Análisis de Vesper (PC). Un futuro corrompido

Vesper

Vesper nos presenta una nueva e ingeniosa perspectiva de los clásicos juegos de plataformas atmosféricos de los años 90

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Creo que no hay género más socorrido que el de las plataformas. Ha habido muchos juegos que iban de pretenciosos e intentaban revolucionar la fórmula con más o menos éxito, pero en el caso que nos atañe, Vesper, encontramos una obra que consigue aunar conceptos ya conocidos y los empaca en un mundo bastante resultón.

Los chicos de Cordens Interactive sabían qué y cómo hacerlo. De entre todas las ideas que tendrían en mente surgió Vesper, un plataformas con toques de rompecabezas de lo más curioso. Entre toda la lista de juegos que he ido dejado pendientes para este verano, Vesper no era una de mis prioridades, si bien es cierto que esto se debe a que desconocía su existencia. Y la verdad, me he llevado una grata sorpresa con este juego.

Me resulta familiar

Vesper es bastante similar a cualquier juego de plataformas. Se siente muy continuista en ese sentido y, aunque no es malo, lo deja en una posición algo desfavorable a nivel general en cuanto a su competencia. Pese a ello, en lo práctico, cuando sale a relucir su potencial, lo hace de la mejor forma posible y ves lo que realmente te ofrece.

Los escenarios de Vesper son muy vistosos

Vesper es lento de primeras, le cuesta arrancar y la primera media hora (que en un juego de 4 horas es bastante) se queda estancado en las mecánicas más básicas del género de las plataformas; una vez ya avanzados, donde ya hemos recogido el arma principal, empieza el juego de verdad; nos ponen poco a poco situaciones similares a las que nos pueden ir surgiendo a lo largo de la aventura, algo similar a un tutorial, el cual se va desarrollando a lo largo de la aventura y que se podría haber hecho de una forma más orgánica que ir presentándolo poco a poco con texto e indicaciones.

Poco a poco se va introduciendo la dinámica de los puzles, en los que tendremos que usar nuestro entorno -enemigos y fuentes de luz- para ir completándolos y poder avanzar, si bien hay puzles que están bien medidos, en muchas ocasiones nos encontramos desbalanceos, tanto para lo fácil como para lo difícil, lo que deja que muchas situaciones se sientan excesivamente simples y otras que sean muy frustrantes para el jugador.

La información se presenta a través de texto

En Vesper en muchas ocasiones las plataformas también fallan. No a nivel de mala programación, si no a nivel de diseño de las mismas, donde más de una vez pensaba que el escenario estaba cortado por una columna pero formaba parte del atrezzo y podía traspasarla o, en un par de ocasiones, me ocurrió que quise resguardarme en un hueco que aparentemente tenía suelo, pero no fue así, lo que llega a resultar molesto las primeras veces, aunque aprendes a convivir con ello y no resulta un grave problema.

Otra apartado reseñable es la lentitud del personaje. Al principio molesta bastante y echas de menos un botón que te ofrezca correr, pero a medida que avanza el juego, no lo extrañas como parecía en un principio, es más, llegas a entender porque no se ha incluido, ya que si forma parte de Vesper, muchas de las secuencias de persecución -similares a las de Super Meat Boy – perderían su gracia.

Este es el arma que nos acompañará en la aventura

Una narrativa bastante sorprendente

La verdad que no me esperaba encontrarme con una historia así en un plataformas de este estilo. Quizás de primeras te parezca que la historia que se nos narra en Vesper resulta bastante típica, ya que muchas obras tocan temas similares, pero si le das una oportunidad verás que te sorprenderá, y para bien.

Vesper comienza poniéndote en situación. Manejas a un robot de cuyo nombre no se habla y tu misión es salvar a tu raza de una luz oscura que corrompe a tu especie. ¿Familiar verdad? Sí, pero lo bueno radica en su story-telling, en lo que cuenta el escenario.

Los tutoriales aparecen en forma de texto en vez de integrarlos jugablemente

A lo largo del mapa encontramos notas que te van poniendo en contexto de lo que sucedió y de qué soluciones hay, pero eso lo tienes que interpretar tú. Por desgracia, estas notas están reservadas para los más curiosos, aquellos cuyo afán es obtener el 100% de Vesper. Es una pena porque es un contexto bastante trabajado que solo verán unos pocos y se quedarán en la historia repetitiva superficial, desde aquí hago un llamamiento para que exploréis un mínimo el mapa, no os decepcionará.

Amén de estás notas, el escenario también hace de narrador, y muestra como se encuentra el mundo por el que vamos andando y cómo ha ido cayendo la raza poco a poco. Aunque no habría estado de más meter algún NPC que diera más de contexto, o al menos más directo, para que enganche a aquellos que juegan del tirón y no exprimen tanto las experiencias.

Este es nuestro protagonista

Apartado artístico sin explotar

Aquí encuentro uno de los mayores problemas, y es lo poco que se ha explotado el apartado artístico, sobre todo el gráfico. Me explico. Todo el arte que impregna a Vesper es para quitarse el sombrero. Escenarios realmente vistosos, pero que pecan de escasos, o más bien escasos de ideas.

Es decir, hay 3 tipos: el laboratorio, el subsuelo y el exterior; y se diferencian perfectamente por un código de colores que te permite diferenciar donde estás, pero luego, en la práctica, son todos los escenarios similares y que apenas puedes diferenciar el uno del otro, dejando una sensación monótona a lo largo de todo el juego.

Aquí vemos la diferenciación de los escenarios según los colores

Y el sonido en Vesper hace gala de su ausencia; en los momentos importantes sí hace su aparición, y lo hace realmente bien, pero no toma protagonismo a lo largo de la aventura, o al menos no como debería hacerlo, ambientando los escenarios que más de uno ganaría muchísimo con un buen acompañamiento musical. Aunque si hay que aplaudir los efectos de sonido, los cuales son bastante consistentes y no se te hacen raros al oído.

Veredicto

Realmente Vesper no es una mala idea. Coge cosas de allí y acá, hacen que funcionen y consigue empaquetarlas en una experiencia narrativa que consigue seducirte a lo largo de las cuatro horas de duración que tiene.

Suscríbete nuestro canal de Twitch

Vesper

Duración: 4-5 h.
6.9

Jugabilidad

6.5/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

6.0/10

Innovación

5.5/10

Narrativa

8.5/10

Diversión

7.5/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Los puzles, en su mayoría, son divertidos
  • La duración es más que correcta
  • El mundo que nos presenta es muy interesante

Aspectos Negativos

  • La falta de una banda sonora potente
  • Algunos elementos visuales son difíciles de diferenciar