Análisis de Wasteland 3. Recorre los páramos helados de Colorado en una historia de rol a la altura de la saga

Wasteland 3 es un juego de rol táctico por turnos y vista isométrica ambientado en un mundo postapocalíptico en Colorado

Wasteland 3 es un juego de rol táctico por turnos y vista isométrica ambientado en un mundo postapocalíptico en Colorado. Un profundo RPG que , como mínimo, está a la altura del resto de entregas de la saga

Mucho antes del primer Fallout (1988) se lanzaba para para PC un título de rol ambientado en un futuro post apocalíptico centrado en una sociedad que se había vuelto egoísta y peligrosa para sí misma. Sin un gobierno central y con la anarquía por bandera, bandas y agrupaciones de diferentes tamaños luchaban por dominar los pocos territorios habitables que quedan en el planeta.

En una época donde muchas sagas míticas han virado su estilo original intentando adaptarse a las modas actuales, Wasteland 3 se mantiene fiel a sus orígenes, sobre todo respecto a la segunda parte de la saga, en cuanto a mecánicas de juego. Así que nos volvemos a encontrar frente a un título de rol estratégico o táctico de acción por turnos en vista cenital.

Winter is coming

Si has jugado a las versiones anteriores recordarás que Wasteland 1 y 2 se desarrollaban en paisajes desérticos y ciudades desgastadas por el sol, el óxido y la arena bosquejando una ambientación casi idéntica al mundo de Mad Max. Por el contrario, en Wasteland 3 nos encontramos al otro extremo del termómetro, rodeados de nieve y fuertes ventiscas que azotan la ciudad de Colorado y sus cercanías.

Los paisajes de Wasteland 3 son helados donde predomina la tonalidad blanca de la nieve.

De nuevo encarnamos a miembros de la facción más relevante de Wasteland, los Rangers. El mundo está patas arriba y los grupos de milicias están a la orden del día; por suerte aún queda gente honorable en la tierra, y algunos de ellos se integran en los Rangers para intentar reconstruir lo que algún día fueron naciones y el mundo civilizado; o por lo menos lo intentan, ayudando a la mayor cantidad de civiles posibles.

Al empezar Wasteland 3 te encontrarás dirigiendo a dos supervivientes de los Rangers de una división llamada “Team November”. Tras encontrar refugio en la ciudad de Colorado topamos con “El patriarca”, líder de la ciudad y supuesto protector de los refugiados que allí se alojan.

Desperados III te ofrece una experiencia de rol táctico ambientada en el oeste siendo un imprescindible del género

Al patriarca parece que le venimos como anillo al dedo, porque sus hijos le han salido un poco rebeldes y están a las afueras de la ciudad construyendo cada uno su propio ejército para hacerse con el control de los reinos de su padre. El patriarca nos ofrece asentarnos en Colorado y formar nuestra propia base de los Rangers a cambio de ayudarle con sus problemas familiares.

Todo el mundo tiene segundas intenciones en Wasteland 3, es un mundo cruel y despiadado, y con un toque de humor negro realmente divertido.

A partir de entonces es cuando comienza nuestro crecimiento en Colorado, donde tendremos oportunidad de ayudar a ciudadanos en misiones secundarias o seguir la línea principal de la historia. No tardarás mucho en darte cuenta de que, en este mundo, casi todos esconden un cadáver en el armario (A veces literalmente).

El enorme universo vivo de Wasteland

Es muy fácil perderse en Wasteland 3, y lo que esperas que sea una misión de 15 minutos con un objetivo muy concreto se acaban convirtiendo en horas de exploración y secundarias que van surgiendo por el camino. Aunque podemos acceder a un mapa de la ciudad y hay un radar en la esquina superior derecha que nos indica donde estamos, no tendremos casi indicadores ni podremos marcar un lugar y obtener un “GPS” en pantalla para ir a tiro fijo hacia el objetivo.

Los elementos en pantalla están mas destinados a conocer el estado de tu equipo que a llenarte los ojos con indicadores de misiones, lugares, etc.

Lo mejor de Wasteland 3 es el enorme trabajo detrás de cada NPC, incluso aquellos con los que no puedes conversar directamente tienen sus propios diálogos cortos o conversaciones con otros NPCs de los cuales puedes sacar información relevante sobre lo que está pasando de verdad en Colorado.

Y por supuesto cuando te encuentras con un NPC clave tienes muchas opciones de diálogo, y, en más de una ocasión, te encontrarás con respuestas sorprendentes que acaban afectando directamente a la historia sin notar claramente que estás escogiendo entre opciones de respuesta relevantes. Todo ello con un sentido de interconexión mayúsculo que solo recuerdo haber vivido recientemente en Red Dead Redemption 2. No estamos hablando de un sistema novedoso que no hayamos visto jamás, pero sí que estamos ante un título de rol a la altura de las grandes obras del género como Fallout.

Las preguntas clave de la trama de misiones principales y secundarias están incluidas en los diálogos de una forma totalmente natural.

La forma en la que transcurren las misiones principales también puede cambiar según lo que ocurra en las mismas. Por ejemplo, en una de las primeras misiones de gran importancia argumental podemos ponernos del lado de un magnate sin escrúpulos o de la policía corrupta de colorado; sí, en Wasteland 3 hay poca gente honrada. Incluso puedes disparar sin querer a uno de los de tu propio bando y encontrarte inmerso una guerra campal improvisada.

Si lo tuyo es el rol por turnos y la estética Steampunk, echa un vistazo a Steam Tactics

Debes tener en cuenta que Wasteland 3 es un juego largo, donde disfrutarás del camino más incluso que del final. Mi partida, sabiendo que tenía que acabar a tiempo de traeros este análisis, ha sido de 43 horas pero estoy seguro de que puede llegar a las 60 fácilmente. También es posible acabárselo en menos si no te paras demasiado a realizar misiones secundarias, completándolo en torno a las 30 horas.

Todos para uno y uno para todos

La sensación de unidad con tus compañeros es total en Wasteland 3. Tu equipo estará formado por un máximo de seis personajes, pero solo 4 de ellos podrán ser Rangers creados por ti, los otros dos serán aliados. Lo más interesante de estos últimos es que cada uno tiene su propia personalidad e historia personal detrás, por lo que reaccionan y tienen comentarios propios asociados a cada una de las decisiones que tomes durante el título.

Pero, a nivel práctico, estos 6 personajes funcionarán como uno solo. Al comienzo de Wasteland 3 tendrás la opción de personalizar casi por completo a tus dos primeros personajes, y ya en Colorado y con la base de los Rangers asentada podrás crear a los otros dos. La edición de estos puede ser mediante la selección de personalidades y características preestablecidas en las propuestas creadas por la IA, o bien desde cero, pudiendo modificar su aspecto, voz, altura, etc.

Lo importante es siempre la sensación de unidad y tener en la cabeza cuáles son las habilidades que otorgaremos a cada personaje. La cantidad de habilidades, todas ellas útiles en un momento u otro del juego, está perfectamente ajustada para que necesites buscar el constante equilibrio en el reparto de puntos de mejora para tener un equipo equilibrado. Las habilidades otorgan características para el combate pero también para la exploración, como hackear minas o abrir puertas cerradas.

Por supuesto nos encontraremos por el camino con puertas que no pueden ser abiertas hasta el nivel X, o minas que no puedes desactivar por el momento, pero no se siente para nada desnaturalizado con el contexto, y jugando a Wasteland 3 de forma normal, sin ir solo a por misiones principales, no te verás en la necesidad de farmear para poder continuar en la historia principal.

La build completa de cada personaje estará formada por su equipación, los atributos, las habilidades y las ventajas. Más de 40 ítems que hacen que ningún personaje sea igual a otro.

Eso sí, ojo con depender de un solo personaje para una habilidad concreta como el trueque (mejora los precios en tiendas) o los primeros auxilios (uso de accesorios médicos), ya que nadie es imprescindible en Wasteland 3 y pase lo que pase los Rangers seguirán adelante. Tus personajes pueden caer en batalla y no ser recuperables, o algún aliado puede despedirse de tu grupo cuando menos te lo esperes.

El combate en Wasteland

El sistema de combate de Wasteland 3 se muestra profundo y dinámico, casi tan fluido que a veces no recuerdas estar jugando por turnos. Cuando somos sorprendidos por un enemigo o decimos algo que no debíamos haber dicho, se despliega en el suelo una cuadricula que recubre todo el escenario hábil para la batalla.

Puedes preparar ligeramente el encuentro situando a tus personajes antes de que el enemigo te aviste por primera vez.

A partir de aquí cada uno de nuestros personajes tiene unos puntos de acción (AP) disponibles para realizar sus acciones en cada turno. Cada acción conlleva un gasto diferente de puntos, por lo tanto, deberás calcular bien tus movimientos, ataques o uso de objetos para no quedarte a medias y a descubierto delante del enemigo.

Al igual que ocurre en XCOM, cada ataque en Wasteland 3 se nos muestra con una probabilidad de éxito de impacto encima de la cabeza del enemigo; por debajo del 80% ya puedes rezar para que tu bala impacte en el objetivo. El sistema de probabilidades actúa en función de la trayectoria entre tu personaje y el enemigo objetivo, así como el tipo de cobertura que tenga.

Una mecánica de probabilidades según coberturas que no es nada nueva, pero funciona igual de bien que siempre.

La gran variedad de armas y objetos con las que podemos equipar a nuestros personajes  en Wasteland 3 otorga una gran versatilidad a los combates en cuanto a plantear la estrategia del enfrentamiento. Incluso puedes cambiar el equipamiento de cada personaje durante el propio turno con cualquier arma u objeto que lleves en el inventario. De esta manera crearás tu propio sistema de personajes cuerpo a cuerpo, francotiradores, expertos en explosivos, etc.

Wasteland 3 no decepciona como juego de acción táctica; tiene todo lo que debe tener un buen título del género, incluso funciona bien una de las partes más importantes como es la IA enemiga. No he podido probar el título en su modo más difícil, ya que acabarlo en su dificultad standard me ha llevado todo el tiempo del análisis, pero la curva de aprendizaje y el reto que supone es suficientemente alto como para tener que tomarte cada batalla en serio, y no te invita a estampar el teclado contra la pared como el primer XCOM.

Tiempos de carga. Hello darkness my old friend

Ya no me acordaba lo que era un tiempo de carga suficientemente largo como para chequear el WhatsApp, por desgracia Wasteland 3 me lo ha recordado. Lo peor es que la primera vez que me di cuenta de su duración le resté importancia, pero lo cierto es que con el paso de las horas de juego estos tiempos se hacen muy molestos. Hay muchos puntos de carga en Wasteland 3, y, a veces, entras sin querer en una nueva zona de la ciudad y cuando te das cuenta de que ese no era el camino, tienes que tragarte de nuevo la imagen estática de turno.

Desde que tengo mi nuevo PC con el SSD EVO 970, había observado como la mayor parte de los títulos reducían sus tiempos de carga al mínimo, sin embargo, aquí es diferente. Parece que es algo común a cualquier equipo y que está relacionado con la optimización del título en sí, y creo que puede ser aún más tedioso en las versiones de PS4 y Xbox por lo que he podido leer en diversos foros.

Muy bonito, pero algo justo para el 2020

Y si hablamos de tiempos de carga largos, también tenemos que hablar de un diseño artístico sensacional que salva un apartado técnico más justito. Y es que la calidad de texturas y modelados dejan bastante que desear en cuanto haces el zoom máximo a la pantalla.

Dientes de sierra y modelados poco nítidos, un apartado técnico más propio del 2018.

Está claro que Wasteland 3 está desarrollado para que lo afrontes con el zoom al mínimo, donde te olvidas de los polígonos y te dejas encandilar por la buena iluminación y los detalles de un entorno bien trabajado. Lo mismo pasa con los modelados de los personajes, la mayoría de ellos olvidables y poco carismáticos, salvo, eso sí, aquellos personajes principales de la historia (que no son pocos) con los cuales tendrás conversaciones en una pantalla de diálogo donde se muestran en detalle con diseños mucho más cuidados.

Entiendo que éste es un juego enorme, y que su principal atractivo se encuentra en los diálogos, ambientación e historia; sin embargo, me queda la sensación amarga de saber que a nivel técnico se podría haber hecho algo más.

Banda sonora a cargo de un compositor contrastado

Pero como decía anteriormente el trabajo de ambientación cumple con lo que se espera de un título, fundamentalmente de rol, con escenarios memorable de batallas, mucha variedad en los detalles y una melodía de acompañamiento muy acertada en todo momento. El encargado de la composición musical ha sido Mark Morgan, artista de nivel contrastado que también trabajó para Wasteland 2 y ha estado en otros juegos como Fallout 1 y 2.

En Wasteland 3 nos encontraremos con canciones y melodías creadas para que te sitúes en el entorno que presenta la pantalla y al mismo tiempo los ritmos bien elegidos de la música fluyen tan bien como el resto de la historia. El título está perfectamente localizado al castellano, lo cual se agradece ya que permite captar cada uno de los detalles de la trama y, por qué no decirlo, alguno de los chistes que se intercalan en ella.

Las voces de los distintos personajes permanecen en versión original inglesa aunque hay que destacar la variedad de acentos y la calidad de las interpretaciones, estando los diálogos también subtitulados a nuestro idioma.

Problemas técnicos que afectan también a su modo multijugador

No puedo acabar el análisis sin nombrar la cantidad de problemas que están teniendo los primeros jugadores de Wasteland 3 con sus archivos de guardado. Por suerte no he padecido ninguno de ellos, pero he de decir que muchas otras personas si que lo han sufrido, así que asegúrate de guardar en varios slots diferentes y de forma habitual para evitar disgustos.

Me hubiese gustado contaros más sobre el multijugador de Wasteland 3, porque sí, lo tiene. Es un multijugador cooperativo de máximo 2 jugadores creado fundamentalmente para poder pasarte el juego con un amigo. Sin embargo, por no tener a nadie cercano con el título y debido a un match-making horrible (1 hora de espera para conectar con un ruso que se va al minuto de entrar en tu sala de espera), no he podido probar este añadido del título. Suena interesante, aunque tengo mis serias dudas sobre la gracia que añade a Wasteland 3 el jugarlo en pareja.

Veredicto

A pesar de quedarnos con el regustillo amargo del apartado técnico y los problemas con los tiempos de carga, Wasteland 3 es un juego sobresaliente. Y lo es porque todo lo que se refiere a jugabilidad, mecánicas, ambientación, historia, etc. funciona a la perfección.

Wasteland 3 va a gustar a mucha gente: a todos aquellos que busquen una buena historia, a los que tengan ganas de enfrentarse a un buen árbol de habilidades y a los que busquen un reto en la acción y estrategia. No puedo hacer otra cosa que no sea recomendar que pruebes el título si cualquiera de mis argumentos anteriores encaja con lo que buscas en un videojuego.

Wasteland 3

Duración: 45 h
8.5

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

7.0/10

Narrativa

9.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • La profundidad de Colorado, los diálogos y las interacciones en general
  • La cantidad de opciones y versatilidad de creación de equipos y estrategias para la acción
  • El tono ácido del mundo postapocalíptico que encaja con un juego realmente divertido

Aspectos Negativos

  • Nivel de detalle gráfico justo para ser un juego de final de generación
  • Tiempos de carga insufribles y continuados
  • Algún error técnico con las partidas guardadas