Análisis de Warhammer 40.000: Battlesector Expansión Necrones. Los Necrones se unen a la batalla contra Baal

Warhammer

Warhammer 40.000: Battlesector incorpora a los temibles Necrones, una de las facciones más poderosas del universo de Warhammer 40.000.

Warhammer 40.000: Battlesector, el título de estrategia táctica basada en el universo futurista creado por Games Workshop, ha recibido estos días el DLC Necrons, el cual amplía el número de facciones jugables con la incorporación de los temibles Necrones. Esta actualización viene acompañada, además, de la campaña Supremacía Planetaria, un nuevo modo de juego en el que lucharemos contra otros 2 bandos por el dominio y control total del territorio.

Los Necrones son una antigua raza de no muertos, creada sintéticamente, a partir de los ya extintos Necrontyr. Durante 60 millones de años, este ejército de antiguos Xenos con cuerpos de metal vivo ha permanecido durmiente, vagando por la galaxia en sus naves con criptas de estasis hasta ahora, el necroseñor Szarekh y sus huestes han despertado justo a tiempo para unirse al conflicto por el control de Baal y proclamar la supremacía de la dinastía necrona por encima de Tiránidos y Ángeles Sangrientos por igual.

Un ejército inmortal bajo tu control

Con su llegada a Battlesector, la facción de los necrones aporta un total de 14 nuevas tropas, con sus respectivos héroes, al plantel existente, cada una con sus propias habilidades, mecánicas de juego y armas.

Warhammer 40.000: Battlesector. Los Necrones cuentan con un total de 14 tipos nuevos de unidad, con diferentes opciones de habilidades y armas.

Entre los líderes de batalla destacan el Señor Supremo de los Necrones, cuyos protocolos de comando pueden potenciar el poder destructivo de las unidades próximas a él y el poderoso Plasmante, un destructor capaz de infligir daño en área, sembrando el caos entre las filas enemigas gracias a sus múltiples habilidades. Como fuerzas de línea contamos con los Guerreros y los Inmortales, unidades básicas diseñadas para marchar al frente de tu escuadra y atraer el fuego enemigo mientras otros pelotones, como la Necroguardia o los Pretorianos de la Triarca, arrasan con ellos gracias a su flexibilidad táctica.

Impresiones de Remnants of the Rift

Los Omnicidas y los Destructores Maldicidas servirán como apoyo, gracias a su diabólica precisión y el gran alcance de sus armas pueden hacer llover muerte sobre nuestros adversarios desde antes incluso de ser detectados, obligándolos a buscar desesperadamente zonas con cobertura y deshaciendo sus formaciones. Por si esto fuera poco, además de su poder armamentístico o su fiereza en batalla, los Necrones cuentan con otras dos armas secretas.

Warhammer 40.000: Battlesector. El Protocolo de Reanimación dificulta la destrucción de nuestros Necrones, volviéndolos casi inmortales.

Por un lado, la habilidad Protocolo de Reanimación, presente en prácticamente todas las milicias necronas, una habilidad que nos permitirá resucitar a los caídos otorgando a cada unidad un 50% de probabilidad de revivir una cantidad de guerreros, dentro de la misma, con un 25% de vida cada turno.

La mecánica única de Momentum de esta raza les permite acumular impulso mientras se desplazan por el campo de batalla, lo que les permite acceder a las mejoras propias de este elemento con una facilidad pasmosa, una característica que, sin duda, puede marcar la diferencia y concedernos la victoria.

Álzate con el dominio de la galaxia

Además del nuevo ejército, Warhammer 40.000: Battlesector ha ampliado su catálogo de modos de juego. El modo Supremacía Planetaria, proporciona una nueva campaña de estilo conquista en la que los jugadores nos convertiremos en la última resistencia del planeta, luchando a los mandos de uno de los tres bandos disponibles para controlar los territorios y recursos de un mapa generado procedimentalmente.

Warhammer 40.000: Battlesector. El modo Supremacía Planetaria proporciona una campaña de conquista con mapas generados procedimentalmente.

Para hacernos con la victoria, necesitaremos desplazar nuestras fuerzas por el mapa conquistando y expandiendo nuestro control del mismo, hasta llevar la batalla a las puertas de las bases enemigas. Por el camino podremos reclamar recursos estratégicos que nos otorgarán bonificadores únicos, como aumentos de los puntos de ejército, que serán clave para mantener nuestro dominio y aumentar nuestro poder tanto ofensivo como defensivo, pues no olvidemos que nuestros adversarios también moverán sus piezas e intentarán poner fin a nuestra existencia, algo que solo lograrán si consiguen destruir nuestra base, mientras nos quede una unidad en pie, habrá esperanzas ya sean de victoria o venganza.

Análisis de Lumote

En cada turno, contaremos con una serie de puntos de acción que limitarán nuestras opciones disponibles, deberemos escoger sabiamente en qué emplearlos y establecer la estrategia a seguir, algunos turnos los usaremos para lanzar nuestros ataques y hacernos con nuevas zonas y recursos, mientras que otros necesitaremos parte de ellos para reforzar nuestro ejército y reponer las tropas que hayan caído por el camino.

Sin novedades en lo artístico o técnico

En lo referente al apartado artístico y técnico esta expansión sigue los estándares de calidad marcados por el título original. Los nuevos escenarios hacen gala del mismo cuidado por el detalle y siguen comportándose como un elemento estratégico más gracias a las características del terreno y las piezas de escenografía diseminadas por el mapeado. Los modelos de los Necrones se han realizado con todo lujo de detalles, partiendo de las esculturas originales de las miniaturas creadas por Games Workshop, haciéndolas fácilmente reconocibles por los adeptos del wargame de mesa más influyente de nuestro tiempo.

Warhammer 40.000: Battlesector. Los temibles Necrones fueron modelados por los escultores de Games Workshop inspirados en películas como Terminator.

En el aspecto sonoro, el DLC muestra la misma dedicación y atención al detalle que en el apartado gráfico, haciendo gala de una banda sonora cargada de momentos épicos que se adaptan a la tensión de cada momento. En cuanto a los efectos sonoros, nos encontraremos con una excelente colección de explosiones, láseres y voces robóticas, además del metálico sonido del caminar de nuestro ejército inmortal de metal vivo.

Veredicto

El nuevo DLC de Warhammer 40.000: Battlesector viene a enriquecer un título que destaca por adaptar, de forma más que satisfactoria, este icónico juego de mesa, incluyendo una de las razas más queridas por los aficionados, los Necrones. Además, el nuevo modo Supremacía Planetaria, proporciona al jugador nuevas opciones de juego, aportando rejugabilidad más allá del modo online con partidas individuales y rápidas, al margen de la campaña narrativa.

Warhammer 40.000: Battlesector

Duración: 20 h
8

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Innovación

8.0/10

Narrativa

9.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Las mecánicas de la nueva facción la hacen jugablemente diferente al resto.
  • El modo Supremacía Planetaria aporta partidas rápidas e individuales más allá del modo online.
  • La calidad del trabajo de adaptación del modelado de las miniaturas originales es sobresaliente.

Aspectos Negativos

  • A pesar de las nuevas incorporaciones, las facciones disponibles siguen siendo demasiado pocas.
  • La campaña narrativa no se ve ampliada con contenido de la nueva raza.
  • El mapa del modo Supremacia Planetaria se hace pequeño para 3 bandos