Videojuegos con algunos de los plot twists más impactantes de la historia

Repasamos en este reportaje algunos de los plot twist más inesperados e impactantes de la historia de los videojuegos

Repasamos en este reportaje algunos de los plot twist más inesperados e impactantes de la historia de los videojuegos.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Pocos dudan hoy en día del poder narrativo de los videojuegos. Mucho se ha avanzado desde aquellos días pretéritos donde la mayor parte de los títulos tenían un carácter eminentemente arcade y en los cuales la narrativa (si es que la había) tenía un papel testimonial. Durante los últimos años hemos sido testigos de épicas historias contadas desde puntos de vista que jamás nos hubiéramos planteado y tocando temas que hasta el momento parecían tabú.

Dentro de las obras con carácter narrativo nos encontramos con ejemplos típicos donde la historia transcurre sin sobresaltos, siguiendo un camino prestablecido y más o menos predecible desde su principio hasta su final. Pero, de vez en cuando, nos encontramos con juegos que son capaces de trastocar por completo nuestras expectativas gracias a la presencia de giros de guion (o plot twist, si queremos usar su término anglosajón).

En este artículo especial en el que ha colaborado gran parte de la redacción de Guardado Rápido recopilamos algunos de esos plot twist que se han quedado grabados a fuego en nuestra cabeza. Por supuesto, es una pequeña muestra y seguro que nos hemos dejado algún juego en el tintero; quién sabe si volveremos a este concepto en un futuro próximo. Pero ahora os dejamos con estos ejemplos, que hemos ordenado alfabéticamente para evitar cualquier tipo de comparativa, siempre injusta, respecto al nivel de sorpresa que supusieron.

Arkham Knight (Fran Pérez)

Batman: Arkham Knight supuso el final de la trilogía creada por Rocksteady Studios; bueno, cuatro títulos si contamos ese Batman: Arkham Origins que desarrolló Warner Bros Games Montreal. En este juego nos enfrentamos a la amenaza de un inminente envenenamiento multitudinario que afectará a toda la ciudad de Gotham. En concreto, hablamos del gas del miedo el cual está a punto de ser liberado por parte del Espantapájaros, uno de los villanos principales de la trama.

Eso sí, no creáis que éste va a ser el único antagonista: nos enfrentaremos a varios enemigos a lo largo de la aventura entre los cuales destaca uno especialmente, el Caballero de Arkham, principal aliado del Espantapájaros.

Y en este personaje es donde reside el plot twist de este juego. Para los que ya lo hayan jugado sabrán de lo que os hablo, de hecho, no hace falta ni llegar a ese momento del título: si eres fan de los cómics empezarás a olerte muy pronto por dónde van a ir los tiros con el Caballero de Arkham. Quizás este giro argumental por sí solo es bastante flojo, pero creo que tiene un merecido puesto en esta lista, debido al cambio que aplicaron en la obra respecto a los cómics, apostando por una nueva identidad para alguien no tan nuevo.

Bioshock (Patricia Gracia)

Como cabía esperar, Bioshock (Irrational Games, 2007) tenía que estar en la lista. Este juego es en sí mismo, sin entrar en spoilers, una gran caja de sorpresas que supuso en su momento toda una revolución gracias a sus mecánicas, su construcción del mundo, su narrativa y guion.

La historia de Bioshock nos lleva de la mano del protagonista, que, como nosotros, no sabrá nada de ese nuevo y extraño lugar en el que se ha adentrado. Así que los giros de guion que se dan a lo largo de la historia, especialmente al final, nos sorprenderán tanto a nosotros como al protagonista.

Su hueco en este top se lo gana especialmente por esa escena final con Andrew Ryan, en la cual se hacen una serie de confesiones que condicionan de manera total la historia. Es más, cualquiera que haya jugado estará de acuerdo conmigo que revisitarlo por una segunda vez desvela muchísimos detalles que son casi imposibles de descifrar o, simplemente, notar, en la primera partida.

Deadly Premonition (Jorge Bernal)

Hay títulos que quizá no estén todo lo depurados que debieran pero que esconden un tesoro en su trasfondo o narrativa que hacen que sigas jugándolos, haciendo que perdonemos todas las carencias en pos de vivir la experiencia. Dentro de estos juegos especiales está sin duda la saga Deadly Premonition, protagonizada por el agente Francis York Morgan y que, en su primera entrega, nos lleva al pueblo de Greenvale para investigar la muerte de Anna Graham.

Análisis de Deadly Premonition 2

Como toda buena novela de misterio, lo que parece un caso rutinario se acabará convirtiendo en una auténtica montaña rusa emocional donde los giros de guion suceden en cualquier momento, dejándote con una expresión de sorpresa cuando te enfrentas a algo que no veías venir. Amigos que no lo son tanto, personas que no son lo que parecen y enemigos inesperados ocultos tras una gabardina roja, Deadly Premonition es un juego que te enseña a no dar nada por sentado y que te invita a dejarte llevar en este carrusel fatal de emociones donde hay muchas vidas en juego.

Death Stranding (Curro Corral)

Ya sabemos que Hideo Kojima es un maestro en lo que a giros de guion se refiere (seguro que no es la única vez que sale en este ránking) pero considero que dio un paso más en este sentido con Death Stranding. Al diseñar para este juego este nuevo y deprimentemente bello mundo desde cero, el creador nipón tuvo la oportunidad no sólo de sorprendernos con el avance de la trama, que lo hace y varias veces, sino de trufar cada paso que damos en este nuevo universo de sorpresas.

Tal vez no puedan ser consideradas plot twists per se, pero adentrarse en una Norteamérica absolutamente desconocida y post-apocalíptica en la que, aparentemente, nada tiene sentido, e ir descubriendo cómo está construido este mundo de ciencia ficción y averiguar más de la catástrofe cuyo resultado fue el yermo en el que nos encontramos supone una experiencia única e irrepetible.

death stranding
Death Stranding es uno de esos juegos con plot twist que siempre recordaremos

Mi recomendación es que, si la premisa te atrae mínimamente, no dudes, al menos, en darle una oportunidad a este juego que, si bien no será apreciada por todo el mundo, supone un oasis de originalidad y belleza dentro de una industria llena de clones y productos sin alma.

Dishonored (Carlos Hernández)

No sé si el plot twist que contiene la trama de Dishonored me sorprendió porque era muy bueno, porque no me lo esperaba o simplemente porque me gustó tanto que si su final hubiera sido que todo era un sueño de Antonio Resines me habría entusiasmado de igual modo. Aun así, el giro que hay a mitad de camino me sorprendió simplemente por la ruptura del maniqueísmo habitual del medio, donde el bando rojo siempre es el malo y el azul el bueno.

Dishonored es un juego que se mueve mucho por bajos fondos llenos de ladrones, drogadictos y ratas (en todos los sentidos), pero si algo nos ha enseñado Juego de Tronos, y que la ciudad de Dunwall copia a la perfección, es que en las cortes más altas es donde las sonrisas y las puñaladas por la espalda se dan la mano.

En Dishonored eres un depredador en busca de venganza, te culpan de crímenes que no has cometido y gozarás de la ayuda de energías oscuras durante el camino, pero, a veces, es importante saber reflexionar y dejar de actuar como un perro rabioso que ataca con todas sus fuerzas sin tener muy claro el por qué.

Final Fantasy VII Remake (Gabriel Melis)

Queda lejos ya aquel E3 del 2015 en el cual Square Enix anunció por sorpresa el ansiado remake de una leyenda de la talla de Final Fantasy VII: por fin parecía que el sueño perseguido por los fieles de la franquicia se hacía realidad. Sobre el papel, en este juego volveríamos a vivir plano por plano cada uno de esos momentos que atesorábamos en nuestra memoria y de los cuales conocíamos de antemano el inicio, el nudo y el desenlace, pero representados esta vez con una calidad gráfica que la grandeza de esta epopeya merecía.

Cinco años después de aquel anuncio, por fin llegó el momento de revivir las aventuras de Cloud y sus amigos. Pero ya desde los primeros compases del juego pudimos comprobar que algo había cambiado, algunos sucesos se estaban viendo alterados gracias a una presencia que nos acompañaría hasta los últimos compases de este título. Nuestros héroes (o su creador) rompieron las cadenas del destino, mostrando que nada estaba escrito en piedra y que cualquier cosa podría ocurrir en futuras entregas.

Videoanálisis de Final Fantasy VII Remake

Una decisión que, sin duda, fue capaz de dividir a la comunidad pero que un servidor personalmente sigue aplaudiendo con las orejas por la apuesta arriesgada realizada por Square Enix sobre un icono de los videojuegos como era la séptima entrega de Final Fantasy. Porque sí, ahora podemos decir que no estábamos frente a un remake típico sino ante una expansión sin precedentes de este universo.

Final Fantasy X (Julio Martínez)

Han sido muchos los juegos que han pasado por mis manos a lo largo de mi vida como gamer: un sinfín de historias vividas y de universos visitados de los que guardo una enorme cantidad de recuerdos. Sin embargo, si hay uno que me marcó especialmente, un mundo que me cautivó por completo hasta el punto de tener la necesidad de revisitarlo cada cierto tiempo para recordar las sensaciones que me produjo el primer día, es sin duda alguna Spira. Me estoy refiriendo, como no podía ser de otro modo, a Final Fantasy X.

Si bien este título fue señalado en su día como unos de los Final Fantasy más lineales, no concibo un ranking de los mejores videojuegos con plot twist en el que no aparezca, ya que nunca olvidaré ese momento en el que, reunidos en esa última hoguera antes de la última batalla Tidus, Yuna, Lulu, Wakka, Kimahri, Rikku y Auron, de repente, todo lo que creía saber, aquello que creía tener más que atado se desvanece.

En ese momento se deja de lado la historia del camino del héroe que lucha por volver a su hogar para convertirse en algo mucho más profundo y enrevesado, que a mí me dejó perplejo y me hizo vivir cada segundo de su traca final con los vellos de punta y el corazón en vilo.

No me extenderé más, pues no quiero hacer spoilers, prefiero dejar que experimentéis de primera mano, si es que no lo habéis hecho ya, todas y cada una de las virtudes y los detalles que hacen de este juego mi juego favorito y que, sin duda alguna, tuvo muchísimo que ver con el tipo de jugador que soy hoy.

Gears of War 3 (Daniel Rodelgo)

Poco se puede decir de este gran juego que no sepáis ya, pero cuando surgió esta idea de recopilar nuestros plot twists favoritos, lo primero que me pasó por la mente fueron los momentos tan memorables que presencié gracias a él y esos recuerdos tan bonitos que atesoré jugando con mi sobrino y mis amigos. Hoy en día es de los juegos que más recuerdo y del cual tengo grabado a fuego en la memoria cada secuencia, cada localización, la Imulsión, cada personaje del escuadrón Delta que me hizo amar y conocer con más profundidad, no solo a la saga Gears, sino a todos los videojuegos en general. Gears of War 3 fue una elección fácil por todas estas vivencias.

Pasan los años y, sinceramente, cuando juegas entre 40 y  50 videojuegos al año te quedas con sensaciones aisladas que te provocan o con algún momento en concreto de algunos de ellos, por lo menos en mi caso, pero no es lo que me supuso este título. Gears of War 3 es de esas obras que estarán eternamente conmigo y al que siempre volveré, quizás por una época dulce que viví con la Xbox 360 o por esas largas noches de partidas con mis mejores amigos, pero también sin duda por esos plot twist que me pusieron los pelos de punta y me hicieron derramar alguna lagrimita.

Heavy Rain (Alejandro Blanco)

Heavy Rain llegó en exclusiva a PS3 en 2010 para cambiar la manera con la que muchos veían los videojuegos. No solo porque incluyera la opción de usar los PlayStation Move en su control, sino porque este título elevaba a otra categoría el género de aventura interactiva.

Desarrollado por Quantic Dream, este thriller psicológico, que nos mantuvo en vilo durante sus 8 horas, nos presentaba a un asesino metódico e implacable cuyas víctimas eran niños entre 9 y 13 años a los cuales raptaba sin dejar pistas, para luego hacerles reaparecer sin vida con una figura de origami en sus manos, una orquídea en el pecho y la cara cubierta de barro: todas ellas morían ahogadas bajo el agua de la lluvia.

En el título podíamos controlar 4 personajes, aunque solo 3 de ellos eran principales, y es aquí donde está el plot twist. Sin hacer spoiler (aunque sea un juego de 2010) uno de ellos era el asesino/a, y además era uno sobre el cual probablemente nadie sospechara. En una primera instancia, cuando lo descubres y te estalla la cabeza, te dices a ti mismo que es imposible y que seguro que hay agujeros de guion por todos lados, pero el bueno de Davig Cage en esta ocasión no dejó ninguna pieza del puzle sin encajar. Y, por cierto, si no lo habéis jugado aún, lanzaros a por él ya que el juego está disponible en PC desde junio de 2019.

Mass Effect (Fran Pintor)

Cuando hablamos de giros argumentales que dejaron huella en los videojuegos, es inevitable mencionar a Mass Effect. La gran ópera espacial de Bioware supuso un referente a la altura de Star Wars en cuanto a la creación un universo repleto de cultura extraterrestre. La trilogía protagonizada por el comandante Shepard estaba, a cada paso del camino, tan salpicada de todo tipo de plot twists que resulta difícil quedarse con uno en concreto.

mass effect
La trilogía Mass Effect volverá completamente remasterizada a lo largo de 2021

En este caso, uno de esos giros que te dan ganas de dejar el mando y rendirte ante la creatividad del gran Drew Karpyshyn, aparece más o menos en mitad del primer juego. Resultó bastante impactante, tras algunas traiciones y persecuciones por la galaxia, descubrir el secreto que se escondía tras la nave Sovereign: una ancestral e implacable amenaza cósmica, que de algún modo afectaba a todas las criaturas sensibles de la galaxia.

Supuso una manera brillante de hacer sentir al jugador completamente insignificante ante tan inmenso desafío. Ese momento marcaba realmente el verdadero punto de inicio de esta trilogía, convirtiendo su desarrollo argumental en una angustiosa carrera por evitar lo inevitable y que marcaría todas las acciones de Shepard en las siguientes entregas con una vívida sensación de desesperación. Mass Effect demostraba que la indiferencia fría y calculadora, da más miedo que el mal en estado puro.

Metal Gear Solid 2 (Ignasi Perales)

Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty es un plot twist desde su propia concepción. Es un juego que trastea con los cimientos estructurales de los juegos de acción de principio de siglo, rompiendo con toda regla establecida en las obras coetáneas al ahondar en su historia, haciendo prevalecer el sentido narrativo por encima de la jugabilidad. Su trama argumental, por otra parte, transgredió gracias a un discurso crítico al Mass Media y el uso de la información a favor de las fuerzas gubernamentales.

Desde su anuncio en el E3 del año 2000, se mostró una verdad ficticia y camuflada, asumida por todos los medios y que, a modo metafórico, sirvió de base al desarrollo de la obra de Konami y el equipo dirigido por Hideo Kojima. Esta realidad se fusiona conceptualmente con las fases finales del propio videojuego, dándonos a entender, en una de sus numerosas lecturas, que somos víctimas y verdugos cómplices del propio sistema. Desde los primeros compases hasta la última línea de diálogo, todo forma parte de un gigantesco giro inesperado.

Metal Gear Solid V: The Phantom Pain (Bentejui Moreno)

Aunque no he llegado hasta su final, considero que Metal Gear Solid V debe aparecer en esta lista por varios factores. En primer lugar, por su reiteración. Al enfrentarse a este título, muchos amantes de la saga aún tenían fresca en su memoria la “jugarreta” que había hecho Kojima con el personaje de Raiden en la segunda entrega de la saga, y éste, lejos de retractarse, volvió a “trollearnos” con una sorpresa tan inesperada como la del título de PS2 y que, al igual que ésta, nadie vio venir.

Sin embargo, mientras que en Metal Gear Solid 2 se trata de un simple truco de prestidigitador, en The Phantom Pain forma parte integral del desarrollo del argumento, el cual cuenta con sutiles pistas que nos permiten anticiparnos a dicho giro, aunque, sorprendentemente, podemos acabar el título sin haberlo descubierto.

En segundo lugar, esta entrega cambia en cierto sentido el propio mensaje de la saga. En el Metal Gear Solid original de PSX se nos había vendido que las características que convertían a una persona en un gran soldado venían “codificadas” en su ADN, mientras que en The Phantom Pain este hecho cambia de modo que cualquiera puede ser un héroe, dando un mensaje más inclusivo y esperanzador.

Finalmente, The Phantom Pain supone una reinterpretación de la historia, no solo de esa entrega sino de toda la saga en general, y que en 2015 este título sea capaz de cambiar la lectura de uno publicado en 1987 dice poco de la claridad de ideas del autor. pues algo de valor añadido. Además, supone un ejercicio de “anti fan-service”, tal vez solo comparable al de The Last of Us 2. Los jugadores creían, antes de catarlo, que The Phantom Pain sería el eslabón perdido entre la historia de Big Boss y la de Solid Snake. Esto hubiera sido lo óptimo, pero lo que Kojima programó…fue otra cosa.

Night in the Woods (Carlos Boher)

Detrás de su aspecto colorista y su sentido del humor, Night in the Woods nos presenta una historia madura con cuyos personajes muchos jóvenes (y no tantp) se verán identificados. El juego sigue la historia de Mae Borowski, una gata antropomórfica de unos veinte años que acaba de abandonar la universidad y regresa a casa de sus padres en la vieja ciudad de Possum Spring. En ese momento, Mae vuelve de nuevo al seno materno, a una rutina en la que se siente aparentemente segura.

Allí se reencuentra con sus amigos, que intentan sobrevivir como pueden el día a día y los cuales han tenido que renunciar a sus sueños de infancia. No debido a que no se hayan esforzado, sino porque diversas circunstancias de sus vidas los han llevado a este punto. Muchos de ellos están atrapados en trabajos aburridos y no tienen tanto tiempo para vivir aventuras como en su adolescencia.

La sorpresa vendrá cuando descubramos cuál es el secreto que se oculta en Possum Spring y el motivo por el que Mae abandona de repente la universidad. Y veremos que la vida adulta no era tan bonita como nos lo habían contado, ni tampoco era lo que nosotros imaginamos cuando éramos pequeños.

Red Dead Redemption 2 (Andrés Calderón)

Red Dead Redemption es el sueño de todo niño criado con las películas western de los 90. Incluso si no es tu caso, hay que reconocer que Rockstar elevó al máximo exponente el storytelling gracias a Red Dead Redemption 2 y su desgarradora historia de los últimos años de la vida nómada sin ley. Toda la experiencia está centrada en un personaje principal que lo eclipsa todo como es Arthur Morgan, que se encuentra rodeado de un gran elenco de actores secundarios que acabarás considerando como tus hermanos y hermanas, lo cual hace más duro aún cada una de las decisiones a tomar.

Red Dead Redemption 2 incluye un modo online que le está dando una vida infinita al juego

El argumento de Red Dead Redemption 2 no se cansa de apuñalarte por la espalda en cuanto puede, incluso dándote la oportunidad de tomar ciertas decisiones que influyen claramente en el camino de Arthur, eso sí, haciéndote consciente de que hay ciertas marcas del destino que nadie puede evitar. Todo  ello lo hacen para mi uno de los juegos más emotivos que he jugado, cuya historia te absorbe de inicio a fin, hasta el punto de obligarte a rejugarlo si de verdad te has sentido completamente inmerso durante el primer trayecto.

Spec Ops the Line (Pau Peyró)

Si eres aficionado al género bélico, conocerás de sobra lo que es el desorden por estrés postraumático generado por los efectos y el impacto de la guerra sobre nuestra capacidad psicológica. En Spec Ops: The Line se dan una serie de acontecimientos que, aunque parecen muy genéricos al principio del juego, se van desarrollando de una forma adulta y desagradable hasta llegar a un final con un giro de guion poco antes visto en ese tipo de propuestas.

El pequeño Walker nos sorprende y hará que nos replanteemos todo lo que hemos ido haciendo en el juego, haciéndonos sentir unos héroes a lo largo de las duras y arenosas calles de Dubái para luego lanzar justo en el desenlace de la trama una pregunta al aire que hará replantearnos si de verdad somos héroes o villanos. El destino de Walker y el equipo Delta está en tus manos. Bienvenidos a Dubái.

The Division 2: Warlords of New York (Jose Alberto Martín Arrabal)

He decidido elegir el plot twist que sucede en The Division 2: Warlords of New York por la relevancia que tiene para el usuario que sigue la historia de la saga. Se trata de un golpe de timón que llega tras la resolución de ciertas cuentas que llevaban pendientes desde The Division (2016). Si bien la conclusión de estas puede dejar fríos a algunos jugadores, lo que ocurre después no deja indiferente a nadie.

Sin entrar en spoilers, los planes de The Division rara vez salen como se idearon. Nueva York demostró y ha demostrado ser una ciudad más implacable que Washington D.C. Durante nuestra ausencia en la gran manzana han pasado muchas cosas y es posible que nos falte aún bastante por saber para comprender por qué ha terminado todo así.

El plot twist del que hablo ocurrió al final del DLC «Warlords of New York» de The Division 2 y es posible que todo (o al menos algo) quede explicado al finalizar la actual Cacería, un evento  del juego que nos permite cazar células de agentes renegados.

The Last of Us Parte II (Carlos Gallego)

The Last of Us es una saga controvertida. A lo largo de sus dos entregas hemos descubierto que no siempre las cosas son lo que parecen y que los grises inundan la pantalla cuando se trata de encontrar al culpable de la situación. Aquí no hay ni héroes ni villanos, solo sus circunstancias. Ese pareció ser uno de los mensajes que quiso enviar la primera entrega.

Traigo su final a este artículo porque, si bien no tiene que ser considerado necesariamente como un giro de guion estrictamente, sí que es el momento de inflexión definitiva para el jugador. Es en ese instante del juego cuando nos damos de que Joel no es un héroe, pero tampoco un villano, o sí. Esto último es algo que debe de decidir el jugador en base a sus valores morales porque, ¿Qué harías tu estando en su situación?

Análisis de The Last of Us Parte II

Muchos son los que aseguran que probablemente harían lo mismo y otros, mirándote fijamente de la misma forma que lo hace Joel para mentirle a Ellie a la cara, te comentan que hubieran puesto, por delante de todo, el bien de la humanidad.

Con este último ejemplo perteneciente a uno de los juegos más laureados de la historia despedimos este reportaje. Seguro que a más de uno se os ha dibujado una sonrisilla (o una mueca de cabreo, según el caso) al recordar estos plot twist que, de una manera u otra, han marcado un estilo en cuanto a lo que narrativa se refiere. Esperamos que haya sido de vuestro agrado y, quién sabe, puede que en un giro de guion inesperado volvamos a leernos pronto.

Suscríbete a nuestro Podcast