Análisis de Glyph (PC). Plataformas y verticalidad en el antiguo Egipto.

Glyph portada

Glyph es un juego de puzles y plataformas en 3D, creado por la empresa danesa Bolverk Games. Un título clásico muy fácil de entender, pero difícil de dominar. 

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Para muchos amantes de los videojuegos, la mecánica de Glyph será una reminiscencia del título de PlayStation 1, Kula World. Videojuego, dicho sea de paso, caro de conseguir hoy en día, lanzado en el año 1998. En ese juego asumíamos el papel de una pelota hinchable que debe superar laberintos de plataformas y llegar a la meta.

En el título del estudio danés, el concepto es muy parecido. En Glyph somos un escarabajo pelotero que se convierte en esfera para sortear todas las fases de plataformas. Estos niveles estarán llenos de trampas y se podrán explorar con total libertad para encontrar los secretos y objetos útiles que nos servirán para continuar nuestra búsqueda.

Glyph
En Glyph controlamos a un escarabajo pelotero capaz de saltar y planear, con el que deberemos superar las fases y resolver puzles de plataformas

Somos un escarabajo pelota en el antiguo Egipto

En el título seremos Glyph, la criatura que da nombre al juego, un escarabajo resucitado por uno de los últimos seres vivos de nuestra raza Anobi. Nuestro objetivo será detener la corrupción que se ha generado, haciendo uso de la fuente de energía de nuestra especie.

Análisis de Mind Maze

Es cierto que la historia no es el punto fuerte del juego, ni por original ni por que represente un pilar fundamental en el título, aún así, habrá momentos en los que sea el motivo suficiente para seguir avanzando en nuestra aventura.

La trama argumental se irá desengranando a medida que avancemos por las fases, puesto que al inicio no hay explicaciones ni contexto. Solo comenzar, seremos transportados a un tutorial que nos ayudará a comprender los fundamentos mecánicos de manera progresiva, escalando la dificultad con acierto y asentando las bases sobre las que se desarrollarán los niveles futuros.

Los escenarios tienen una estética desértica, con estructuras que nos recuerdan al antiguo Egipto.

Estoy hablando de como el juego primero nos enseñará a movernos, luego a saltar, luego a combinar acciones para conseguir objetos necesarios para progresar en las fases, y una constante evolución con pequeños añadidos o giros de diseño, que constituirán el aprendizaje necesario para nuestro desarrollo.

Los puzles y plataformas como punto fuerte

Básicamente, podríamos resumir que Glyph nos propone ir del punto A al punto B recogiendo todos los objetos del escenario y encontrando el secreto que oculta. Dado que desempeñamos el papel de un escarabajo pelotero, capaz de rodar siendo esfera, nos vamos a enfrentar directamente con todos los puntos positivos y negativos que eso puede suponer.

Por supuesto, podremos saltar, realizar doble salto, rebotar, planear brevemente con nuestras alas… Lo cierto es que cada acción está muy bien representada a nivel de game feel, y fácilmente deberemos tener en cuenta las físicas de movimiento que pueden afectar a un cuerpo esférico en reposo en un suelo con desnivel.

El momentum estará presente a la hora de realizar ciertos movimientos que nos permitan desplazarnos a una mayor velocidad

Se nota que se ha puesto un hincapié considerable en transmitir las sensaciones de estabilidad y peligro. Esto se ha conseguido creando plataformas estáticas en los niveles, sobre las que debemos saltar, y suelo y terrenos que al mínimo contacto nos destruyen. Además, a medida que avanzamos en las fases, los escenarios cada vez resultan más complicados, con lo que deberemos concentrarnos y acertar con los saltos y las caídas por la precisión que se nos es requerida.

Lo complicado que puede llegar a ser un nivel se representará con estrellas que determinan el grado de dificultad. Por supuesto, a menos estrellas, menor dificultad, y lo cierto es que en los tramos en los que los niveles tienen el máximo de estrellas, sudaremos la gota gorda para completarlos.

Incluso, llegaremos a encontrarnos fases en las que enemigos sean, o bien parte del escenario con un diseño de estructuras móviles, o bien arremetiendo contra nosotros cuando nos vean acercarnos a la línea de meta.

Podremos rebotar para llegar a una posición más alta. Deberemos planificar todos los niveles si queremos recolectar todos los objetos.
Podremos rebotar para llegar a una posición más alta. Deberemos planificar todos los niveles si queremos recolectar todos los objetos.

Los gráficos, su punto flojo

Si bien es cierto, que tal y como he comentado, en el apartado de la jugabilidad hay pocos peros que se le puedan achacar a Glyph, en el apartado del diseño nos encontraremos con assets y niveles que se tornan repetitivos y que hacen que el juego pierda algo de personalidad.

Análisis de Death´s Door

Las texturas no son un desastre, es cierto, y en general, los escenarios se ven bien, sobretodo por la elección de la paleta de colores cálidos que se combinan a la perfección y ayudan a representar el contexto. Aún así, los entornos se sienten vacíos puesto que en los horizontes no encontramos ni siluetas ni diseños que adornen los escenarios.

Aunque parezcan detalles nimios, ayudarían a que Glyph se sintiera como una obra más sólida, que respaldase con sus apartados técnicos la notable relación diversión-entretenimiento que si que ofrece. La música y los efectos de sonido también presentan ciertas irregularidades, ya que por un lado son piezas musicales con tonos

Deberemos tener cuidado con nuestros aterrizajes en Glyph… no calcular bien puede significar nuestra destrucción

Veredicto

Glyph es un juego a tener en cuenta, aunque no sea perfecto. Es un título que si se domina puede dar una gran satisfacción, por el alto desafío que de inicio se presenta con su sistema de plataformas preciso y ajustado. Los niveles de exploración son creativos, con muchos coleccionables para mantenernos ocupados. Su sistema de progresión, además, nos permite elegir nuestro camino según el tiempo y esfuerzo que queramos dedicar con las distintas pruebas diferenciadas por estrellas. 

En definitiva, Glyph es el título adecuado si lo que buscamos es un juego que nos pueda ofrecer partidas cortas sin presión ni alta carga narrativa a la que tener que estar atentos. Aunque no sea perfecto, es un buen juego de plataformas, y sus pequeñas dosis de puzle complementan la experiencia. 

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

 

Glyph

Duración: 6 horas
8

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.0/10

Innovación

7.5/10

Narrativa

7.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Controles intuitivos y precisos
  • Algunos niveles están diseñados de manera exquisita
  • Perfecto para partidas rápidas sin presión

Aspectos Negativos

  • Algunas fases no ofrecen la misma experiencia satisfactoria que otras...
  • ...como por ejemplo en los niveles de contra-reloj.