Análisis de Riders Republic (PS4). Libera adrenalina a los mandos con los deportes extremos

Riders Republic

Con Riders Republic de Ubisoft toca disfrutar de los deportes extremos en los parajes más espectaculares. Bicicleta, snowboard o vuelo libre son algunas de las disciplinas en las que podremos participar.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Los deportes extremos llevan ya mucho tiempo de moda: patrocinados por marcas de bebida energética o de ropa chillona llegaron hace ya unos años a nuestras vidas y sobre todo a nuestras pantallas. La emoción de la adrenalina, la sensación de velocidad, el orgullo ante una nueva pirueta, configuran un conjunto muy adictivo que engancha tanto a los que los practican como a los que los ven habitualmente vídeos de Internet.

Ubisoft trae una nueva franquicia que intenta trasladar a nuestros mandos todas las emociones de este modo de vida eliminando el riesgo y el esfuerzo físico para ofrecer un destilado basado en la emoción y la diversión. ¿Habrá conseguido la empresa francesa iniciar una nueva saga de éxito?

En 2016 Ubisoft publicó Steep para PC, Xbox One y PS4: en este juego ofrecía la posibilidad de practicar deportes de invierno como el esquí, el snowboard, el parapente y el salto al vacío con traje de vuelo. Más adelante, la empresa gala lanzó contenido descargable para éste agregando otros deportes extremos como vuelo con ala cohete, trineo, salto base y carreras de parapente. Aunque en sus inicios no tuvo un gran éxito y las críticas fueron variadas, tras pasar a formato gratuito en PC y PS4 consiguió construir una amplia base de jugadores que motivaron que Ubisoft se decidiese a desarrollar una secuela “espiritual”, Riders Republic.

El estudio principal de desarrollo ha sido Ubisoft Annecy acompañado del apoyo de unas cuantas filiales de la compañía francesa para poder dotar de suficiente contenidos a este título. Ubisoft es de sobra conocida por todos, autora de franquicias como Assassin’s Creed, Far Cry o Watch Dogs, es una de las grandes a nivel mundial, responsable de decenas de títulos que copan el mercado y de algunos grandes clásicos. Nos ofrece ahora este título con una clara vocación de lanzar una nueva franquicia con el espíritu de juego como servicio estructurado en temporadas.

Riders Republic. Esquiando con estilo

En Riders Republic comenzamos nuestra aventura al llegar a este particular universo en el que se combinan siete parques nacionales de Estados Unidos como son el cañón de Bryce, el valle de Yosemite, el parque Sequoia, Zion, Canyonland, Montaña Mammoth y Grand Teton. El eje de la historia lo encontramos en el centro de todo este inmenso mapa. Con la ayuda de una chica llamada Suki y del veterano Brett, tendrás que ir superando una serie de pruebas que te permitirán captar patrocinadores, mejorar tu equipo y acceder a competiciones cada vez más importante.

Un mundo muy loco y muy amplio

Riders Republic está planteado como un sandbox, por lo que no es necesario seguir al pie de la letra las pruebas que te van marcando. Puedes ir eligiendo los diferentes retos para subir de nivel y retomar los eventos del modo historia cuando estimes oportuno. El argumento es bastante sencillo, no esperes un complejo drama estilo Spike Lee en NBA2K. Conforme avanzas en él te toparás con estrellas reales del mundillo como Shaun White, Travis Pastrana, o Chloe Kim, si eres fan y has oído hablar de ellos constituyen una sorpresa agradable.

El objetivo final de este modo es participar en el Riders Ridge Invitational, una competición multideportiva en la que podrás cambiar de deporte en cualquier momento para superar los retos, solo apto para expertos, aunque si llegas a este momento ya serás uno de ellos. Para poder disfrutar de esta modalidad es necesario estar conectado a Internet, si no tan solo podremos pasar el rato en el modo Zen, que nos permite recorrer todo el escenario pero sin pruebas.

Riders Republic. Una carrera algo concurrida.

Riders Republic nos ofrece seis disciplinas deportivas: Bicicleta Freestyle, Carreras de Bicicleta, Snowboard / Esquí Freestyle, Snowboard / Esquí de velocidad, Vuelo libre, y Vuelo libre con cohete. Todas ellas son muy divertidas y te enfrentan a situaciones variadas que oscilan en cada prueba entre la pura habilidad o las acrobacias artísticas, cada una adaptada a su disciplina.

Análisis de Forza Horizon 5

Cuando iniciamos Riders Republic se nos da la opción de elegir entre dos modos de control, el modo Racer y el modo Trickster, el primero de ellos te permite realizar las acrobacias del personaje con los botones de mando, el segundo, habilita el joystick derecho para realizarlas. Tras probar ambos en nuestro caso preferimos el control con el joystick que te permite ejecutar las florituras de una manera mucho más orgánica, aunque te quedas sin poder posicionar la cámara a voluntad en la mayor parte de las pruebas.

Podemos seleccionar las competiciones en las que queremos participar directamente en el mapa: conforme practiquemos un deporte iremos subiendo de nivel por lo que adquiriremos mejor equipamiento y podremos acceder a nuevas pruebas. El título nos ofrece también la posibilidad de explorar el mapa para probar de manera libre las pistas o llegar al punto donde se va a efectuar el reto.

Riders Republic. Este juego no es para los que tengan vértigo

En Riders Republic hay una serie de competiciones principales que desbloquearán nuevos deportes y nos permitirán avanzar en la historia. Cuando realizamos una de ellas, todo el área del mapa que hemos recorrido quedará explorada. En el mismo también podremos encontrar lugares de interés que nos sumarán puntos -y logros-. Para poder desplazarnos por el mapa podemos elegir el medio de transporte que queramos, ya sean los esquís, la bici, el cohete o bien ir en trineo motorizado o a pie. Podemos utilizar también un helicóptero para que nos lance directamente al destino.

Hay eventos para todos los gustos

Además de estos eventos más comunes en Riders Republic podremos participar en competiciones un poco más locas de los Shackdaddys donde tendremos que repartir pizzas, hacer carreras a tumba abierta disfrazados de dinosaurios, todo tipo de pruebas bastante locas. El título nos ofrece también la opción de montar competiciones con los amigos que hagamos en el juego y eventos multitudinarios con hasta 20 jugadores por tiempo limitado. Estas competiciones son sin duda las más divertidas y alocadas de toda la experiencia, aunque cuando se juntan muchos jugadores en pantalla el conjunto se mueve de manera muy brusca.

En cuanto a los eventos tipo carrera de Riders Republic la mecánica es sencilla: ir atravesando todos los checkpoints que componen el circuito. En algunas ocasiones estos están demasiado lejos los unos de los otros, por lo que puedes terminar desorientado echando a perder la carrera. Si te equivocas de camino o te vas fuera del circuito puedes “rebobinar” la jugada, pero con la particularidad de que el tiempo sigue transcurriendo y tus rivales continúan su camino. Al principio, acostumbrado a esta opción en juegos de conducción como Forza Horizon, resulta algo confuso, pero una vez comprendes como funciona te haces con ello fácilmente.

Riders Republic. Se supone que el hombre no puede volar

Tenemos también eventos de habilidad pura adaptados a cada disciplina, en el caso del esquí / snowboard tendremos que hacer acrobacias en pruebas con varias tandas. Con la bici tendremos que superar recorridos muy exigentes en cuanto a técnica, saltos y demás. En los deportes aéreos se premiará el riesgo: cuanto más cerca estemos del suelo y de los obstáculos más puntuación sumaremos.

Podemos seleccionar la dificultad de cada evento en Riders Republic -menos de las competiciones con humanos- optando a diferentes bonificaciones. En cada partida ganamos puntos y dinero del juego, con este dinero podemos comprar mejoras estéticas y de vehículos en la tienda. Como viene siendo habitual hay dos tipos de moneda, la que ganamos en el juego y la que compramos con dinero real, no todas las mejoras se pueden comprar con dinero del juego.

El mapeado de Riders Republic es inmenso y tiene muchos circuitos de todo tipo, ya sea en caminos de barro, pueblos en la montaña, campings, laderas nevadas y cañones. Pese al cuidado que han puesto, no es raro quedarse atascado en algún punto -incluso en carrera-, así que paciencia, esperamos que conforme vayan publicando nuevas actualizaciones estas situaciones se conviertan en anecdóticas.

Riders Republic. ¡Rocketman!

Riders Republic es un título orientado a la diversión: aunque han contado con la colaboración de expertos en las diferentes disciplinas es un juego muy accesible con el que desde el primer momento te echarás unas risas. Conforme te vas sintiendo más suelto irás probando a hacer más y más acrobacias para mejorar la puntuación. La propuesta te permite desde jugar un par de partidas rápidas y pasarte fácilmente tres o cuatro horas enganchado.

Análisis de Blaze y los Monster Machines: Corredores de Ciudad Axle

Recorriendo el enorme escenario no podemos dejar de pensar en el partido que le podrían sacar sus creadores con nuevas disciplinas como el remo en canoa, la escalada o la orientación. Esperemos que en próximas temporadas agreguen nuevas disciplinas, las que hay son muy divertidas, pero se nota que hay hueco para más.

Viva la fiesta y el buen rollo

A nivel visual nos encontramos ante un título con un aire alegre y desenfadado que impregna todos los recovecos del producto. La paleta elegida, salvo en algunas pruebas de climatología adversa, es brillante y con colores vivos. El modelado de los personajes huye del realismo centrando todos sus esfuerzos en las vistosas animaciones que adornan las piruetas de nuestro avatar.

El motor gráfico utilizado es el Snowdrop, propiedad de la propia Ubisoft, empleado ya en otros títulos de la compañía como las diferentes entregas de The Division o en Starlink. Su uso se ha orientado a obtener una buena sensación de velocidad, para ello los elementos del decorado tienen modelados simples y texturas poco recargadas. El objetivo de transmitir esa rapidez vertiginosa se ha conseguido, especialmente en la vista de primera persona, pero el control -sobre todo en las pruebas de bicicleta- se resiente resultando en ocasiones algo brusco.

Siguiendo el tono de fiesta general, las condiciones climáticas normalmente estarán presididas por un cielo abierto y resplandeciente. En algunas pruebas especiales las condiciones climáticas no serán las mejores y la verdad es que el título da bien la talla en estas circunstancias. Hay que destacar también el tratamiento de la nieve, el producto consigue transmitirte bien la sensación de estar esquiando o andando por las superficies heladas.

Riders Republic. Un trineo motorizado para ir a cualquier lugar

En cuanto a efectos de luces, sombras y partículas nada especialmente llamativo. La PS4 tiene ya unos cuantos años a cuestas y a estas alturas los límites en este apartado están claros. Comentar por último que las animaciones de las colisiones no son nada truculentas, suponemos que el editor ha decidido no romper ese aire festivo con brazos y piernas retorcidas tras un impacto.

Una banda sonora con temazos

La banda sonora de Riders Republic nos ofrece una variada selección de más de 50 temas de artistas como Green Day, The Offspring o Vitalic entre muchos otros. Los géneros que cubre son desde el rap más urbano al guitarreo más contundente. Normalmente suenan a un moderado volumen para no restar protagonismo a la acción de la pantalla. Mientras jugamos podremos seleccionar diferentes emisoras de radio que se amolden a nuestros gustos o al contexto de la partida.

Además de este menú musical Riders Republic dispone de una banda sonora bastante neutra para amenizar las diferentes pantallas de selección de opciones. No es nada del otro mundo, pero tampoco desentona. En cuanto a las voces por desgracia no están en español, pero, sin ser nada del otro mundo, los actores en el idioma de Shakespeare hacen un buen trabajo.

En cuanto a los efectos de sonido de Riders Republic estos se centran en ruidos ambientales, eventos climatológicos y colisiones. A destacar el sonido de los latidos del corazón palpitando con la cámara en primera persona y las vibraciones del mando de la PS4, en el mando háptico de PS5 esta sensación debe ser una pasada.

Riders Republic. Si quieres presumir… micropagos

Veredicto

No hay duda de que Ubisoft ha dado con la tecla y nos presenta una franquicia que nos sumerge en un mapeado inmenso lleno de oportunidades gracias a su variedad de pistas y a todas las posibilidades que nos ofrecen los deportes elegidos. El título tiene una jugabilidad muy accesible, pero sin olvidar una mecánica que ofrece una curva de aprendizaje importante para sacarle el mayor partido.

La diversión prima sobre la simulación: si lo que buscas es una experiencia realista este no es tu producto, pero si lo que quieres es pasar un buen rato sintiendo toda la emoción de estos deportes sin ninguno de sus riesgos, Riders Republic es una gran opción. El disfrute se multiplica en los eventos masivos online aunque es una pena que la experiencia se vuelva brusca con muchos jugadores humanos en pantalla. Pese a este problema y algunos defectos menores, es un juego 100% recomendable.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon

Riders Republic

Duración: 80 h
8

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.0/10

Innovación

7.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Muy divertido y variado
  • Duración casi ilimitada
  • Fácil de jugar y difícil de dominar

Aspectos Negativos

  • En las partidas multijugador baja mucho el framerate
  • La bici a velocidad lenta es incontrolable