Análisis de Wonder Boy Asha in Monster World (PC). Otro clásico que vuelve

Wonder Boy Asha

Wonder Boy Asha in Monster World es una verdadera aventura de Wonder Boy que se mantiene fiel a sus raíces como la última parte de esta exitosa saga que se remonta a 1986

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Hay sagas míticas cuyo nombre resuena a través de los años, Juegos que se forjan un hueco en nuestros corazones sin que nosotros podamos hacer nada. Los años 90 estaban cargados de estas sagas que con tan poco, nos daban tanto. Wonder Boy es, sin duda alguna, una de ellas. Y hoy os traemos un remake de uno de sus títulos, Wonder Boy Asha in Monster World, que nos trae de vuelta Monster World IV con un aspecto como nunca antes había tenido.

Wonder Boy Asha in Monster World fue uno de los títulos que formó parte del catálogo de Megadrive Mini, momento en el que se recuperó este título como uno de los indispensables de la consola de Sega. Pero remontémonos a su año de lanzamiento, allá por 1994, en plena década dorada de los videojuegos, donde hacerse un hueco ya era difícil y destacar por encima del resto era una gesta al alcance de muy pocos.

Fue entonces cuando llegó al mercado japonés Monster World IV, un juego de plataformas y acción salpicado con ciertos toques de rol que, sobre todo, consistían en ciertas mejoras de equipo, algo habitual en la saga.

Este nuevo aspecto le da una vida totalmente nueva al mundo de Monster World IV

Análisis de Legend of Mana (PS4). El universo onírico que tenía que llegar

Salvemos el mundo

La historia nos llevaba a vivir una aventura junto a Asha y su compañero azul Pepelogoo, en la que la reina les pide que liberen a los 4 espíritus atrapados por las fuerzas del mal. Como veis es un planteamiento más bien simple, muy acorde a las historias de aquella época. Pero no penséis que por ser simple es menos divertida, ni mucho menos.

Con algún amago de giro argumental y, sobre todo, dos personajes que se hacen querer desde el primer momento, Wonder Boy Asha in Monster World consigue que, una vez conoces este mundo, quieras conocer más de esta saga.

La cantidad de elementos que podemos equiparnos va aumentando según avanzamos en la aventura

Al estilo de los 90

Y es que en realidad cuando nos ponemos al mando de este juego, tenemos la sensación de juego de los 90, ya que consigue mantener la esencia del título original. Cualquier salto, planeo o ataque a uno de los muchos enemigos que encontraremos hace que se sienta clásico, con un diseño de niveles basado en 2.5D, llegando a parecer que únicamente nos encontramos ante un juego de scroll lateral típico, pero no se queda ahí.

Haciendo uso de puertas y zonas en las que poder cambiar la profundidad, Wonder Boy Asha in Monster World consigue crear un mundo profundo, dando lugar a que las zonas se conviertan en pequeños laberintos o jugando con estos cambios para generar puzles que deberemos superar para seguir avanzando.

Wonder Boy comienza con la petición de la reina de que nuestra aventurera salve a los 4 espíritus

Pero no solo deberemos correr de un lado para otro, en este bonito mundo hay enemigos dispuestos a acabar con nuestra aventura y para defendernos tendremos a nuestra disposición una espada que podremos ir cambiando a lo largo del juego y un escudo que de igual forma podremos ir alternando por otros que nos defiendan de diferentes elementos.

El juego se siente ágil a la hora de saltar o atacar a un enemigo y las animaciones ayudan mucho en este sentido, ya que pese a su aparente simpleza están muy bien cuidadas, sumando un punto a su favor en este aspecto.

Las animaciones de los movimientos del personaje están muy cuidadas

Análisis de Mario Golf Super Rush (Switch). Corriendo hacia el hoyo

Un estilo gráfico impecable

Y el resto de Monster Boy Asha in Monster World no es para menos, el estilo gráfico le viene como anillo al dedo a este tipo de género como hemos visto en otros títulos como Alex Kidd, creando un mundo precioso con una paleta de colores que dota de una vida al juego que realmente hace que se vea excelente. Con la variedad de escenarios que visitaremos a lo largo de la aventura podremos disfrutar de bosques, desiertos, volcanes y hasta zonas heladas que harán que, gracias a este retoque gráfico, tengan un aspecto como nunca antes se vio en la saga.

A todo lo ya comentado hay que sumarle que la música cumple perfectamente con su cometido, no llegando a destacar en ningún momento pero cumpliendo con su función de acompañarnos durante los niveles de forma que se note que ciertamente va acorde a lo que ocurre en pantalla, variando según la zona en la que nos encontremos.

Los escenarios y paisajes de Wonder Boy lucen de fábula con esta paleta de colores

Veredicto

Wonder Boy Asha in Monster World es en definitiva un buen remake, muy fiel al original y quizás ahí es donde se podría haber hecho algo más, llevándolo un pasito más allá, como se ha hecho en otros remakes de clásicos recientemente lanzados. No hay que desmerecer el trabajo de este remake, porque como tal es una preciosidad de juego, pero se le nota la edad al jugarlo, algo que juega a favor y en contra dependiendo del perfil del jugador que este a los mandos. Esto sumado a una prácticamente nula rejugabilidad hace que el título se quede en mucho menos de lo que podría haber sido con un poco más de trabajo.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Wonder Boy Asha in Monster World

Duración: 3-4 h.
6.7

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.0/10

Narrativa

7.0/10

Innovación

4.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

6.0/10

Aspectos Positivos

  • El apartado gráfico es una preciosidad
  • Mantiene la esencia de juego de los 90

Aspectos Negativos

  • La duración es muy corta y no hay aliciente para volver a rejugarlo
  • Ningún tipo de contenido nuevo, dejándolo muy pobre