Análisis de Lumen (PC). Un homenaje a los RPG clásicos hechos en RPG Maker

Análisis de Lumen. Un homenaje a los RPG clásicos hechos en RPG Maker

Análisis de Lumen. Un homenaje a los RPG clásicos hechos en RPG Maker

De la mano de Imperium nos llega Lumen, un juego hecho en RPG Maker que pretende ser, según las palabras de sus desarrolladores, un tributo a los RPGs en 2D clásicos como Golden Sun o Chrono Trigger. Si bien probablemente ni siquiera se acerque a la calidad de estos títulos en ningún apartado, eso no quiere decir que no sea un juego sólido por méritos propios.

Lumen consigue, a pesar de las más que de sobra conocidas limitaciones de RPG Maker, transmitirnos la sensación de juego de rol retro, para bien o para mal, ya que además de las cosas que gustarán a los fans del género, como pueden ser sistemas de magias o de mejora de personajes, también ha decidido adoptar debilidades clásicas de los RPG más añejos, como puede ser una historia demasiado simplista para su propio bien.

Una historia con olor a retro

El juego nos lleva a un mundo de fantasía en el que tres continentes (Piastol, Amesial y Dangral) pelean entre ellos por el derecho a poseer el Lumen, un misterioso artefacto de gran poder que apareció repentinamente en mitad de una ciudad.

La introducción nos narra el inicio del conflicto, 15 años antes de la mayoría del resto del juego, marcando el estilo narrativo que traerá el resto del título en el que, a pesar de las limitaciones artísticas del motor usado, intentará transmitirnos un ambiente crudo al mismo tiempo que fantasioso. Un ejemplo muy claro del estilo que va a marcar es que a los 2 minutos de empezar el juego, veremos como un joven salta de una ventana y se suicida de forma sangrienta.

El juego empieza con un ambiente crudo con magia presente, para causar una impresión fuerte desde el principio

Después de un prólogo bastante trágico, empezará de verdad la historia del juego, en la que iremos conociendo (especialmente si realizamos las misiones secundarias opcionales) a un puñado de diferentes héroes cuyas historias se irán entrecruzando poco a poco.

Sus distintas líneas narrativas, aunque no especialmente innovadoras ni increíbles, nos harán simpatizar con todos los personajes y no hay ninguna que destaque de forma negativa. Además, el mundo estará lleno de guiños al trasfondo de los personajes y si de verdad estamos interesados en ellos, es relativamente fácil sumergirnos en sus distintas líneas argumentales.

Si tenéis experiencia con RPG’s retro, todos los elementos de la historia os sonarán y probablemente los giros argumentales no os pillarán por sorpresa, pero nadie dijo nunca que los clichés sean necesariamente malos y sin duda la historia es decente y entretendrá al jugador durante todo el juego.

El estilo artístico es bastante único, para bien o para mal.

Un combate entretenido, a pesar de sus fallos 

Imperium Prod se enorgullece de hablar del sistema de combate que han implementado en el juego, así que vamos a comentarlo por partes. Su desarrollo se compone de una combinación de diferentes elementos que, aunque no innovadores, consiguen llamar la atención. Los combates serán basados en turnos de forma estricta (de hecho, tendremos el orden de turnos en una barra inferior de la interfaz de combate), además de pequeños Quick Time Events.

Estos Quick Time Events vendrán en la forma de pequeñas flechas que aparecerán en la pantalla a raíz de acciones, tanto nuestras como de nuestros enemigos, que deberemos pulsar rápidamente si no queremos fallar. Por ejemplo, una habilidad mágica de rango bajo requerirá de dos pulsaciones de flechas, mientras que una acción básica (atacar, o usar un objeto), normalmente requerirá solo de una pulsación.

El combate que te exige estar atento a la pantalla, así que el jugador puede olvidarse de darle al botón de atacar de forma automática

Los QTE también serán utilizados a raíz de algunas acciones enemigas, lo cual desembocará si tenemos éxito en una elección entre dos acciones; esquivar o contraatacar, que deberemos elegir dependiendo de la situación del combate. Al pulsar cualquiera de las dos, tendremos que parar en el momento preciso una barra oscilante que decidirá cuan efectiva será esta acción.

Esquivar nos hará sufrir menos daño por la habilidad que el enemigo este realizando, mientras que contraatacar nos permitirá atacar después de recibir el ataque. Dependiendo de cuanta vida nos quede o de que personaje este recibiendo el ataque enemigo, deberemos decidir cual nos es más efectiva.

Así se desarrollan los combates en Lumen

En combate dispondremos de 4 acciones posibles: Atacar, Habilidades, Defender y Objetos. Atacar nos permitirá atacar con nuestro arma directamente, habilidades nos permitirá utilizar técnicas especiales a cambio de MP, defender nos permitirá quedarnos en guardia durante un turno y recuperar MP y objetos nos permitirá utilizar nuestras pociones o polvos. Estos últimos son un objeto elemental (hay uno de cada tipo) que deberemos activar dependiendo de que elemento creamos que el enemigo tenga, a cambio de “sincronizarnos” con ellos. Sincronizarnos con el enemigo nos dará información sobre él, que luego podremos intercambiar por recompensas.

Además de todo esto deberemos estar atento a dos cosas: elementos y puntos de héroe. Los puntos de héroe nos serán otorgados al realizar ciertas acciones como atacar, y al llegar a 100 podremos utilizar una acción especial de cada héroe, como un ataque fuerte a varios objetivos, o una curación especial a todos nuestros héroes. En cuanto a los elementos, el juego funciona alrededor de un sistema de fortalezas y debilidades elementales que aparecerán en nuestro libro de héroe al principio del juego, y deberemos tener en cuenta durante toda nuestra aventura.

Iremos encontrando diferentes personajes que nos ofrecerán retos optativos que incrementaran las horas de juego

El resultado final de esto es un combate que te exige estar atento a la pantalla, así que el jugador puede olvidarse de darle al botón de atacar de forma automática, y que se siente pesado y demasiado complicado a veces, aunque esto no es necesariamente malo. Lumen es un homenaje a los RPG clásicos y, con excepciones, los combates en dichos juegos no eran especialmente dinámicos.

El sistema de combate no se acerca ni de lejos al dinamismo del sistema de Chrono Trigger, o a la belleza del sistema de Golden Sun, pero no es malo de ninguna forma. La comparación con estos títulos es obligatoria de todas formas, al haber nombrado los desarrolladores de Lumen a estos dos títulos como la inspiración para su sistema.

Una jugabilidad y un estilo simple, pero llenos de pequeños detalles 

Lumen no es un juego complicado ni tiene una jugabilidad épica, pero es, sin lugar a dudas, sólido y variado. El juego está lleno de pequeños detalles que te harán amena las horas que te dure. En mi caso, tomándomelo con calma e investigando todo, me ha durado alrededor de unas 25 horas, aunque si vas directo al grano probablemente te dure bastante menos que eso.

Entre muchas otras cosas, destaca el sistema de mejora de personajes. Derrotar enemigos nos proporcionará, además del obligatorio loot que podremos vender a cambio de dinero, orbes. Estos orbes serán intercambiables en los puntos de guardado del juego a cambio de habilidades y suma de estadísticas, que nos permitirán personalizar a nuestros personajes de la forma que creamos adecuada.

La música, por otra parte, destaca por su personalidad

Además de esto, el mundo estará lleno de eventos que nos permitirá mejorar a nuestros héroes. Completar un examen de forma adecuada durante la historia incrementará la inteligencia de nuestro héroe, o realizar ejercicios de movimiento de forma adecuada subirá nuestra fuerza de forma correspondiente. Además de esto también podremos encontrar objetos al derrotar enemigos que incrementarán nuestras estadísticas de forma permanente.

El juego también contiene su ración de puzles, desde juegos de escondite a completar dibujos para desbloquear switches ocultos. Nada demasiado complicado, pero que nos darán un agradable cambio de ritmo cuando nos estemos cansando de tanto combatir.

El juego nos ira llevando a una gran cantidad de escenarios distintos

Hablando de combate, dejar como apunte que Lumen se ha deshecho completamente del sistema de encuentros aleatorios que suelen utilizar en la mayoría de RPG’s de corte retro y podemos ver a los enemigos antes de enfrentarnos a ellos. De hecho, es totalmente posible esquivar a todos los enemigos de un mapa si es nuestro deseo. El juego afronta esto ofreciendo recompensas al elegir combatir, desde las más obvias como los orbes que nos permiten mejorar a los personajes o habilitar eventos solo si nos deshacemos de los enemigos de ciertos escenarios.

Lumen hace gala de un estilo artístico típico de los juegos hechos con RPG Maker. Es bastante evidente que el apartado gráfico es el aspecto del título en el que más tuvieron que escatimar al hacerlo. De todas formas, no es nada demasiado grave y cualquiera que juegue un título realizado con esta herramienta tan conocida, sabe que no puede esperar nada mucho mejor que lo mostrado aquí.

La música, por otra parte, destaca por su personalidad. Aunque probablemente no hará que el jugador vaya corriendo a buscar donde comprar un cd de la banda sonora, sin duda alguna tiene el estilo clásico de música de RPG’s antiguos y suele acompañar de forma satisfactoria a la historia que se nos va narrando.

El estilo del mapamundi también es bastante nostálgico para amantes de lo retro

En general el estilo artístico del juego es adecuado. De vez en cuando te encontrarás con detalles que te harán retroceder un poco, como podría ser las animaciones de las habilidades, pero en general no es una mala experiencia, sobre todo para un juego hecho en RPG Maker. 

Veredicto

Lumen probablemente no se va a convertir en tu juego favorito, pero sin duda encontrará su lugar entre un público de nicho. Si bien no se acerca en calidad a los juegos de los que dice inspirarse, es un título en general sólido, adecuado y nostálgico. Cumple con lo promete, una experiencia RPG clásica, probablemente no se le puede pedir más teniendo en cuenta su precio y el motor en el que está desarrollado. Me hubiera gustado ver este juego con unos personajes mejor dibujados, pero en general ha sido una buena experiencia.

Lumen

Duración: 25 h
6.7

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Nostalgia de RPG clásico
  • Buena banda sonora
  • Mecánicas variadas a lo largo del juego

Aspectos Negativos

  • Estilo artístico de personajes bastante malo
  • Historia predecible
  • Problemas técnicos derivados de RPG Maker