustan las aventuras narrativas que, aunque no cuenten una historia memorable si toquen el corazón y especialmente, si os gustan los productos con gran talento artístico ya sea visual o musical, no os arrepentiréis de comprar vuestra entrada para conocer al virtuoso Robert Chardish y la gran Ella en el teatro Lindfield. Pasad, sentaos, relajaos y disfrutad del show, porque merece mucho la pena.

The Last Show of Mr.Chardish

Duración: 1'5 h
8

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

10.0/10

Innovacion

8.0/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

6.0/10

Aspectos Positivos

  • Artísticamente es muy bonito
  • La banda sonora es algo maravilloso tanto en calidad, como en el modo de utilizarla
  • Se le da variedad jugable

Aspectos Negativos

  • No toda esa variedad funciona igual de bien
  • Muy corto y poco rejugable