Green Hell nos hace sobrevivir en VR en este gameplay

Green Hell VR: Quest Edition es un juego increíblemente inmersivo y exigente, cargado de mecánicas que se ajustan a la realidad virtual.

Los juegos de supervivencia son un concepto peliagudo en realidad virtual. La razón de esto es simple: incluso jugando en un ordenador o consola de la forma clásica, muchos de los juegos de este género funcionan (por diseño) a base de acciones y mecánicas repetitivas, que el propio juego suele facilitar mediante la automatización de pasos intermedios. No es lo mismo estar sentado de forma cómoda jugando a minecraft, por ejemplo, y pulsando el ratón miles de veces mientras estamos sentados picando minerales, que dar literalmente miles de golpes con la mano en la que llevamos nuestro pico virtual.

Con una duración de unas 10 horas, una narrativa interesante, y su increíble inmersión, Green Hell va a convertirse probablemente en el mejor juego de supervivencia nativo para Quest. Eso no quita que estemos muy interesados en probar su versión para PC VR y volver a la jungla con mejores gráficos y, esperemos, escenarios más grandes. Llevar un juego como este de forma nativa a Quest es un logro en sí mismo y no podemos dejar de recomendarlo.