Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade (PS5). La versión definitiva

Final Fantasy VII Remake Integrade
Final Fantasy 7 Remake Intergrade se lanzará el próximo 10 de junio

Final Fantasy VII Remake está de vuelta después de un año de su lanzamiento. Esta vez nos trae una revisión gráfica para la nueva generación y la incorporación del DLC Intermission que sirve de excusa para introducir un personaje ya conocido pero que trae asociadas mecánicas novedosas.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Square Enix sabía dónde se metía cuando decidió emprender la cruzada de rehacer el Final Fantasy VII original para consolas actuales, comenzando con un renovado apartado jugable que provocó una disputa entre fans desde que se anunció dicho remake. Sin embargo, y tal y como hemos comentado, lo sabían, y asumían que todo lo que hicieran por debajo del sobresaliente iba a ser un fracaso. Es por ello por lo que visto el resultado de este Final Fantasy VII Remake de 2020 y su versión mejorada, Intergrade, se nos antoja que su desempeño casi roza lo excelente. En el siguiente análisis de esta nueva versión te lo contamos.

Corría el año 2015 cuando algún loco dentro de Square decidió anunciar al mundo entero en el E3 que ya era hora de recuperar viejas glorias de la compañía. Era el momento de recompensar a esos fans acérrimos que pedían ese juego a gritos, pero con gráficos mejorados. Había llegado la hora de recurrir a la gallina de los huevos de oro, esto es, Final Fantasy VII Remake.

El juego principal luce mejor que nunca con todo tipo de efectos de iluminación

Seguramente la sensación que experimentó cualquier persona que haya jugado al original fuera de vértigo o miedo al ver nacer ese producto sin conocer muy bien a ciencia cierta qué es lo que íbamos a encontrarnos. Los datos aportados no alentaban mucho las esperanzas de aquellos que les gusta que se toque lo mínimo: un nuevo sistema de combate, cambio en algunos diseños de personajes o la decisión de dividirlo en partes.

Análisis de World’s End Club

Sin embargo, en 2020 sale al mercado un videojuego hecho con mimo, vigilando hasta el más mínimo detalle, siendo un derroche de la buena voluntad y el buen hacer por parte de los desarrolladores. Se nota tanta pasión y profundidad en la obra, que pese a tener algunos errores bastante evidentes, lo que queda al final es la sensación de plenitud por haber completado tal obra.

Los NPC son más numerosos en Final Fantasy VII Remake Integrade y ya no aparecen de la nada

Más y mejor

Volviendo a esta versión que podemos disfrutar actualmente en la consola de nueva generación de Sony, contamos tanto con el juego principal con ciertas mejoras gráficas que vienen de serie como del DLC de Yuffie denominado Intermission.

La propuesta original apenas presenta cambios, quizás algunos diálogos de más o mayor interacción entre personajes, incluida una nueva escena final que también se puede disfrutar en el DLC que incorpora la versión Intergrade. Posiblemente donde más novedades hay es en el aspecto técnico y gráfico: ahora podremos disfrutar de un modo rendimiento que corre a 60 fps con una resolución inferior al 2k y un modo fidelidad que mantiene los 30fps a una resolución a 4K. Sin despreciar en absoluto estas mejoras, lo que realmente destaca en esta nueva versión es su nuevo contenido, esto es, el DLC de Yuffie.

El modo foto se integra en esta nueva versión de Final Fantasy VII Remake

La historia transcurre al mismo tiempo que los hechos que viven Cloud y compañía en el juego original, pero ahora bajo la vista de Yuffie, una ninja de Wutai que ha venido a Midgar para robarle la materia suprema a Shinra. Tras su llegada, conocerá las barriadas del sector 7 y se aliará con su fiel compañero, Sonon, para ir en busca de dicho objeto.

Con esta premisa, volveremos a recorrer algunas zonas ya visitadas previamente y descubriremos otras nuevas. Conoceremos a nuevos personajes que se integran en la trama principal como los miembros “menos radicales” del grupo eco terrorista Avalancha. Todo esto nos llevará a un cúmulo de conceptos y escenas que solamente complementan y profundizan en el lore del mundo de Final Fantasy VII.

Además, este DLC guarda algunas sorpresas en su final y también mantiene su relación con la Compilation Final Fantasy VII, contando con una duración aproximada de unas 5 horas si solamente vas a completar la historia principal.

En Final Fantasy VII Remake Integrade nos volveremos a encontrar con viejos conocidos

Jugablemente sigue siendo exquisito

Este remake ha destacado esencialmente por un sistema de combate renovado y divertido al mismo tiempo. Los personajes se sienten únicos y cada uno de ellos se mueve de una determinada manera. En el caso de Yuffie, el equipo desarrollador lo ha vuelto a hacer, dando un toque de aire fresco al elenco de Final Fantasy VII Remake.

Yuffie puede atacar a corta y larga distancia con su shuriken. También puede utilizar magias, como ya podíamos hacer en el título base, y puede desplazarse por el escenario con movimientos ágiles de ninja. Todo ello dota al componente jugable con una gracia y un estilo poco visto en juegos de acción en tercera persona y, una vez más, Square ha dado en la tecla en dotar una nueva mecánica a otro personaje que ya conocíamos.

Tanto el diseño de Yuffie en Final Fantasy VII Remake Integrade como sus movimientos son espectaculares

La gran novedad en este DLC viene en lo que al grupo de personajes que controlamos se refiere. Aquí solamente combatiremos con Yuffie y Sonon, el cual no será manejable directamente. Sin embargo, y para paliar esta faceta, Square Enix ha incorporado un sistema de vínculo entre los personajes para que puedan coordinarse a la hora de atacar. Las habilidades son completamente diferentes si tenemos el vínculo activado con nuestro compañero o no, y entre los dos crearán movimientos y acciones únicas que no solamente son útiles sino también son muy vistosas.

Por otro lado, hay que seguir haciendo especial atención en las batallas contra los jefes donde el espectáculo está garantizado. Estos instantes, que se ven acompañados por una música dinámica por cada fase de la batalla, hacen que los combates se sientan aún más épicos, renovados y desafiantes. Hablando de este último aspecto, este DLC también incorpora un nuevo selector de dificultad cuando hayamos conseguido pasarnos este nuevo contenido y que hará que el combate se sienta mucho más táctico y satisfactorio.

Conocer a nuevos personajes y tener a Sonon en el equipo es un soplo de aire fresco para el elenco de este Final Fantasy VII Remake Integrade

Más facetas que sobresalen en este DLC

Otro de los añadidos de este nuevo complemento viene dado por la introducción de numerosos minijuegos. Podremos volver a vivir las batallas estratégicas del Fuerte Cóndor, jugar a un juego de destrozar cajas en un tiempo limitado y completar todo tipo de misiones secundarias que, por desgracia, parece que no acaban de trabajar del todo en Square Enix. Encontraremos también una nueva invocación, Lamuh, la cual sigue viéndose tan espectacular y bonita como ya pudimos ver en las de la obra principal.

Análisis de Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte

Luego está el apartado musical, donde otra vez Square sigue dando en el clavo. Parece que historia, jugabilidad y música siempre van bien cogidas de la mano y lo cierto es que dotan a esta propuesta de unas sensaciones únicas cuando nos ponemos a los mandos. Como decía, el aspecto sonoro es sobresaliente, volviendo a entregarnos una banda sonora muy bien trabajada con arreglos de temas conocidos y la incorporación de otros adicionales. Sin duda es un gran aliciente para seguir jugando y disfrutando de todo el contenido que ofrece este Final Fantasy VII Intergrade.

Final Fantasy VII Remake Integrade trae nueva invocación, Lamuh, a la cual deberemos hacer frente para conseguirla

En cuanto al apartado técnico, va en la línea de lo que hemos comentado previamente. Modo rendimiento y fidelidad de nuevo son las opciones disponibles, pero hemos tenido la sensación de que este DLC ha estado trabajado con la consola de nueva generación en mente ya que se aprecian bastantes diferencias en cuanto a resolución o acabados gráficos. También hay que mencionar los rapidísimos tiempos de carga que hemos observado tanto el juego principal como este DLC, no pasando jamás de unos meros segundos.

Por último y como siempre hacemos en esta casa, tenemos que hablar de la localización. Parece que Square sigue resistiéndose a traernos sus títulos con un doblaje completo, pero nos ofrece en Final Fantasy VII Remake Intergrade una traducción impecable, contando con ciertas dosis de creatividad pero perfectamente adaptada para enterarnos bien de la historia. Algún día llegará la localización completa al castellano.

Veredicto

Final Fantasy VII Remake Intergrade es la experiencia definitiva de la primera entrega de este título donde podemos apreciar mejoras gráficas y contenido nuevo, aunque escaso, que aportan mucho a la historia de Final Fantasy VII. El componente más importante que destaca en esta revisión sea posiblemente la de la incorporación del DLC de Yuffie, donde veremos un punto de vista diferentes a los acontecimientos ocurridos en la ciudad de Midgar.

En este contexto, jugaremos con la mismísima Yuffie con un renovado apartado jugable, una música épica y bien llevada y una historia con cierta profundidad que se integran de la mejor manera durante las 5 horas que puede durarnos este DLC si solamente vamos a por la historia.

Además de explorar, contamos con minijuegos, conversaciones, o combates contra jefes aunque se mantiene uno de las pocas cosas malas que hace esta obra: sus misiones secundarias, que siguen estando lejos de la narrativa de la obra principal.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Final Fantasy VII Remake Intergrade

Duración: 5-7 h.
9.0

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

10.0/10

Narrativa

9.0/10

Innovación

8.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • La renovada jugabilidad gracias a contar con Yuffie y Sonon
  • Música épica y dinámica
  • Renovado apartado gráfico y técnico para consolas de nueva generación
  • Expansión e integración del universo de Final Fantasy VII

Aspectos Negativos

  • Misiones secundarias poco trabajadas
  • Algunas zonas son demasiado lineales como ya hizo el juego principal