Análisis de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge (PS4). Nostalgia por los cuatro caparazones

TMNT: Shredder's Revenge

Teníamos muchas ganas de echar el caparazón encima a este Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge: ¿basta con apelar a la nostalgia o hay un buen juego detrás? Descúbrelo en nuestro análisis.

A estas alturas de la película, no creo que sorprenda a nadie mi afición por las Tortugas Ninja. Asocio estos personajes a mi infancia, donde cada fin de semana un familiar nuestro nos regalaba una de esos muñecos articulados de Bandai, a los cuales hacíamos librar terribles combates en la alcantarilla o desplazarse en la furgoneta. ¡Cuántos euros gastados y horas de diversión me habrán proporcionado estos cuatro quelonios!

Según fui creciendo, llegaron a mi vida los videojuegos que pronto se convirtieron en la pasión de mi vida. Parece que los astros se alineaban cuando salió a la venta Turtles in Time, la versión para Super Nintendo de una de las recreativas de Konami y que fue el primer juego que me compré con mi propio dinero tras ahorrar durante meses. Sí, antes había catado las dificilísimas entregas para NES y las más curiosas para Game Boy, sobre todo la segunda parte, pero este título prometía acercar la experiencia de los arcades a mi casa.

Con el tiempo las Tortugas Ninja siguieron visitando el mundo de los videojuegos con entregas para casi todas las plataformas posibles, adaptándose a todos los cambios de estilo artístico e incluso de compañía dueña de sus derechos, pasando estos de las manos de Konami a las de Ubisoft, que no ha tenido reparo en meterlas en alguno de sus juegos como servicio como Brawlhalla.

Muchos clamaban por el regreso de las experiencias jugables de la franquicia en los años 90: las súplicas se convirtieron en alabanzas cuando DotEmu, responsable del renacer de franquicias como Streets of Rage, anunciaron el año pasado este Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge el cual acaba de llegar a las tiendas para todas las plataformas, estando presente en el servicio Xbox Game Pass desde el día de su lanzamiento.

La trama de este Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge muestra cómo el Clan del Pie quiere derrocar a la estatua de la Libertad

El regreso del Despedazador

Aquí voy a seguir siendo honesto: nunca fue la historia lo más importante de la serie de televisión de las Tortugas Ninja aunque, si estáis interesados en un trasfondo más completo os recomiendo los cómics que está publicando en España ECC Cómics. Hago este aviso a navegantes porque, siendo honestos, la trama Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge es lo más básico que me he echado a la cara en bastante tiempo, aunque tampoco necesitaba mucho más.

En este caso, los planes del malvado Shredder, o El Despedazador como le conocimos aquí, consisten en sustituir la estatua de la Libertad por una réplica de aquella armadura en la que se inserta Krang, ese extraterrestre de una dimensión paralela y que fue el auténtico rival de las Tortugas Ninja en la serie clásica, controlando todas las actividades del Clan del Pie desde el Tecnódromo.

Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge es un beat ‘em up de la vieja escuela

Para detener sus planes, tendremos que atravesar una decena generosa de niveles apalizando a todo lo que se encuentre por nuestro camino, en una estructura jugable que huye de complicaciones como bifurcaciones o secciones de plataformas que puedan suponer un reto real.  Visitaremos diferentes biomas bastante reconocibles de la serie de televisión que presentarán multitud de elementos dinámicos y guiños que los seguidores agradecerán.

Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge propone un modo Historia, pero no es más que otra manera de vivir los mismos niveles, aunque se nos deja revisitar fases anteriores para conseguir más puntos que permitan mejorar a nuestro protagonista y, también, cambiar de personaje entre niveles cosa que el modo Arcade no deja, obligándonos a pasarnos el juego de un tirón sin posibilidad de guardar partida.

Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge cuenta con un modo historia bastante lineal pero salpicado de pequeños encargos

El crecimiento de las Tortugas Ninja

Como he mencionado antes, en el modo Historia de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge podremos ir mejorando las capacidades de nuestros protagonistas. Cada vez que consigamos 250 puntos iremos desbloqueando de manera automática mejoras como aumentar el número de vidas, el tamaño de nuestra barra de salud o el número de ataques especiales que podemos realizar.

En cuanto a tareas alternativas, podemos ir haciendo pequeñas misiones que nos encarga algún personaje secundario que básicamente se completan rompiendo todas las cajas de los escenarios y recogiendo objetos y que, como recompensa, nos proporcionarán puntos adicionales. También contamos con una serie de desafíos que cumplir en cada nivel que harán que los repitamos para conseguir logros como completar la fase concreta sin ser golpeados o hacer un número concreto de ataques especiales consecutivos.

Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge cuenta con un simple sistema de mejora de personajes basado en la consecución de puntos

Respecto a este aspecto, el título busca que golpeemos a los rivales sin ser dañados para cargar una barra que, una vez completa, nos permite realizar un ataque especial. No es tarea fácil, porque DotEmu se empeña en poner bastantes enemigos en pantalla y tendremos que usar con maestría nuestras habilidades de esquive para poder ir acumulando combos. Ojo con los enemigos aéreos, cuya hit-box es particularmente puñetera y hará que tengamos que ajustar al milímetro nuestros ataques.

Como pasaba en la serie de televisión, no hay excesiva variedad de enemigos en Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge más que diferentes versiones de los soldados del Clan del Pie. Afortunadamente, según vamos avanzando en la trama y visitamos diferentes escenarios aparece algún rival diferente y, por supuesto, volveremos a encontrarnos con los puñeteros robots surgidos de la perversa mente de Krang.

Sí, en Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge vuelven los robots creados por Krang

Cada uno de los niveles de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge está culminado con un enfrentamiento con un jefe final. Aquí se nota el tremendo cariño que tienen los creadores a la serie de televisión original porque, además de Bebop, Rocksteady y Shredder, pasarán por nuestros ojos algún rival que apareció de manera más residual en la serie de televisión pero que, por supuesto, servidor tenía como muñeco.

DotEmu ha tratado de dotar de cierta variedad a la propuesta ofreciendo algún nivel de desplazamiento lateral automático a bordo de una tabla de surf-patinete voladora. En estos casos, tendremos que estar atento tanto a los enemigos como a ciertos obstáculos que se nos irán presentando por el camino de los que seremos advertidos por una alerta visual.

De vez en cuando tendremos niveles de desplazamiento lateral contínuo a bordo de una tabla de surf-patinete

En lo que al control se refiere, es una delicia manejar Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge. Contamos con un ataque normal, otro cargado y con la posibilidad de hacer volteretas para esquivar a los enemigos, además de ataques aéreos. Un aspecto que no me ha gustado mucho es que el agarre se hace de manera automática al acercarnos al enemigo, lo que hace que algunos ataques no hayan ido precisamente como yo quería.

La serie de televisión en tus mandos

Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge nos deja escoger entre 6 personajes diferentes: Leonardo, Donatello, Michaelangelo, Raphael, April O’Neal y Splinter, aunque quizá haya alguna sorpresa para aquellos que completen la historia. No hay ningún tipo de diferencia relevante entre los personajes más allá del aspecto estético y el arma que usan, pese a que el título parece ofrecer estadísticas que podrían hacernos decantarnos por alguno de ellos según busquemos vitalidad o potencia.

Los escenarios de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge están llenos de detalles y guiños a la serie original

No os voy a engañar, he ido a por Michaelangelo de cabeza, pero, tras probar los otros, no he notado ninguna diferencia reseñable. Esto incide claramente en la rejugabilidad de la propuesta que, una vez completada, quedará para ser disfrutada en su multijugador tanto local como online en el que podremos compartir partida con hasta otros cinco jugadores. En cuanto a duración, se puede completar Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge en menos de tres horas en nivel de dificultad normal, complicándose algo la cosa en el superior.

En cuanto al apartado artístico, DotEmu ha hecho un gran trabajo actualizando técnicamente lo que pudimos ver en los juegos de los años 90, siendo fiel a aquellos diseños, pero integrándolos en una tecnología netamente superior. Aquí no hay ningún tipo de ralentización o desaparición de enemigos repentina: todo funciona como la seda.  Tanto los personajes protagonistas como los adversarios gozan de un tremendo carisma y qué decir de aquellos personajillos que aparecen de vez en cuando por los escenarios y que nos harán esbozar una sonrisa.

Los enemigos finales de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge son un dechado de carisma

Una vuelta al pasado no está completa si nuestros oídos no son deleitados con melodías que nos retrotraigan a aquella época y en este caso Tee Lopes ha hecho un gran trabajo ofreciendo composiciones que recuerdan y reinterpretan los temas clásicos. Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge viene traducido al castellano, pero no doblado, contando en su versión inglesa con las voces originales de la serie de televisión de 1987.

Veredicto

Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge es una auténtica ataque nuclear al núcleo de la nostalgia de aquellos que crecimos con las Tortugas Ninja tanto en formato televisivo como jugable. La obra hereda todas las virtudes y defectos de la propuesta de antaño, siendo una propuesta entretenida pero algo escasa de contenido y que está destinada a disfrutarse en compañía. Un juego imprescindible para los nostálgicos y un buen beat ‘em up para el global de los jugadores.

Duración de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge

3 h
8.0

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

8.5/10

Sonido

9.0/10

Innovación

5.0/10

Narrativa

5.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Aspecto gráfico muy trabajado
  • Jugabilidad a prueba de bombas
  • Es muy divertido, especialmente en compañía

Aspectos Negativos

  • Dura demasiado poco
  • El modo Historia sabe a muy poco

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí