Análisis de Virtual Ricochet (PC VR). Pon a prueba tus reflejos a base de giros de muñeca y pulsaciones de gatillo

Virtual Ricochet nos propone una batalla contra robots usando mecánicas de ataque basadas en el noble deporte del tenis

Virtual Ricochet nos propone una batalla contra robots usando mecánicas de ataque basadas en el noble deporte del tenis. 

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

El arcade es uno de los pilares base de los videojuegos apoyados en la realidad virtual. Es un hecho común entre sus usuarios que, al recomendar juegos imprescindibles para las plataformas de VR, casi siempre uno de ellos es un arcade que saca el lado más cercano al seguidor de las recreativas de cada jugador. Space Pirate Trainer o Robo Recall son dos buenos ejemplos de este tipo de propuestas, y, como aspirante al Olimpo de los títulos arcade a tener muy en cuenta, llega Virtual Ricochet.

Sus desarrolladores, Blind Mystics, definen este proyecto como una «partida de tenis mortal con robots y pistolas laser», y, probablemente, no haya una manera mejor de describirlo que ésta. El juego que ahora analizamos consiste básicamente en eso, y como los mejores arcades, un resumen simple es sinónimo de que el concepto carezca de belleza.

Déjate de historia, yo quiero explotar robots

El núcleo del Virtual Ricochet es simple: te encuentras en un espacio con temática synthwave, suspendido en una o más plataformas, y oleadas de robots empezarán a rodearte viajando entre raíles.

Análisis de Pangman VR

En una mano cuentas una pistola con una cantidad de balas limitada al principio y con cierta tendencia a tardar más de lo necesario en cargar. En la otra, tienes un palo extraño que, si lo mueves de la forma adecuada, se transformará en una raqueta laser con la que devolver alguno de los objetos que te lanzarán los enemigos.

Desde el primer minuto se nota el estilo artístico del juego

Tu objetivo en Virtual Ricochet es muy simple: has de evitar que las bolas de energía que lanzan los robots alcancen las plataformas, lo cual es sencillo cuando hay pocas plataformas y/o pocos enemigos, no tanto al aumentar el número de cualquiera de estos), y evitar que aquellos disparos de fuego que se pueden devolver te conviertan en un trozo de plasma sosteniendo un revólver.

Análisis de Hello Puppets!

Virtual Ricochet te obligará a prestar atención a todo lo que hay tu alrededor, pues siempre estará pasando algo en cualquier lugar en el que poses tu mirada. Centrarse demasiado en un punto solo conseguirá que una plataforma a la que no le estés prestando atención acabe dañada, o que recibas una bola de fuego por la espalda.

Porque sí, no dejarán de suceder eventos a tu alrededor lo cual te obligará a moverte mucho. Esto también puede suponer un problema si tu área de juego en la vida real es limitada, lo cual no es tampoco ninguna sorpresa ya que los mismos desarrolladores indican que es necesaria una zona de 2×2 para disfrutar correctamente del título.

En Virtual Ricochet, deberás proteger las plataformas a tus pies

Ya avisamos que este análisis de Virtual Ricochet se ha realizado con un poco menos de espacio, pero no hay ninguna duda de que seguir las recomendaciones es algo necesario para disfrutar de esta obra en su máximo esplendor, como puede pasar con otros títulos basados en esquivar como Holopoint.

Salta, esquiva, mejora, explota

La jugabilidad de Virtual Ricochet es simple, pero no por ello poco profunda. En su núcleo se encuentran tus reflejos, el revolver en tu mano izquierda, y una raqueta láser en la derecha. El problema con la raqueta es que solo funciona mientras mueves la mano, y en cualquier momento en que no la estés moviendo, se convierte en un palo bastante inútil.

Porque esto es un problema para el jugador de Virtual Ricochet, que ya planea movimientos al límite para optimizar cada una de sus acciones cual ninja de recreativas. El problema es que la transformación, aunque muy rápida, no es instantánea, lo que puede hacer que si mueves la mano de manera muy abrupta, tu raqueta simplemente atraviese la bola y pierdas una vida de forma inútil.

Tu pistola y tu raqueta cambiarán de color mediante una inclinación rápida del joystick, y esto es importante: has de interiorizar bien a qué color corresponden las direcciones de arriba y abajo, porque vas a cambiar de color, y mucho, durante la partida.

La raqueta solo funcionará si se encuentra en movimiento

Los robots que te rodean (y que no cejarán en su empeño de destruirte a tí o a la plataforma) lanzarán bolas rojas o verdes, y se rodearán de escudos de los mismos colores. Las rojas solo podrán ser devueltas cuando tu raqueta está, obviamente, en modo rojo, y viceversa. Además, los escudos de los enemigos solo podrán ser dañados cuando el color de tu pistola corresponda con el de los escudos de los robots.

En Virtual Ricochet, tu arma tiene un numero bastante limitado de balas, y cuando se agoten tardará unos segundos en recargarse, así que habrá que tener bastante cuidado y no fallar disparos. Además, si has derrotado a un enemigo y te sobran balas, probablemente tendrás que sopesar si te sale más rentable apuntar al siguiente enemigo, o vaciar rápido el cargador para iniciar ya el proceso de recarga y empezar el próximo enfrentamiento con el mismo al completo.

Cuidado con los cañones de fuego, son imposibles de bloquear

Está claro que los robots son el enemigo, y guardan varios trucos tras su arsenal, siendo los principales el uso de las bolas y los cañones de fuego. Las primeras estarán apuntando a las plataformas, que son visibles mediante un carril de luz que te permite colocarte a tiempo en una u otra, y deberás ponerte en medio de su camino destructivo y desviarlas con tu raqueta (poniéndola en el modo adecuado) para que no alcancen la plataforma, a menos que tu objetivo sea perder una vida.

Su otra arma básica, el cañón de fuego, intentará marcarte hasta que consiga triangular tu posición durante unos segundos, y cuando lo haga disparará en línea recta hacia ti una bola de fuego imposible de bloquear y que deberás esquivar mediante un timing adecuado. Cuidado con esto, porque el hitbox del personaje que controlas es bastante grande, y es fácil pensar que la has esquivado y aun así verte golpeado por ella.

Además de esto, en Virtual Ricochet los robots interactúan entre ellos de formas ciertamente imaginativas para complicarte más las cosas según avanzan los niveles. Por ejemplo, es bastante normal ver a un robot lanzar un rayo protector hacia otro, haciéndole invulnerable mientras no destruyas al que está generando el rayo con el escudo.

Al final de cada nivel ganarás puntos de mejora

El gran problema de Virtual Ricochet viene asociado con su dificultad; su curva aumenta en excesivo de unos niveles a otro sin ningún tipo de aviso, lo cual puede provocar que el jugador se quede atascado y frustrado. Pero es aquí cuando entra en acción el sistema de mejora: cada vez que completas un nivel, recibes a modo de  recompensa puntos de mejora. Estos se pueden gastar en ciertas ventajas como podría ser disponer de más vida, menos tiempo de recarga para el revolver, hacer más daño, y otras muchas cosas más.

Así que, a medida que la dificultad aumenta y tus reflejos empiezan a flaquear, no es una mala decisión volver a niveles anteriores a «farmear» puntos de mejora para aumentar tus posibilidades en esa zona en la que te hayas quedado atascado.

Prepárate para cambiar continuamente de una plataforma a otra

En cuanto a la raqueta, su punto débil no es tanto su tamaño como el tiempo que necesita para encenderse. El jugador de Virtual Ricochet no tardará en darse cuenta de que probablemente es mejor mover lentamente la mano al darle a la bola y así mantener la raqueta encendida que dar ese golpe rápido de tenis el cual su instinto le está instando a efectuar.

La curva de dificultad es bastante empinada

Virtual Ricochet tiene dos modos de juego, el normal, ideal para aquellos que busquen una experiencia más arcade donde el número de vidas va recuperándose entre niveles y otro más complicado en el cual esto no sucede. En una propuesta como ésta donde la dificultad sube de forma tan abrupta, quizá sea mejor dejar esta opción para una segunda vuelta.

Gráficos simples, entorno cuidado

Los gráficos de Virtual Ricochet no dejarán a nadie sin habla, pero tampoco es algo especialmente relevante. La propuesta está claramente centrada en proporcionar una jugabilidad sencilla y divertida, y el entorno synthwave está muy cuidado en su diseño. Realmente es de agradecer un arcade con un arte tal que hace que funcione de forma fluida en cualquier equipo.

En cuanto a la música, se ha llevado a cabo una colaboración con MercuriusFM, y su banda sonora retro synthwave acelerará aún más al jugador motivándole a darlo todo en una nube de caos, disparos, y movimientos frenéticos de una plataforma a otra para evitar ver esa fatídica pantalla de Game Over.

En cuanto a los puntos que se podrían mejorar en Virtual Ricochet, los menús deberían estar un poco más cuidados, y hay algunos detalles que no encajan del todo, pero creemos que es fácilmente solucionable. Como muestra, la dirección a dónde apuntan las flechas desde los mandos es un poco confusa al principio, o lo complicado que llega a resultar seleccionar la mejora adecuada en su menú correspondiente.

Veredicto

Virtual Ricochet es uno de esos títulos de los cuales sería muy extraño no ver pronto un port nativo a cascos standalone como Quest. Sus gráficos simples y su jugabilidad cuidada lo hacen idóneo para ser uno de esos arcades fácilmente transferibles a aquellos cascos con una potencia más limitada que PCVR.

Ojo, esta simplicidad no le exime de ser recomendable. Sencillo, divertido y más profundo de lo que aparenta, Virtual Ricochet es un juego totalmente recomendable siempre que tu habitación disponga del espacio necesario para disfrutarlo.

Suscríbete a nuestro podcast

Virtual Ricochet

Duración: Incalculable
7

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

6.0/10

Innovación

6.0/10

Sonido

7.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Buena música
  • Cuidada jugabilidad
  • Buen sistema de mejoras

Aspectos Negativos

  • Curva de dificultad mal ajustada
  • Gráficos bastante básicos
  • Hitboxes mal implementadas