Análisis de Tony Hawk’s Pro Skater 1+2. El retorno del rey

Tony Hawk's Pro Skater

En California, entre las décadas de los 60 y los 70, los deportes extremos como el surf gozaban de un gran auge y popularidad. Pero hubo quiénes deseaban salir de los límites de las playas y cabalgar la ciudad a lomos de una tabla. Ese fue el comienzo del Skateboard, el motivo principal de la creación del monopatín se basó en la sustitución de la tabla de surf.

Los primeros diseños de monopatines consistían en solo un pedazo de madera cualquiera alterado con unos ejes de hierro y ruedas de patines. El número de patinadores se multiplicó rápidamente y en 1963 tuvo lugar el primer campeonato de monopatín en California.

A finales de los 60 se comenzaron a fabricar tablas de monopatín con una tecnología más avanzada y específica para esa modalidad. Los materiales de fabricación consistían en hierro más ligero, de poca resistencia, arcilla y caucho. Más adelante, en 1972 se comenzó a notar, a través de revistas y los medios de comunicación, el creciente interés por el Skate. Y para 1980, esta modalidad de surfear el asfalto, ya comenzaba a ser difundida no solo por los Estados Unidos, sino por todo el mundo.

Tony Hawk’s Pro Skater fue un hito en su género

Conforme se profesionalizó este deporte fueron apareciendo grandes figuras del monopatín. Durante los 90 hubo un nombre que destacó por encima de todos: Tony Hawk. El joven californiano era considerado el mejor patinador del mundo sobre la vertical (half-pipe) además de uno de los más versátiles y habilidosos debido a su don natural, su gran habilidad y su frecuente e insistida práctica, que entre otras cosas le llevó a ser el inventor del aéreo 900º.

Todas sus victorias, títulos y campeonatos, así como los trucos más arriesgados, hicieron que su nombre fuese el reclamo perfecto para el primer juego de una de las mayores sagas de los videojuegos de deportes extremos, Tony Hawk’s Pro Skater. El título fue desarrollado en 1999 por Neversoft y lanzado en múltiples sistemas (PlayStation, Nintendo 64, Dreamcast e incluso Game Boy Color) por Activision.

Disponible en tiendas Skater XL para PS4 y Xbox One

Gracias a un motor gráfico potente  para su época, logró ser un referente indiscutible durante años, dando pie a una saga bastante prolífica, donde aquellos que disfrutábamos del patinaje extremo por fin teníamos un videojuego que nos hacía gozar de nuestro hobby más allá del skatepark.

Más de 20 años después, y uniéndose al renacer de un género que parece estar volviendo gracias a títulos como Skater XL o el próximo Skate 4, Vicarious Visions nos devuelve al padre del género con Tony Hawk’s Pro Skater.

Un remake que aúna las dos primeras entregas, añadiendo algunos elementos nuevos, y que sirve como puente para unir a los más veteranos (haciéndonos retroceder en el tiempo y volver a sentirnos como adolescentes) y a los jóvenes de hoy día que accedan a él por primera vez. Todos podemos disfrutar de Tony Hawk’s Pro Skater en PlayStation 4, Xbox One y PC.

Tony Hawk’s Pro Skater, vuelve el rey

La vida sobre ruedas 

Normalmente comenzaría el análisis escribiendo sobre la historia del título en cuestión para entrar en ambiente y captar vuestra atención, pero en Tony Hawk’s Pro Skater eso es algo que se hace a través de su jugabilidad, ya que ésta es el alma y el corazón del juego. Nos encontramos ante un arcade de deporte extremo, donde nada más subirnos en nuestra tabla comenzaremos con un breve y sencillo tutorial que nos explicará los controles de forma clara y concisa para que desde un inicio tengas todas las premisas bien entendidas, sin importar si eres nuevo o no.

Tras esto, tenemos 3 opciones en las cuales vamos a ir profundizando poco a poco y que son: Tours Skater, multijugador y crear un parque. En nuestra primera opción, que vendría a ser un modo campaña, podemos elegir entre Tony Hawk’s Pro Skater 1, Tony Hawk’s Pro Skater 2 y Ranked & Free Skate. Este último responde a una amalgama de desafíos, contrarreloj, Skate libre y demás. Pero ya dentro de nuestros añorados títulos, los objetivos y metas apenas han cambiado y eso es de agradecer ya que conserva el espíritu de los originales.

Tony Hawk’s Pro Skater 1+2, los mejores títulos en uno solo

Tony Hawk’s Pro Skater ha homogeneizado las dos entregas en su modo campaña, cubriendo un total de 17 parques donde pondremos a prueba nuestra habilidad como Skater. En cada uno de ellos se nos propondrán una serie de objetivos a conseguir. Por norma general, los 4 primeros son los llamados puntuación sublime, Pro, flipante y combo sublime, en los cuales tendremos que conseguir una puntuación determinada encadenando trucos. Al principio, estas puntuaciones son bajas y fáciles de lograr, pero en cada parque irán aumentando y cada vez serán más complicadas de alcanzar.

Otros objetivos que se repiten en Tony Hawk’s Pro Skater en cada una de sus fases son los coleccionables repartidos por el escenario. Algunos permanecerán invariables, como es reunir las letras S-K-A-T-E o encontrar la cinta oculta, y otros dependerán de la estética del propio parque, como puede ser obtener bocas de incendios, destrozar cajas, encontrar robots de juguete, botes de palomitas, hacer grinds en coches patrulla, etc. Pero sin duda, los más divertidos de todos siempre fueron los objetivos que exigían hacer un truco determinado en un lugar concreto.

Como novedades en Tony Hawk’s Pro Skater se han introducido varios conceptos que alargan la vida del juego y que nos pican a seguir mejorando. Por un lado tenemos las llamadas competiciones las cuales responden a un pequeño enfrentamiento a tres rounds, bajo un tiempo límite, donde debes hacer la mejor puntuación para quedar entre los 3 primeros. Al final solo se nos tiene en cuenta los dos mejores rounds que hayamos hecho y de ellos se escoge al ganador otorgándole la medalla correspondiente a su clasificación.

Tony Hawk’s Pro Skater conserva sus objetivos principales como eje conductor

Además de estas competiciones, también hay una colección de desafíos al margen de los objetivos de cada fase. Estos se dividen en tres apartados: principiante, veterano y leyenda. Tales desafíos consisten en, por poner unos ejemplos, ganar una medalla de oro en una competición, comprar una tabla determinada en la tienda, ejecutar un combo con unos trucos concretos, crear tu primer personaje o tu primer skatepark, amén de muchos otros. Y al desbloquearlos se nos premiará con dinero.

En definitiva, son objetivos que se reproducen una y otra vez en cada fase o desafíos que alargan la vida del juego, pero que a pesar de su repetitividad no aburren en ningún momento, sino todo lo contrario. Más bien, volveremos a ellos una y otra vez gracias a lo adictivo que resulta subirse en el Skate y hacer todo tipo de locuras y en eso, Tony’s Hawk Pro Skater permanece inalterable a lo que fue dos décadas atrás.

Respecto al control, Tony’s Hawk Pro Skater siempre quiso hacer las cosas fáciles y de ahí, una vez el jugador ha controlado todos los movimientos, el título comienza a subir la dificultad de los objetivos. El Skater se mueve de forma automática hacia adelante, por lo que no hace falta usar el mando para avanzar, pero pulsando el joystick hacia atrás, podremos frenar e incluso detenernos completamente. El stick derecho servirá para mover la cámara cuando queramos echar un vistazo alrededor y encontrar los coleccionables ocultos.

Un defecto que continúa vigente en Tony Hawk’s Pro Skater es el rebote que se da al chocar contra las paredes o los diferentes elementos del escenario. Al principio no molesta demasiado pero cuando mejoramos nuestro Skater y este se desplaza más rápido, se hace muy cansino pasar por lugares estrechos y que éste empiece a rebotar como si de una bola de pinball se tratase. Esto ya sucedía tal cual en el original y personalmente esperaba que en este Tony’s Hawk Pro Skater se hubiese suavizado o que se pudiese bajar de la tabla como ya sucedía en entregas posteriores.

Los nuevos desafíos alargan la vida de Tony Hawk’s Pro Skater

Un concepto importante sigue siendo el “Ollie”, nuestro equivalente a un salto con la tabla y el inicio de todos nuestros trucos. Tras él podremos encadenar Flip tricks (trucos con el monopatín), Grab tricks (agarrando la tabla en diversas posturas) y Grind Tricks (deslizarnos por diferentes superficies). Es en los grinds (al igual que en los manuals) cuando nos deslizamos sobre nuestra tabla; en este momento aparecerá un indicador de equilibrio muy sensible el cual tendremos que controlar para no dar con nuestros dientes en el suelo.

Todos estos trucos se ejecutarán usando la misma base: primero realizamos un Ollie y luego pulsamos una dirección al tiempo que presionamos el botón del truco que deseemos. Los trucos se podrán combinar en combos ininterrumpidos si los mezclamos con Manuals, Reverts o Wallride, lo que hará que el marcador de puntos no deje de crecer.

La cumbre de los movimientos del Skater son sus trucos especiales, los cuales solo se pueden realizar en momentos concretos. Al ir encadenando trucos iremos llenando una barra de especial. Cuando esté completa empezará a brillar, siendo un indicativo de que tendremos la adrenalina por las nubes. Entonces no solo patinamos más rápido o saltaremos más alto, sino que también podremos ejecutar trucos especiales que multiplicarán los puntos obtenidos.

Hablamos de movimientos estrellas realmente espectaculares, que proporcionan una gran cantidad de puntos y que requieren de una combinación específica de botones. Cada patinador tendrá sus propios especiales pero al crear a nuestro skater podremos ir configurándolos como nos dé la gana.

Steve Caballero haciendo el superman en Tony Hawk’s Pro Skater

Los reyes del monopatín

Y hablando de patinadores, en Tony’s Hawk Pro Skater no solo controlaremos al gran profesional que da nombre al juego. Junto a él vuelve a la carga toda la vieja escuela formada por Jamie Thomas, Steve Caballero, Bucky Lasek o Erick Koston, entre otros. A esta plantilla se suman 8 personajes adicionales pertenecientes a la nueva generación de skaters profesionales actuales como la brasileña Leticia Bufoni, la japonesa Aori Nishimura, el neoyorkino Leo Baker o el australiano Shane O’neill.

En total forman un plantel de 21 skaters donde cada uno de ellos cuenta con sus propios parámetros y habilidades. Algunos tienen un estilo callejero, por lo que los hace más equilibrados en raíles, lips y manuals y otros son más hábiles en las verticales por lo que manejan mejor los saltos, el ollie y los giros.

En Tony Hawk’s Pro Skater 1+2 aumentaremos de nivel y nuestras estadísticas

Finalmente, en Tony’s Hawk Pro Skater podremos crear nuestro propio alter ego configurando el rostro, diferentes peinados, maquillajes y tatuajes, modificando también su estilo de patinador, la ropa inicial o el primer Skate que conseguiremos. Conforme vayamos superando los desafíos y los objetivos de los distintos parques iremos subiendo de nivel, el cual nos proporcionara puntos de estadística para mejorar las diferentes habilidades y convertirnos en el rey del monopatín. Estas habilidades son el salto, la velocidad, el giro, el ollie, la capacidad de equilibrio, etc

Todo el dinero que vayamos consiguiendo podemos gastarlo en la tienda Skate. Allí customizaremos más aún los personajes creados a base de comprar tablas con llamativos dibujos, distintas lijas y ruedas, prendas de ropa y calzado, logotipos, más tatuajes y, por supuesto, un mobiliario bastante variado para personalizar nuestro propio skatepark. Puede ser que los neófitos se estén preguntando si hay diferencias entre una tabla y otras o cambiar de ruedas: la respuesta es negativa; al igual que en el título original los efectos son meramente estéticos.

Así da gusto ir de tiendas

Y he aquí otro de los modos de juego en Tony’s Hawk Pro Skater donde invertiremos unas cuantas horas: crear nuestro propio Skatepark. En este editor podemos diseñar el skatepark de nuestros sueños colocando y combinando plataformas largas, medias y cortas así como raíles, piscinas, quarters, rampas, funbox y todo tipo de accesorios. Un nuevo elemento es la llamada construcción inteligente y que consiste en poder modificar las piezas como queramos, aumentando las posibilidades de construcción. El limite esta en nuestro ingenio para idear y crear.

Aun así, continúa habiendo un espacio limitado que nos impide construir una súper ciudad skatepark; quiero decir, que seguimos contando con una barra de porcentaje que indica el espacio libre que nos queda para continuar introduciendo elementos en el nivel. La gran novedad reside en que, una vez terminado nuestro parque, podemos compartirlo online con la comunidad y, del mismo modo, nosotros podremos patinar en las creaciones de otros usuarios, por lo que siempre hay un nuevo parque en el que demostrar que somos el mejor Skater.

En el editor crearemos el skatepark de nuestros sueños

Las últimas opciones que nos quedan por explicar en Tony Hawk’s Pro Skater, es el modo multijugador y sus extras. Respecto al primero, se nos presentan dos modalidades: partida local a pantalla partida o partida online. Podremos jugar a ver quién hace más puntos, participar en competiciones o crear grupos. En ellos, nos enfrentaremos  hasta a un máximo de ocho jugadores simultáneos intentando lograr los mejores registros de puntos, o conseguir medallas al más rápido, el mejor combo, pintar grafitis etc.

Los mapas irán rotando de forma aleatoria así como los objetivos, sin apenas tiempos de espera o carga. He de añadir que ha sido muy divertido jugar con más personas en estos piques, y si le sumamos que no he tenido lag, caídas o  problemas de conexión, el resultado ha sido plenamente satisfactorio.

En cuanto a los extras de Tony Hawk’s Pro Skater, estos son muy escuetos, basándose únicamente en desbloquear cintas de vídeo reales con nuestros queridos skaters haciendo de las suyas. Para conseguirlos se nos pedirá que cumplamos con ciertos requisitos lo cual amplia mas aun la vida del juego si quieres conseguir el 100%.

Las mujeres también enseñan sus habilidades en Tony Hawk’s Pro Skater

Un remake a la altura

Gráficamente hablando, no se trata de un remaster HD como el que salió en 2012 para Xbox 360 y PS3. Tony Hawk’s Pro Skater es un remake en toda regla, hasta el punto de que los parques parecen niveles nuevos. Aun así no quiero asustar a los más veteranos: los diseños de los escenarios son fácilmente reconocibles. Los que venimos de los títulos originales volveremos a revivir con ilusión fases como el skatestreet de Ventura, las escuelas, el centro comercial o incluso el escenario oculto de Roswell.

Cada uno de ellos sigue atesorando su estilo pero llevado a los tiempos de hoy día. Es impactante ver el skatepark de cemento en Burnside (Portland) con los taqueos de las columnas y las carpas grafiteadas en las rampas. Downhill Jam ahora luce más espectacular que nunca con la presa de fondo y las tuberías de agua explotando a nuestro paso. Y cómo no mencionar ese almacén donde hicimos nuestro primer ollie bajo los haces de luz que se filtran por las ventanas.

La mítica plaza de toros de Tony Hawk’s Pro Skater 2

Las animaciones de los personajes al caer al suelo o durante la ejecución de los distintos trucos están muy logradas. Cada Flip, Grind o agarre que hagamos conserva su nombre original y lucen muy realistas. Los efectos de luces y fondos de los escenarios están también muy bien recreados como pueden ser los atardeceres de Marsella o Venice Beach. Por no hablar de lo gracioso que son los diseños de los skaters o sus rostros, ahora más avejentados (la edad no perdona a nadie).

Todos los elementos visuales en Tony’s Hawk Pro Skater han sido rehechos con mimo: la ingente variedad de dibujos en los Skate, el tejido de la ropa (con las grandes marcas como Zero, RedBull, Birdhouse, Globe o Volcom), el asfalto, la madera, un coche aparcado, una farola, los efectos de lluvia e iluminación. Todo ha sido hecho desde cero y se nota. A esto podemos sumarle los retoques y pequeños detalles audiovisuales. Por ejemplo, al caernos del Skate, nuestro personaje parece desdibujarse como si la imagen se corrompiese a través de un efecto de rebobinado de una cinta VHS. Todo esto mientras que en lo técnico nos movemos a 60 fps constantes y con HDR activado.

El equilibrio es vital para no dar con los dientes en el suelo

Tony Hawk’s Pro Skater sorprende con una nueva generación de música

Y cómo olvidarnos de su BSO. Tony’s Hawk Pro Skater cuenta con una playlist que recoge todas las canciones de los juegos originales como Papa Roach, Fu Manchu, Bad Religion, Anthrax, Suicidal Tendencies o los grandes Rage Against The Machine. A estos se añaden nuevos temas, que personalmente no considero tan buenos como los anteriormente mencionados. En cualquier caso si no quieres escuchar el tema que está sonando siempre puedes pasar al siguiente pulsando R3 o quitarlos de la lista de reproducción.

Los característicos efectos de sonido de Tony’s Hawk Pro Skater siguen vigentes y muy realistas: seguiremos escuchando ese clap de monopatín al caer en el suelo, la patada para hacer el ollie, los distintos grinds dependiendo de la superficie en la que te estés deslizando y con qué parte de la tabla lo estás haciendo. Y sin olvidar el sonido ambiente de una ciudad como sirenas o el tráfico en general. La gran novedad es que ahora el juego viene tanto traducido y doblado al castellano.

Gráficamente Tony Hawk’s Pro Skater ha sido rehecho desde cero

Veredicto

He oído decir en otros medios que Tony’s Hawk Pro Skater 1y2 no podría considerarse un remake porque su control sigue siendo exactamente el mismo aunque el apartado gráfico haya sido mejorado. Disiento enérgicamente con esas afirmaciones. Tony’s Hawk Pro Skater 1y2 no es un simple revestido con un filtro HD que mejore la resolución, eso ya se hizo la pasada generación. No, todos los escenarios se han construidos desde cero y al detalle, con el motor Unreal Engine. No ha sido solo un lavado de cara sino una verdadera reconstrucción.

La BSO formada por grandes hits de la época sigue igual de pegadiza que entonces y su playlist se ha visto aumentada con temas adicionales. Eso mismo sucede con el plantel de profesionales, junto con las nuevas opciones de edición, el online y, por supuesto, una jugabilidad inalterada e igualmente adictiva que hacen que el título sea aún más grande que el material original del que proviene.

Tony’s Hawk Pro Skater 1y2 fue padre y rey en su género a fínales del siglo pasado e inicios de este. Ya entonces supo mezclar toda la jerga callejera y la parafernalia del Skeboarding, con la accesibilidad de un videojuego arcade que pretende ser divertido a toda costa y por encima de otros menesteres. Ahora, 20 años después, vuelve en un remake que une las dos primeras entregas para recordar que ese trono sigue siendo suyo y que como dice la canción “No estaba muerto, estaba de parranda”.

Tony Hawk's Pro Skater 1+2

Incalculable
8.7

Jugabilidad

8.3/10

Gráficos

8.8/10

Sonido

8.8/10

Innovacion

7.0/10

Diversión

10.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Una jugabilidad adictiva
  • El aumento en la plantilla de Skaters
  • Gratificante hecho desde cero
  • La BSO está llena de temazos

Aspectos Negativos

  • El efecto pinball al chocar con otros elementos
  • La repetición de objetivos