Grandes personajes de los videojuegos: Sefirot

Sefirot

Repasamos el origen de uno de los antagonistas más reconocidos en la industria de los videojuegos, Sefirot.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Si el planeta muriera, las pérdidas serían incontables. Tu pueblo natal, tan radiante al arder… Su voz suplicándome que no te matara. La sensación del frío acero penetrando su cuerpo. Aquello que nos une dejaría de existir, sería reacio a vivir en un mundo así. De ahí que te quiera pedir un favor. No te preocupes, es una tarea simple… corre, Cloud… Escapa”.

La industria de los videojuegos ha alumbrado a una gran cantidad de populares personajes. A día de hoy, si le preguntamos a cualquiera cuál es el personaje más reconocido en esta industria surgirían sin duda nombres como el fontanero de Nintendo, Súper Mario; nuestro querido erizo azul, Sonic; o incluso el caballero Link.

Pese a tener una menor reputación, también encontramos personajes muy reconocidos que se han esforzado por ocupar un hueco en nuestros corazones, e incluso en muchos casos han llegado a ser igual o más populares que los protagonistas de los títulos en los que aparecían, como es el caso del personaje del que vamos a hablar hoy: Sefirot.

Sefirot se ha ganado por derecho propio a ser uno de los iconos de la saga Final Fantasy, al tratarse de uno de los antagonistas cuyo elaborado desarrollo de personaje enamoró a una gran generación de jugadores cuando se estrenó por primera vez Final Fantasy VII allá por 1997. Su popularidad se ha extendido gracias a sus numerosas apariciones a lo largo de los años en diversas obras, siendo una de las últimas veces que le hemos visto el lanzamiento del Remake del título original.

Hoy en día casi cualquier jugador conocerá el nombre de Sefirot, pues se ha labrado su reputación a lo largo de los años llegando a participar en una gran cantidad de videojuegos más allá de su entrega original. Pero antes de continuar hablando sobre los diferentes títulos en los que ha hecho una digna aparición, recordemos cuál es su historia.

El diseño de Sefirot fue modificado tras la presentación en el popular juego Kingdom Hearts, mostrando un ala negra.

El origen de una leyenda

La historia de Sefirot comienza muchos años antes de los sucesos que vivimos en Final Fantasy VII, cuando la compañía Shinra encontró en un cráter lo que parecía una criatura muy antigua, pensando así que se trataba de un ser que provenía de una raza predominante que vivió mucho antes del surgimiento del ser humano. La raza era conocida como los Cetra, también conocida como Ancianos, y estaba formada por criaturas muy poderosas que contaban con habilidades mágicas. De ello quiso aprovecharse la compañía Shinra tomando muestras de sus células para su propio beneficio.

Pero lo que no sabían es que en realidad no se trataba de un Cetra, sino de un meteorito que impactó en la tierra hace mucho tiempo y que contenía a un ente alienígena. Desconociendo estos datos, Shinra comenzó sus investigaciones para extraer el poder de la criatura y a la misma se le dio el sobrenombre de Jénova.

Grandes personajes de los videojuegos: Príncipe de Persia

Tras numerosas investigaciones comenzaron a utilizar las células de la criatura para modificar a los humanos en lo que constituye el llamado Proyecto Jénova, y así dotarles de ciertas mejoras que les permitirían adquirir habilidades muy superiores a las de los seres humanos, llegando a poder utilizar la magia.

La investigación del Proyecto Jénova dio fruto a dos vertientes: el Proyecto G, liderado por el Profesor Gast y el Proyecto S, liderado por el Profesor Hojo. En su comienzo, el científico Hojo y su ayudante Lucrecia empezaron a inyectar las células en el feto del que sería su propio hijo, dando comienzo así a la obtención de poderes y a la propia historia de Sefiroth.

Mientras el Proyecto G quedó en cierto modo algo estancado, pese a generar un gran número de soldados, el proyecto iniciado por Hojo consiguió dotar a Sefirot de unas habilidades extraordinarias que no paraban de aumentar. Con el tiempo, Sefirot ofreció sus servicios a la compañía Shinra alistándose en el grupo militar SOLDADO, creado por Shinra y compuesto por los guerreros más fuertes de aquellos que nacieron mediante el Proyecto Jénova. Debido a su poder y su eficacia al completar las misiones, Sefirot no tardó mucho tiempo en alzarse como el mejor elemento del escuadrón.

Sefirot clamó a Jénova como su propia madre tras su descubrimiento en el laboratorio de Nibelheim.

Con el tiempo, los sujetos nacidos del Proyecto Jénova comenzaron a diferenciarse notablemente. Mientras que Sefirot, nacido del Proyecto S, vio cómo su poder se incrementaba gradualmente, los surgidos del Proyecto G descubrieron que los suyos comenzaban a deteriorarse con el paso del tiempo, afianzando una vez más el éxito que experimentó la investigación de Hojo.

Shinra se benefició enormemente del potencial que poseía Sefirot, convirtiéndose en la compañía con más recursos del planeta gracias a él. Pero debido al ocultismo sobre la investigación que llevó a cabo la compañía y que mantuvo en secreto con todo aquél nacido de los diferentes experimentos, un día, mientras Sefirot emprendía una misión en Nibelheim, descubrió lo que llegó a ser uno de los centros de investigación del Proyecto Jénova muchos años atrás.

Pese a estar abandonado, aún se encontraban los sujetos fallidos de los experimentos en unas cápsulas de enfriamiento. Allí, Sefirot, descubrió qué o quién era Jénova y con ello todo el proceso de creación de los diferentes miembros de SOLDADO, incluido él mismo. En medio de la confusión por el terrible descubrimiento, reclamó a Jénova como su propia madre y juró vengarse de la humanidad por haber usurpado su tierra, la tierra de los Cetra.

Los diez elementos de la Cábala Judía conforman el Árbol de la vida.

El diseño como seña de identidad

Más allá de la propia historia de Sefirot, nos encontramos numerosas curiosidades, como es su propio nombre, que no fue elegido al azar. Sefirot proviene del hebreo, siendo el plural de “sefira”, y, según la Cábala Judía, representa los diez atributos y las diez emanaciones de la Cábala, a través de las cuales el Infinito se revela a sí mismo y se crea el mundo.

Éstas son: Kether (la corona), Hokhmah (la sabiduría), Leb (el corazón), Binah (inteligencia), Hesed (grandeza), Geburah (justicia), Tipherzt (belleza), Neshah (estabilidad), Hod (gloria), Yesod (fundamento) y Malkuth (el reino). Los elementos previamente nombrados todos unidos conforman el Árbol de la vida, el cual ya ha sido representado con anterioridad en numerosas obras como Fullmetal Alchemist o Bleach.

Pero tal nombre debía contar con un diseño que destacase o que fuese igual de impactante que su trasfondo. Gracias a unas declaraciones en 2020 de Yoshinori Kitase, director del título original y productor de Final Fantasy VII Remake, descubrimos que, por sorprendente que parezca, la inspiración del diseño de Sefirot proviene de la conocida película de Steven Spielberg que filmó en 1975: Tiburón.

Lo que Kitase buscaba era que el antagonista de la obra tuviese un aspecto que sugiriese con su mera presencia una gran amenaza constante, y, según comentó el autor, “se inspiró en la película de Tiburón por su similar enfoque a la hora de dejar intuir esa presencia poderosa, que no mostraría su verdadero aspecto hasta más tarde en la historia”, consiguiendo así que Sefirot provocase un sentimiento de miedo y opresión.

Su vestimenta está caracterizada por su ropa negra y un cabello largo y plateado. En el recorrido de la historia de la entrega original nos encontramos con diferentes versiones, o formas, del propio Sefirot. Pero tras su aparición en Kingdom Hearts se modificó su aspecto, ya que en este título le añadieron al personaje un ala negra, la cual gustó mucho al público.

No podíamos obviar una de las características más importantes y que más destaca en su personaje: la gran Masamune, una katana de proporciones desorbitadas. Quizás reconozcáis este nombre por haberlo escuchado en alguna obra más allá de la franquicia Final Fantasy, y eso es debido a que Masamune cuenta con su propia historia real. En el siglo XII, Japón contó con la colaboración del mejor herrero que se había encontrado hasta la fecha, Masamune Ozaki, conocido por haber forjado las mejores katanas de la historia, muchas de ellas llegando a medir más de dos metros de largo. Por ello mismo, y como homenaje, su nombre ha sido utilizado en innumerables obras.

Su aparición en Kingdom Hearts fue muy aplaudida y resultó ser uno de los jefes secretos más poderosos.

Apariciones en videojuegos y otros medios

Sefirot no solo ha aparecido en Final Fantasy VII, sino que ha participado en una gran cantidad de obra tales como en las diferentes entregas de Dissidia Final Fantasy, un juego de lucha que mezcla los principales protagonistas y antagonistas de cada entrega numerada de Final Fantasy. También le hemos visto en Kingdom Hearts, mediante una aparición estelar como uno de los jefes secretos y más difíciles de todo el juego y donde aparece por primera vez con su característica ala negra.

Apareció asimismo en la película de Advent Children, que narraba los acontecimientos posteriores a la entrega original y en Smash Bros Ultimate, siendo uno de los contendientes del popular juego de lucha en el que aparecen diversos personajes de una gran cantidad de franquicias.

Grandes personajes de los videojuegos: Kratos

Finalmente, toma un papel más protagónico de lo esperado en el Remake de Final Fantasy VII: pese a que en el título original se nos presentaba a Sefirot como un ser misterioso y cuya aparición se encuentra en una etapa avanzada de la historia, en el Remake de la misma obra hace galardón de su poder ya desde el mismo comienzo de ésta, trazando de manera más clara el destino que le une a Cloud, nuestro personaje protagonista.

Cloud será su principal enemigo durante toda la historia de Final Fantasy VII.

Aparición más destacada

Como os he comentado, a lo largo de la historia hemos contado con innumerables versiones de nuestro antagonista favorito, porque más allá de las obras que he citado antes, ha hecho apariciones de todo tipo. Pero sin duda alguna, y esto es una opinión claramente personal, la mejor versión, la que le dota de su personalidad, misterio, y espectacularidad, es la de la obra original: Final Fantasy VII.

Aunque en principio es la versión que más me gusta, es cierto que he de matizar que, debido a que el Remake no se ha completado aún (y lo que le queda), siento que no hemos visto todavía todo el potencial del personaje en esta obra. Y sin duda alguna veremos una versión diferente y que, al igual que la del original, hará que sea un antagonista recordado por los jugadores.

Entre sus próximas apariciones, y a falta de alguna confirmación en otra franquicia o de la misma serie de Final Fantasy, veremos a nuestro personaje únicamente en las entregas posteriores a los sucesos ocurridos en la primera parte de Final Fantasy VII Remake siendo el principal antagonista del mismo. ¡Quién sabe dónde volveremos a encontrarnos, Sefirot!

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon