Análisis de Mortal Kombat 11 Aftermath (PS4). Continúa el combate sangriento

Análisis de Mortal Kombat 11 Aftermath. Continúa el combate sangriento

Análisis de Mortal Kombat 11 Aftermath. Continúa el combate sangriento

¿Quién no ha oído hablar de la saga Mortal Kombat? Es una franquicia tan mainstream que forma parte de la cultura pop desde finales del siglo pasado. Lanzado un año después de la última entrega de la franquicia, Mortal Kombat 11 Aftermath expande la experiencia jugable de este título con una serie de novedades para disfrute de todos sus fans, y los no tan fans. ¿Estás listo para ejecutar tus fatalities favoritos sobre personajes tan carismáticos como Robocop o Terminator?

La saga Mortal Kombat inició su andadura en 1992 creada por Midway Games, ideada inicialmente como una recreativa protagonizada por Jean-Claude Van Damme terminó evolucionando hacia un videojuego de lucha en un entorno fantástico cuyo lore ha ido incrementándose entrega tras entrega.

En sus comienzos, sobre todo cuando fue lanzada en formato doméstico, la franquicia tuvo fama de ser un juego violento y sangriento, en los 90 los videojuegos eran percibidos como un producto para niños por lo que este título trajo consigo una gran polémica que provocó entre otras consecuencias la creación del ESRB para calificar el contenido de los juegos, este sistema pervive a día de hoy como un estándar de la industria.

El mundo vuelve a estar en peligro

Esta epopeya tiene decenas de juegos repartidos entre su saga principal y una serie de  spin offs, estos productos han aparecido para todos los sistemas domésticos posibles. Su popularidad es tal que tiene varias películas, series de animación, cómics, etc, que rinden culto a su historia. El título que analizamos es una expansión de la experiencia de Mortal Kombat 11 incorporando una historia adicional, algunos escenarios, stage fatalities, finales frienships y 3 nuevos luchadores: Robocop, Fujin y Sheeva.

Robocop no necesita presentación, es el robot policía más famoso de todos los tiempos y en esta versión está basado en la película original de Paul Verhoeven. Fujin es el dios del viento japonés, apareció como personaje jugable por primera vez en Mortal Kombat 4 y en esta entrega vuelve a ser elegible. Por último, tenemos a Sheeva, una shokan que apareció en Mortal Kombat 3 por primera vez y curiosamente también en el modo historia del Mortal Kombat 11 original, sólo que en esa entrega no podías jugar con ella.

La historia continúa 

Al igual que en los últimos títulos de la franquicia la narrativa viene entregada por varias vías. La principal es el modo historia, pero también el modo torres klásicas y de manera mucho menor en la kripta puedes completar información. El modo historia marca el canon de la saga, la historia particular de cada combatiente puedes verla si terminas el modo torre con ese personaje, pero en este caso no sabemos si es canon o no.

Nuevos personajes aparecen en la historia

La historia de Mortal Kombat 11 Aftermath continúa donde terminó la anterior, aunque su planteamiento es un poco forzado, está plagado de viajes en el tiempo y cae muchas veces en un refrito. Se salva por las peripecias de Shang Tsung, que literalmente roba el foco y se convierte en el protagonista. Frente a unos personajes muy heroicos y en su mayor parte planos, el hechicero consigue transmitir su verdad y hasta empatizas con él. También hay algunos giros interesantes -aunque previsibles- pero que le dan algo de sal al guiso. Puedes terminarla más o menos en un par de horas largas.

Mortal Kombat 11 Aftermath es un juego donde prima más lanzar el golpe en el momento y lugar adecuado que dominar las técnicas especiales

El sistema de combate es el mismo que en la entrega anterior y sigue en general los patrones de las entregas más exitosas de la saga. Disponemos de un botón para bloquear -por defecto el gatillo derecho- y de cuatro botones para golpear, uno por cada extremidad. Podemos realizar agarres pulsando el trigger izquierdo (o X + Y) y también evitarlos usando la misma pulsación en el momento adecuado.

Los escenarios tienen elementos interactivos que nos permiten golpear de una manera más espectacular a los enemigos, para ello hay que pulsar el trigger derecho en el lugar adecuado. En ocasiones esos elementos interactivos nos permiten dar grandes saltos, pero no golpear a los enemigos.

Robocop se une al plantel de Mortal Kombat 11 Aftermath asando carne

Todos los luchadores tienen poderes especiales y exclusivos, para utilizarlos tenemos una serie de combinaciones únicas que suelen estructurarse en torno a medios giros de ruleta o combinaciones de direcciones, todo ello unido con el botón de golpeo de turno. Afortunadamente desde el menú de pausa podemos ver una lista de comandos.

Cuando elegimos combatiente podemos seleccionar entre dos estilos de lucha, el cambio principal viene de la mano del set de golpes especiales de los que dispone. Además de estos movimientos especiales puedes aprender a realizar combos muy rápidos con golpes sencillos lanzados en el momento adecuado y en la distancia pertinente. Mortal Kombat 11 Aftermath es un juego donde prima más lanzar el golpe en el momento y lugar adecuado que dominar las técnicas especiales.

Mitad humano, mitad robot, todo policía

En cuanto a los nuevos personajes incorporados al plantel de Mortal Kombat 11 Aftermath, el equipo desarrollador ha hecho un buen trabajo, aunque cuando ves los primeros saltos que pega Robocop te quedas un poco torcido y te saca un poco de la acción. Si ya es raro verlo en el mundo de MK, imaginaos lo extraño que resulta verle brincar con esa facilidad.

El robot policía es un luchador pesado, lento, pero con un gran arsenal para disparar a distancia. Si peleas contra un novato puedes apabullarlo, pero si tu contrincante tiene experiencia y utiliza a un luchador más rápido puede triturarte en el cuerpo a cuerpo.

Dos contra uno siempre es mejor

Fujin me recuerda mucho a Raiden, solo que usando los poderes del viento. Es más veloz que éste, pero sus poderes son de medio y corto alcance, si eres capaz de esquivar bien los ataques lejanos del enemigo en las distancias cortas será complicado que te hagan frente.

Sheeva por último es una especie de Goro pero nerfeada, dispone de un set de golpes similares al legendario shokan pero con un menor alcance, especialmente sangrante es el gancho hacia arriba, te quedas siempre limpiándole el polvo al aire mientras que el rival te devuelve el intento. Se salva un poco por su ataque de salto con caída, aunque si tu rival tiene nivel puede contrarrestarlo.

El aspecto artístico conserva su calidad

A nivel gráfico esta expansión mantiene los niveles de calidad y de producción del anterior título de la saga. Todos los personajes están muy bien diseñados, muy bien animados y dotados todos ellos de personalidad impactante. Cada uno dispone además de un gran set de trajes y modificaciones para tunear nuestro luchador con gran detalle.

Los escenarios están muy logrados, todos ellos captan perfectamente el espíritu de la saga y de cada uno de los mundos en los que se desarrolla la historia

Los nuevos personajes de esta entrega mantienen el nivel, chirría un poco ver a Robocop saltar, pero salvo esa sorpresa están todos muy bien integrados con los escenarios y con el lore del juego. Se nota que hay detrás un gran trabajo para que Terminator, Robocop y el Joker convivan en el mismo universo sin romper la magia de los combates en nuestras pantallas.

Los escenarios están muy logrados, todos ellos captan perfectamente el espíritu de la saga y de cada uno de los mundos en los que se desarrolla la historia. Plasman perfectamente el universo de Mortal Kombat y están plagados de detalles sorprendentes, algunos de ellos son dignos de recordar.

Las cinemáticas se han generado usando el motor del juego, esta decisión permite que la integración entre combate e historia esté muy bien trenzada, pero por otro lado limita bastante la expresividad de los personajes tanto a nivel facial como de gestualidad. Destacar como excepción el arqueo de cejas de Shang Tsung, está muy bien conseguido.

La violencia sigue siendo una de las principales características en este Mortal Kombat 11 Aftermath

La banda sonora continua en la línea de MK11 más el añadido de algunos temas nuevos en escenarios como la piscina de ácido verde (Deadpool) o la cámara de almas. Todos ellas con un gran nivel mezclando momentos épicos con bases rítmicas propias de las discotecas de los 90. A mí me ha tocado el corazoncito especialmente la banda sonora del escenario de los recreativos, aunque podías adquirir este escenario en la entrega anterior yo no lo hice y al jugarlo en esta versión su música me ha transportado directamente a los 90.

Los actores hacen un gran trabajo, a destacar el realizado por Cary-Hiroyuki Tagawa doblando a Shang Tsung

Los efectos sonoros están muy bien trabajados, son muy contundentes cuando tienen que serlo y muy eficaces para potenciar las sensaciones del combate. Las voces son excepcionales, tanto en el combate como en las cinemáticas, a mí me ha encantado especialmente que Peter Weller -el actor que dio vida al primer Robocop– haya puesto la voz al personaje, si has visto la película en versión original te encantará. Comentar que las voces son las originales en inglés, no han sido dobladas al castellano.

En la nueva historia que nos aporta esta expansión los actores hacen un gran trabajo, a destacar para mí -el guion también ayuda- el realizado por Cary-Hiroyuki Tagawa doblando a Shang Tsung, como algunos sabréis es el actor que interpretó al mismo personaje en la famosa película de 1995. Las expresiones faciales no son demasiado eficaces, pero el buen trabajo de los actores consigue suplir las carencias tecnológicas del motor gráfico.

Vuelve el poder de la amistad en Mortal Kombat 11 Aftermath con unos «Friendship» cargados de humor

Veredicto

Nos encontramos ante una expansión que le añade nueva vida a Mortal Kombat 11 conservando todas sus virtudes, pero sin aportar novedades importantes salvo el nuevo modo historia, un par de nuevos escenarios, stage fatalities, finales friendship y los tres nuevos personajes. De entre ellos Robocop se convierte en el objeto de deseo más obvio, Fujin y Sheeva no son tan atractivos como el robot policía.

El argumento del nuevo modo historia es un poco forzado, pero entretiene, sobre todo gracias al carismático Shang Tsung. Si no tienes Mortal Kombat 11 y te gustan los juegos de lucha es una compra obligada, si ya lo tienes no hace falta que lo compres, pero tendrás que comprar el modo historia y los nuevos personajes por separado.

Mortal Kombat 11 Aftermath

Duración: 3h

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

9.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

7.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

6.0/10

Aspectos Positivos

  • Poder luchar con Robocop es un puntazo
  • Los valores de producción sobresalientes, como siempre en la saga
  • Shang Tsung en el modo historia

Aspectos Negativos

  • Pocas novedades, ha faltado ambición
  • Nivel de los luchadores de la CPU manifiestamente mejorable
  • Los saltos de ninja que efectúa Robocop

Los comentarios están cerrados.