Un informe alega que el fraude en las subastas está detrás del aumento de los precios de los juegos retro

retro

Según un informe del periodista Karl Jobst, Wata Games y Heritage Auctions colaboraron a la hora de inflar el precio de los juegos retro.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Un nuevo informe asegura que el fraude en el proceso de clasificación y subasta ha provocado el reciente aumento del precio de los juegos retro en las subastas. En particular se ha investigado la venta de una copia de Super Mario Bros por más de 1.700.000 Euros.

El periodista Karl Jobst afirma en un vídeo de investigación que la empresa de clasificación Wata Games y la empresa de subastas Heritage Auctions, han sido cómplices de inflar artificialmente los precios de los juegos retro para su propio beneficio. Tanto Denis Kahn, director general de Wata, como Jim Halperin, cofundador de Heritage Auctions, manipularon el mercado a través de ruedas de prensa y entrevistas donde aseguraban que el valor de estos juego seguirá aumentando.

Todos los anuncios de la conferencia de Xbox en la Gamescom 2021

En un comunicado Heritage Auction niega haber participado en este tipo de prácticas ilegales: “Heritage Auctions desearía haber tenido la oportunidad de responder antes de que se publicara el vídeo, ya que hay numerosas afirmaciones erróneas y conclusiones inexactas contenidas en la pieza. Heritage rechaza enérgicamente cualquier acusación de que ella o sus funcionarios estén implicados en pujas de compra, manipulación del mercado o cualquier otra práctica ilegal o poco ética“.

Wata Games es la encargada calificar cada uno de los juegos retro con una cifra numérica en función de su calidad. Cuando la página web de Wata se lanzó originalmente, tenía una sección en Dealer Spotlight que decía que los productos certificados se venderían en un distribuidor de juegos de segunda mano llamado Just Press Play. Una copia del juego de Super Mario Bros se vendió por 85.000 Euros.

Retro

 

Análisis de King’s Bounty II (Xbox One). El rey reclama su trono

Según el informe de Jobst, la copia del juego fue comprada por tres personas: el propio cofundador de Heritage Auctions, Halperin, el fundador de Just Press Play, Zac Gieg, y el coleccionista de juegos Rich Lecce. Inmediatamente después Heritage Autions lanzó un comunicado de prensa donde celebraba el récord mundial. También incluía citas del director general de Wata, Kahn, en las que afirmaba que la trayectoria ascendente no mostraba signos de desaceleración”.

Se alega que este comunicado fue el primer paso a la hora de aumentar el precio de estos juegos retro. Con esto las dos empresas aumentaba el valor de mercado de estos títulos en busca de un mayor beneficio.

Double Fine Productions quiere trabajar en algo original y sorprendente

Uno de los modelos de negocio de Wata Games consiste en cobrar un porcentaje del valor del mercado de un juego al clasificarlo. Por ejemplo, si el juego vale 10.000 euros, Wata cobra hasta 400 euros por clasificarlo, pero si un juego está valorado en 1 millón de euros, costaría más de 20.000 euros clasificarlo. Por su parte, Heritage Auctions gana un 20% de prima al vender un juego.

Según el periodista Jobst, Khan lleva mucho tiempo manipulando el mercado concediendo entrevistas a páginas web en el que afirmaba que el valor de los juegos retro estaba subiendo y que “pronto un videojuego se venderá por un millón de dólares”. También apareció en el programa de televisión La Casa de Empeños, calificando juegos retro a precios altísimos.

Guardado Retro: Super Castlevania IV

El coleccionista Dain Anderson vendió una de las mayores colecciones de juegos precintados de Nintendo del mundo a Meyer, fundador de GoCollect en 2019. Después de la venta toda la colección fue calificada por Wata y se le añadió el sello The Carolina Collection, aumentado todavía más su valor y comenzó a vender los juegos en casas de subastas como Heritage Auctions por mas de 450.000 Euros.

Poco después se descubrió a través de la Comisión de Valores y Bolsa que el jefe de GoCollect era un director de Wata. Jobst afirma: “El presidente de Wata Games diciendo que a los empleados no se les permite calificar o vender juegos calificados, pero mientras tanto un director de la compañía está calificando toda su colección. Pero no sólo calificándola, sino calificándola de una manera especial y privilegiada, poniéndole nombres, aumentando así el valor, y vendiéndolos inmediatamente a precios demenciales“.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon