Grandes personajes de los videojuegos: Kratos

Kratos

Si te preguntamos por un señor furioso, con un gran tatuaje rojo y con dos espadas encadenadas, ¿Quién te viene a la cabeza? Hoy vamos a repasar la historia de unos de los personajes más respetados del mundo de los videojuegos: Kratos, el Fantasma de Esparta

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

El Fantasma de Esparta, El Campeón de Ares, el Dios de la Guerra… Hoy día, Kratos lleva a sus espaldas una gran cantidad de sobrenombres, pero muchos de ellos ya no le representan. Si bien la odisea de nuestro enfurecido amigo comenzó un frío Marzo de 2004, su aventura sigue aún en curso y dentro de poco veremos una nueva entrega donde por fin finalice su marcha por tierras nórdicas. Sin embargo, ¿Qué ha sido de Kratos a lo largo de estos casi 20 años de historia? En nuestra opinión, el personaje ha pasado por una gran cantidad de manos, guionistas y directores, los que han ido cincelando su leyenda poco a poco.

 

El descenso del espartano

Antes de embarcarnos en la narrativa de sus juegos, deberíamos destacar desde ya que God of War es una franquicia exitosa, un icono para PlayStation y Santa Monica Studios y una saga de juegos muy divertida y, normalmente, bien diseñada. No obstante, por debajo de todos estos galardones nosotros creemos que se ha ido cociendo una increíble historia de depresión y crecimiento que se ha desarrollado a fuego muy lento.

God of War 2 es uno de los títulos más aclamados por los jugadores

Aunque es muy probable que ya conozcas a Kratos, pero aun así vamos a darte un poco de contexto de la vida y desarrollo de nuestro dios preferido. Kratos es un personaje ficticio creado por Santa Monica Studios que, aunque tiene una contraparte real en la mitología griega, no tiene nada que ver con nuestro protagonista. Su vida comienza en la dura ciudad-estado de Esparta donde rápidamente tendría que demostrar que era un gran guerrero.

Habiendo perdido a una temprana edad a su hermano Deimos a causa de una fatídica profecía, Kratos viviría siempre con un vacío en su corazón que, sin embargo, pudo llenar al conocer a su esposa Lisandra y engendrar a su hija Calíope. Así, el capitán espartano llegaría a liderar grandes campañas bélicas, pero un fatídico día perecería (o eso creyó él) ante un letal ejército bárbaro.

Grandes personajes de los videojuegos: Geralt de Rivia

Es ahí cuando Kratos cometería el error fatal de pedir ayuda al dios Ares y éste le ofrece un poder sobrehumano a cambio de su alma y su lealtad eterna. Kratos accedería a este “pacto de sangre”, pero tras numerosas victorias, el dios no parecía satisfecho.

Según Ares, el espartano no era lo suficientemente perfecto y tenía un limitante que lastraba su potencial: su familia. Por ello, el señor de la guerra orquestó un plan para que Kratos atacara una pequeña villa y de esta forma asesinaría, sin darse cuenta, a Lisandra y Calíope con sus propias manos, hecho que lamentaría por toda su vida. Como castigo, el oráculo del pueblo superviviente lo condenó a portar por siempre las cenizas de sus difuntos seres queridos en la piel, de ahí su color blanquecino y su apodo de “El Fantasma de Esparta”.

Este anuncio fue publicado en la Super Bowl de 2013 para promocionar God of War Ascension

Esto no sería sino la llama que encendió la mecha tras la cual se desencadenarían todos los sucesos de esta trágica e intensa epopeya que nos llevaría a destronar en primer lugar a Ares y tiempo después a todos los dioses del Monte Olimpo. Pese a ello, ¿Qué es lo que hace grande a God of War?

La ascensión de God of War

Una de las cosas que ha hecho famosa a la saga de Kratos son sus espectaculares y trepidantes secuencias de inicio. Lejos de dejarnos en un pequeño cajón de arena donde nos muestran los controles mientras la historia va creciendo poco a poco, God of War nos ha tenido acostumbrados a grandes batallas catárticas nada más empezar.

Ya sea la Hidra del primer juego, el Coloso de Rodas del segundo o el mismísimo Poseidón en la tercera entrega, los jefes iniciales siempre han sido increíbles y muy satisfactorios de vencer, pese a que sean enemigos realmente sencillos.

La hidra fue la mejor presentación para un título aún desconocido

Por otro lado, algo que siempre ha tenido en muy alto nivel la franquicia es la gran cantidad de combos, ataques, mecánicas y magias que ha ido presentando cada juego. Aunque en algunas ocasiones hayan sido introducidos por motivos narrativos y en otras simplemente por experimentar con otros poderes, lo que sí podemos tener claro es que gracias a Kratos hemos asistido al nacimiento de un gran arsenal. Las Espadas del Caos, La Furia de los Titanes o los Cestus de Nemea no son sino unos ejemplos de aquellas herramientas que hemos podido usar para cercenar vidas de todos los que osaban enfrentarse a nuestro héroe.

Siguiendo esta línea, algo a destacar son los combates contra los jefes finales, ya que muchos de ellos nos llevan a peleas excelentes, además de momentos memorables en la franquicia. La introducción de los “Quicktime Events” fue una mecánica que, sin simplificar el juego, hizo que algunas batallas fuesen mucho más cinemáticas de lo que podía lograr por sí misma la PlayStation 2 en su momento.

Cronos es uno de los enemigos más grandes a los que nos enfrentamos

Por ejemplo, una animación que muchos recordarán es vencer a un cíclope, ya que al ejecutar correctamente la secuencia de botones le extirpábamos el único ojo que tenía. Por otro lado, los jefes finales no se quedan atrás y tenemos recuerdos grabados en fuego en nuestra mente como la batalla contra Ares, aquel momento en el que Zeus nos clava la Hoja del Olimpo o ese instante donde le realizamos una cirugía estética a Hércules o incluso le hacemos la manicura a Cronos.

En conclusión, escenas donde el juego se ha hecho recordar por voluntad propia. Pero algo que queremos destacar por encima de todo esto es la triste historia por la que navega Kratos a lo largo de las distintas entregas.

La leyenda de Kratos

Algo que se ve a simple vista es que God of War es un juego visceral, pero pese a ello la odisea por la que ha pasado Kratos no es algo que debamos ignorar. Con cada entrega, la franquicia se ha ido haciendo más y más consciente de la historia que atesora y pese a presentar combates totalmente brutales, algo que siempre nos han acompañado son los momentos con una gran carga narrativa.

Kratos pondrá al mundo a sus pies a lo largo de su periplo

Ya el primer juego comienza con Kratos lanzándose por un precipicio tras no poder aguantar su depresión y su pesadumbre solo se agrava una vez le traicionan los dioses del Olimpo. Cuando Kratos consigue su venganza final y asesina a Zeus, lo siguiente que hace es buscar la paz eterna al quitarse la vida esparciendo así todo su poder por el mundo.

Grandes personajes de los videojuegos: Spyro

En conclusión, cuando pensamos en esta convulsa historia, lo que nos gusta recordar es la tragedia que sucede entre actos, ya que Kratos, más que un guerrero enfadado e incesante, es un hombre roto y dolido por las pérdidas que nunca pudo superar. Un héroe cuyas decisiones le han pesado incluso después de haber caído en combate varias veces.

Para salvar el mundo, Kratos renuncia a poder volver a ver a su hija en los Campos Elíseos

Como ya hemos comentado, God of War es obra de Santa Monica Studios, pero dentro de esta misma desarrolladora las distintas entregas han sido dirigidas por una buena cantidad de directores. Por esta razón, el enfoque de cada juego es muy distinto, pero pese a ello, nosotros creemos que han conseguido conformar una historia y un mundo memorables, ricos, coherentes y con momentos realmente sobrecogedores.

El futuro está en Yggdrasil

Como ya sabemos, Kratos pudo finalmente pasar página, no sin antes destruir el mundo en el camino y en estos últimos años hemos visto una evolución tanto en el protagonista como en la saga.

En la actualidad, nuestro espartano tiene nuevas responsabilidades y vive en un entorno en el que nadie le conoce. Aquí es donde trata de vivir una vida más tranquila y parece que es algo que ha gustado a la comunidad de jugadores, ya que esta vertiente más narrativa ha sentado un antes y un después en la generación en la que salió.

Tanto Kratos como Atreus han sido muy bien recibidos por la comunidad

God of War (2018) ha sido uno de los grandes títulos de PlayStation 4 y ha recibido una cantidad ingente de premios debido a sus numerosas virtudes. Sus gráficos de gran calidad, su jugabilidad renovada y su historia trepidante e interesante han hecho que el juego haya sido catalogado como una obra maestra por muchas personas. No obstante, nosotros creemos que una de las grandes fortalezas de esta nueva entrega es el habernos mostrado una continuación a la trágica aventura de Kratos desde un punto de vista mucho más maduro.

Con la salida de Cory Barlog del próximo God of War: Ragnarok, no tenemos demasiada idea de qué acontecerá en el futuro de Kratos y Atreus, aunque sabemos que este título será el último de la saga nórdica. Ignoramos si este próximo juego será el fin de la historia del Fantasma de Esparta, pero eso lo conoceremos en los años venideros. Dicho lo cual, si no te has atrevido todavía con la saga, te recomendamos encarecidamente que lo hagas ya que, además de ofrecer unas secuencias de acción espectaculares, cuenta una historia que merece ser degustada por todos los jugadores.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon