Análisis de Tour de France 2021 (PC). En busca del maillot amarillo

Tour de France 2021

Llega otro año más el juego oficial del Tour de France que nos permite escoger a nuestro corredor o equipo favorito y llevarle con el maillot amarillo hasta los mismos Campos Elíseos.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Uno de los recuerdos más vívidos de mi infancia son esas tardes de verano frente al televisor viendo el Tour de France. Junto con mi familia, animábamos al corredor nacional de turno, ya fuera Pedro Delgado, Miguel Indurain o Abraham Olano, por citar a algunos de ellos. No sé qué tenía ese deporte que enganchaba, pero ver a esos seres humanos realizar esfuerzos hercúleos mientras encaraban tremendos desniveles hacía que incluso yo me motivara a coger la bici y hacer mis pinitos.

La verdad es que el noble deporte del ciclismo no ha tenido una gran representación en el mundo de los videojuegos, sobre todo en lo que respecta a la modalidad tradicional. Sí que ha habido representantes de variantes más extremas como las BMX o los recientes Lonely Mountains Downhill, pero el mercado ha estado en los últimos años copado por dos grandes sagas: Pro Cycling Manager (del cual os traeremos pronto el análisis de su última versión) y Tour de France, cuya edición de 2021 reseñamos a continuación.

Análisis de Alex Kidd in Miracle World DX

Tour de France 2021 ha sido desarrollado por Cyanide Studio y distribuido por Nacon, que nos trajeron recientemente MotoGP 21. Aunque suene extraño, he encontrado paralelismos entre ambos títulos, sobre todo en lo relacionado con el manejo y la asistencia que se proporciona al jugador para seguir el trazado óptimo. Sí que es cierto que la experiencia de simulación es mucho más llevadera que en aquel título y que no tendremos que preocuparnos demasiado de la configuración de nuestra bicicleta, pero se nota que comparten un mismo ADN.

Tour de France 2021 nos lleva al medio del pelotón multicolor

Si comparamos con su entrega anterior salida al mercado hace un año, las principales novedades vienen, en cuanto a contenido, en la reproducción fidedigna de todas y cada una de las 21 etapas oficiales del Tour de France de 2021. Además, se han ampliado las posibilidades de personalización del modo Mi Tour (aunque siguen siendo parcas) además de haber hecho esfuerzos por reflejar un comportamiento de los ciclistas más realista.

Por si fuera poco, se ha añadido un nuevo sistema de objetivos que marcarán nuestro progreso, así como se ha implementado una nueva mecánica de recuperación del ciclista cuando caiga exhausto (lo cual puede pasar con frecuencia si lanzamos una escapada desde el kilómetro 1). También se han incluido nuevas marcas oficiales (Lazer, Specialized o Merida entre otras) así como se ha actualizado la base de datos de ciclistas. Echamos en falta el modo desafío, eso sí, que nos proponía ciertos retos a completar en condiciones específicas.

Cuidado con exigir demasiado a nuestros ciclistas o acabarán extenuados

Es necesario entrenar para llegar a ser un Pro

Entrando ya en materia, Tour de France 2021 nos ofrece distintas opciones de juego, aunque lo más recomendable es empezar por el tutorial que nos enseñará conceptos básicos como es mantener el ritmo de pedalada, aprender a atacar, frenar o esprintar e incluso a usar el avituallamiento.

Una vez asimilados los conceptos básicos del juego, es hora de decidir por la modalidad que más nos apetezca. La más sencilla es la conocida como Carrera, que nos permite disputar distintas competiciones por etapas (que podemos configurar en orden y número nosotros mismos). Si queremos algo más profundo, tenemos las dos vertientes Pro, Equipo y Líder.

La modalidad Carrera nos deja elegir qué etapas disputar y en qué orden

En Equipo Pro se nos permite gestionar al equipo para intentar ascender en la clasificación mundial. Según vamos avanzando en el escalafón lograremos que nos inviten a participar en competiciones más prestigiosas y así poder incorporar a corredores más habilidosos a nuestra escuadra. Tendremos que crear un equipo desde cero, eligiendo su nacionalidad, nombre y maillot de referencia. A partir de ahí, habrá que seleccionar en qué carreras competir e ir viendo la evolución de nuestros ciclistas.

Si optamos por la modalidad Líder Pro solo tendremos que preocuparnos del corredor que controlamos y contaremos con la posibilidad de ir cambiando de equipo si somos capaces de llamar la atención de escuadras más poderosas. También tenemos la opción de repetir el entrenamiento e incluso aprender conceptos más complicados que los que se nos muestran en el tutorial básico.

Aunque Tour de France 2021 cuenta con varias licencias oficiales (la más importante la de la vuelta ciclista al país galo) sigue adoleciendo de la falta de otras grandes competiciones como el Giro o la Vuelta Ciclista a España. Sí que es de agradecer la presencia de equipos y ciclistas oficiales y, para los que no están, siempre podremos recurrir al editor.

Tour de France 2021 cuenta con la licencia oficial de la carrera gala, lo cual se muestra tanto en fondo como en forma

Controlando los esfuerzos

Entrando ya en lo que es la experiencia sobre las dos ruedas, Tour de France 2021 es muy sencillo de manejar. Con apenas un par de botones podremos pedalear y atacar y no tendremos que hacer nada por mantener el equilibrio. Eso sí, los ciclistas son seres humanos que se cansan así que no podremos sostener un ritmo altísimo desde el inicio (o lanzar un ataque desde el kilómetro 1) porque veremos como nuestro ciclista cae rendido (la pantalla se llega a poner en blanco y negro) y sufrirá una de las temidas pájaras.

Las etapas de cada carrera, como en la vida real, no son siempre un derroche de emoción y ataques y la mayor parte del tiempo las pasaremos dentro del pelotón. Dada la longitud de algunas de ellas, Tour de France 2021 nos permite hacer una especie de fast forward e ir avanzando de manera rápida; no os preocupéis, podemos volver a los mandos en cuanto queramos. A mí me ha venido bien para matar el tiempo mientras el pelotón absorbía una escapada o para esos instantes de llano a 150 kilómetros de la meta donde, honestamente, no iba a pasar nada.

Tour de France 2021 nos permite acelerar las carreras para ir directamente al meollo

Como ya he comentado previamente, no todo el monte es orégano y de vez en cuando la carretera se empina. Es en estos casos donde tendremos que administrar bien las fuerzas de nuestro corredor, aunque claro, esos tentadores puntos para el maillot de la montaña siempre vienen bien. También contamos con las frenéticas etapas contrarreloj donde nuestro objetivo es recorrer un circuito prefijado en el menor tiempo posible.

Los ciclistas, como ya hemos dicho, se manejan bien, aunque este Tour de France 2021 sigue teniendo algún problema en cuanto a las animaciones (bastante robóticas en mi opinión) y, sobre todo, con los cambios bruscos de dirección. Tampoco funciona especialmente bien todo lo relacionado con las colisiones con vallas u otros ciclistas. Sí que hemos notado cierta mejoría en la Inteligencia Artificial: ahora es más agresiva pero también realista y a veces intentan escapadas que difícilmente llegarán a buen puerto.

Además de las etapas normales, también disputaremos las frenéticas contrarreloj

Hablar de duración en este caso es complicado ya que solo exprimir a fondo ambos modos Pro os llevará varias decenas de horas. Sí que es importante resaltar que dada la gran longitud de las etapas es probable que lleguéis a completar pocas de principio a fin y que, dado que el número de pistas disponibles pese a grande es finito, llegará un punto en que ni siquiera las etapas tendrán excesiva variedad. Dicho lo cual, siempre queda en la motivación de cada uno llevar a la gloria ya sea a su ciclista o al equipo que ha creado y, para eso, tendréis que dedicarle al menos una veintena de horas.

Técnicamente solvente pero sin brillo

Entrando en el apartado técnico, Tour de France 2021 se presenta como una propuesta modesta. La calidad de los modelados no es mala, pero en pista no se notan grandes diferencias entre unos ciclistas y otros (al fin y al cabo, todos van cubiertos con casco y maillot). Los escenarios gozan de cierta variedad e intentan asemejarse a las localizaciones reales donde transcurren las etapas. Por supuesto, el título representa de manera fidedigna aspectos como la subida al podio al final de la competición o las victorias al acabar cada etapa.

Análisis de Final Fantasy VII Remake Integrade

Un aspecto que me ha llamado la atención es la presencia de público en los arcenes de las carreteras: aunque no están especialmente bien representados ni animados, sí que nos dan gritos de ánimo en diversos idiomas (incluido el castellano) y dan un toque de realismo a la acción que representa este Tour de France 2021.

El apartado gráfico de Tour de France 2021 es solvente pero no brilla

Respecto al apartado sonoro, además de los gritos de los seguidores, contamos con doblaje (en inglés) del director del equipo, que nos dará sabios consejos para entender lo que está sucediendo en carrera. La música no pasa de anecdótica y goza de mayor protagonismo en los menús.

Veredicto

Tour de France 2021 es una fiel representación de toda la parafernalia que rodea al deporte de las dos ruedas (sin motor). Jugablemente es bastante sencillo y cuenta con una curva de aprendizaje suave que servirá para encarar la amplia decena de horas que dedicarás si alguno de sus modos Pro te atrapa. Técnicamente es solvente, aunque su apartado gráfico tenga más sombras que luces, sobre todo en lo que a animaciones y manejo de colisiones se refiere. Una propuesta pues, de nicho, pero que agradará a los seguidores de este noble deporte.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Tour de France 2021

Duración: Incalculable
6.0

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

7.0/10

Innovación

6.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Contenido para aburrir
  • Control sencillo
  • Buen tutorial

Aspectos Negativos

  • Apartado técnico modesto
  • Problemas con animaciones y ciertas colisiones