Death Crown nos enseña a controlar a la Muerte y destruir a los humanos con este gameplay de Xbox Series S

CO5MONAUT nos presenta el juego de estrategia en tiempo real Death Crown, en el que jugamos como la propia Muerte y tendremos que destruir a la humanidad. 

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Hay títulos que son capaces de ofrecer horas y horas de diversión con unas mecánicas y conceptos sencillos y únicos. Death Crown es el ejemplo; un juego de estrategia en tiempo real con unas mecánicas básicas pero efectivas, un bello apartado artístico y una jugabilidad que nos sorprende con su dificultad ascendente. 

Death Crown no es el mejor título de estrategia de la última década, ni mucho menos. La realidad es que su simplicidad puede chocar con el paradigma de la profundización de mecánicas y conceptos de los títulos del género. Aun así, con lo mínimo consigue algo gigantesco, que es entretener durante horas y proponer un reto que aumenta a medida que avanzamos en la partida. Sumado a su estética y el reiterado minimalismo, hacen de Death Crown un título único, muy diferenciado de las propuestas convencionales. De fácil acceso y de difícil dominio, una propuesta adictiva a un interesante precio.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch