Cómo conseguir en Elden Ring las 5 partes de la Armadura de Hongos

Elden Ring

Uno de los estados alterados más temidos por los jugadores de Elden Ring es la putrefacción escarlata. Un serio problema, que se puede aliviar con ciertos objetos, como la Armadura de Hongos.

Entre las muchas dificultades presentes en Elden Ring, encontramos la putrefacción escarlata. Es un estado alterado que reduce progresivamente la vida del Sin Luz de turno. Además la reduce más rápido que otros estados como el veneno. Para combatirlo podemos equiparnos objetos como la Armadura de Hongos. En esta guía vamos a ver cómo conseguirla.

En primer lugar, este conjunto está formado por tres piezas que proporcionan a los jugadores resistencia al envenenamiento y a la putrefacción escarlata. A cambio los jugadores tienen una armadura estéticamente «curiosa», al punto de que los personajes parecen una especie de humanoide hongo. Para conseguirla los jugadores deben poseer dos llaves de espada pétrea. Estos objetos se pueden encontrar en muchas zonas de las Tierras Intermedias. Incluso se pueden adquirir a algunos mercaderes por cuatro mil runas.

Elden Ring
Parte de la Meseta de Altus

El siguiente paso es acceder a la Meseta de Altus, después de atravesar la Aldea Velada por Barrancos, o bien consiguiendo las dos mitades del objeto que activa el Gran Ascensor de Dectus en Elden Ring. Una de las mitades está en el Fuerte Haig en el Necrolimbo este. La otra está en el Fuerte Faroth en Caelid. Si deseamos acceder vía Aldea Velada por Barrancos, tendremos que luchar contra un jefe: el Dragón de Magma Makkar.

Antes de volver a la meseta de Altus hay que mencionar algo importante: una de las piezas de la armadura, el «casco» se encuentra en una zona distinta de Elden Ring. Sin embargo, empezaremos por el resto de la armadura. Una vez en la Meseta de Altus nos dirigimos al Monte Gelmir. Concretamente a la Cueva de Aguas Peligrosas, que podremos abrir gracias a las Llaves de Espada Pétrea.

Guía de Elden Ring

Una vez dentro debemos ir hacia el suroeste hasta alcanzar la parte más amplia de la cueva. Después, tras uno de los hombres hongo encontraremos un túnel que hay que seguir hacia el este, cerca de enemigos con forma de ratas. Después debemos seguir la pared-muro derecho de la cueva hasta llegar a un Brote de Miranda Gigante, al que es posible que haya que liquidar puesto que nos lanzará una neblina venenosa. Tras el brote estará parte de la Armadura de Hongos.

Elden Ring
El Lago de la Putrefacción

Es el momento de ir por la otra parte de la armadura en Elden Ring. Una especie de casco. Para obtenerlo hay que viajar al Lago de la Putrefacción. Accesible mediante el Río Ainsel, al cuál se llega a través de un portal de la Torre de Renna. También se puede llegar mediante un elevador del Río Ainsel en Liurnia de los Lagos.

Si hemos llegado al Sitio de Gracia en la costa del lago de la Putrefacción, debemos ir hacia el sureste hasta el final de la cueva. Allí los jugadores deberían poder ver unas ruinas y unos basiliscos. Detrás de ellos hay una columna derribada que nos permitirá escalar a lo alto de las ruinas en la parte derecha. Una vez en esa parte más alta veremos un pilar con un cuerpo colgando, debemos saltar sobre el pilar para obtener la corona.

Elden Ring
Algunas partes de la Armadura de Hongos

Y esto es todo damas y caballeros. Hasta aquí una guía para combatir algunos de los muchos problemas presentes en Elden Ring…¿Desean algún otro objeto, armadura o arma de Elden Ring? ¿Tal vez de otros juegos? Pues les animamos a que echen un vistazo en nuestra sección de guías.