Análisis de The Last Blade: Beyond the Destiny. Viaje en el tiempo hacia el mejor arcade disponible en la palma de tu mano

Gracias a la emulación, podemos disfrutar de clásicos que pasaron desapercibidos en su momento, como este The Last Blade: Beyond the Destiny

Gracias a la emulación, podemos disfrutar de clásicos que pasaron desapercibidos en su momento, como este The Last Blade: Beyond the Destiny.

Para analizar este título tenemos que remontarnos a 1997, una época en la que las oscuras salas de recreativos daban sus últimos coletazos, pero aún se podía quedar con los amigos a jugar al Street Fighter o pegar unos tiros en el Time Crisis. En ese mismo año sale a la luz The Last Blade, un juego de lucha ambientado en el Japón del siglo XIX, presentando un estilo de combate muy característico y diferente para la época. 

Emulando los clásicos para hacerlos vigentes

Acompañando a las versiones de máquinas arcade, SNK apostó corta pero intensamente por su consola Neo Geo Pocket a la que trataba de trasladar la experiencia de los salones recreativos a la palma de tu mano. Por desgracia en aquel entonces un gigante llamado Game Boy monopolizaba el mercado portátil, dejando poco espacio para lo demás. Afortunadamente el tiempo pone a cada uno en su justo lugar y hoy en día Neo Geo, sus consolas y sus versiones de emulación tienen finalmente el reconocimiento que merecen y que no alcanzaron durante su tiempo de vida en el mercado.

Análisis retro de Street Fighter II

The Last Blade: Beyond the Destiny aparece en 2001 en Neo Geo Pocket Color, y su lanzamiento en Europa fue como avistar una estrella fugaz, si parpadeas te lo pierdes, siendo un completo desconocido para la mayor parte del público europeo. Es por ello por lo que la colección de clásicos de Neo Geo Pocket Color para Nintendo Switch tiene todo el sentido del mundo, permitiéndonos descubrir hoy en día muchos títulos de los cuales apenas tuvimos cuando llegaron originalmente al mercado.

The Last Blade: Beyond the Destiny corre su ROM bajo un minucioso emulador de Neo Geo Pocket Color que hace sentir que de verdad tienes la extinta consola japonesa en tus manos. Además de emular con un rendimiento exquisito el juego en cuestión, puedes cambiar la skin (carcasa) de tu consola con solo un botón.

Hoy en día comprar una Neo Geo Pocket Color te puede salir más cara que la propia Nintendo Switch

El emulador te permite además variar algunos controles y disfrutar tanto en el modo portátil como en el dock, en este caso usando un solo joycon.

Un juego de lucha adelantado a su época

Estamos ante un título de lucha fuera de lo común, especialmente si hablamos de la mayoría de las obras de este género lanzadas a finales de los 90. Street Fighter o King of Fighters, de la propia SNK, compartieron época con The Last Blade, perteneciendo al mismo género pero con unas dinámicas muy distintas.

Un nuevo King of Fighters llegará en 2022

The Last Blade: Beyond the Destiny es un juego de lucha estratégico, lento en el número de acciones que suceden en pantalla, pero al mismo tiempo ágil y frenético en el intercambio de ataque-defensa. Lo primero que aprendes en este título es que aporrear botones no sirve de nada.

El sistema de combate de The Last Blade se basa en el parry y la temporización, se puede decir que es un souls-like

A través de sus dos únicos botones y un sistema de movimiento simple con 4 posibilidades (adelante, atrás, agacharse y saltar), podrás llevar a cabo un sinfín de acciones en batalla, llegando a realizar combos más complejos y profundos de lo que parece desde un principio.

Los modos de juego

En The Last Blade: Beyond the Destiny contamos con 4 modalidades disponibles desde el inicio: historia, entrenamiento, supervivencia y multijugador. Pero eso no es todo, resulta que también hay dos minijuegos ocultos que podrás desbloquear según ganes puntos durante tus combates.

The Last Blade: Beyond the Destiny está lleno de extras que tendrás que ir descubriendo según abres pergaminos

Con cada batalla ganada obtendrás un cierto número de puntos extra, los cuales puedes intercambiar en la tienda de pergaminos por un montón de elementos para completar la experiencia de juego. Al principio tienes acceso a 5 personajes, pero a través de estos pergaminos podrás ir desbloqueando muchos más, algunos de ellos pertenecientes a The Last Blade 1 y 2.

En el modo historia, que es el principal reclamo para un jugador, tendrás que superar 5 batallas antes de enfrentarte al enemigo final. Cada uno de estos combates aumenta en dificultad según vas eliminando rivales, siendo los primeros bastante fáciles y el jefe final el verdadero desafío.

Por desgracia la experiencia jugable es realmente corta en este sentido, y el aliciente de los pergaminos es un reclamo que quizás sea insuficiente para el jugador medio no completista. El modo historia y los 5 combates te pueden llevar entre 25 y 40 minutos, dependiendo de tu habilidad.

Las pequeñas animaciones entre combates amenizan la experiencia, pero hoy en día son insuficientes

Pero no hay que olvidar que tenemos un modo multijugador local, con el cual sí que podemos gozar de buenas horas de diversión, si encontramos a un compinche dispuesto a rememorar los mejores tiempos de SNK.

Artísticamente, derrocha carisma y personalidad

El plantel de luchadores es un punto vital de cualquier título de lucha. Por suerte en The last Blade: Beyond the Destiny tenemos unos personajes que no solo destacan por su buen diseño creativo, sino también por el carisma de sus movimientos y ritmos. Cada uno de los luchadores es distinto entre sí hasta el punto de que puedes dominar uno concreto y al cambiar de personaje sentirte de nuevo un completo novato.

La Neo Geo Pocket Color tenía uno de los mejores paneles de la época, aunque esto no le valió para sobrevivir a su competidora de Nintendo

En cuanto a gráficos, estamos hablando de una propuesta de hace más de 20 años corriendo bajo un emulador, así que no esperes un remaster ni ningún tipo texturas HD. Por el contrario, podemos decir que The Last Blade: Beyond the Destiny ha envejecido bien, los colores se ven vivos y el píxel art luce estupendamente en los sprites de los cuales constan las animaciones.

Respecto al apartado musical, estamos frente a una gran banda sonora, de las de antes, de esas memorables que se te quedan en la cabeza todo el día. Un sonido inconfundible y electrónico que intenta, con éxito, conformar una genial adaptación del Japón de la época.

Veredicto

The Last Blade: Beyond the Destiny es un título para nostálgicos. Debes saber que su modo historia es bastante corto, pero cuenta con mucho contenido extra que disfrutar si te enamoras de su particular estilo de combate. Sin duda SNK hizo un gran trabajo en su día, y ahora podemos disfrutar de una obra que nos recuerda continuamente a las máquinas arcade de nuestra juventud.

The Last Blade Beyond the Destiny

Duración: 1 h.
6

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

3.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

5.0/10

Aspectos Positivos

  • La jugabilidad y estética se mantienen modernas en la actualidad
  • La banda sonora es todo un aliciente añadido
  • Su corta duración del modo historia se compensa con la cantidad de material extra

Aspectos Negativos

  • El modo historia puede resultar repetitivo
  • Solamente el jefe final supone un verdadero desafío
  • El modo historia es una mera cadena de combates, las escenas de historia entre luchas son anecdóticas