Arrestado por vender archivos de guardado modificados de Breath of the Wild en Japón

Zelda Breath of the Wild arco luz

Este usuario podría ser condenado a 5 años de prisión por modificar y vender estos datos de guardado de The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Las autoridades asiáticas se toman muy en serio los casos de plagio, reventa, apuestas y demás medios poco legales con los que hacerse rico gracias a los videojuegos. Hace unos meses las fuerzas de seguridad chinas desarticularon una banda que vendía trampas para juegos online y hoy sabemos que las autoridades japonesas han detenido a un usuario que amasó una enorme fortuna vendiendo datos de guardado modificados de Breath of the Wild.

Se especula con que el villano de Zelda: Breath of The Wild 2 no sería Ganon

En total, las autoridades japonesas aseguran que este individuo de 27 años habría conseguido 10 millones de yenes (cerca de 77.000 euros) gracias a la venta de estos archivos de guardado de Breath of the Wild a un precio cercano a los 20 euros en una página de apuestas asiática. Según el propio vendedor se trataba de archivos de guardados modificados con el “software más potente y estable del mercado”.

Los medios japoneses aseguran que este individuo ha violado la ley prevención de la competencia desleal de Japón y podrá ser sujeto a un castigo penal de hasta cinco años de prisión o una multa de no más de 5 millones de yenes, aproximadamente 39.108 euros. En el peor de los casos, este usuario podría hacer frente a ambas penas si la justicia así lo dispone.

The Legend of Zelda Skyward Sword tiene un nuevo tráiler centrado en el resurgimiento del héroe

Sin embargo, esta no es la primera vez que Japón toma medidas extraordinarias contra alguien que vende juegos modificados. En febrero de este año, las autoridades japonesas arrestaron a un hombre de 23 años que supuestamente hizo alrededor de 7.100 euros vendiendo miles de Pokémon modificados para Pokémon Espada y Escudo.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch