Arabia Saudí compra una participación en Embracer Group y se convierte en su segundo mayor accionista

Embracer Group

En su última inversión en la industria de los videojuegos, el príncipe saudí ha comprado una participación por más de 900 millones de euros en Embracer Group.

Los movimientos de Arabia Saudí en el mundo de los videojuegos no cesan. El mes pasado, a través del PIF (Fondo de Inversión Publica) del país, Arabia Saudí compraba una participación del 5% en Nintendo, convirtiéndose en el quinto mayor accionista de la compañía. Hoy mismo le ha tocado el turno a Embracer Group, un conglomerado de estudios y editores del que el país árabe ha comprado una participación por más de 900 millones de euros (1.000 millones de dólares).

Esta compra hace que Arabia Saudí se convierta en el segundo mayor accionista de Embracer Group. Todas las inversiones del país árabe en el sector de los videojuegos están gestionadas a través del PIF, que es un fondo sobreaño de riqueza presidido por el príncipe heredero del país árabe, Mohammed bin Salman. La compra se ha realizado a través de Savvy Gaming Group, una subsidiaria de este fondo de inversión.

En un comunicado emitido por Embracer Group, el CEO de la empresa, Lars Wingefors, ha dicho que «la inversión de Savvy Gaming Group nos permite continuar ejecutando nuestra estrategia de manera proactiva desde una posición de fortaleza en la industria de los videojuegos». A esto, también añadió que «nuestra relación con Savvy Gaming Group nos permitirá establecer un centro regional en Arabia Saudita, desde el cual podremos realizar inversiones en la región»

Todos estos movimientos en la compra de estudios o participaciones en ellos forma parte de una estrategia para hacer que la economía de Arabia Saudí dependa menos de los combustibles fósiles. Y es que, además de Nintendo o Embracer Group, Arabia Saudí también ha comprado acciones de Capcom y SNK fue adquirida por EGDC, empresa vinculada al príncipe heredero de Arabia Saudí.