Análisis de What Comes After (Switch). Doblar y comprender

What Comes After es una experiencia narrativa que nos hará reflexionar sobre conceptos tan opuestos y ligados como la vida y la muerte

What Comes After es una experiencia narrativa que nos hará reflexionar sobre conceptos tan opuestos y ligados como la vida y la muerte.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Creo que no exagero si digo que el último año nos ha trastocado a todos la vida. El hecho de no poder tener la misma libertad de movimientos que antaño nos ha hecho replantearnos muchos conceptos, incluyendo las relaciones personales y profesionales. Lamentablemente, la pandemia ha conllevado que algunos de nosotros hayamos sufrido pérdidas por el camino, que hemos tenido que afrontar, en ciertos casos, en soledad, sin poder despedirnos de los seres queridos.

Pero, como se suele decir, mientras hay vida hay esperanza y es en este concepto en el que profundiza What Comes After, una aventura conversacional cuya versión para Nintendo Switch analizamos.

Desde el mismo momento que llegamos a este mundo, los seres humanos tenemos fecha de caducidad. En la mayoría de los casos, el fin de nuestra vida llega de manera natural una vez alcanzamos una cierta edad; en otros, la historia se acaba antes de tiempo debido a diversas circunstancias, todas ellas dolorosas.

Análisis de Persephone

Muchas teorías y religiones se esfuerzan en elucubrar sobre lo que habrá después de nuestro transcurrir en este mundo; no es objetivo de este análisis profundizar en ello, pero el juego que analizamos, What Comes After, enfoca su trama en el tránsito que hacen las almas desde el plano terrenal en que nos encontramos a ese otro lugar al que nos encaminamos acabado nuestro tiempo en la tierra.

What Comes After nos pone en el papel de Vivi, una joven en el lugar equivocado … o no

Lo primero que hay que reseñar es que What Comes After no es un videojuego en sí, sino una experiencia narrativa en la que la interacción es mínima y la comprensión lectora se convierte en nuestra mejor herramienta para extraer todo lo que la obra pretende ofrecernos. El título, desarrollado por Fahmitsu y Rolling Glory Jam, es capaz de hacernos reflexionar sobre nuestra propia existencia a través de distintas historias que se nos van presentando, conformando una de esas obras que, si bien no recordarás por ningún aspecto jugable, puede que te deje un poso en el alma.

Pasajera en el tren equivocado

What Comes After nos pone en el rol de Vivi, una joven que regresa a casa en tren tras una jornada laboral. En ella le esperan su madre y su hermana: eligió vivir lejos de su trabajo para poder estar con su familia y, debido a ello, pasa varias horas del día dentro de vagones con el objetivo de poder estar en todos los sitios y, en el fondo, en ninguno.

Pues bien, la trama del título comienza con nuestra protagonista quedándose dormida y despertando dentro de ese tren. Pronto se da cuenta de que algo extraño está sucediendo, ya que todos los pasajeros tienen un aspecto fantasmagórico, estando poco dispuestos a entablar conversación alguna con ella.

Ésta es la simpática revisora de este tren plagado de ánimas en tránsito

En este punto, Vivi se plantea si ella misma ha muerto y se encuentra viajando con todas esas ánimas hacia algún lugar. Afortunadamente, la revisora pronto le hace ver que es una de las pocas que logran viajar dentro de dicho vehículo sin haber fallecido y le conmina a recorrer todos los vagones del tren y hablar con los distintos pasajeros con el fin de invertir el tiempo que transcurrirá hasta que, al empezar el nuevo día, vuelva al plano de los mortales y pueda continuar con su vida.

What Comes After no tiene ningún tipo de objetivo ni misión a cumplir, más allá de hablar con todos y cada uno de los pasajeros del tren. Cada uno de ellos nos contará su historia y nos detallará la razón por la que están dentro del mismo. Además de casos más o menos normales como son personas ancianas cuya vida ha llegado a su fin, nos encontraremos con otros que, obviamente, no deberían estar viajando en ese tren en ese momento de su vida.

No solo encontraremos seres humanos en los vagones de What Comes After

Es importante y necesario mencionar que What Comes After, pese a presentarnos la experiencia con una apariencia más o menos amable y caricaturesca, contiene escenas que pueden ser consideradas duras y que pueden tocar la fibra sensible, sobre todo si se han sufrido experiencias similares a las de algunos de los pasajeros.

Análisis de The Medium

Obviamente, no voy a entrar en ningún tipo de destripe sobre el argumento del título, pero sí que he de decir que, una vez finalizado, el poso que te queda es de esperanza, de comprensión y de que quizá deberíamos perder menos el tiempo en cosas superfluas y escucharnos más a nosotros mismos, ahondar en nuestro corazón. Dicho lo cual, What Comes After es una experiencia profundamente personal y cada uno sacará la lectura que pueda una vez transcurrida la escasa hora que dura el título.

Mecánicas simples para un trasfondo profundo

Jugablemente, What Comes After es extremadamente simple. Nos movemos de izquierda a derecha a lo largo de los distintos vagones, todo ello mostrado desde una vista lateral en dos dimensiones. La única acción posible es interactuar con los pasajeros del tren, con los cuales entablaremos conversaciones en las que no tenemos ningún tipo de opción o decisión a tomar. Es virtualmente imposible no pasarse el juego, lo único que hay que hacer es recorrer el tren completo, conocer al maquinista y al resto de personal y, simplemente, dejarte llevar.

En verdad, cualquier tipo de flora y fauna puede viajar en este tren

En cuanto al apartado técnico, los desarrolladores de What Comes After han optado por un estilo sencillo similar a los dibujos animados para representar la historia que nos quieren contar. Los diseños son amables y, en cierto modo, ayudan a aliviar la carga emocional que supone la experiencia. Eso sí, se hubiera agradecido algún tipo de animación en los personajes, ya que, sumado a la gran cantidad de texto que hemos de leer, le dotan a la obra de un carácter demasiado estático.

Adentrarte en la trama de What Comes After puede llevarte a recorrer pasajes agradables de tu pasado, como esa comida con un amigo que nunca olvidarás

En cuanto al sonido, aquí la simplicidad de la que hemos hablado antes se lleva al extremo. Contamos con una melodía que iremos escuchando mientras recorremos el tren, pero, sorprendentemente, los personajes no cuentan con ningún tipo de doblaje. El único efecto de sonido que oiremos será el de letras escribiéndose y el de cambio de diálogo. Quizá el título no lo necesite, pero no hubiera estado de más.

What Comes After, como es de recibo en estos casos, está traducido al castellano, aunque cuenta con pequeños errores gramaticales aquí y allá que, en ningún caso, afectan a la comprensión de la trama ni al disfrute de la experiencia en sí.

Veredicto

What Comes After no es un juego; es una experiencia narrativa que es capaz de dejar poso en aquel jugador que se acerque a ella. La manera de cómo trata la muerte como paso intermedio hacia otro lugar invita a que reflexionemos sobre qué es lo importante de verdad en la vida. Su apartado técnico es extremadamente sencillo pero es, a la vez, tremendamente adecuado para completar una experiencia que quizá no sea para todos, pero que gustará a los que se aproximen a ella.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

What Comes After

Duración: 1 h.
6

Gráficos

6.0/10

Sonido

5.0/10

Innovación

6.0/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

5.0/10

Duración

5.0/10

Aspectos Positivos

  • La historia que cuenta puede dejar poso en el jugador
  • Aspecto gráfico adecuado para la trama

Aspectos Negativos

  • Escasa duración y rejugabilidad
  • Algunas de las conversaciones pueden herir la sensibilidad de algún jugador