Análisis de The Origin: Blind Maid (PS4). Toca pasar miedo en los bosques de la frontera de Paraguay

The Origin: Blind Game

Llega a PlayStation 4 The Origin: Blind Maid, la conversión de un indie de terror con una ambientación muy especial.

En la vieja Europa hay multitud de mitos y leyendas relacionadas con el miedo. Gran parte de ellas viajaron y evolucionaron en Norteamérica donde gracias a la industria del cine de Hollywood han llegado a todo el planeta. En los últimos años el cine asiático también ha compartido con nosotros sus filias y fobias terroríficas con gran éxito, ¿Pero alguien había oído hablar del terror en Paraguay? En este título para PS4 nos llevamos una buena ración de este: Preparaos para llevaros un buen susto con The Origin: Blind Maid.

Los juegos de terror constituyen una parte muy importante en nuestro medio, aupados por experiencias triple A como la saga Resident Evil o por otras de menor presupuesto de corte indie, todos los años recibimos unos cuantos títulos de este estilo. No estamos hablando de productos con una mecánica y argumento para todos los públicos, ya que pasar tensión y pegar saltos a base de sustos no gusta a todo el mundo, pero sí que tenemos claro que hay un grupo bastante amplio de jugones que apoya el género.

Los paraguayos Waraní Studios han apostado por este género para su juego The Origin: Blind Maid. En este análisis nos centramos en la versión para PS4, ya el título original fue lanzado para PC en julio de 2021. Ahora un año después llega la conversión también para Xbox One, Switch y la consola de Sony de la anterior generación. Este estudio ha desarrollado también otros títulos para PC y móviles en el pasado como SuperChicos, Legion Z o Personal Motor, productos estos más modestos que el producto que analizamos hoy.

Una luna sangrienta para comenzar nuestra historia en The Origin: Blind Maid

Estamos acostumbrados a historias de terror ambientadas en el folclore de Estados Unidos o de manera más reciente en el terror asiático, pero en The Origin: Blind Maid la acción se sitúa en El Gran Chaco, una zona ubicada en el centro-sur de América del Sur que se extiende por parte de los actuales territorios de Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay. Esta zona fue durante mucho tiempo bastante inaccesible para los conquistadores españoles, dando lugar a que la cultura indígena local llena de magia y leyendas todavía perdure sirviendo de inspiración al lore del juego.

El protagonista es un político corrupto

El protagonista de The Origin: Blind Maid es un político corrupto que huye de la justicia en compañía de su hombre de confianza, Vera, para quedar atrapado en un territorio inhóspito atrapado en un extraño bucle espacio tiempo del que tendrá que escapar redimiendo sus pecados al ayudar a las almas en tránsito atrapadas como él en aquel terrible lugar. La mayor parte de la acción sucede durante una oscura noche que ayuda a crear una atmósfera de terror.

En The Origin: Blind Maid vamos a estar mucho tiempo a oscuras

La mecánica del producto mezcla varios sistemas que hemos visto en otros títulos del género. De entrada, el modo de juego por defecto nos pone con una vista de cámara en primera persona que recuerda a títulos como Outlast. Además, comenzamos en medio de la nada con la ayuda de tan sólo una linterna que ilumina muy poco. Podremos ir recogiendo armas y munición, pero por una parte estas son muy escasas, y por otra, no todos los enemigos son abatibles a disparos. En The Origin: Blind Maid, acertar a un enemigo en la cabeza puede ser realmente complicado, ya sea buscado o no por los autores del producto, el gunplay se queda muy cojo en esta experiencia.

No sólo tendremos que sobrevivir, deberemos ir resolviendo una serie de puzles que no son muy complicados, pero con demasiada frecuencia tendremos que volver a recorrer grandes distancias en un enorme mapa muy vacío que no aporta nada. Conforme conseguimos avanzar iremos reduciendo el nivel de corrupción de nuestro personaje, esta redención recuerda mucho a lo vivido en Silent Hill, donde cada entrega tenía como trasfondo solucionar las cuentas pendientes de los protagonistas.

Nuestra salud y recursos son muy limitados en The Origin: Blind Maid

Tendremos también elementos de los juegos de rol como los mapas, la mejora de características del protagonista y la posibilidad de crear pócimas para ayudar a nuestro personaje siguiendo los consejos del alquimista que iremos encontrando por el mapa. En ciertos momentos nos enfrentaremos también a quick time events en los que tendremos que pulsar el botón correcto en el momento adecuado.

Aunque la mayor parte de la acción de The Origin: Blind Maid sucede en zonas poco iluminadas, a lo largo de la historia nos enfrentaremos a algunos capítulos en los que la linterna no será necesaria. Tendremos grandes espacios abiertos, túneles en minas o la típica mansión pasillera en la que conseguir abrir la siguiente puerta mientras intentamos no cruzarnos con el no muerto de turno.

Los enemigos acechan en las sombras en The Origin: Blind Maid

Los controles son un poco imprecisos, especialmente en el combate, durante la poca luz, el movimiento acelerado de los enemigos y la dificultad para apuntar drenarán nuestra salud. El bestiario de enemigos es bastante amplio con características bastante diferentes entre ellos, todos ellas accesibles en la correspondiente ayuda para comprender cómo hacerles frente.

Elige bien el nivel de dificultad

The Origin: Blinf Maid dispone de tres niveles de dificultad. El más fácil orientado al modo historia en el que los enemigos no serán una gran amenaza, el nivel medio en el que se apuesta por un equilibrio entre historia y enemigos, y por último, el nivel difícil que es todo un reto. En el nivel medio se puede sobrevivir bastante bien si vas con cuidado y evitas enfrentamientos tontos. Aquí puedes terminarte el título en unas ocho horas. Su plato fuerte son su argumento y sus puzles por lo que una vez superado no ofrece muchos alicientes para ser rejugado.

Toca resolver nuestro siguiente enigma en The Origin: Blind Maid

A nivel visual estamos ante un título indie con pocos medios de producción, pero que sorprende conforme avanzamos en la aventura. De unos inicios en los que pasamos de un bosque genérico vacío, con los típicos ítems de librería y una iluminación muy pobre, la experiencia va evolucionado a decorados mucho más trabajados, especialmente en la parte de la mansión. En The Origin: The Blind Maid se hace uso de elementos sorprendentes como monumentos muy conocidos de otras partes del mundo como la torre Eiffel o la Estatua de la Libertad, que le dan un sabor surrealista que encaja al 100% con la historia que narra.

El modelado de los personajes y sus animaciones son muy básicos. Se echa en falta un diseño artístico de personajes mucho más elaborado, así como un traslado de este de los mismos a la partida con más nivel. No sucede así con los efectos de cámara como temblores o el buceo, que sí que tienen más gracia. La iluminación de esta versión es muy pobre y no hay ningún tipo de efecto de partículas que llame la atención. The Origin: Blind Maid utiliza Unreal Engine 4, se mueve fluida y sin ralentizaciones, pero da la sensación de mostrarnos un juego de hace 4 ó 5 años.

Hay que recoger objetos clave

A nivel sonoro nos encontramos con un título poco equilibrado. Por una parte, cuando estamos explorando de manera desapercibida apenas hay sonido salvo los típicos efectos ambientales. Cuando los enemigos nos detectan sonará una música rotunda y exagerada con un volumen algo mal equilibrado que nos saca de la experiencia. Sí, pegas un bote en el sofá, pero no de miedo, si no del susto del volumen y lo exagerado de la partitura. Cinco minutos de un programa de cotilleo a toda voz también conseguirían el mismo efecto.

Las voces en The Origin: Blind Maid están en inglés y los textos en castellano. Están bien dobladas y con un acento con cierto toque latino. Me hubiese gustado disfrutar del juego con doblaje en español con acento paraguayo, pero estamos hablando de un título indie, así que bastante es poder escuchar las voces con el acento de Shakespeare.

Recorriendo la típica mansión a oscuras

Veredicto

The Origin: Blind Maid es el primer título publicado por un estudio paraguayo en la historia para consolas y no es un juego perfecto, pero si eres fan del género y estás abierto a disfrutar de una experiencia con medios de producción modesto podrás sacarle bastante diversión. Lo mejor para nosotros sin duda ha sido la historia de redención y los sorprendentes cambios de decorado.

Lo peor el control impreciso, el mal gunplay y los paseos de acá para allá que, aunque alargan el tiempo de juego no aportan mucho. A nivel visual se les ha quedado algo cortito, parece que hayamos tenido que analizar un juego de mitad de la pasada generación, pero más allá de nuestras críticas puntuales, si os gustan los juegos de miedo con una historia diferente, os lo recomendamos.

Duración de The Origin: Blind Maid

8 h.
7

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

6.0/10

Innovación

6.0/10

Narrativa

7.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • La historiq del personaje
  • Los cambios de escenario sorprenden

Aspectos Negativos

  • Un gunplay bastante malo
  • Tener que ir de acá para allá en decorados bastante vacíos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí