Halo Infinite pudo llegarnos a trozos

El desarrollador de Halo Infinite insiste en que las críticas gráficas no caen en oídos sordos
Halo Infinite es la próxima gran apuesta triple A de Xbox.

Sorprendidos aún tras la noticia del retraso de Halo Infinite hasta el año que viene, nuevas informaciones sugieren que podríamos haber tenido un juego lanzado a cachos

Esta semana hemos recibido con pesar la noticia del retraso del lanzamiento de Halo Infinite hasta una fecha indeterminada de 2021. Sí que es cierto que la presentación en el último Xbox Games Showcase dejó descontento a más de uno, mostrándose un juego que estaba un poco ‘verde’ pero nada hacía presagiar un retraso del título que se supone bandera de la nueva generación de consolas de Microsoft. Pero, el retraso parece que no fue la única opción que se consideró.

En una reciente entrevista con el show llamado Gary Whitta’s Animal Talking, Phil Spencer reconoció que esta noticia realmente es un jarro de agua fría para los seguidores de la saga. De hecho, sus planes siempre habían incluido un lanzamiento de Xbox Series X de la mano de Halo Infinite.

Para intentar salvar un poco las naves, se llegó a considerar incluso el dividir el juego en diversas partes (no tanto en cuanto a historia sino más bien respecto a modos de juego) y hacer un lanzamiento escalonado en el tiempo de Halo Infinite. Tras unas, según Phil Spencer, 24 horas muy intensas de debate, se decidió no cercenar el título y lanzarlo de manera completa cuando esté listo del todo.

Según Phil Spencer, lanzar el juego de manera troceada no es lo que merecen los fans de la saga Halo y recalca que la decisión tomada es la mejor para el futuro de la saga, de la marca Xbox y de sus consumidores. Eso sí, rápidamente volvió a reafirmar que el lanzamiento de Xbox Series X se sigue manteniendo para Noviembre (eso sí, seguimos sin saber ni fecha ni precio).

Os recordamos que, cuando se lance Halo Infinite, tendrá un modo multijugador free-to-play que correrá a 120 fps en la nueva consola de Microsoft. El título se lanzará para Xbox One, Xbox Series X y PC y será parte del Game Pass desde el día de su lanzamiento.