Análisis de Twin Mirror (PS4). El precio a pagar por la verdad

Twin Mirror es la nueva aventura gráfica de Dontnod donde veremos cómo nuestro protagonista vuelve a un pueblo dónde no es muy bien recibido

Twin Mirror es la nueva aventura gráfica de Dontnod donde veremos cómo nuestro protagonista vuelve a un pueblo en el cual no es muy bien recibido.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

La desarrolladora francesa Dontnod ha logrado dotar de una identidad propia a todas sus creaciones, sobre todo a partir del lanzamiento de su exitoso Life is Strange. Ahora llega el momento de tener en nuestras manos el esperado Twin Mirror que ya está disponible, tras múltiples retrasos y cambios de formato, ya que inicialmente estaba pensado como un título episódico.

Dontnod nos tiene a costumbrados a desarrollar tramas que van más allá de historias palomiteras con las que simplemente pasar el rato; quieren que pensemos y que afrontemos debates internos en la toma de cada decisión. Esta vez todas las mecánicas más clásicas de la desarrolladora, se exponen en este Twin Mirror con el que, quizás, empezamos a vislumbrar algún síntoma de agotamiento de su fórmula.

Un buen thriller, ante todo

A modo de resumen, es innegable que Twin Mirror es un juego con una buena historia. Tomamos el rol de Sam, un joven periodista que ha de volver al pueblo del cual huyó en el pasado para enterrar a su amigo Nick. Sam tuvo que abandonar Basswood tras la aparición de un artículo escrito en el periódico local que afectó a gran parte de los ciudadanos del pueblo, además de provocar algún desencuentro amoroso importante.

Esa cara de amargado de Sam aún me persigue en pesadillas

Durante el desarrollo de este Twin Mirror no estaremos solos ya que dentro de nuestra cabeza (en un lugar conocido como Palacio Mental) se encuentra el otro Sam, una especie de conciencia que aparecerá para darnos su opinión en cada conversación complicada o para ayudarnos a ordenar nuestros pensamientos cuando nos invada la ansiedad.

Análisis de Oniria Crimes

Sam no es un hombre especialmente sociable, pero su capacidad de concentración e introspección le hace posible entrar en un estado de abstracción que le permite detener el tiempo en su cabeza para colocar en orden todas las piezas del puzle que se le presentan en el momento, y tomar así una decisión o avanzar en una investigación

En el cuaderno de investigación podrás tener una idea de por donde tienes que seguir avanzando

En cuanto a cómo se desarrolla la trama, la historia que cuenta Twin Mirror me ha parecido algo lenta en general aunque, cómo no, tiene momentos de ritmo e intriga, y en cómputo global me ha mantenido enganchado a la misma durante sus 6 horas de duración. Sin embargo, para ser una propuesta tan corta, hay varios momentos en el que el ritmo de lo que está sucediendo es excesivamente lento.

Análisis de My Aunt is a Witch

La trama es profunda y elaborada, y nos sorprende en más de una ocasión a causa de sus giros argumentales, tocando incluso temas delicados que te harán dudar el auténtico valor de la verdad o de la felicidad.

Un pueblo apagado y sin alma

Por lo visto en lanzamientos anteriores, Dontnod nos tiene acostumbrados al tono gris y dramático de sus historias, pero quizás en Twin Mirror han llevado esto a un extremo muy brusco: creo que se han pasado esta vez con el pueblo de Basswood y sus habitantes. Ya no es solo por el apartado técnico, del cual hablaremos en detalle a continuación, sino que el carisma y personalidad de los habitantes de Basswood brilla por su ausencia. Las conversaciones con cualquier NPC que no esté involucrado en la trama principal pasan completamente desapercibidas, algunas no ocupan más de dos líneas de diálogo y otras estás directamente deseando terminarlas antes de empezar.

El diseño gráfico de los personajes pierde toda su esencia en cuanto abren la boca y parecen caretas

Los escenarios de Twin Mirror, en cambio, sí que están bien desarrollados y te dan una idea de en qué tipo de pueblo creció Sam, aunque, sin entrar en destripes de la trama, no pasarán ni dos horas para que averigües que todo el mundo odia a Sam y que la vida en Basswood es deprimente. Visto este panorama, está claro que lo mejor es ir directamente al grano de la historia principal, ya que no hay nada que me incitase a descubrir más sobre el trasfondo de Twin Mirror.

Poca evolución de sus mecánicas

Twin Mirror conserva las mismas mecánicas jugables que el resto de las obras de Dontnod, avanzaremos sobre escenarios abiertos pero limitados donde usaremos la cámara en tercera persona para centrarnos sobre aquellos los objetos interactivos de la pantalla. Algunos de estos podrás incluirlos como pistas en tu investigación mientras que otros sirven para ser observados y así completar tu idea mental de lo que hay en pantalla. No tenemos inventario ni posibilidad de interactuar con objetos, más allá de los que están específicamente preparados para realizar alguna acción con ellos.

Todos los objetos interactivos tienen su descripción y algún comentario de Sam al respecto.

Durante las conversaciones con los NPC tendremos ciertas opciones de diálogo poco relevantes, y solo hay algunas decisiones que realmente pueden llegar a afectar al desarrollo del juego.

Aquí es donde Twin Mirror introduce una de las novedades en cuanto a mecánicas ya que, de vez en cuando nuestro gemelo interior tomará un papel más protagonista y tratará de guiarnos en las decisiones más importantes. Sin embargo, estos puntos de inflexión acaban viéndose algo descafeinados y su relevancia es casi insignificante, salvo los últimos 15-20 minutos del título donde verdaderamente podrán afectar en cuanto a ver un final u otro.

Las decisiones más relevantes de Twin Mirror juego destacan porque enfrentan los caminos de Sam y los de su fuero interno

Por suerte la trama de Twin Mirror conserva la intriga suficiente como para acabarlo con un buen sabor de boca, pero al mismo nivel que el de haber visto una buena película de sábado por la tarde, no con la de haber disfrutado de una verdadera experiencia interactiva.  La toma de decisiones y los caminos a seguir parecen estar continuamente guiados aunque se quiera dar esa falsa apariencia de interactividad, quedando muy lejos de lo que se pudo disfrutar en su momento con Detroit: Become Human, por ejemplo.

El palacio de la mente

El punto diferente de este Twin Mirror lo protagonizan aquellos momentos en el palacio de la mente, o más bien pudieron haberlo hecho, ya se quedan en mera anécdota. En estos momentos Sam puede analizar cada uno de los aspectos de su alrededor, lo cual se nos muestra con una estética muy característica, y generar una simulación que contemple cada posibilidad de interacción o toma de decisión.

El problema de esta mecánica es que valorar todas las posibles alternativas antes de iniciar la acción hace que siempre tomes la mejor decisión, y el juego no nos deja errar en nuestra manera de resolver un puzle si esto implica consecuencias en la trama. De nuevo, solamente al final del Twin Mirror esto se ve implementado de forma completa ya que se nos avisa de que en este punto sin retorno ya no habrá segundas oportunidades en la alternativa que tomes.

Reconocerás claramente cuándo te encuentres en el palacio de la mente por sus texturas y aspecto que recuerda a una habitación de cristal

En general, todas las mecánicas nuevas que introduce este Twin Mirror quedan desdibujadas por su bajo impacto en lo que a jugabilidad y desarrollo se refiere. Varios conceptos que podrían haber supuesto un progreso en la evolución de estas aventuras gráficas se quedan en solo intentos. Tanto es así, que no puedo evitar pensar que la propuesta funcionaría exactamente igual si ese Sam, gemelo protagonista de nuestra cabeza, no apareciera en el título.

Hay algunos momentos de Twin Mirror donde experimentamos con mecánicas que luego no volverán a aparecer

Apartado técnico muy irregular

A nivel gráfico, Twin Mirror combina momentos sublimes mostrando escenas con máxima calidad visual con otros donde apreciamos texturas que se cargan tarde u observamos un bajo nivel de detalle en algunos personajes principales. Pese a todo ello se podría decir que el aspecto gráfico y la ambientación son bastante buenos, permitiéndonos experimentar el drama y la depresión que rodea Basswood.

Algunos detalles gráficos de los escenarios sí que destacan por su calidad

El mayor inconveniente técnico de Twin Mirror son las expresiones faciales prácticamente inexistentes de todos los personajes, rompiendo por completo el clímax de cada diálogo. Además, hemos podido observar algún bug que rompe aún más con esta pretendida inmersión en la trama como aquel en el que, durante una escena clave, desaparece por completo el cuerpo de uno de los personajes manteniéndose su cabeza flotando en el aire.

El audio sí está a la altura

En cuanto al apartado sonoro, Dontnod conserva su buen gusto por la música y las melodías. Tanto es así que toda la BSO consigue mantenerte atrapado en la trama, y es claramente un punto diferencial en el título, siendo comparable su ejecución a la de los violinistas del Titanic, manteniendo el máximo nivel de calidad mientras el resto de los apartados se hunden uno a uno.

Las voces de Twin Mirror están en inglés, y es una verdadera pena que las expresiones faciales estropeen todo el trabajo de los dobladores, porque la calidad general de los actores es realmente buena.

Veredicto

Twin Mirror cuenta una gran historia y es una buena aventura gráfica, pero también es un título decepcionante en lo que se refiere a la evolución en cuanto a mecánicas que se esperaba de esta compañía creadora de experiencias. Pese a lo prometido durante el propio desarrollo de la obra, no tenemos un papel relevante en la toma de decisiones, y la interactividad con el entorno no es suficiente. A su favor tenemos el precio reducido de salida y el ser un juego de corta duración, el cual puede refrescar tu mente entre distintas propuestas si te gustan las aventuras gráficas y el toque negro en los thrillers.

Suscríbete a nuestro Podcast

Twin Mirror

Duración: 6 h.
7

Jugabilidad

6.0/10

Gráficos

5.0/10

Sonido

9.0/10

Innovacion

5.0/10

Narrativa

7.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Una buena banda sonora que se adapta a cada situación y ambienta a la perfección el ritmo de la trama
  • Un buen thriller psicológico, con varios giros que te cogerán por sorpresa
  • Alta rejugabilidad

Aspectos Negativos

  • Expresiones faciales inexistentes que limitan la inmersión
  • Errores técnicos y pequeños bugs que no justifica su retraso
  • Poca innovación y baja rejugabilidad por la poca repercusión de tus tomas de decisión.