Análisis de Deck of Ashes (PC). Bestias, mazmorras y cartas

Análisis de Deck of Ashes. Bestias, mazmorras y cartas

Análisis de Deck of Ashes. Bestias, mazmorras y cartas

En abril de 2019 AYGames arrancaba con Deck of Ashes en Steam en early access. El estudio Ruso actualmente muestra el juego todavía en este estado y cierto es que todavía faltan cosas por pulir. Con una clara influencia de juegos como Darkest Dungeon o Slay The Spire, nos introducen en un oscuro mundo “abierto” de fantasía donde derrotar enemigos y construir nuestro mazo de batalla.

Interfaz inicial

Nos encontramos ante un juego de aventuras en un mundo “abierto” bastante oscuro y lleno de fantasía, en el que nuestro personaje (actualmente hay tres para elegir pero ya tienen en desarrollo un cuarto) tendrán que ir atravesando zonas para conseguir mejorar su mazo y sus cartas así como ciertas habilidades. Cada una de las zonas irá marcada por un capítulo y cada zona tendrá un campamento seguro.

Distintos personajes, distintas historias

Actualmente el título nos permite empezar la historia con uno de los tres personajes disponibles. Disponemos de la piromántica Lucia (la llama Eterna), el pícaro Sly (la serpiente negra), el guerrero Buck (la bestia rabiosa) y presumiblemente el cuarto personaje será el mago (Magnus), por lógica y por el diseño que ya ha visto la luz. Cada uno de ellos tiene su propia historia inicial y en cuanto los seleccionamos nos cuentan su propia aventura, marcada por una desgarradora situación en la que cada uno se ve “apedreado” por la raza humana lo que les hace emprender un viaje en solitario a lo largo del mundo.

Una vez decidimos el personaje, se nos cuenta la historia en la que estamos involucrado a través del Maestro de las Cenizas, que seguirá con nosotros toda la aventura y se convertirá en nuestro aliado más fiel. A través de él estaremos informados en todo momento de la situación que tenemos en el mundo frente al Jefe que nos persigue en cada zona y nos ayudará con la gran tarea de renovar las cartas utilizadas (posteriormente hablaremos de esto). Eso sí, su tarea solo la podrá realizar en los campamentos. Nuestro punto de unión será siempre el Campamento donde, además de al Maestro de las Cenizas, encontraremos al resto de compañeros que nos ayudan en la tarea:

Herrero: Nos ayudará a fabricar las cartas de las cuales dispongamos la receta y aprenderemos nuevas características. Podremos también subir el nivel de esas cartas, desmantelarlas en caso de que no queramos quedarnos con ellas, comprar características para el personaje y mejorar condiciones de crafteo de las cartas.

Herbalista: Nos permitirá curar enfermedades (que se muestran en forma de carta) e incrementar estadísticas. También nos permitirá comprar objetos curativos, objetos de estado con los cuales iremos subiendo las habilidades del personaje y mejoras en ítems de salud.

Mercader: Nos permite comprar y vender recetas e intercambiar recursos. También dispone de una zona de mejoras que afecta a nuestras habilidades de “negociación”.

El campamento y los compañeros

Cada uno de estos personajes nos pide una “moneda” distinta para llevar a cabo las tareas de mejora. En el caso del mercader nos pide copas, la herbalista hierbas y al herrero tendremos que darle los minerales. Todos estos ítems los iremos obteniendo por el mundo, bien sea en batallas, en cofres o excavando en el suelo cada vez que nos lo permitan.

En nuestro mazo también existen las enfermedades o afectaciones de estado al personaje

No obstante tendremos dos ítems que son mucho más importantes que estos como son la ceniza y el oro. Las cenizas son la principal moneda del juego para poder fabricar las cartas a partir de las recetas y para poder subir el nivel de las mismas (que digamos realmente en sí se compra una receta). Con las monedas pagaremos las recetas y las mejoras de características.

Así se ven las mazmorras en Deck Of Ashes

El último de los personajes de este campamento es el Maestro de las Cenizas. Este compañero nos permite realizar ritos de ceniza y renovar cartas. Los ritos de cenizas están disponibles únicamente una vez al día y no nos cuestan dinero. Por ejemplo es importantísimo el renovar todas las cartas, ya que cada vez que nosotros tenemos una batalla no dispondremos de las ya utilizadas, salvo que este personaje nos ayude o utilicemos un segundo medio, que no nos asegura recuperar todas nuestras cartas del mazo. También dispone de un apartado de mejoras que afecta principalmente a lo relacionado con las cartas y la ceniza.

Construye tu mazo

Al igual que con la historia, las cartas son propias para cada personaje, incluidas transformaciones. Podremos ir recolectando recetas por el mundo a través de cofres que podremos abrir con llaves o bien comprándolas a cada uno de los mercaderes que nos encontremos ocasionalmente por el mapa o en el campamento. Su variedad puede ir desde ataques básicos hasta combos utilizando varias cartas, pasando por afectaciones de estado. La principal característica que tiene es que las cartas que utilices se descartan, pero una vez finalizada la batalla, estas no vuelven a tu mazo si no que tendrás que recuperarlas.

Otro combate con una estética increíble

También existen cartas que nos permiten recuperar un número limitado de estas durante la batalla, pero generalmente nos cuesta vida el poder usar dicha carta (pero merece la pena). Con las cartas que no hayamos podido recuperar durante la batalla tendremos que renovarlas.

Su renovación puede hacerse de dos maneras, yendo directamente al campamento para que nos las renueve el Maestro de Cenizas (solo lo hará una vez al día) o bien utilizando puntos de descanso que tendremos después de cada combate. Con estos puntos de descanso recuperamos dichas cartas pero también recuperamos puntos de salud, por lo que generalmente estos puntos no son suficientes para ambas cosas por lo que tendremos que medir el uso de cartas y buscar siempre la eficiencia.

Ejemplo de cartas de Lucia la llama Eterna

En nuestro mazo también existen las enfermedades o afectaciones de estado al personaje. Son cartas que nos aparecen en el mazo, ocupan un lugar en nuestra mano y que aunque las descartemos siempre vuelven al mazo y nunca hay que recuperarlas. Como ejemplo de estas cartas tendremos Rabia, Congelar, Parásito… La única manera de deshacernos de estas cartas es en el campamento a través de la herbalista, que en curar enfermedades nos las quita de las manos por un módico precio de oro.

Cura de enfermedades en la Herbalista

Una vez que salimos del campamento vamos directamente al mapa de la zona en la que nos encontramos  y que nos presenta un avance por caminos predefinidos que podremos explorar en el orden que queramos y que nos traerá diferentes desafíos. Podremos ir directos a las batallas (fácil, media o difícil), a por cofres (ofrecen oro, cenizas, recetas o ítems), a lugares indefinidos o a zonas desocupadas.

Cada punto del mapa es denominado como baldosa. Cada baldosa desocupada puede ofrecernos recursos mediante la excavación y las batallas generalmente suelen dar oro, ceniza o llaves (o las tres cosas). Para completar la investigación en el mapa tendremos mazmorras en las que nos enfrentaremos a bosses finales bastante duros y portales de teletransporte ubicados en diferentes puntos del mapa.

Ejemplo de Mapa

Prepárate para lo que viene

En la parte superior del mapa nos aparece una barra que va de color amarillo a rojo y en el final de la misma tenemos el icono de un personaje. Este en concreto es el gobernante de la región. Cuando la barra está llena, el gobernante encontrará nuestro campamento y nos retará. Debemos por lo tanto hacer más fuerte al personaje y prepararlo para enfrentarnos a este boss final por cada una de las regiones que pasamos. A lo largo del mapa nos encontraremos con entradas a mazmorras. Estas son libres de exploración, no tenemos obligación de verlas pero sin embargo sí que es un aliciente interesante a sumar en el juego. Podremos encontrar enemigos de diferentes niveles.

Así lucen las batallas más fáciles

Además de esto, también son bastante extensas lo que nos permite encontrar altares para recoger ítems, cofres de diferentes niveles para poder ganar dinero y cenizas y sobre todo batallas, muchas de ellas son opcionales de hacer o no.

Para finalizar podremos, o bien salir directamente de la mazmorra sin más o enfrentarnos al señor de la mazmorra para conseguir la recompensa final. Estas batallas suelen ser duras en cierta medida, pero dependen directamente de la cantidad de enemigos a los que te hayas enfrentado previamente dentro de la mazmorra y del contenido de los cofres, ya que algunos pueden darte veneno o afecciones similares que pueden hacer que a tu personaje le baje la vida por cada movimiento de celda en el mapa.

Uno de los señores de la mazmorra

La historia de cada personaje aparece en el momento que seleccionamos a este y posteriormente tendremos que ir descubriendo en cada campamento lo que sucede en ese momento. Nos la va contado el Maestro de las Cenizas mediante imágenes que salen entre actos o capítulos, con una narrativa solvente pero que falla en gran medida en sus subtitulos al español, en muchos casos apareciendo directamente en inglés. En este punto el juego cumple con solvencia, es una historia interesante, que vas ampliando a medida que vas avanzando y que es independiente a cada personaje, pasando por zonas distintas (al menos en cuanto al nombre) pero similares o casi idénticas en cuanto a contenido.

La parte sonora me ha sorprendido, la música introducida en las batallas te mete en el papel de la pelea y tus paseos por el mapa se hacen llevaderos con una música tranquila. Es decir, cada música dependiendo de cada momento es directa y te dice exactamente con sus ritmos lo que va a venir.

Un diseño excelente de escenario y criatura

Finalizo con la parte gráfica diciendo que es un apartado que está perfectamente adaptado al género, y destaco sobre todo el diseño que han hecho tanto de los personajes,  los enemigos y los escenarios donde se viven las batallas. Personalmente me han parecido realmente impresionantes.

Como contenido adicional están los Badlands,  y se dividen en tres caminos. Cada uno se distingue por su complejidad en las batallas y por lo tanto la ferocidad de los monstruos o sus premios serán diferentes. Dos de los caminos nos llevan a bosses finales, y uno nos puede servir como zona de práctica o prueba de nuevas cartas ya que no tienen complicación.

Los Badlands

Veredicto

Deck Of Ashes es un juego que está altamente influenciado por juegos como Darkest Dungeon o Slay The Spire, pero que ha marcado su propia historia. El apoyo que ha recibido en su lanzamiento en Early Access ha sido elevado y no es para menos puesto que, en su género hace las cosas perfectas y ofrece al jugador multitud de características para convertirlo en una experiencia completa.

Deck of Ashes

Duración: Incalculable
7.3

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

9.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Diseños muy trabajados
  • Historias independientes para cada personaje
  • Tú decides como jugarlo
  • Variedad de cartas y opciones de mazos diferentes
  • Muy trabajado

Aspectos Negativos

  • Pequeños fallos que a veces lastran la experiencia
  • Mapas un tanto monótonos