Análisis de Heroes of Hammerwatch Ultimate Edition (PS4). Una experiencia rogue-lite que te llevará a la cima

Heroes of Hammerwatch Ultimate Edition es la versión completa del original de PC y propone una experiencia rogue-lite cuidada como pocas

Heroes of Hammerwatch Ultimate Edition es la versión completa del original de PC y propone una experiencia rogue-lite cuidada como pocas.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Desarrollado por el estudio Crackshell y distribuido por BlitWorks, llega Heroes of Hammerwatch: Ultimate Edition, un rogue-lite capaz de sacarnos de nuestras casillas pero que a la vez resulta divertido, entretenido y que cuenta con unas dosis de desafío que solo se encuentran en este tipo de género. En el fondo se trata del mismo título que salió en PC hace unos años, pero que ahora es relanzado bajo el epígrafe de Ultimate Edition en la cual se incluyen todos los DLC y está disponible en todas las plataformas actuales. ¡Adentrémonos juntos en esta aventura!

Si hablamos de rogue-lite solo nos viene a la mente una sola cosa: la muerte. Porque probar suerte en un nivel, morir y repetir este bucle de manera constante supone la esencia de este tipo de propuestas. Heroes of Hammerwatch nos pone en la piel de un héroe el cual, de primeras, tendremos que configurar al comienzo de la aventura. En este sentido, las diferentes clases con las que nos encontramos van desde el famoso paladín al típico personaje especialmente bueno para combates en melé con aguante o al mago de rango con hechizos poderosos.

¡Allá que vooooooooooooooooooooooy!

En Heroes of Hammerwatch podremos escoger entre otros tipos de clases que tendremos que ir ir desbloqueando a lo largo de la aventura y conforme vayamos mejorando a nuestro personaje, la variedad de héroes irá aumentando. Y esto es un punto para destacar, podemos tener todos los personajes que queramos sin que afecte a nuestra partida, aunque esto no supone que no tengamos que desarrollarlos ya que tendremos que ir subiendo cada clase distinta de manera individual y las mejoras de unas no afectarán a otras en lo que se refiere a nivel, habilidades y atributos.

Comienza tu aventura, joven héroe

Empezamos la trama de Heroes of Hammerwatch en una pequeña ciudad y nuestro objetivo es simple: llegar a la cima de Forsaken Spire. ¿Por qué? Pues no lo tenemos muy claro pero ya es lo único que nos dicen y como buenos jugadores que somos, hacemos caso. Tampoco es la intención de la obra profundizar en este tipo de aspectos, este género no suele tener un enfoque narrativo ni tampoco lo pretende, tan solo nos da unas bases y un objetivo para que tengamos algo en mente y que sirva para excusa para lo que realmente vamos a hacer, esto es, morir hasta la saciedad.

Análisis de Twin Mirror

El concepto de la muerte se lleva desarrollando desde miles de años y en la actualidad parece más bien un tema tabú que una parte esencial de la vida. Los antiguos egipcios amaban y respetaban este concepto, lo idealizaban y acompañaban de una bonita mitología y le daban un sentido al más allá que permanecía en su cultura y su forma de vida. En la religión católica se habla de resurrección después de la muerte e incluso en otras como en la vikinga, tenías un espacio reservado tras la finalización de la vida.

En los videojuegos actuales pasa algo bastante similar; pero esta vez no vamos a pedir un modo fácil para poder superar esta propuesta sino más bien que se propone una misma filosofía altamente implantada en este género, es decir, morir y renacer para volver más fuerte.

En Heroes of Hammerwatch, encontraremos hasta 9 clases diferentes, algunas bloqueadas al comienzo

En Heroes of Hammerwatch fallecer no es ningún trámite y la obra muestra suficiente esfuerzo y dedicación en enseñarte que de los errores se aprende y que una y otra vez, resucitaremos con más guerra y más fortalecidos desde la última vez. Aunque el título no tiene muchas mazmorras y jefes, la experiencia se alarga hasta las 20h si quieres mejorar casi por completo al personaje y pasar la campaña sin muchas dificultades pero, como ya hemos dicho, se ha integrado un proceso a fuego lento de crecimiento durante las primeras horas que son un aprendizaje necesario.

Análisis de Demon’s Souls

La estructura básica se podría resumir en ir avanzando en cada una de las tres fases de la mazmorra, se supera al boss final y se continúa a la siguiente hasta pasarte la historia. Nuestra tarea dentro de ellas será ir recolectando dinero y los llamados ore que serán muy útiles para mejorar a nuestro personaje y a nuestra población. Mediante esto, se nos irán abriendo nuevas habilidades, podremos mejorar las que ya teníamos, compraremos pociones u equipo con efectos limitados, etc.

Al fin y al cabo, Heroes of Hammerwatch va de morir y resucitar y solo iremos pasando las diferentes mazmorras conforme vayamos mejorando gracias a todo lo que nos ofrece la obra.

No te olvides de ir enviando objetos si quieres sobrevivir

En este Heroes of Hammerwatch empezamos casi desnudos, moviéndonos por los diferentes pasillos aleatorios que nos vamos encontrando donde veremos una cantidad considerable de enemigos en cada rincón de este. El título nos recompensará con trampas, veneno y todo tipo de daños que nos llevarán a una muerte instantánea independientemente de si estábamos preparados o no. Una vez morimos y tenemos que repetir el nivel, nuestros objetos, dinero y ore, es esfuman, se evaporan  y volvemos a estar con las manos vacías y sin nada que mejorar.

Por eso es muy importante estar atento dentro de las mazmorras e ir enviando lo que vayamos consiguiendo en una especie de elevadores para que en caso de acabar muriendo irremediablemente para poder aprovechar por lo menos lo acumulado y que ya habíamos enviado y así usarlo para conseguir las dichosas mejoras tan necesarias para afrontar lo que te espera más adelante.

En Heroes of Hammerwatch podremos tener todas las clases al mismo tiempo

Siguiendo con nuestras queridas mazmorras aleatorias, Heroes of Hammerwatch nos ofrece un pequeño mapa al cual podemos acceder presionando triángulo en la versión de PS4 que hemos probado y donde se no muestran todos los objetos y mecanismos que podremos encontrar en ellos. En los primeros niveles la tarea es bastante simple: recolecta todo lo que puedas porque más adelante te vamos a complicar las cosas.

Conforme vayamos ascendiendo hasta llegar a la cima, encontraremos un mayor número de enemigos, de trampas, mecanismos y puzles acompañado, como no, de una subida en la dificultad. Pero lo bonito de estas experiencias radica en es eso, la repetición constante de niveles hasta que por fin somos lo suficientemente fuertes para afrontarlos.

Es una repetición dinámica y divertida y que tiene el nivel de desafío suficiente para atraparnos y volver a intentarlo sin demora. Heroes of Hammerwatch, aún con lo simple que parece, siempre te deja con ganas de más y empiezas a tener la necesidad de mejorar cueste lo que cueste para poder derrotar a ese dichoso jefe que nos está esperando.

Armero, tabernero, adiestrador… ¡Os necesitamos!

Lamentablemente, los jefes finales de Heroes of Hammerwatch no son nada del otro mundo; si hemos conseguido llegar hasta ellos después de habernos encargado de sucesivas hordas de enemigos como si de un musou se tratara, con que dominemos un poco el espacio y al personaje que estamos manejando, lo tenemos hecho. El juego te ofrece una buena cantidad de clases a elegir y al final cada uno ha de adaptarse a la que más le guste pero, a la postre, todas ofrecen el mismo número de habilidades y mejoras aunque con diferentes mecánicas.

A modo de ejemplo, el paladín tiene una disponible mediante la pulsación de los gatillos que le da mayor defensa y velocidad de movimiento, el arquero puede disparar una ráfaga de flechas circulares y el mago conjurar una escarcha bien gorda que hace daño en área. Cada una de las clases tiene sus puntos fuertes y débiles pero merece la pena probarlas todas para saber con cuál te manejas mejor. Por cierto, y que quede bien claro, si queréis pasaros este título sin problemas, en cuanto mejoréis al Warlock lo tenéis chupado.

En Heroes of Hammerwatch, el mapa que no falte ya que a veces podremos perdernos

Juntos somos más fuertes: la importancia del cooperativo

Heroes of Hammerwatch puede jugarse también en modo cooperativo y esta es la mejor forma de disfrutarlo, en compañía, lo cual hace que la campaña y todos los retos se simplifiquen considerablemente. Podremos crear un lobby con hasta 4 jugadores o podemos unirnos a una partida ya iniciada: no hay más opciones pero son suficientes.

Si antes hablábamos del tema de repetir y morir hasta la saciedad como parte del proceso de aprendizaje para ir mejorando a tu personaje poco a poco, con el modo cooperativo todo es mucho más fácil y sencillo. Si tienes la suerte de encontrarte con alguien más avanzado que tú, ya puedes sonreír porque esa persona va a hacer que, por lo menos, la mazmorra en la que estabas actualmente va a resultarte literalmente un paseo por el campo.

Conforme vayáis avanzando es posible que el game over lo provoques tú mismo pero que te quiten lo bailado, ya tienes en tu aldea cantidades ingentes de ore y todo tipo de mejoras disponibles para fortalecerte de una manera rápida y segura.

Igualmente la opción de completar Heroes of Hammerwatch en compañía es muy agradable ya que puede evitarnos sentimientos como la frustración al obtener una capacidad de mejora mucho más avanzada que si lo hiciéramos yendo en solitario. Eso sí, hay que dar la talla porque como ese jugador más avanzado que tú, vea que no está pudiendo progresar por nuestra culpa, despídete de él y de todos sus compañeros y creednos, hay muy poca gente para jugar.

Eso amigo, tú acaba con ellos que yo me limitaré a dar vueltas

Por otro lado, esta Ultimate Edition de Heroes of Hammerwatch viene con 3 DLCs incluidos que nos darán acceso a nuevas y diferentes áreas como el árido desierto o la fría caverna de hielo. Además, incorpora una arena de batalla donde podremos conseguir suficiente dinero, ore y mejoras para nuestro personaje que agiliza todavía más el proceso de fortalecimiento de nuestro héroe de cara a la aventura principal.

En comparación al juego original, las zonas incluidas mediante los DLC son extremadamente difíciles y solamente podremos completarlas en modo cooperativo o teniendo nuestro personaje al máximo y con una buena dosis de paciencia. Sin embargo, hay que reconocer que esto es solo un aliciente más para aquellas personas a las que les ha sabido a poco el juego base y que necesitan de más retos para quedarse satisfechos, por lo que es de agradecer al estudio que se hayan molestado en incluir más contenido en esta Ultimate Edition.

El mundo pixel: lo gráfico frente a lo sonoro

En mi caso, cuando busco alguna propuesta nueva que jugar, lo primero en que me fijo es en su apartado visual. No le presto demasiado atención al género que me voy a encontrar, es el aspecto artístico lo primero que me atrae y lo que me lleva a informarme sobre ese posible candidato a engrosar las filas de mi biblioteca de videojuegos.

En este caso, Heroes of Hammerwatch no destaca precisamente por ser bonito, usa un apartado visual apoyado en un pixel art bastante sencillo y es posible que cuando lo veas por primera vez te parezca que esta propuesta no es para tí. Es cierto que el estilo pixel art es bastante atractivo pero en este caso se implementa a base de unos cuantos polígonos ciertamente borrosos para diseñar el escenario y sus personajes y se nota que apenas hay dedicación en ello.

Aunque creo que el título no pretende asombrarnos con su apartado visual, sí que hubiese resultado un paquete más redondo si la parte gráfica hubiera sido más atractiva. Por supuesto no estoy pidiendo que llegue a niveles como los alcanzados por Octopath Traveler o similares, pero este Heroes of Hammerwatch solo empieza a maravillar cuando estás metido de lleno en él.

¿Roguelite o Musou? Heroes of Hammerwatch los junta con acierto

La apariencia es lo primero que destaca, da igual que seas un videojuego o no: es algo que siempre nos va a dar nuestra primera impresión sobre algo o alguien y esta vez, el resultado es más o menos negativo. Es cierto que tampoco vamos a exigir una gran calidad y, en el fondo, Heroes of Hammerwatch se ve bien y cumple con lo básico.

Mientras lo juegas, puede darte la sensación de que el movimiento se asemeja a esa piedra rotatoria que sirve de mecanismo en muchos títulos que podemos encontrar y no irás muy mal encaminado. Contamos un movimiento en  8 direcciones que he notado lento. Pese a ser robusto, hasta que no empiezas a tener mejoras de velocidad de movimiento, no acabas de sentirte cómodo.

Además, el entorno oscuro y el gran número de elementos que divisamos en Heroes of Hammerwatch, como la inmensa cantidad de vasijas, objetos tirados y enemigos en una misma habitación, harán que pronto perdamos de vista a nuestro personaje en un sinfín de partículas de colores y elementos pixeladas en el entorno. En este punto quiero lanzar un pequeño consejo sanitario: si sufres de epilepsia o eres propenso a marearte, espero que juegues en una buena pantalla porque van a dar un meneo a tu capacidad visual.

Por otra parte, el apartado sonoro de Heroes of Hammerwatch es casi sobresaliente, quizá algo repetitivo pero, una vez más, dinámico y divertido. En vuestros oídos resonarán esas melodías de 8 bits que tanto nos recuerdan a los antiguos títulos a los que jugábamos cuando éramos pequeños y que nos hacen darnos cuenta de cuán avanzada está la tecnología y cómo ha mejorado la música integrada en los videojuegos. Afortunadamente, en este caso esas melodías tan características acompañan a ese estilo artístico que tiene el juego.

La buena conjunción entre los apartados visual y sonoro consigue impregnar a este Heroes of Hammerwatch de una sensación de estar frente algo añejo y nostálgico, y muchas veces harán que nos vayamos a dormir a la cama con esa melodía tan pegadiza y divertida. Y es que la música es un elemento fundamental  ya que contribuye a crear esa atmósfera que te acompañará en todo momento.

Si estás en una cueva lúgubre y oscura, la música tiene que sentirse así pero si estás a tu aire o en modo “pausa”, esto es, comprando objetos sin ningún peligro o mejorando a tu personaje, la música ha de volverse vuelve pegadiza y divertida. No podemos ponerle pegas a este apartado ya que al final, como hemos dicho, el conjunto de imagen y sonido crean una sensación en la que lo visual y lo sonoro se suman en uno y se convierten en algo muy positivo.

Reza que lo vas a necesitar en este Heroes of Hammerwatch

Se me olvidaba hablar del idioma. Aunque Heroes of Hammerwatch no está traducido al castellano, no os preocupéis, apenas hay texto y está todo muy simplificado salvo algunas descripciones de objetos. De todas formas, no es un título con un fuerte cariz narrativo: no sacaremos mucho partido a lo que nos cuentan y tampoco presenta enormes cantidades de texto o audio que requieren de una atención considerable. En ese aspecto, no necesitarás más que machacar el botón y arrasar con todo lo que veas para llegar a esa dichosa cima.

La arena de batalla, el lugar del solitario guerrero

Veredicto

Heroes of Hammerwatch es un excelente rogue-lite que nos pondrá a prueba constantemente y nos hará repetir una y otra vez cada uno de sus niveles hasta que mejoremos del todo a nuestro personaje. Pese a no destacar por su apartado visual, su cuidado aspecto sonoro y su gameplay tan divertido, convierten a este juego en un agradable entretenimiento y que harán que ames este género si no lo conocías con anterioridad.

Suscríbete a nuestro Podcast

Heroes of Hammerwatch Ultimate Edition

Duración: 20-30 h.
7

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

5.0/10

Sonido

7.0/10

Innovacion

6.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Gran jugabilidad
  • Todo el contenido que ofrece
  • Desafío constante acompañado de sensación de mejora
  • Aspecto sonoro

Aspectos Negativos

  • Efectos de sonido no muy logrados
  • Pixel art algo simplón