Análisis de Hot Wheels Unleashed (Xbox Series). Derrapando en miniatura

Hot Wheels Unleashed

Hot Wheels Unleashed llega de la mano de Milestone para hacernos disfrutar en consolas de uno de los juguetes favoritos de miles de niños.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

A medida que pasan los años muchas de nuestras costumbres van cambiando, los hábitos más comunes del día a día incluidos. Pero si hay algo que se mantiene inalterable es que muñecas, balones y coches de juguete son un regalo de éxito seguro entre los más pequeños de la casa. Y dentro de los coches de juguete, ¿Quién no ha disfrutado de los Hot Wheels? Esas miniaturas de Mattel que replican de manera lo más fiel posible a prácticamente cualquier vehículo que imaginemos siguen haciendo las delicias de nuestros niños.

Pese a contar con más de cincuenta años, Mattel ha sabido actualizar con éxito una de sus marcas más icónicas, y es que Hot Wheels Unleashed, título que hoy nos ocupa, no es ni de lejos una de las primeras incursiones de la franquicia en el mundo del videojuego. Y es que desde finales del siglo pasado estas reproducciones en miniatura de casi cualquier vehículo que podamos imaginar van dando acelerones por toda consola que se cruce en su camino, ya sea portátil o sobremesa.

Personalmente, cada vez que se lanza algún título relacionado con los Hot Wheels instantáneamente comienzo a prestarle atención. Probablemente sea por los buenos recuerdos que me traen, acercándome a aquella época en la que vivíamos sin preocupaciones y con pocas obligaciones. Es por ello por lo que cuando a principios de año se anunció Hot Wheels Unleashed, y que vendría de la mano de Milestone, un estudio que está centrado en traernos títulos de conducción de calidad, pensé que este otoño sería una buena ocasión para volver a jugar con “cochecitos”.

Tenemos varias opciones para iniciarnos en Hot Wheels Unleashed

Una vez disfrutado a fondo del juego, puedo adelantar ya que no me ha decepcionado, pero tampoco enamorado. Hot Wheels Unleashed es un juego de carreras totalmente arcade en el que además de disfrutar de la velocidad también lo haremos del coleccionismo de estas preciosas miniaturas, con diseños que no dejan de sorprendernos. Podemos manejar desde los coches más habituales en la franquicia, a las últimas novedades de los Hot Wheels dinosaurio tan de moda en los últimos tiempos.

Una vez que tengamos nuestros coches iniciales, repartidos al azar, comienza nuestra andadura por el título. Tenemos cuatro modos de dificultad, ideales para que se inicien los más pequeños de la casa y a medida que su pericia aumente vayan aumentando la dificultad, pero también para que suponga un reto a los jugadores más experimentados. Una vez elegido vehículo y dificultad, ya podemos empezar a correr en los diferentes modos de juego de Hot Wheels Unleashed.

La cantidad de coches a elegir resulta abrumadora

Simplemente conducir

El título de Milestone es un arcade y como tal nos ofrece todos los modos de juego que podríamos esperar de un juego de esas características. A los clásicos modos de juego multijugador se le suman las contrarrelojes, la carrera rápida o un modo competitivo local a pantalla dividida para disfrutar de la manera más clásica de los piques contra alguien cercano. Pero sin duda el modo estrella lo encontramos con el Hot Wheels City Rumble.

En él, recorreremos la ciudad enfrentándonos a cerca de un centenar de desafíos de distinto tipo, el más habitual son carreras en los distintos escenarios por los que iremos circulando en la ciudad. Estas carreras nos exigirán al menos quedar en el pódium para seguir avanzando, pero no son el único tipo de pruebas dentro de la ciudad, donde encontraremos contrarrelojes cada vez más exigentes y carreras contra jefes finales que nos obligarán a no ceder ni una milésima en cada derrape.

Cada vez que abrimos una caja es un momento maravilloso

Probablemente a estas alturas de nuestra experiencia como jugadores, nadie acude a un arcade de conducción buscando una historia, y si alguien llega a Hot Wheels Unleashed con esta idea, pronto se dará cuenta de que no ha aparcado en el lugar adecuado. Y aunque este modo Hot Wheels City Rumble podría parecer un amago de modo historia, no dejan de ser carreras una tras otra sin apenas cohesión, perdiendo una oportunidad de mostrarnos algo realmente innovador, aunque como decía tampoco es lo que veníamos a buscar en el título de Milestone.

Así que una vez que tenemos ya clara la idea de lo que nos ofrece el juego, es hora de referirnos a los puntos clave de todo juego del género que se precie. Estos puntos clave se pueden resumir en tres. Cómo se juega, con qué coches se juega y en qué circuitos jugamos.

Jugar a Hot Wheels Unleashed es muy fácil, otra cosa es hacerlo bien, pero como buen arcade se aleja de complicarnos mucho las cosas haciéndonos memorizar botones para poder conducir. En esta ocasión usaremos un gatillo para acelerar y otro para derrapar, mientras que el uso del turbo queda para uno de los botones. Con eso es suficiente para lanzarnos a la competición y ser capaces de subir a lo más alto del cajón.

Los loopings son marca de la casa

Derrapar y acelerar, esa es la cuestión

Los derrapes son el elemento clave del título. Dominarlos no solo significará ganar unas décimas claves en carreras o en contrarrelojes, también nos rellenará la barra de turbos, lo que nos ofrece una ayuda que agradeceremos, sobre todo en los loopings, ya que afrontarlos sin un extra puede acabar en una estrepitosa caída a mitad del intento.

Análisis de Lost Judgment (PS5). Nuevos horizontes, mayores injusticias

La gestión de los turbos es junto a los derrapes la clave para obtener la victoria. Estos son distintos dependiendo del vehículo seleccionado y a su vez hay varios tipos diferentes. Tenemos coches con varios turbos individuales, o con una barra completa. La principal diferencia llega a la hora de la recarga, mientras que la barra se puede usar siempre que haya algo de energía en ella, los individuales para poder usarlos tienen que estar cargados por completo.

Por suerte siempre que estemos en movimiento el turbo se va recargando a un ritmo lento, pero recargándose al fin y al cabo. Y además encontraremos zonas en lo circuitos que aceleran esta recarga al pasar sobre ellas, al más puro estilo F-Zero. También derrapar supone un incremento en la velocidad de recarga de los turbos.

City Rumble es el modo más destacado de Hot Wheels Unleashed

Esta relativa sencillez de manejo de coches se ve compensada con el diseño de las pistas. Con el color naranja característico de las pistas de Hot Wheels y visitando lugares habituales para colocar las pistas, como puede ser el salón de una casa, o un garaje, disfrutaremos o sufriremos alternativamente de giros imposibles, loopings, saltos, barreras e incluso de invitados sorpresa empeñados en evitar que lleguemos a meta en primera posición.

En muchas ocasiones más que el nivel de los rivales son las propias pistas las que marcan la dificultad real del juego, y en ocasiones algunas con más partes casi verticales que horizontales nos ponen en un autentico compromiso, y eso sin entrar en el editor de pistas, en el que podemos crear nuestros diseños y de esta manera cumplir algún sueño que el tamaño del salón de nuestra casa hace que no se torne en realidad.

El modo foto es un aliciente más

La última clave de Hot Wheels Unleashed son los propios coches Hot Wheels. Contamos con una buena selección de ellos, agrupados en diferentes categorías, común, raro, legendario, … y cada unos con sus valores de aceleración, manejo, velocidad o frenado. Desde luego y como podemos ver en la realidad, los diseños son maravillosos siendo cada coche una autentica obra de arte.

A la hora de la verdad, uno de los fallos del título es que no se nota todo lo que debería la diferencia de competir con uno o con otro, y menos con la opción que tenemos gracias a unos engranajes que obtenemos tras cada carrera exitosa de ir mejorando poco a poco nuestro coche, pudiendo igualar de esa manera las características de muchos de ellos. Por todo esto como decíamos anteriormente los dos niveles más altos de dificultad son donde vamos a disfrutar de Hot Wheels Unleashed, ya que de otra manera el juego resulta un paseo sin excesivo aliciente que no requiere en ningún momento de qus e nos exprimamos al máximo.

Donde sí que podemos exprimir el título al completo es en el editor de pistas. Tenemos una sección denominada el sótano, donde iremos acumulando premios estéticos que sirven para decorar nuestra casa, pero que no tienen impacto real en los circuitos. En cambio, el editor de circuitos como ya anticipábamos anteriormente nos pondrá a prueba para ver si somos capaces de hacer realidad esas faraónicas construcciones que todos hemos imaginado alguna vez, y que probablemente nos deje con la boca abierta en más de una ocasión con las ocurrencias de la comunidad de jugadores.

Sí, es el coche fantástico

Gráficamente Hot Wheels Unleashed funciona todo lo bien que se puede esperar de un juego de las características de la obra de Milestone. Tanto pistas como coches, los protagonistas del título, lucen tal cual se ven en la realidad. Con cada nuevo coche que sumemos perderemos al menos un minuto girándolo y descubriendo sus detalles. El modo foto puede dar lugar a instantáneas realmente espectaculares si conseguimos unir vehículo y pista en todo su esplendor en una misma imagen.

Si hubiese que encontrar un pero sería tal vez en alguna localización un tanto desangelada alrededor de las pistas, pero puede pasar desapercibido ya que queda muy al margen de lo que son las carreras.

El rendimiento es otra de las partes del título que funcionan perfectamente. La sensación de velocidad está muy lograda, y no hay ningún elemento del juego que nos de problemas, todo pura fluidez y estabilidad. El sistema de colisiones también cumple con su cometido y de hecho puede resultar un gran aliado para ahorrarnos algún derrape, y apoyarnos en los rivales para recuperar la estabilidad cuanto antes.

Los saltos son de los momentos más complicados de las carreras de Hot Wheels Unleashed

En lo referente al apartado sonoro, poco que comentar. No tiene apenas importancia en el juego y lo demuestra quedándose en un mero acompañamiento. Unos aceptables efectos al rugir el motor y al derrapar, acompañados de melodías acordes con la velocidad que se nos ofrece este Hot Wheels Unleashed.

Veredicto

Milestone nos presenta un arcade de conducción, entretenido sin muchas aspiraciones que acerca a los tiempos actuales un juego clásico de nuestra niñez. Hot Wheels Unleashed tiene su fortaleza sobre todo en la marca que representa, con unas brillantes recreaciones de los distintos coches, algo habitual en la franquicia. Su jugabilidad simple, que hace que cualquiera pueda sentirse capacitado para ganar carreras y las opciones para poder disfrutarlo con amigos hacen el resto para que pueda ser disfrutado por cualquiera sea de la edad que sea.

Pero pese a aportar con su modo City Rumble algo novedoso, se queda en un intento algo descafeinado y que probablemente quede relegado a disfrutar de sesiones cortas pero intensas tratando de obtener la colección completa de vehículos y a buscar algún reto multijugador.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon

Hot Wheels Unleashed

Duración: Incalculable
7

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

6.0/10

Innovación

7.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • La recreación de los coches está muy lograda
  • Muy divertido en pantalla dividida
  • Poder crear el circuito de nuestros sueños

Aspectos Negativos

  • El modo City Rumble no termina de convencer
  • Es difícil que consiga engancharnos