Análisis de Total War Rome Remastered (PC). Revive uno de los mejores juegos de estrategia de todos los tiempos

Total War Rome Remastered

Total War Rome Remastered es una puesta al día del título mejor considerado de la saga, que ofrece una actualización notable del aspecto gráfico del título así como el pulido de su jugabilidad y mecánicas.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

La desarrolladora The Creative Assembly lanzó en 2004 uno de los títulos más redondos hasta la fecha de entre todos los juegos de estrategia en tiempo real. La recreación de la conquista mundial por parte del Imperio Romano en Total War Rome renace ahora a través de un remaster que puede ser el sueño de muchos seguidores de esta famosa saga.

Si alguna vez has deseado vivir en torno al año 300 AC y ser un influyente general Romano, este es, sin duda, tu juego. Total War Rome Remastered desarrolla con gran precisión la compleja burocracia del imperio, así como las relaciones políticas y bélicas que sucedían en aquel entonces por los alrededores del mar mediterráneo. El título hace de su complejidad una virtud, buscando el gozo del jugador más profundo y experimentado en las propuestas con mecánicas basadas en la estrategia bélica.

Un repaso a la historia

Nos encontramos en los años que supusieron inicio del imperio romano y después de tener el control de gran parte de la península italiana, es hora de liderar la expansión del imperio, al mismo tiempo que crece tu poder en el Senado. Todo ello para lograr el objetivo final de ser Emperador de una Roma dominante de toda aquella tierra tocada por el mar mediterráneo.

Análisis de The Skylia Prophecy

Pero si por algo se caracterizó esta época de gloria es por su capacidad para aunar las ansias de expansión y poder con el crecimiento de la tecnología y ciencia, sin olvidar la arquitectura, de la que aún tenemos rastro hoy en día en estructuras como los acueductos, carreteras, coliseos, etc.

El modo campaña de En Total War Rome Remastered es totalmente personalizable en cuanto a dificultad y opciones jugables

La capacidad bélica incomparable del imperio romano no era más que una de sus muchas virtudes, en la que también destacó el desarrollo político que se incluyó en la sociedad de aquel entonces. Todo ello lo encontramos excelentemente recreado por The Creative Assembly en una experiencia de juego única de gestión por turnos y estrategia en tiempo real.

Aunque la versión de juego clásica es el modo campaña, debemos recordar que Total War incluye escenarios de batallas históricas que te pueden valer perfectamente a modo de entrenamiento además de incluir modalidades de combate multijugador.

Un inicio abrumador

La acción no tarda en dispararse en Total War Rome Remastered; tanto es así que tu primer turno de partida se centra en completar la primera misión del Senado para crecer en popularidad dentro de los cargos políticos del imperio: esta no es otra que conquistar una pequeña aldea al norte de la península itálica.

Una de las mejoras más notables en este Total War Rome Remastered es la reubicación de notificaciones y consejos, así como el aspecto general de la interfaz

Para ello Total War Rome Remastered pasa de su desarrollo por turnos en una visión más global de los territorios, a un plano cenital del terreno de batalla y de las tropas en combate. La cámara de juego se torna libre, siendo esta una de las novedades jugables que incorpora el Remaster y que más me ha gustado, ya que una vez te haces con ella, puedes mover tus ojos por el espacio de guerra con gran agilidad y comodidad mientras planeas la estrategia de conquista.

Las batallas tienen un enorme componente táctico, y los momentos iniciales de posicionamiento son tan importantes como la actuación en tiempo real respecto a la presión y defensa. Deberás jugar bien con cada clase de tropa, ya que de ello depende la victoria o derrota en los pequeños duelos individuales.

A la propia estrategia de enfrentamiento hay que agregar las unidades de combate, las cuales cabe recordar que añaden una capa de profundidad casi inabarcable, ya que cada una de ellas cuenta con sus propias estadísticas de ataque y defensa, así como habilidades pasivas que influirán en el resto de tu ejército. Por si esto fuera poco, cada facción cuenta con unidades propias, lo que añade gran rejugabilidad al título.

Al colocar el cursor sobre las unidades puedes ver una breve descripción de sus características y estado

Por todo ello, la curva de dificultad para dominar el título es elevada si es tu primera vez con un Total War, y solo la experiencia acumulada a partir de dedicarle horas de juego te hará crecer como jugador. Eso sí, para mí esto no es más que una razón a añadir de entre las que convierten Total War Rome en uno de los mejores simuladores bélicos que se han creado.

Puliendo unas mecánicas casi perfectas

En cuanto a las novedades que presenta este Remaster, en su mayoría éstas son visuales o son retoques que mejoran la jugabilidad y fluidez de actuación: en este caso no tenemos ningún tipo de mejora en cuanto a la IA. Dicho lo cual, funciona bastante bien y solo se observan algunos problemas con los recorridos de las tropas, sobre todo entre las calles de las ciudades o en tramos de gran desnivel. Nada que no se solucione variando algunas maniobras o recortando los movimientos que marcamos a nuestros bloques de soldados.

En Total War Rome Remastered, la gestión del ejército en los interiores de ciudades se complica a nivel estratégico y de jugabilidad

Aunque a grosso modo nos encontremos con el mismo título de 2004, The Creative Assembly ha desbloqueado de manera inmediata las 16 facciones que permanecían ocultas, haciendo que desde el inicio podamos comenzar el modo campaña con cualquiera de las 38 disponibles. Además, también se ha incluido la figura del del mercader, que ya estaba presente en los últimos Total War suponiendo una variante estratégica más que agrega profundidad a tu desarrollo económico y se agradece como añadido.

Durante la batalla tenemos pocas novedades o ninguna que suponga variación sobre la estrategia pura y dura; todo lo que ha sido mejorado respecto al Total War Rome original es para agregar opciones visuales de iconos o la cámara táctica, que, alejando el zoom del terreno, nos presenta una visión esquemática de la situación de nuestras tropas y las del enemigo. Y, por supuesto, todo ello disponible en tiempo real.

Todos los caminos llevan a Roma

Para ganar en Total War Rome Remastered cuentas con muchas opciones de dominio, pero lo cierto es que todas confluyen en el crecimiento del Imperio, ya sea a través de tu gestión bélica, política o económica. Y lo mejor de todo es que no podrás alcanzar el éxito solo a través de un camino, sino que tu habilidad en todas las ramas estratégicas es clave para poder avanzar en tu carrera hacia el cargo de Emperador.

Por ejemplo, los soldados son fáciles de contratar a golpe de click, pero debes tener en cuenta su coste en recursos o turno tras turno tu imperio caerá como un castillo de naipes. Descuidar la seguridad o el desarrollo de tus ciudades también suele tener un final trágico sobre tus objetivos de expansión.

En Total War Rome Remastered, la opción de simular una batalla puede ser un gran recurso que incremente la fluidez de la partida en casos de victoria clara

Por suerte, Total War Rome Remastered te guía sabiamente a través de los menús y notificaciones para la administración total de los recursos, completando un conjunto de opciones muy fáciles de aprender con paciencia, pero difíciles de dominar si no se ha invertido alguna que otra hora de juego.

Una actualización técnica casi perfecta

Es justo afrontar la valoración de un remaster como una comparativa con el producto inicial, ya que en este caso se está mejorando un título ya existente y no se está creando un juego totalmente nuevo. En base a esta premisa inicial, Total War Rome Remastered se ve realmente bien, y claramente hay una mejora notable en todos los aspectos gráficos. A modo personal he agradecido enormemente la puesta al día de los menús y el mapa de campaña, haciendo que la propuesta sea mucho más disfrutable hoy día que en su versión original.

Los planos cortos de las unidades ganan mucho en cuanto a definición con respecto al Total War Rome original

En lo que respecta a los combates, si eres de los que te gusta observar el asedio desde una perspectiva casi interior de la batalla y aumentar el zoom para poder ver los combates individuales de tus soldados, disfrutarás sin duda de la gran mejora en los modelados y resolución, sin olvidar, que, aunque no lo he podido probar al no tener un monitor ni televisión adecuado para ello, esta versión remaster alcanza resoluciones 4K.

Las texturas de los soldados están claramente suavizadas, y disimulan los viejos movimientos algo robóticos de las tropas, que se mantienen similares al original. En Total War Rome Remastered contamos también con nuevas texturas para los edificios además de con efectos ambientales y de luz dinámicos, como las antorchas en los combates nocturnos. Sin duda un gran conjunto de novedades visuales que aumentan sobremanera el valor de un producto ya de por sí redondo dentro de su género.

En Total War Rome Remastered, la resolución y calidad de las texturas destaca sobre todas las novedades volviendo el título mucho más agradable a la vista

Una pena que sus desarrolladores no hayan decidido completar esta actualización con una mejora más notable de las texturas y modelado del terreno, que es lo único que se ve algo añejo, sobre todo cuando usamos un zoom alto en combate.

Impresiones de Returnal

El aspecto sonoro de Total War Rome Remastered, tanto en lo que se refiere a su BSO como en los efectos de sonido luce de maravilla. Todas las melodías ambientales en el mapa de campaña te retroretraen por completo a una época pasada y los pequeños efectos de sonido acompañan con maestría cada evento.

En cuanto a las batallas, a veces sigo echando de menos algo de épica, pero en general la acción que sucede sobre el terreno se describe bien a través del audio. A pesar de tener la opción de subtítulos, el doblaje está en castellano y la voz en off encaja en la ambientación como anillo al dedo; debido a ello, no veo necesario poner el juego en otro idioma.

Veredicto

Estamos ante una gran puesta al día de Total War Rome que, pese a no romper el molde en absoluto y no dejar de ser una actualización conservadora, mejora el producto original y lo revive 17 años después de su lanzamiento para disfrute de cualquier amante de los títulos de estrategia en tiempo real con gestión de recursos. Al pasar tantos años desde la primera vez que Total War: Rome vio la luz, este remaster me parece una opción magnífica para cualquier usuario que guste del género.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Total War: Rome Remastered

Duración: 30 h.
9

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Innovación

7.0/10

Narrativa

9.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Mejora considerable de los modelados y texturas
  • Mayor nitidez y fluidez en el mapa de campaña
  • Añadidos en las mecánicas que mejoran la experiencia

Aspectos Negativos

  • Se echa en falta una mejoría gráfica en lo que es el terreno en sí
  • No incluye novedades en cuanto a animaciones
  • Curva de dificultad alta para novatos de la saga