Análisis de Twogether: Project Indigos (Capítulo 1) (PS4). Escapa de Hexacells usando tu materia gris

Twogether

Twogether: Project Indigos es una aventura de puzles en tercera persona para un jugador. Ambientado en las macabras instalaciones de Hexacells, Twogether te planteará originales puzles que sólo se podrán resolver mediante la colaboración

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Twogether: Project Indigos es un juego de puzles y plataformas en tercera persona en tres dimensiones que nos pone en la piel de dos adolescentes, Sam y Rafi, que deben huir por azares del destino de las macabras instalaciones Hexacells, en donde experimentaban con ellos. Junto a los poderes telequinéticos de Rafi y los de teletransporte de Sam, deberemos avanzar resolviendo un conjunto de pruebas por una serie de claustrofóbicos escenarios que supondrán el cautiverio o la libertad de los jóvenes.

En Twogether se nos lanza a la acción inmediatamente tras una cinemática de corte bien clásico, una serie de imágenes se suceden con una serie de subtítulos, todo en completo silencio solamente acompañado por una música tétrica. Lo que Twogether nos propone es la soledad desde un comienzo y ya sea por falta de recursos, por decisión artística o por ambos, al juego le sienta muy bien. Tras dicha presentación de lo que sea el Aperture Science de este videojuego, damos por iniciada nuestra huida de Hexacells.

Sam será con quien comencemos el juego, un joven de 13 años que depende de su cubo de rubik para poder efectuar teletransportes

El comienzo sirve a modo de tutorial, así que comenzaremos con las bases de teletransporte con Sam y luego con los poderes telequinéticos (telekinesis en Twogether) de Rafi, quienes acabarán encontrándose al final y uniendo fuerzas para poder avanzar por la serie de niveles.

No hay mucho que decir al respecto, ya que enseguida podríamos destripar mucho del propio videojuego, pero sí que puedo deciros que se siente satisfactorio realizar los puzles tal y como desean los desarrolladores, aunque sí eché en falta más variedad de resolución de problemas, ya que la mayoría de veces se limita a una única solución.

Rafi es la otra protagonista de Twogether, una joven de 12 años con la capacidad de mover objetos con su mente

Respecto a los gráficos no hay mucho que decir tampoco. Al tratarse de un juego independiente, no son el músculo de este. Los modelados de los personajes son correctos, aunque las animaciones algo toscas. Sobre los escenarios, ahí sí que encontramos texturas bastante mejores y muchos reflejos en pantalla, que ayudan a conformar el escenario y cómo se comporta Hexacells con sus sujetos.

Análisis de The Shore (PC)

La soledad, la música y el entorno

Twogether es un videojuego solitario. A los mandos de este, uno no para de pensar en Portal y, en momentos, en el modo multijugador de Portal 2 donde usábamos a ATLAS y P-body. Es más, piensas que este juego necesita dicho multijugador, total, usas a dos niños indefensos que solamente tienen sus poderes únicos y ya.

Entre Sam y Rafi pueden unir sus poderes y, junto a nuestra resolución, podremos combinarlos y mirar distintas opciones para superar los retos

Pero esto no es así. Aquí no te acompaña ni una sola voz, ya sea una grabación o un robot asesino que te tienta con una promesa de pastel al final del camino. Sam y Rafi están solos y solamente tú, único jugador al mando, puedes guiarlos. Esto no es cooperativo, es soledad. Ellos están solos y han sufrido lo indecible por las ambiciones de Hexacells. Por ahora, en este capítulo primero de Twogether Sam y Rafi están aislados del mundo y somos su única mano amiga. Pero quién sabe, quizás en un tiempo este análisis esté desfasado y el videojuego cuente con modo cooperativo y todo esto que menciono sea vacua y efímera divagación.

Este sentimiento viene acompañado de una banda sonora de corte completamente ambiental. Es melancólica, triste y hasta pasa desapercibida a la que te descuidas. Las instalaciones de Hexacells están vacías y vosotros debéis huir de ellas. Hasta la música parece ser cómplice de lo que allí parece estar aconteciéndose y sin darnos cuenta.

Junto al diseño de los escenarios contaremos con indicaciones que nos irán chivando por dónde debemos ir usando nuestros poderes

Por contraparte, los escenarios de Twogether son brillantes y vibrantes. Colores vivos y de brillos que a cualquiera le cansarían la vista, suficiente para tener a sujetos de prueba cansados y sumisos bajo control mental. Bueno para realizar pruebas, diría yo. A esto, sumamos anuncios taladrantes que, sin necesidad de sonidos, te enseñan el logotipo de Hexacells en distintas pantallas que te rodean. El escenario, en contraparte del blanco neutral de Aperture Science, busca un tipo de agotamiento mental y negación del yo de los niños que se someten a las terribles prácticas de Hexacells.

Junto al casi silencio de los escenarios, la claustrofobia brillante y chirriante, sumaremos un elemento que viene asociado a los puzles, que son unas luces verdes que sirven para aturdir a los sujetos que se choquen con ellas. Mucho cuidado, pues solamente rozarlas supone desfallecer. Todo en estas instalaciones busca anular a sus sujetos.

La luz verde es un dolor de cabeza. Solamente rozar a Sam o a Rafi supone su desfallecimiento y volver a intentar superarla

Twogether espera mucho de ti

Para bien o para mal, los puzles en Twogether no son extremadamente fáciles. No sé si será que me costó demasiado, pero tuve bastantes dificultades en las resoluciones de unos cuantos de ellos. Sea como fuere, esto viene bien pues la duración de este primer capítulo no es que sea excesivamente larga.

Análisis de Let´s Sing 2022 (PS5)

Una pega que le vi a los puzles es que en la mayoría de los casos solamente hay una única forma de darlos por resueltos satisfactoriamente. En ese aspecto, lamenté mucho haber comparado tanto con Portal el videojuego, en donde se me daba mucha más libertad para resolver las distintas situaciones que se me ofrecían.

Este tipo de paredes solamente pueden ser cruzadas de una forma concreta y muchas veces vas a rebanarte los sesos viendo cómo desactivarlas

Hago tanto hincapié en lo de las distintas posibilidades de resolver puzles porque eso hacía que me obcecase en intentar realizar los puzles de forma que para mí tenían sentido, pero que el juego no te chiva que lo que haces es imposible. Solamente el tiempo y la frustración acaban dándole la razón a Twogether y diciéndote que pares, que eso no es así. Echas en falta entonces esa libertad, pero acabas aceptando que las normas son las que proponen las instalaciones de Hexacells y, al final, acabas dejándote llevar.

No te creas que por ser corto no vas a tener algún que otro momento de pique con el videojuego. Twogether. Al menos, cada vez que superes una prueba por primera vez te saltará un trofeo que te chivará que lo has realizado correctamente y que has acercado un pasito más a Rafi y a Sam a su libertad, una libertad que a Hexacells no le interesa.

En momentos muy breves tendremos connotaciones de historia y atisbaremos las motivaciones y temores de nuestros personajes

Veredicto

Twogether: Project Indigos (Capítulo 1) es una aventura muy breve, de apenas dos horas. En dichas dos horas, se nos presentarán las bases de lo que será el videojuego y sucesivos episodios. Sam y Rafi deben escapar de la terrible Hexacells y tú eres la única mano amiga que por ahora parece estar ahí por y para ellos. Por mi parte, y si te gusta el género, dale una oportunidad y experimenta esta brevísima experiencia.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon

 

Twogether: Project Indigos Capítulo 1

Duración: 2 h.
7.2

Jugabilidad

7.5/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

7.0/10

Innovación

6.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

4.0/10

Aspectos Positivos

  • Ambientación, buena atmósfera opresiva de Hexacells
  • Obliga a pensar, algunos puzles sientan bien al ser resueltos
  • Quieres saber más del trasfondo

Aspectos Negativos

  • Duración que esperamos se alargue con los sucesivos capítulos
  • Falta de libertad en resolución de problemas de la mayoría de los puzles
  • Animaciones algo desfasadas