Análisis Deadly Premonition 2 A Blessing in Disguise (Switch). Un caramelo envenenado

Deadly Premonition 2 A Blessing in Disguise es la secuela que esperábamos, pero no del modo en que la queríamos

Corría el año 2010 cuando se lanzó al mercado Deadly Premonition en Xbox 360. Sus mecánicas innovadoras, su atractivo argumento y narrativa y, por qué no, su discutido aspecto técnico lo convirtieron en una obra de culto. Amado y odiado a partes iguales, el título de Swery basaba su atractivo en el enorme carisma de su protagonista principal y del resto de habitantes de Greenvale, el pueblo donde transcurría la trama. Diez años más tarde, es hora de continuar la historia aunque, en este caso, tendremos que retroceder en el tiempo (en muchos sentidos) para poder avanzar. Deadly Premonition 2 A Blessing in Disguise es la secuela que esperábamos, pero no del modo en que la queríamos.

Antes de empezar este análisis es importante dejar una cosa bien clara: Deadly Premonition 2 A Blessing in Disguise (a partir de ahora, Deadly Premonition 2) es un título con graves defectos técnicos, que comentaremos en la sección correspondiente del texto.  Pero también es un juego con que cuenta una historia muy interesante y que, gracias al carisma de sus personajes, puede llegar a hacer que pases por alto sus fallas en pos de progresar en el argumento. Hay una buena propuesta esperando a ser degustada dentro de un envoltorio poco atractivo.

La propuesta que nos ocupa es la secuela cardinal, pero precuela espiritual, del Deadly Premonition lanzado en 2010 para Xbox 360 y que fue versionado posteriormente para PC, PlayStation 3 y, más recientemente, para Nintendo Switch. Es esta última la que recibe este Deadly Premonition 2 el cual ha generado tanta expectación desde su anuncio como animadversión desde su lanzamiento.

La primera entrega de la saga transcurría en el pueblo de Greenvale al que nuestro protagonista, Francis York Morgan (mejor si le llamamos York, es lo que le gusta) es enviado para investigar la muerte en extrañas circunstancias de Anna Graham. Durante las pesquisas, fuimos conociendo a varios de sus habitantes, presenciando nuevos crímenes y, al final, resolvimos el crimen de manera más o menos satisfactoria.

Sin entrar en destripar nada del argumento, conocimos el efecto que unas extrañas semillas rojas tienen en la gente y cómo ciertos personajes pretendían usarlas con fines muy siniestros. No diré nada más porque es una aventura que merece ser experimentada por uno mismo.

Como hemos comentado, la propuesta tuvo bastante éxito sobre todo apoyado por el enorme carisma del agente York y por la espléndida interacción con los habitantes de Greenvale. Cada uno de ellos tenía su propia historia que contar y sus propias rutinas que debíamos conocer si queríamos avanzar en las misiones secundarias. También fue famoso por su anticuado aspecto técnico que parecía provenir de varias generaciones atrás y a causa de ciertos fallos y bugs, algunos de ellos hoy en día sin arreglar en versiones posteriores (como los fallos de traducción relativos a abrir interrogación).

Viajando en el espacio-tiempo

De manera inesperada Nintendo anunció en su Direct de Septiembre del año pasado el lanzamiento de Deadly Premonition 2 y, a modo de aperitivo, de su primera parte ahora renombrada Deadly Premonition Origins en Nintendo Switch. Es importante recalcar que esta adaptación proviene directamente del título original y no de la versión Director’s Cut, ya que esta última añadía escenas que podrían contravenir lo que se iba a contar en la secuela.

En los meses previos al lanzamiento de Deadly Premonition 2, se ha ido insistiendo en que iba a ser a la vez precuela y secuela y que la acción de este tendría lugar en dos instantes temporales diferentes, cada uno ambientado en una localización distinta. Y, en este sentido, ha cumplido con lo prometido.

Deadly Premonition 2 arranca con el descubrimiento del cadáver de Lise Clarkson, que fue asesinada 14 años atrás en el pueblo de Le Carré, Louisiana. El cuerpo de la víctima está descuartizado y se mantiene congelado siguiendo la disposición original de los miembros del cuerpo.

El asesinato de Lise Clarkson inició una serie de trágicos acontecimientos en la villa que fueron investigados, cómo no, por el inefable agente York pero nunca se llegó a descubrir la localización del cuerpo. 14 años más tarde, una nueva desaparición lleva al FBI a reabrir el caso. Los agentes Aaliyah Davis y Simon Jones reciben un misterioso chivatazo que los lleva a la casa de York, retirado del FBI por causas que no desvelaremos.

Os presento a los agentes Davis y Jones. No se llevan tan mal como parece

York se encuentra en un estado de salud bastante deplorable y ha adquirido una desmedida adicción a las drogas, mostrándose extrañamente esquivo y, por qué no decirlo, lunático, siendo de poca ayuda en la investigación.  A base de presionarle, irá desvelando todo lo que sucedió realmente 14 años atrás en Le Carré, siendo estos descubrimientos clave para resolver ambos crímenes, el del pasado y el del presente.

El agente York está muy desmejorado desde la última vez que le vimos

Agente York, bienvenido a Le Carré

Aunque la trama transcurre en ambos instantes temporales, la mayor parte de nuestra experiencia en Deadly Premonition 2 la pasaremos controlando a York en Le Carré, el cual acabaremos conociendo tan bien como lo hicimos con Greenvale en su día y que también está poblado por pintorescos habitantes. Nada más empezar conoceremos a David Jawara, el botones del hotel en el que nos alojamos. Poco después, nos presentarán a David Jawara, el conserje, que nos hablará de David Jawara, el chef del restaurante. Empezamos fuerte.

A lo mejor este conserje no es el más indicado para hablar de problemas de personalidad

Al igual que en el original, no estaremos solos en nuestras pesquisas, contando con el apoyo de las fuerzas de seguridad locales. En este caso y debido a la negligencia voluntaria del sheriff Melvin Woods, será su hija, la entrañable Patty, la que nos acompañe en la investigación. A lo largo de toda la historia de Deadly Premonition 2, iremos conociendo a diferentes habitantes de Le Carré que, por cierto, se traduciría al castellano como el Cuadrado, haciendo un juego de palabras con la forma en que está distribuida la ciudad.

Una de las dos es nuestra entrañable compañera Patty. La otra, una rival temible

Aparte de Patty, contaremos con la guía de Houngan. Este es el primero que nos avisa de que Deadly Premonition 2 va a jugar aún más con lo sobrenatural, ya que es un esqueleto que sólo York puede ver y que nos irá proponiendo resolver varios oráculos para ayudarnos a descubrir cuál es el siguiente paso que hemos de dar. Del resto de vecinos, especialmente los miembros de la familia Clarkson (dueños del pueblo en sí) no daré más detalles por no destripar el argumento. Como en la entrega primigenia, esperad sorpresas, giros de guion, traiciones y, por qué no, situaciones paranormales.

Este ser cadavérico nos propondrá acertijos que harán que avancemos en la trama

Para resolver el misterio inicial de la muerte de Lise Clarkson, nuestro acometido consistirá en visitar ciertos lugares e interrogar a varios personajes. Deadly Premonition 2 te indica en todo momento cuál es la misión principal que te toca completar y te la indica en el mapa. La ciudad de Le Carré es bastante grande (aunque no tanto como Greenvale) y recorrerla a pie sería fatigoso además de lento.

Si en la primera parte teníamos un coche para ayudarnos en los desplazamientos, aquí contaremos con un monopatín, el nuevo amor del agente York. Mediante su uso recorreremos de manera rápida la ciudad y, mediante el aprendizaje de ciertos trucos, podremos avanzar más rápido en las pesquisas. ¡Aparta Tony Hawk que llega York Morgan!

La verdad es que mola mucho más viajar en monopatín que en un clásico coche

Hay mucho que hacer en este pueblo

En ciertos momentos de Deadly Premonition 2 nos encontraremos frente a lo que se denominan singularidades que actúan como puertas al otro mundo. Al adentrarnos en ella, viajaremos a una zona alternativa de la realidad poblada de extraños seres claramente hostiles y que tendremos que superar para realizar progresos muy significativos en la trama.

Preparáos para viajar al otro mundo cuando veáis esto

Para poder combatirlos el agente York cuenta con su pistola de balas de goma, Caimanator, que es entregada por el sheriff Woods poco después de conocerle. Su nombre viene dado por los caimanes que campan alegremente por Le Carré y que, más que eliminar, tendremos que aturdir en el caso de que nos los encontremos.

En el otro mundo, Caimanator forma parte de nuestro cuerpo

Una de las novedades respecto a la entrega original es que por fin podemos disparar mientras nos movemos. Además, podemos realizar un disparo especial gastando unos puntos de enfoque (que también se pueden usar durante la investigación para descubrir pistas).

El combate está muy mejorado y permite realizar ataques especiales

Aparte de las tareas básicas de explorar y combatir, Deadly Premonition 2 nos propone diferentes minijuegos. Aunque están integrados en las misiones principales, siendo necesario superarlos una vez para poder progresar en la historia, también pueden ser afrontados en otros instantes con el fin de avanzar en el ranking y, si llegamos a una cierta cantidad de puntos, conseguir objetos.

Tenemos tres minijuegos: bolera (atentos a la subtrama de la señora Carpenter), cabrillas (lanzar una piedra al agua haciendo que rebote) y viaje en bote disparando dianas y lo que surja. He de decir que ninguno de los tres es moco de pavo y que tienen una cierta profundidad. Nunca me había planteado que el tipo de piedra influyera tanto en la cantidad y calidad de los rebotes en el agua.

Lanzar piedras al río nunca fue tan divertido

El control en Deadly Premonition 2 responde bien, la verdad. Manejamos a York con el analógico izquierdo, sirviéndonos el stick derecho para mirar libremente. Todo lo relacionado con el combate implica el uso de los gatillos superiores (incluida la función de enfoque) mientras que el resto de los botones principales están dedicados a tareas como el manejo del inventario o consultar el mapa.

La función de enfoque nos permite ver qué pistas son más relevantes

 

Respecto a este último, es agradable comprobar cómo se ha mejorado drásticamente respecto al de la primera parte, especialmente el minimapa que ahora ya no gira según nos movemos. El mapa nos permite además marcar puntos para visitar (que se reflejarán en la guía que se muestra en el tope de la pantalla marcando la dirección del siguiente destino) e indica, según vayamos descubriéndolo, el horario de apertura de los diversos establecimientos.

El mapa es mucho más útil que el de la entrega anterior. Podemos ver horarios de apertura de establecimientos

Respecto al inventario, esta vez ya no se divide en armas, objetos normales y esenciales como en el original, sino que tenemos hueco para 30 objetos diferentes, pudiéndose ampliar esta capacidad realizando misiones secundarias. Además de los objetos típicos como balas o botiquines, tendremos otros más asociados a York como cajetillas de tabaco, café y piruletas. En Deadly Premonition 2 entran en acción nuevos objetos, varios con utilidad dudosa, como son sacos de dormir, gafas de sol o varios sprays para resolver estados de parálisis o envenenamiento que pudiéramos sufrir durante las escaramuzas con los enemigos.

El mejor amigo del hombre es una Caimanator

Respecto a los combates, podríamos dividirlos según el instante temporal en el que ocurren. Si es a la luz del día, nos enfrentaremos a animales autóctonos como perros, caimanes o ardillas. Cuidado con estas últimas que son bastante amigas de lo ajeno. Cuando anochece en Le Carré, las calles se ven pobladas de extraños enemigos con manos punzantes. Estos también aparecen en las secciones del otro mundo, junto con la friolera de otros dos tipos de enemigos. En este caso, mucha variedad no hay, la verdad. Por cierto, esta vez veremos la cantidad de vida que quitamos a los enemigos con cada ataque.

Nunca un arma tuvo un nombre más justificado

Al acabar cada capítulo de Deadly Premonition 2 nos enfrentaremos con un enemigo final muy relacionado con lo que ha pasado en el capítulo en sí. Cada uno de ellos tiene un diseño específico y patrones de ataque exclusivos, además de una barra de vida considerablemente mayor que la del resto de enemigos normales (a los que, por cierto, suelen invocar). Me gustaría destacar, sin entrar en detalles, al enemigo final que nos sacará una sonrisa (de alegría o de miedo, eso ya depende de cada uno).

Deadly Premonition 2 está estructurado en 4 capítulos. Los tres primeros tienen una parte inicial en 2019 donde se interroga a York y otra, mucho más larga, en 2004 en Le Carré. Cada capítulo consta de una serie de misiones principales (más de 60 en total) y otras secundarias. El grueso de las principales consiste en ir a un determinado lugar y hablar con alguien (típicamente desconocido hasta el momento) para avanzar en el argumento aunque en este caso también se han introducido ciertas misiones de recolección de objetos que, en mi opinión, sirven para alargar innecesariamente la experiencia.

Podemos ver en todo momento las misiones en curso y pendientes de manera muy sencilla

Aunque Deadly Premonition 2 nos prometía encarnar protagonistas distintos en cada época, es justo decir que la jugabilidad en Boston es, en su mayor parte, un homenaje a las clásicas point and click adventure donde tendremos que ir eligiendo qué punto de la habitación explorar entre varias opciones que se nos ponen a disposición. Eso sí, los diálogos de estas porciones están entre lo mejor del juego sin ninguna duda y son donde encajaremos mejor las piezas de la trama.

La historia principal de Deadly Premonition 2 se puede completar fácilmente en 20 horas. El juego no presenta ninguna dificultad y se puede avanzar por él plácidamente; de hecho, no he muerto en toda la partida. El factor de rejugabilidad viene dado por esforzarnos en completar las diferentes misiones secundarias que, o bien nos asignan los personajes que nos encontramos o las iniciamos nosotros mismos tras consultar el tablón de anuncios de la comisaría.

De vez en cuando York suelta reflexiones muy acertadas

La trama de Deadly Premonition 2 es interesante aunque es menos densa que la de la primera entrega. Aunque los vecinos que conocemos son igual de interesantes (o más) son bastantes menos, teniendo alguno de ellos una participación testimonial en la historia. Eso sí, en cuanto a giros de guion, sorpresas, referencias a la cultura audiovisual de la época y sentido del humor (ahora el agente del FBI admira mucho a cierto actor que gobernó California) está a la altura del original.

La adorable Patty ve mucha tele de la época

En global, lo que cuenta este Deadly Premonition 2, lo cuenta muy bien e hila muy bien con todo el universo que ha montado Swery. Para facilitar el seguimiento de la investigación podemos consultar en todo momento un mural que nos permite, de un vistazo, saber quién está relacionado con quién y por qué.

Este mural nos ayudará a no perdernos en la trama

Y, de repente, todo se tuerce

Llegados a este punto se podría pensar que nada de lo que hemos contado pudiera llevar a considerar a este Deadly Premonition 2 como un desastre. Y es que, si aislamos el aspecto técnico y alguna mecánica (las tareas de recolección no tienen ningún sentido, de verdad), es un buen juego. Pero claro, hay aspectos que no se pueden dejar pasar.

Deadly Premonition 2 está estructurado como un mundo abierto, siendo uno de sus atractivos poder recorrer a nuestro albedrío Le Carré. Lamentablemente, no se puede. O no se debe. Me explico: en exteriores va muy mal. A menudo es como estar viendo una presentación en PowerPoint, encontrándonos con instantes en que el título directamente se para. ¿Es jugable? Sí. ¿Es disfrutable? No, la verdad.

Lo que podría ser una experiencia divertida como es el viajar en monopatín se convierte en un suplicio; gracias a Dios que, al poco de empezar la trama, conocemos a alguien que nos ayudará a hacer viaje rápido entre localizaciones (que tendremos que haber visitado previamente, claro).

Precursora de Uber y ángel de la guarda para navegar por el mundo abierto de Le Carré

El rendimiento mejora en escenas interiores, yendo a unos aparentemente sólidos 30 frames por segundo aunque tampoco nos libramos, especialmente en las escenas del otro mundo, de ocasionales parones. No bajadas de frames, parones. Realmente es muy difícil asumir cómo se ha podido lanzar este Deadly Premonition 2 en el estado actual en el que está.

Independientemente de si los gráficos o el sonido están a la altura, la propuesta de Swery no rinde como es de recibo. Repito, Deadly Premonition 2 se puede completar incluso disfrutándolo (yo lo he hecho) pero requiere de un sacrificio por parte del jugador que, sinceramente, no me parece justo exigir.

No sé que es más complicado: si luchar contra estos seres o contra el framerate

Aparte de estos problemas de rendimiento, Deadly Premonition 2 tiene cierta cantidad de bugs y cosas incomprensibles. Respecto a los primeros, más de una vez el protagonista ha salido volando hacia el cielo (que es útil para ver el mapa sin tener que abrirlo, pero no es lo esperado) o ha atravesado árboles.

La baja tasa de frames hace que los combates con animales por las calles del pueblo se compliquen mucho: básicamente, se teletransportan. Y eso por no hablar de las misiones de seguimiento (también pasaba en la primera parte) donde el framerate no es nuestro mejor aliado en Deadly Premonition 2. Finalmente, aunque sólo me ha pasado una vez, he sufrido cierres totales del programa. Afortunadamente tiene una función de autoguardado bien implementada que hace que el impacto real del cierre no sea tan grave.

A veces te sientes así jugando a este juego

En cuanto a mecánicas parece provenir de varias generaciones atrás. Ciertas misiones (especialmente del segundo capítulo) son tediosas de por sí e implican recorrer todo el pueblo buscando un objeto que puede estar, literalmente, en cualquier sitio. Y os recuerdo que el mundo abierto no es el fuerte de Deadly Premonition 2.

Finalmente, ciertas misiones que implican visitar a ciertos vecinos en momentos dados son francamente ilógicas; nada ni nadie te indican cuándo estarán disponibles teniendo que, en alguno de los casos, tener que estar una semana entera sin poder hacer nada esperando este evento (de nuevo, podemos hacer pasar el tiempo durmiendo o fumando).

Estas dos mujeres te van a traer de cabeza. Sus rutinas son impredecibles

Finalmente, y sé que me repito, Deadly Premonition 2 es demasiado fácil. Y esto hace que no tengas necesidad de profundizar en ciertas áreas del juego como podrían ser la creación de amuletos. Estos se supone que te darían más vitalidad o diferentes tipos de ataque pero no he visto necesario nada de esto en ningún momento, además de ya huir un poco de esta mecánica el requerir otra búsqueda aleatoria de objetos a lo largo y ancho de Le Carré.

Hay toda una parte de amuletos bastante profunda en el juego pero innecesaria para pasártelo

Respecto al resto del apartado técnico, Deadly Premonition 2 no es ninguna maravilla gráfica pero sí que mejora (faltaría más) lo visto en la entrega original. El toque cell shading que se les ha dado a los personajes camufla bastante bien la pobreza en cuanto a diseño poligonal y hace que no se vea mal. En interiores, claro. Los exteriores muestran una ciudad muy vacía y con un exceso de popping. Realmente parece como si lo hubieran programado dos equipos diferentes, uno para las escenas dentro de edificios y otro para las de mundo abierto.

La parte auditiva sí que está a la altura. Deadly Premonition 2 consta de pocas pero agradables melodías que nos acompañan en la partida y que, esta vez, no cambian tan drásticamente como en la entrega original. El doblaje del juego es excepcional, dotando a cada personaje de unos rasgos característicos propios que hace que empatices con ellos (o les cojas manía) casi al instante de conocerlos. Atentos al dueño del embarcadero. Las voces están en inglés pero, esta vez sí, está perfectísimamente traducido al castellano y con los signos de puntuación correctos.

La banda sonora acompaña agradablemente a la partida. Esta escena sigo sin saber qué representa

Realmente es muy complicado analizar este Deadly Premonition 2. Siendo un ferviente defensor del primer título, me ha dado mucha pena comprobar el lamentable estado en que su secuela ha llegado al mercado. Aunque su argumento sea muy interesante y te empuje a olvidarte de sus grandes fallos técnicos, no puedo recomendar libremente su compra. Ojalá los prometidos parches solucionen sus carencias pero, repito, no debería haber salido al mercado nunca en este estado. Podríamos haber esperado un poco más si eso hubiera supuesto que hubiera cumplido con unos mínimos de calidad.

Veredicto

Deadly Premonition 2 A Blessing in Disguise es una aventura de investigación con toques de misterio que nos pone en la piel del agente York Morgan con el fin de resolver un asesinato. El título mezcla escenas de exploración y combate mientras vamos descubriendo el pueblo de Le Carré y sus habitantes. Aunque la trama es realmente interesante, se ve lastrado por un apartado técnico deplorable que impide al jugador disfrutar de la experiencia, especialmente en las escenas de mundo abierto. En su estado actual, es jugable pero dudosamente disfrutable.

Deadly Premonition 2

Duración: 20-25h
6

Jugabilidad

5.0/10

Gráficos

5.0/10

Sonido

9.0/10

Innovacion

8.0/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Trama interesante que engancha al jugador
  • Personajes carismáticos
  • Las escenas de combate en interior son entretenidas

Aspectos Negativos

  • Aspecto técnico totalmente inapropiado
  • Ciertas misiones son muy tediosas
  • Nivel de dificultad tan bajo que impide explorar mecánicas adicionales